El pie diabético. Factores de riesgo y prevención en consulta de enfermería

2 diciembre 2023

 

AUTORES

  1. Raquel Calavia Calvo. Diplomada en Enfermería. Centro de Salud Univérsitas, Zaragoza, España.
  2. Silvia Navarro Rero. Diplomada en Enfermería. Enfermera Especialista en Enfermería Familiar y Comunitaria. Centro de Salud Univérsitas, Zaragoza, España.
  3. Beatriz Franco Escura. Diplomada en Enfermería. Hospital General de la Defensa, Zaragoza. España.
  4. Beatriz Ventura Laborda. Graduada en Enfermería. Centro de Salud Univérsitas, Zaragoza, España.
  5. Cristina Santos Marco. Diplomada en Enfermería. Enfermera Especialista en Obstetricia y Ginecología. Centro de Salud Las Fuentes Norte, Zaragoza, España.
  6. Carlos Agullo Elena. Diplomado en Enfermería. Hospital Clínico Lozano Blesa, Zaragoza, España.

 

RESUMEN

La diabetes mellitus (DM) es una de las enfermedades más frecuentes. Se estima que su prevalencia en nuestro país oscila entre el 4 y el 6% de la población4.

Un 15% de los pacientes diabéticos desarrollará a lo largo de su vida problemas en sus pies, que afectan con mayor frecuencia a la población de 45-65 años3,4. Los signos y síntomas clínicos que configuran el pie diabético (PD) tienen una prevalencia del 8 y el 13%. Los problemas comunes incluyen la infección, la ulceración o la gangrena, llegando en casos severos a la amputación de un dedo, un pie o una pierna4.

El 80% se puede prevenir. La clave para ello incluye un examen periódico del pie a todo diabético al menos 1 vez al año, educación del paciente en autocuidado, para que logre identificar precozmente la aparición de lesiones evitando mayores complicaciones, un zapato adecuado y un buen control metabólico.

PALABRAS CLAVE

Diabetes mellitus, pie diabético, prevención, factores de riesgo.

ABSTRACT

Diabetes mellitus (DM) is one of the most common diseases. It is estimated that is prevalence of our country ranges between 4 and 6% of the population.

15% of the diabetic patients will develop throughout their life problems in your feet that affect more frequency to the population aged 45-65 years. The clinical signs and symptoms that make up the diabetic foot (DF) have a prevalence of 8 and 13%. Common problems include infection, ulceration, or gangrene, in severe cases, it can lead to the amputation of a finger, a foot or a leg.

80% can be prevented. The key to this includes a periodic examination of the foot of all diabetics at least once a year, patient education in self-care, so that the appearance of injuries can be identified early, avoiding further complications, an appropriate shoe and good metabolic control.

KEY WORDS

Diabetes mellitus, diabetic foot, prevention, risk factors.

 

INTRODUCCIÓN

Actualmente más de 400 millones de personas en el mundo tienen DM y se proyectan más de 500 millones para el año 20303. La prevalencia estimada en nuestro país es del 9,4% en población mayor de 15 años y de 26% en mayores de 65 años. Las úlceras del pie son una de las complicaciones crónicas más frecuentes de esta población; se estima que el riesgo acumulado de desarrollar una úlcera del pie a lo largo de la vida en ellos es de un 15% al menos. Por otro lado, las amputaciones no traumáticas en diabéticos son 15 veces más frecuentes que en la población general5, superando en 2 a 3 veces la tasa en hombres que en mujeres.

El pie diabético supone una de las complicaciones más frecuentes que van a suponer un mayor coste, no sólo a nivel físico, sino social y económico, tanto para el paciente como para la sociedad1.

Lo más interesante de estos datos es que el 80% de las úlceras y amputaciones del pie se podrían prevenir con educación y un examen clínico frecuente. La realización de una correcta anamnesis y de una exploración básica en la consulta de Enfermería permite detectar de forma precoz situaciones de riesgo y complicaciones en los pies del paciente diabético, además de favorecer la educación y el autocuidado2.

