Enfermería en la deshabituación tabáquica desde atención primaria. Artículo monográfico

11 abril 2024

AUTORES

  1. Amanda Isabel Navarro Almagro. EIR Enfermería Familiar y Comunitaria. Sector Zaragoza II.

 

RESUMEN

El consumo de tabaco es una enfermedad crónica y adictiva. Es una de las principales causas de mortalidad evitable en el mundo. Es un factor de riesgo para el desarrollo de enfermedades, como el cáncer. Los profesionales de enfermería tienen un papel clave en la realización de intervenciones de deshabituación tabáquica a la población.

PALABRAS CLAVE

Tabaco, atención primaria, enfermería.

ABSTRACT

Tobacco use is a chronic and addictive disease. It is one of the main causes of preventable mortality in the world. It is a risk factor for the development of diseases, such as cancer. Nursing professionals have a key role in carrying out smoking cessation interventions for the population.

KEY WORDS

Tobacco, primary care, nursing.

DESARROLLO DEL TEMA

Según la Encuesta sobre alcohol y otras drogas en España (EDADES), en el año 2022 el tabaco fue la segunda sustancia psicoactiva más consumida en España, situándose por detrás del alcohol. El consumo de tabaco de forma diaria es más frecuente en el sexo masculino1.

El Manual Diagnóstico y Estadístico de los Trastornos Mentales (DSM V) encasilla el tabaquismo como una adicción2.

El tabaquismo es una adicción crónica. Se incluye en la Clasificación Internacional de Enfermedades de la OMS como un Trastorno mental y del comportamiento.

El consumo de tabaco constituye una de las principales causas de mortalidad evitable en el mundo occidental3 y es la segunda causa de muerte en el mundo.

Los efectos nocivos del consumo de tabaco influyen en todos los sistemas funcionales del organismo humano4.

El consumo de tabaco es un factor de riesgo para el desarrollo de enfermedades. Entre los principales efectos perjudiciales del tabaquismo podemos destacar, entre otras:

  • Afecciones pulmonares: enfermedad pulmonar obstructiva crónica (EPOC), enfisema pulmonar y bronquitis crónica.
  • Afecciones cardiovasculares: aumento de la presión sanguínea y aumento de la frecuencia cardiaca.
  • Afecciones del sistema reproductivo: problemas de fertilidad y patologías durante el embarazo.
  • Afecciones cancerígenas: hay relación entre el hábito tabáquico y la aparición de cáncer.

 

Los profesionales de enfermería tienen un papel clave en la realización de intervenciones de educación para la salud a la población. En concreto, los profesionales sanitarios de Atención Primaria constituyen un papel decisivo en la deshabituación tabáquica.

La intervención sanitaria en la deshabituación tabáquica consta de dos elementos fundamentales: el consejo mínimo y la intervención avanzada.

El consejo mínimo es una intervención oportunista breve que incluye información de forma personalizada. El modelo propuesto por la Organización Mundial de la Salud (OMS) se basa en el modelo de las Aes: Averiguar, Aconsejar, Analizar, Ayudar y Acordar5.

La intervención avanzada es una intervención cognitivo-conductual indicada para fumadores que quieran dejar de fumar. Puede incluir tratamiento farmacológico.

PACIENTE FUMADOR:

El abordaje de la intervención para dejar de fumar consta de varias fases. La primera fase consiste en la identificación del paciente fumador. La Organización Mundial de la Salud (OMS) define fumador como la persona que ha fumado diariamente durante el último mes cualquier cantidad de cigarrillos, incluso uno.

En la historia clínica debemos valorar, como mínimo: el consumo de tabaco de forma acumulada, la motivación del fumador para dejar de fumar y el grado de dependencia física a la nicotina5.

Para determinar el consumo de tabaco de forma acumulada, calcularemos el índice paquetes/año. Este valor se utiliza para conocer de forma aproximada el número de cigarros que una persona ha fumado en su vida.

