El linfedema. Trabajo monográfico

17 abril 2024

 

AUTORES

  1. Purificación Marcén Marcén. Diplomada en Terapia Ocupacional.
  2. Alba Hernández Navarro. Graduada en Enfermería.
  3. Lorena Tamparillas Serrano. Diplomada en Enfermería.
  4. Susana Malo Gracia. Diplomada en Terapia ocupacional.
  5. Elena Sarasa Lerí. Diplomada en Enfermería. Enfermera en Consultas Externas de Oftalmología del Hospital Universitario Miguel Servet. Zaragoza, España.
  6. María Carmen Yoldi Bermejo. Diplomada en Enfermería. Enfermera en la Planta de Oncopediatría del Hospital Universitario Miguel Servet. Zaragoza, España.

 

RESUMEN

El linfedema es una patología que se caracteriza por la acumulación de líquido linfático en determinadas zonas del cuerpo, generalmente las extremidades, provocando hinchazón, aumento de tamaño en esas zonas y una serie de síntomas, muy incómodos para los que lo padecen. Se produce por una afectación de los vasos y ganglios linfáticos, secundaria a intervenciones o tratamientos, como la radioterapia, que provocan un fracaso del funcionamiento del sistema linfático, imposibilitando drenar la linfa de manera eficaz.

El diagnóstico es fundamentalmente clínico y el tratamiento está enfocado, a reducir la inflamación, aliviar los síntomas y evitar la aparición de complicaciones, puesto que no tiene cura.

PALABRAS CLAVE

Tratamiento, drenaje linfático manual, linfedema.

ABSTRACT

Lymphedema is a pathology characterized by the accumulation of lymphatic fluid in certain areas of the body, usually the extremities, causing swelling, enlargement in these areas and a series of very uncomfortable symptoms for those who suffer from it. It is produced by an affectation of the lymphatic vessels and lymph nodes secondary to interventions or treatments, such as radiotherapy, which cause a failure of the functioning of the lymphatic system, making it impossible to drain the lymph effectively.

The diagnosis is fundamentally clinical, and the treatment is focused on reducing inflammation, relieving symptoms and avoiding the appearance of complications since there is no cure.

KEY WORDS

Treatment, manual lymphatic drainage, lymphedema.

DESARROLLO DEL TEMA

El linfedema es una patología que aparece cuando el sistema linfático es incapaz de drenar la linfa y se queda estancado en una determinada zona del cuerpo, provocando una inflamación, por acumulación1 de líquido, en los tejidos blandos en de esa zona, viéndose afectadas principalmente las extremidades, aunque puede aparecer en otras partes del cuerpo como abdomen, cara, cuello o genitales.

CAUSAS DEL LINFEDEMA:

En función de las causas que lo originan existen dos tipos1,2 de linfedema:

  • Primario: aparece cuando el sistema linfático está alterado o es disfuncionante debido a anomalías congénitas.
  • Secundario: aparece en pacientes que han padecido procesos tumorales, infecciosos o han recibido tratamientos, como la cirugía o la radioterapia y como consecuencia de ello, se produce la interrupción, compresión o daño de los vasos linfáticos, afectándose así, la circulación de la linfa a través de los ganglios. Puede aparecer de manera inmediata, pero lo más común, es que vaya apareciendo de manera paulatina a lo largo de varios meses.

 

FACTORES DE RIESGO:

El riesgo de padecerlo aumenta, si se han extraído ganglios linfáticos en axila, cuello, ingles o pelvis y aumenta más todavía, cuanto mayor es el número de ganglios extirpados.

La edad avanzada, la artritis reumatoide, la obesidad y el exceso de peso, junto con una cicatrización lenta de la piel tras una cirugía, también contribuiría a un mayor riesgo de padecerlo, así como la presencia de algún tumor, que bloquee los conductos linfáticos o los ganglios de las zonas anteriormente descritas.

 

COMPLICACIONES:

El linfedema puede conllevar una serie de complicaciones, por lo que diagnosticar de manera precoz es esencial. Destacan entre otras:

  • Celulitis: Es una infección de los tejidos que están justo debajo de la piel y que provoca enrojecimiento, irritación, aumento de la temperatura y agrietamiento de la piel y debe ser tratada de manera inmediata con antibióticos.
  • Septicemia: Puede aparecer como consecuencia de una celulitis no tratada.
  • Drenaje de líquido linfático a través de la piel: que se produce cuando la inflamación es grave; aparecen ampollas y pequeñas roturas que hacen que supure líquido al exterior.
  • Cambios en la piel permanentes, en las personas en las que la afección es grave, adquiriendo el aspecto de la piel de un elefante, engrosada, endurecida y cuarteada.