 

CONCEPTO DE PIE DIABETICO Y FACTORES DE RIESGO:

Los niveles altos de glucemia mantenidos en el tiempo pueden ocasionar complicaciones de tipo microvascular, macrovascular y neuropáticas, siendo estas últimas las que aparecen con mayor frecuencia. La neuropatía diabética es una alteración de la actividad normal de los nervios de todo el organismo, pudiéndose así comprometer las funciones autónomas (Regulan el flujo sanguíneo y glándulas sudoríparas), motoras (mantienen la correcta posición de las articulaciones del pie) y sensoriales (encargada de la sensibilidad protectora. La neuropatía periférica es la forma más común de neuropatía diabética y afecta a los nervios distales de las extremidades particularmente de los pies, ocasionando el llamado “pie diabético”.

Resulta fundamental conocer la etiopatogenia y fisiopatología del pie diabético para conseguir disminuir su incidencia, morbilidad y mortalidad y realizar un correcto abordaje en consulta de Enfermería.

Los principales factores de riesgo son:

  • Tipo de diabetes y años de evolución.
  • Factores de riesgo cardiovascular. HTA; hipercolesterolemia, tabaquismo, alcohol.
  • Mal control glucémico, cifras elevadas de Hb1 Ac.
  • Microangiopatía: retinopatía, nefropatía, diálisis.
  • Neuropatía autónoma.
  • Macroangiopatía: cardiopatía isquémica (IAM, ángor), y ACV.
  • Enfermedad arterial periférica.
  • Historia previa de amputaciones.
  • Deformidad en los pies.

 

EXPLORACIÓN DEL PIE EN CONSULTA DE ENFERMERÍA:

El examen del PD en las consultas de enfermería es la forma más sencilla, económica y efectiva de prevenir las complicaciones del pie. Para identificar a los pacientes con riesgo de presentar lesiones, se debe hacer una valoración que consta de una anamnesis, una exploración física y otra neurológica.

En el paciente con pie diabético hay que recoger la una serie de datos como son sus antecedentes personales médicos, alergias, antecedentes familiares, HTA, dislipemias, obesidad, enfermedad vascular periférica, la existencia o no de retinopatía, nefropatía, cirugías previas en el pie, año de diagnóstico de la DM, el tipo de diabetes, su glucosa basal, su última hemoglobina glicosilada y su tratamiento farmacológico. En la exploración física hay que detenerse en tomar la tensión arterial, la frecuencia cardiaca y medidas antropométricas (peso, talla, IMC y perímetro abdominal6).

La exploración del pie de los pacientes diabéticos es una de las actividades que está siendo fundamental para detectar signos y síntomas que pueden favorecer la aparición de lesiones en los pies de estos pacientes.

Para ello se realizan los siguientes pasos:

  • Inspección del pie: tipo de calzado y prendas de vestir; presencia de callosidades, deformaciones, ulceraciones o lesiones gangrenosas; coloración de la piel; cuidado de pies y uñas, e higiene de los pies; presencia de lesiones interdigitales, eccemas y dermatitis; ausencia de vello, edemas.

 

Si hubiese ulceración habrá que definirla detallando fecha de aparición y
características de la úlcera: localización, bordes, exudado, olor.

  • Exploración neurológica:

. Sensibilidad táctil superficial: a través del estudio de la sensibilidad epicrítica, algesia y térmica.

. Sensibilidad profunda consciente: a través de la exploración de sensibilidad vibratoria (diapasón de 128 Hz) y sensibilidad barestesia (con en monofilamento de Semmes- Weinstein). El test de monofilamento de Semmes-Weinstein se realiza con el paciente en decúbito supino, y se presiona con el monofilamento hasta que se doble ligeramente. Esta presión se debe aplicar, en ambos pies, en la cara plantar de 1er, 3er y 5º dedo, en la cabeza de los metatarsos de estos mismos dedos, en el talón, y entre la base de 1 er y 2º dedo en su cara dorsal. Si uno de estos puntos no es detectado, se considera que existe alteración de la sensibilidad.