En cuanto a la valoración de la motivación para dejar de fumar, el instrumento empleado es el Test de Richmond. A mayor puntuación en el test de Richmond, mayor es la motivación para dejar de fumar.

Para la valoración del grado de dependencia física, el instrumento empleado es el Test de Fagerström. A mayor puntuación en el test de Fagerström, mayor es la dependencia.

MOTIVACIÓN PARA EL CAMBIO:

La segunda fase consiste en determinar la motivación para el cambio del paciente fumador. Para determinar la etapa en la que se encuentra el fumador, utilizamos las etapas del cambio de Prochaska y Diclemente. Estas fases son:

  • Precontemplación: No existe intención en abandono del consumo de tabaco en un periodo de tiempo de seis meses.
  • Contemplación: Existe intención en abandonar el consumo de tabaco en un periodo de tiempo de seis meses.
  • Preparación: Existe intención en abandonar el consumo de tabaco en un periodo de tiempo de treinta días.
  • Acción: Decisión de abandonar el consumo de tabaco y puesta en práctica del abandono.
  • Mantenimiento: Abandono del consumo de tabaco durante un tiempo superior a seis meses.
  • Recaída: Vuelta al consumo de tabaco.

 

INTERVENCIÓN SANITARIA:

La intervención por realizar varía en función de la etapa del cambio en la que se encuentre la persona fumadora5:

  • En la etapa de precontemplación la intervención sanitaria a realizar consiste en un consejo mínimo breve con información sobre el tabaquismo.
  • En la etapa de contemplación la intervención sanitaria a realizar consiste en un consejo firme con información sobre el tabaquismo y guía para dejar de fumar. Identificar razones para el abandono del consumo de tabaco.
  • En la etapa de preparación la intervención sanitaria a realizar consiste en felicitar al paciente, ofrecer apoyo y ayudar a identificar el día de comienzo de abandono del hábito tabáquico en el periodo máximo de un mes (Día D).
  • En la etapa de acción la intervención sanitaria a realizar consiste en ofrecer apoyo y valorar la necesidad de apoyo farmacológico.
  • En la etapa de mantenimiento la intervención sanitaria a realizar consiste en ofrecer apoyo, felicitar al paciente y prevenir recaídas.
  • Si existe recaída, la intervención sanitaria a realizar se basa en felicitar al paciente por el esfuerzo, no culpabilizar y valorar la motivación para realizar un nuevo intento de abandono.

 

La captación activa de personas fumadoras desde consulta de enfermería en Atención Primaria es primordial para poder realizar intervenciones enfocadas en el cese del hábito tabáquico. La prevención del consumo de sustancias tóxicas como el tabaco desde la adolescencia juega un papel fundamental.

 

BIBLIOGRAFÍA

  1. Observatorio Español de las Drogas y las Adicciones. Informe 2023. Alcohol, tabaco y drogas ilegales en España. Madrid: Ministerio de Sanidad. Delegación del Gobierno para el Plan Nacional sobre Drogas; 2023. Pág. 270.
  2. Corvalán B. MP. El tabaquismo: una adicción. Rev Chil Enferm Respir [Internet]. 2017;33(3):186–9.
  3. Gracia-Roche A, Navas-Cámara F. J. LA DESHABITUACIÓN TABÁQUICA. PAPEL DE LA ENFERMERÍA. REVISIÓN NARRATIVA. Trabajo Fin De Grado Enfermería [Internet]. Uva.es. 2016.
  4. Pernas Gómez M, Arencibia Flores L. Efectos sobre la salud de la exposición crónica al humo del tabaco en fumadores y no fumadores. Rev Cuba Med Gen Integral [Internet]. 1998;14(2):180–4.
  5. Nebot Tost, M. INTERVENCIÓN EN TABAQUISMO EN LOS DIFERENTES ÁMBITOS [Internet]. Enfermeriaencardiologia.com.

 

Publique con nosotros

Indexación de la revista

ID:3540

Últimos artículos