 

PREVENCIÓN:

La prevención del linfedema es muy importante y debe iniciarse seguidamente tras la cirugía o la radioterapia; requiere una serie de cuidados diarios, que incluirán, ejercicios respiratorios y de movilidad de extremidades superiores o inferiores, en función de la localización de la zona afectada. Existen además una serie de recomendaciones generales, que hay que tener muy en cuenta, ya que ayudan a retrasar3 o a controlar la aparición del linfedema, entre las que destacan las siguientes:

  • Evitar cualquier tipo de pinchazo o inyección en la zona afectada.
  • Evitar arañazos, mordeduras y picaduras de animales.
  • Evitar la exposición al exceso de calor en saunas, agua muy caliente, etc.
  • Evitar la depilación con cera caliente o cuchillas, usar siempre maquinilla eléctrica.
  • Evitar llevar peso con ese lado, ni colocar el bolso en el lado afecto.
  • Evitar tomar la tensión arterial y pinchar en los dedos de esa mano, en caso de ser diabético.
  • Evitar llevar joyas y ropa muy ajustada en la extremidad afecta.
  • Evitar permanecer mucho tiempo de pie o sin mover los brazos.
  • Utilizar lima y cortauñas, en vez de tijeras, para cortar las uñas y evitar cortar las cutículas y usar uñas postizas.
  • Usar jabón con pH neutro para limpiar la piel, secarla muy bien e hidratarla con crema que no lleva alcohol ni perfumes.
  • Se aconseja realizar ejercicio físico de manera regular.
  • Llevar una dieta baja en grasas, con poca sal y rica en frutas y verduras.
  • En caso de hacerse una herida, lavarla con agua y jabón y desinfectarla rápidamente.
  • Usar dedal al coser y guantes cuando use algún instrumento cortante, como tijera o cuchillos.
  • Es recomendable descansar con las piernas ligeramente elevadas y en el caso de la extremidad superior, reposarla encima de un cojín y que permanezca ligeramente en declive.

 

SÍNTOMAS:

Los principales síntomas1,2 del linfedema son los siguientes:

  • Inflamación de uno o ambos brazos, piernas, hombros, senos o pecho.
  • Edema blando y depresible al tacto.
  • Piel enrojecida, endurecida, tensionada, engrosada, en ocasiones agrietada y caliente.
  • Dolor, rigidez, pesadez y sensación de hormigueo en la zona afectada.
  • Amplitud articular disminuida en las zonas próximas al área afectada.
  • La ropa y los accesorios como las joyas quedan más apretadas.
  • Infecciones recurrentes y ocasionalmente fiebre, ya que, al disminuir la capacidad de eliminar linfa, el riesgo de infección aumenta.
  • Desaparición de relieves óseos y de venas.

 

DIAGNÓSTICO:

El diagnóstico del linfedema es fundamentalmente clínico; hay que tener en cuenta en primer lugar, los antecedentes médicos del paciente, si ha padecido cáncer, si se ha sometido a radioterapia y la sintomatología que refiere. Tras esto se realiza una exploración visual generalizada del paciente y cuando la asimetría entre dos zonas es evidente, se mide y se compara con la otra extremidad. Cuando la diferencia es superior a 2 cm se considera que hay linfedema.

Se distinguen cuatro etapas o estadios4, en función de los cambios fibróticos del tejido y su respuesta a la elevación de la extremidad (clasificación de la International Society of Lumphalogy).

  • Etapa 0: Ausencia de inflamación, pero el paciente refiere una leve sensación de pesadez en esa parte del cuerpo y la piel se encuentra discretamente tensionada.
  • Etapa1: La zona afectada está inflamada, y esa inflamación se refleja con rigidez y aumento de tamaño de la zona y mejora al elevar las extremidades; la presión sobre la piel deja fóvea.
  • Etapa 2: Inflamación moderada que ya no mejora con la elevación de las extremidades, puede aparecer fibrosis, la extremidad está dura y tumefacta y al ejercer presión no hay fóvea.
  • Etapa 3: Nivel de inflamación severo que hace, que en ocasiones sea imposible mover la extremidad, sin hacer un esfuerzo adicional; suele darse con poca frecuencia.

 

Las etapas 0 y 1 son a menudo reversibles, mientras que las 2 y 3 no suelen responder bien al tratamiento, por lo que hay que intentar detectarlo cuanto antes.

Existen además otras pruebas que pueden resultar útiles, como la linfogammagrafía o linfoscintigrafía5 (inyección de tinte radiactivo) para ver si los vasos linfáticos están obstruidos, así como la resonancia magnética, la ecografía o el TAC de la zona inflamada, que también podrían reflejar esa obstrucción.