. Sensibilidad profunda inconsciente: a través de los reflejos rotulianos y aquíleos.

  • Exploración vascular: se debe de comprobar la coloración y temperatura de los pies, además de la presencia de pulsos pedios y tibiales posteriores.

 

Una vez realizada la exploración del PD, el paciente es clasificado en función del riesgo de aparición de lesiones. En base a esto, se planifican los cuidados, próximas revisiones y posibles derivaciones a otros profesionales.

  • Riesgo bajo: paciente con sensibilidad conservada y pulsos palpables, sin otros riesgos. Se aconseja revisión anual.
  • Riesgo moderado: signos o síntomas de neuropatía, deformidades en los pies, historia anterior de enfermedad vascular periférica, mal control glucémico (hemoglobina glicosilada > 8%), diabetes de > 10 años de evolución, claudicación intermitente, ausencia de pulsos, callos plantares, tabaquismo, mala visión. Se aconseja revisión cada 3-6 meses.
  • Riesgo alto: paciente con neuropatía o pulsos ausentes, y callosidades o deformidad en el pie; o paciente con historia anterior de úlceras de pie diabético o amputación. Se aconseja revisión cada 1-3 meses.

 

EDUCACIÓN SANITARIA PARA EL CUIDADO DE LOS PIES EN PACIENTES DIABÉTICOS:

Los conocimientos en la educación diabetológica y la prevención en el cuidado del pie son fundamentales para reducir las complicaciones; estos conocimientos deben ser transferidos al paciente con diabetes para que los utilicen en su beneficio.

El personal de enfermería dará unas pautas sencillas para que el paciente sea capaz de seguirlas, serán explicadas en consulta y/o domicilio de manera detallada tanto al paciente como a los familiares (en caso de que el paciente no sea capaz) y dadas por escrito.

Las pautas serán las siguientes:

  • Control de su glucemia, imprescindible para prevenir neuropatía, retinopatía y nefropatía6.
  • Adaptar la alimentación: La alimentación es una parte fundamental del control de la diabetes y contribuye a retrasar o evitar la aparición de complicaciones.
  • Mantener una hidratación adecuada: Las personas con diabetes tienen un mayor riesgo de deshidratación porque un nivel elevado de glucosa en sangre provoca que los riñones intentan eliminarla en forma de orina7.
  • Practicar ejercicio de forma regular.
  • Realizar controles de glucosa con frecuencia y de forma estructurada.
  • Ser adherente con la medicación: La medicación es una parte del tratamiento que junto a la alimentación y el ejercicio son pilares fundamentales, por eso es preciso pactar y seguir las recomendaciones que junto a profesionales sanitarios se prescriban. La insulina es la base farmacológica en el tratamiento de la diabetes tipo 1, y distintos fármacos orales y/o insulina en la diabetes tipo 27.
  • Eliminar el tabaco, ya que predispone a la amputación de la extremidad de pacientes diabéticos isquémicos de larga evolución y favorece el riesgo de enfermedades cerebro-cardiovasculares.

 

Otro punto primordial es enseñar al paciente técnicas de autocuidado, así pues, debe:

  • Inspeccionar los pies (planta y talón) todos los días antes de dormir para revisar la aparición de ampollas, cortes, rasguños o zonas de piel enrojecida. Revisar entre los dedos1.
  • En el cuidado de las uñas se debe hacer mucho hincapié ya que puede dar problemas al córtalas mucho o dejarlas largas. Usar tijeras de punta roma y cortarlas en horizontal dejando los bordes rectos.
  • La temperatura del agua debe ser templada y usar jabón neutro.
  • El secado de los pies, sobre todo en zonas interdigitales es fundamental, secando a toques sin friccionar.
  • Hidratar bien los pies, evitando entre los dedos.
  • Si hiciera frío, no se recomienda calefactor o cualquier otro foco de calor.
  • Usarán calcetines de algodón, lana o hilo que sean cómodos, transpirables y sin costuras.
  • Uso de calzado adecuado, flexible y suave adaptados al pie y a la actividad física que se realice. Comprar preferiblemente el calzado por la tarde6.
  • No caminar descalzo ni en casa, playa ni piscina.
  • Evitar rozaduras
  • No tratar las durezas. No utilizar callicidas ni productos irritantes. En la medida de lo posible acudir al podólogo.
  • Observarse los pies a diario, pedir ayuda si nos es posible realizarlo sólo. Ante cualquier anomalía o lesiones en la piel consultar a los profesionales de enfermería del Centro de Salud.

 

CONCLUSIONES

La prevalencia de la diabetes mellitus es cada vez mayor, así como de las complicaciones asociadas.

El pie diabético es una de las principales complicaciones, viéndose aumentado el riesgo de amputación hasta 15 veces con respecto a los pacientes no diabéticos y se estima que con una correcta revisión periódica por parte del personal de enfermería y fomentando el autocuidado un 80% de las lesiones son evitables4.

Los profesionales de enfermería de Atención Primaria juegan un papel fundamental en la prevención de las complicaciones del PD siendo la exploración del pie que comprende la observación del calzado, la inspección, la valoración osteomuscular, neuropática y vascular la medida más sencilla, económica y efectiva para prevenir las complicaciones.

No menos importante es la educación, transmisión y motivación de los pacientes y familiares frente al desempeño de los cuidados por parte del personal de enfermería. Para ello, deberá transmitir información individualizada y adaptada a las características de comprensión de cada paciente.

En definitiva, las revisiones de manera regular, la detección precoz de factores de riesgo y la intervención educativa por parte del profesional de enfermería forman un pilar fundamental para detectar y prevenir complicaciones de cualquier tipo en pacientes diabéticos.

 

BIBLIOGRAFÍA

  1. Enfermería Ocronos, R. M. y. (2019, mayo 8). Valoración y autocuidado del pie diabético. Ocronos – Editorial Científico-Técnica. https://revistamedica.com/valoracion-autocuidado-pie-diabetico/
  2. Sabater, A. M. (2009). Valoración del riesgo de pie diabético en el paciente anciano en una consulta de Enfermería. Gerokomos, 20(2).
  3. Bravo, A., Alcalde, B., Cardiel, B., Gil, B., & Alcaine, T. (2018). Atención al pie diabético en Aragón.
  4. Bouza, T. (2004). Atención de Enfermería en la prevención y cuidados del pie diabético. Aten Primaria, 34(5), 263–271.
  5. Cardiel, M. B., Borobio, G. M., Carlos, J., Bravo, A., Cirugía, S., Hospital, V., Servet, M., María, B., Gil, S. B., Buisan Bardaji, J. M., Carranza Martínez, J. M., & Romero, V. R. (s/f). UNIDAD AUTÓNOMA DE ARAGÓN. Aragon.es. Recuperado el 3 de octubre de 2023, de https://www.aragon.es/documents/20127/674325/Atencion_pie_diabetico_Aragon_mayo_2018.pdf/6d8325a3-270d-c252-88cd-d9606325f26c
  6. Gob.es. Recuperado el 3 de octubre de 2023, de https://ingesa.sanidad.gob.es/eu/bibliotecaPublicaciones/publicaciones/internet/docs/Guia_Prevencion_Pie_Diabetico.pdf
  7. La Diabetes, F. P. (s/f). Diez recomendaciones para mantener la diabetes bajo control en 2018. Fundaciondiabetes.org. Recuperado el 3 de octubre de 2023, de https://www.fundaciondiabetes.org/general/articulo/211/diez-recomendaciones-para-mantener-la-diabetes-bajo-control-en-2018

 

Publique con nosotros

Indexación de la revista

ID:3540

Últimos artículos