El papel de enfermería en una consulta de deshabituación tabáquica. Un artículo monográfico.

23 junio 2023

 

AUTORES

  1. Alejandro Valero Martínez. Graduado en Enfermería. Hospital Royo Villanova. Zaragoza.
  2. Irene León Romera. Graduada en Enfermería. Hospital Royo Villanova. Zaragoza.
  3. Noemí Martín Aznar. Graduada en Enfermería. Hospital Royo Villanova. Zaragoza.
  4. Patricia Santos Pérez. Graduada en Enfermería. Hospital Royo Villanova. Zaragoza.
  5. Sara Monzón Martín. Graduada en Enfermería. Hospital Universitario Miguel Servet. Zaragoza.
  6. Javier Vicente Guillén. Graduado en Enfermería. Hospital Royo Villanova. Zaragoza.

 

RESUMEN

La deshabituación tabáquica es un proceso crucial para aquellos que desean dejar de fumar y mejorar su salud. En este estudio monográfico, exploraremos el papel fundamental de la enfermería en una consulta de deshabituación tabáquica. Se examinarán las responsabilidades de las enfermeras en el tratamiento de la adicción al tabaco, incluyendo la evaluación y seguimiento de los pacientes, la educación sobre técnicas de cesación y el apoyo emocional. Se utilizará el estilo de referencia Vancouver para citar la bibliografía relevante.

PALABRAS CLAVE

Deshabituación tabáquica, dejar de fumar, salud, enfermería, consulta, adicción al tabaco, educación para la salud.

ABSTRACT

Smoking cessation is a crucial process for those who want to quit smoking and improve their health. In this monographic study, we will explore the fundamental role of nursing in a smoking cessation clinic. We will examine the responsibilities of nurses in the treatment of tobacco addiction, including patient assessment and follow-up, education on cessation techniques, and emotional support. Vancouver referencing style will be used to cite the relevant bibliography.

KEYWORDS

Smoking cessation, quitting smoking, health, nursing, clinic, smoke addiction, health education.

DESARROLLO DEL TEMA

La adicción al tabaco es un problema de salud pública a nivel mundial, con efectos negativos significativos para la salud de los fumadores. La deshabituación tabáquica se ha convertido en una parte integral de la atención médica, y el papel de la enfermería en este proceso es fundamental. En esta monografía, examinaremos las diversas tareas y responsabilidades de las enfermeras en una consulta de deshabituación tabáquica, así como su contribución para ayudar a los pacientes a dejar de fumar1.

Evaluación y seguimiento de los pacientes

Las enfermeras desempeñan un papel esencial en la evaluación y seguimiento de los pacientes que buscan dejar de fumar. Realizan entrevistas exhaustivas para obtener información sobre el historial de tabaquismo de los pacientes, así como otros factores que puedan influir en su adicción al tabaco. Además, realizan pruebas de función pulmonar y evalúan el estado de salud general de los pacientes para establecer una línea de base2.

Las enfermeras también deberán conocer las etapas o fases en las que se moverá el paciente a lo largo del proceso de deshabituación tabáquica.

Prochaska y DiClemente propusieron el modelo de cambio de comportamiento conocido como «La Teoría de los Estadios de Cambio» o «Modelo Transteórico». Este modelo describe las etapas por las que las personas pasan durante el proceso de deshabituación tabáquica. Estas etapas reflejan los diferentes niveles de motivación y preparación para dejar de fumar. A continuación, se presentan las cinco etapas del modelo:

Precontemplación: En esta etapa, la persona no tiene intención de dejar de fumar y no reconoce el problema asociado con su adicción al tabaco. Puede haber resistencia al cambio y una falta de conciencia sobre los riesgos para la salud.

Contemplación: Durante esta etapa, la persona reconoce que tiene un problema con el tabaquismo y comienza a considerar seriamente la posibilidad de dejar de fumar en un futuro cercano. Puede haber una ambivalencia hacia el cambio y una evaluación de los pros y los contras de dejar de fumar.

Preparación: En esta etapa, la persona está lista para tomar medidas concretas para dejar de fumar en un futuro próximo. Puede haber una planificación activa y una búsqueda de estrategias y recursos que puedan ayudar en el proceso de deshabituación.

Acción: Durante esta etapa, la persona implementa activamente las medidas necesarias para dejar de fumar. Puede involucrar el uso de terapias de reemplazo de nicotina, medicamentos recetados o métodos de modificación de conducta. También implica el desarrollo de habilidades de afrontamiento para superar los desafíos asociados con la abstinencia.