TRATAMIENTO:

Actualmente el linfedema no tiene cura y el objetivo del tratamiento, es disminuir la hinchazón de la extremidad o zona corporal afectada, aliviar los síntomas que presente el paciente y evitar la aparición de complicaciones.

Entre las distintas alternativas para su tratamiento, destacan las siguientes:

  • Drenaje linfático manual6: se trata de una técnica de masaje específica, en la que se realizan unas maniobras suaves de presión, en un sentido determinado, para favorecer el drenaje de líquido acumulado en las extremidades hacia los ganglios linfáticos y de ahí a la circulación linfática. Es una técnica muy efectiva y debe ser realizada por fisioterapeutas. El objetivo es la reabsorción del linfedema, permitiendo el vaciamiento del mismo, de la zona proximal a distal y la activación de la circulación linfática superficial.
  • Media o prenda de compresión: que favorece el drenaje del líquido linfático y que debe colocarse, inmediatamente después de la realización del drenaje linfático manual; deben ser de la medida correcta, según el grado de inflamación y tamaño de la extremidad, para garantizar una compresión adecuada, en la que el gradiente de presión sea descendente de distal a proximal.
  • Ejercicio activo: ejercicios que provoquen una contracción suave de la musculatura, encaminados a favorecer el drenaje del líquido y disminuir así la inflamación.
  • Presoterapia: pretende evacuar la fracción líquida del linfedema, mediante una compresión neumática secuencial, ejerciendo presión7 intermitente sobre la extremidad afectada.

 

Existen además tratamientos quirúrgicos para los casos más graves que incluyen:

  • Trasplante de ganglios linfáticos: se realiza cuando se prevé que va a aparecer, para evitar su aparición.
  • Bypass linfaticovenular: que consiste en generar nuevas vías de secreción, reconduciendo la circulación del líquido linfático, de manera que drenan en venas del sistema circulatorio no obstruidas.
  • Extirpación del tejido fibroso mediante liposucción en casos de linfedema grave.

 

CONCLUSIONES

El linfedema se produce por una acumulación de líquido excesivo, debido a que el sistema linfático es incapaz de transportar y depurar la linfa, provocando un aumento de volumen, generalmente en brazos o piernas, aunque puede ocurrir en otras zonas del cuerpo.

Normalmente, aparece en pacientes que han recibido tratamiento para el cáncer (radioterápico o quirúrgico) pero existen otras causas que también podrían desencadenarlo.

El linfedema no tiene cura, de ahí la importancia de conocer y detectar los primeros síntomas, para poder iniciar un tratamiento precoz lo antes posible y minimizar el impacto negativo en la calidad de vida en los pacientes que lo sufren.

 

BIBLIOGRAFÍA

  1. ¿Qué es el linfedema? [Internet]. Cancer.org. [citado el 1 de marzo de 2024]. Disponible en: https://www.cancer.org/es/tratamiento/tratamientos-y-efectos-secundarios/efectos-secundarios-fisicos/linfedema/que-es-linfedema.html
  2. https://cinfasalud.cinfa.com/p/linfedema/
  3. Pereira C. Nicolás, Pons P. Gemma, Masià A. Jaume. Linfedema asociado al cáncer de mama: factores de riesgo, diagnóstico y tratamiento quirúrgico. Rev. cir.  [Internet]. 2019 [citado el 1 de marzo de 2024]; 71(1): 79-87. Disponible en: http://www.scielo.cl/scielo.php?script=sci_arttext&pid=S2452-45492019000100079&lng=es.  http://dx.doi.org/10.4067/S2452-45492019000100079.
  4. Estadios del linfedema [Internet]. Breastcancer.org.2017[citado el 1 de marzo de 2024]. Disponible en: https://www.breastcancer.org/es/tratamiento/linfedema/como/estadios
  5. Pereira C. Nicolás, Koshima Isao. Linfedema: actualización en el diagnóstico y tratamiento quirúrgico. Rev Chil Cir [Internet]. 2018 dic [citado el 1 de marzo de 2024]; 70(6): 589-597. Disponible en: http://www.scielo.cl/scielo.php?script=sci_arttext&pid=S0718-40262018000600589&lng=es.  http://dx.doi.org/10.4067/s0718-40262018000600589.
  6. Sánchez A, Álvarez S. Rehabilitación fisioterapéutica del Linfedema del adulto mediante drenaje linfático manual o kinesiotape. [Internet]. Riobamba: UNACH; 2020. [citado 1 de marzo de 2024]. Disponible en: http://dspace.unach.edu.ec/handle/51000/6305.
  7. https://www.mayoclinic.org/diseases-conditions/lymphedema/diagnosis-treatment/drc-20374687

 

 

Publique con nosotros

Indexación de la revista

ID:3540

Últimos artículos