Mantenimiento: En esta etapa, la persona ha logrado dejar de fumar y se esfuerza por mantener la abstinencia a largo plazo. Puede implicar el establecimiento de estrategias de prevención de recaídas, el manejo de desencadenantes y el desarrollo de un estilo de vida libre de tabaco.

Es importante tener en cuenta que el modelo de Prochaska y DiClemente no es lineal, y las personas pueden moverse hacia adelante y hacia atrás entre las etapas. Además, cada individuo tiene su propio ritmo de progresión a través de las etapas y pueden requerir diferentes tipos de apoyo en cada una de ellas3.

Este modelo ha sido ampliamente utilizado en programas de deshabituación tabáquica y ha demostrado ser útil para comprender el proceso de cambio y adaptar las intervenciones a las necesidades individuales de los fumadores.

Educación sobre técnicas de cesación:

Otra responsabilidad clave de las enfermeras en una consulta de deshabituación tabáquica es proporcionar educación a los pacientes sobre técnicas de cesación. Esto implica informarles sobre los diferentes métodos disponibles, como la terapia de reemplazo de nicotina, los medicamentos recetados y las estrategias de modificación de conducta. Las enfermeras también pueden enseñar técnicas de relajación y manejo del estrés, que son útiles durante el proceso de abandono del tabaco4.

Apoyo emocional

El proceso de dejar de fumar puede ser emocionalmente desafiante para los pacientes. Aquí es donde la enfermería desempeña un papel vital al brindar apoyo emocional. Las enfermeras pueden establecer una relación de confianza con los pacientes, escuchar sus preocupaciones y ofrecer orientación y motivación. También pueden proporcionar recursos adicionales, como grupos de apoyo o líneas telefónicas de ayuda, para que los pacientes se sientan respaldados en todo momento5.

CONCLUSIÓN
El papel de enfermería en una consulta de deshabituación tabáquica es esencial para ayudar a los pacientes a dejar de fumar y mejorar su salud. A través de la evaluación y seguimiento de los pacientes, las enfermeras pueden obtener información detallada sobre su historial de tabaquismo y otros factores relacionados, lo que les permite diseñar un plan de tratamiento personalizado. Además, la educación proporcionada por las enfermeras sobre técnicas de cesación y estrategias de modificación de conducta brinda a los pacientes las herramientas necesarias para superar la adicción al tabaco.

Uno de los aspectos más destacados del papel de enfermería es el apoyo emocional que brindan a los pacientes. La relación de confianza establecida permite a las enfermeras escuchar las preocupaciones de los pacientes, ofrecer orientación y motivación, y proporcionar recursos adicionales, como grupos de apoyo, para garantizar que los pacientes se sientan respaldados durante todo el proceso de deshabituación.

A través de la implementación de las mejores prácticas y el uso de enfoques basados en la evidencia, las enfermeras desempeñan un papel vital en el éxito de la consulta de deshabituación tabáquica. Su compromiso con la educación continua y la actualización de conocimientos garantiza que estén equipadas para brindar un cuidado de calidad a los pacientes que buscan dejar de fumar.

En general, la contribución de las enfermeras en una consulta de deshabituación tabáquica va más allá de la atención clínica, ya que se centra en brindar un apoyo holístico y compasivo a los pacientes. Su papel es esencial para ayudar a las personas a superar la adicción al tabaco, promover la salud y mejorar la calidad de vida de aquellos que buscan dejar de fumar.

BIBLIOGRAFÍA

  1. World Health Organization. WHO report on the global tobacco epidemic, 2019: Offer help to quit tobacco use. Geneva: World Health Organization; 2019.
  2. West R, McNeill A, Raw M. Smoking cessation guidelines for health professionals: An update. Health Education Authority. Thorax. 2000;55 (12):987-999.
  3. Prochaska JO, DiClemente CC. Stages and processes of self-change of smoking: Toward an integrative model of change. J Consult Clin Psychol. 1983;51 (3):390-395.
  4. Bialous SA, Sarna L. Tobacco control in the 21st century: Recent advances and challenges. Nurs Outlook. 2020;68 (4):470-477.
  5. Hajek P, Stead LF, West R, Jarvis M, Hartmann-Boyce J, Lancaster T. Relapse prevention interventions for smoking cessation. Cochrane Database Syst Rev. 2013;(8):CD003999.

Publique con nosotros

Indexación de la revista

ID:3540

Últimos artículos