Impacto psicológico en el paciente anciano debido a la pandemia por la COVID-19

19 marzo 2024

AUTORES

  1. Ángela Garrido Ruiz. Enfermera. Hospital de Día en Hospital San Juan de Dios. Zaragoza.
  2. Victoria Monterde Legido. Enfermera. CEIP – Vadorrey Les Allées. Zaragoza.
  3. Alejandra Pérez Tesa. Enfermera. Unidad de Cuidados Intensivos del Hospital Clínico Universitario Lozano Blesa. Zaragoza.
  4. Sara Gil Jiménez. Enfermera. Oncología en Hospital Universitario Miguel Servet. Zaragoza.
  5. Sara Moreno Alhambra. Enfermera. Medicina Interna en Hospital Royo Villanova. Zaragoza.
  6. Julia Garcés Lázaro. Enfermera. Cardiología en Hospital Universitario Miguel Servet. Zaragoza.

 

RESUMEN

La pandemia por la COVID-19 ha supuesto en mayor o menor medida cambios en la vida de toda la población, a pesar de ello encontramos distintos grupos más vulnerables, como es el caso de los ancianos.

Los ancianos han sido uno de los grupos más golpeados por este virus tanto física como mentalmente; con el presente proyecto de investigación nos centraremos en analizar como se ha visto afectada psicológicamente la salud de este grupo de población.

Para ello obtendremos la información de los pacientes ancianos que se encuentran ingresados en planta COVID del Hospital San Juan de Dios de Zaragoza.

El propósito de este estudio será detectar el estado emocional actual del paciente anciano y que aspectos psicológicos están debilitados, con el objetivo de establecer nuevos cuidados para reforzar estas necesidades que han surgido tras la pandemia.

PALABRAS CLAVE

COVID-19, geriatría, impacto psicosocial, salud mental.

ABSTRACT

The COVID-19 pandemic has caused, to a greater or lesser extent, changes in the lives of the entire population. Even still, different, more vulnerable groups can be found, as is the case with the elderly.

The elderly have been one of the groups worst hit by this virus, both physically and mentally. This research project aims at the analysis of how this group of the population has been psychologically affected. To do this, information on the elderly patients residing at the COVID floor on the San Juan de Dios de Zaragoza Hospital was collected.

The purpose of this study is to detect the emotional state of the elderly patient and which psychological aspects are weakened, with the objective of establishing new care protocols to reinforce these needs that the pandemic has given rise to.

KEY WORDS

COVID-19, geriatrics, psychosocial impact, mental health.

INTRODUCCIÓN

A finales de diciembre de 2019, se descubrieron una serie de casos de neumonía en Wuhan, China, de causa desconocida. Las manifestaciones clínicas de estos casos son similares a las de la neumonía viral, pero sin ser causada por las bacterias y virus más comunes, siendo la fiebre y la tos seca los signos más destacables1-3. La aparición de estos casos despertó la sospecha de la gente, especialmente en varios pacientes que presentaron este cuadro clínico, los cuales informaron de que habían desempeñado su trabajo como distribuidores o vendedores en el mercado de mariscos y animales del sur de China. Debido al estallido de esta epidemia, el departamento de salud chino emitió un informe sobre casos de neumonía atípica de origen desconocido a la Organización Mundial de la Salud (OMS) el 31 de diciembre de 2019, y empezó la sospecha de una posible existencia de una nueva enfermedad zoonótica2-3.

De los 59 pacientes inicialmente identificados con esta neumonía, se recolectaron y analizaron múltiples muestras respiratorias, de sangre y de heces mediante la reacción en cadena de la polimerasa en tiempo real (PCR en tiempo real [RT-PCR]). Tras este análisis, se identificaron nuevos coronavirus, al que se le dio el nombre de 2019-nCoV (inglés: 2019-novel coronavirus), y ha sido identificado por el departamento de salud chino como el agente causante de estos casos de neumonía1,3,4.

Los coronavirus son una amplia gama de virus envueltos en material genético de tipo ARN, cuyos nombres provienen de la apariencia de una corona que se puede observar en su superficie a través de un microscopio5,6. Existen diferentes tipos de coronavirus, que pueden causar desde una variedad de enfermedades respiratorias y gastrointestinales hasta incluso la muerte. Los síntomas respiratorios de estos virus pueden producir desde el resfriado común hasta la neumonía, aunque siendo en la mayoría de los casos, síntomas leves y fáciles de aliviar6,7,8. El síndrome respiratorio agudo grave (SARS-CoV) y el síndrome respiratorio de Oriente Medio (MERS-CoV) son claros ejemplos de esta gama de virus.

El SARS-CoV-2 o la COVID-19 (Enfermedad por Coronavirus 2019), se detectó por primera vez en diciembre de 2019 en Wuhan. Los síntomas más comunes incluyen fiebre, tos y disnea, pudiendo aparecer también síntomas digestivos. En los casos más graves, principalmente presentados en pacientes ancianos y aquellos con comorbilidades subyacentes, puede llegar a desarrollarse neumonía, fracaso renal y otras complicaciones de gran importancia1.

La falta de liderazgo por parte de la Organización Mundial de la Salud (OMS), principalmente en las etapas iniciales de la enfermedad, unido a las políticas desiguales en los distintos países, falta de información veraz y clara para la población, indecisión y comentarios desafortunados de algunos líderes, ha facilitado en gran medida que hayamos llegado a esta situación de pandemia2. Para acortar el tiempo de la aparición de los síntomas ha sido necesario el aislamiento y medidas extremas, ya que esto reduciría la transmisión; medidas como el aislamiento, mantenimiento de la distancia social, detección de concentraciones masivas, cerrar escuelas, cerrar fronteras y parar trabajos, aislar casas, pueblos y ciudades, y llevando la asistencia médica a distancia a menos que existan síntomas graves9.

A pesar de esto la pandemia de la COVID-19 ha ido en aumento, hasta llegar a puntos incontrolables afectando así a toda la población del planeta, pero sobre todo los grupos más vulnerables, entre ellos, nuestros mayores. Los ancianos son particularmente vulnerables a la enfermedad causada por el Sars-Cov-19 , no debido a su edad, sino al estado biológico que conlleva el envejecimiento; la debilidad, los síndromes geriátricos, el deterioro del sistema inmunológico, la inflamación crónica y la morbilidad asociada son algunos de los factores que suponen un alto riesgo de infección y mal pronóstico en este grupo de población10,11. Sin embargo, a pesar de las advertencias de la Organización Mundial de la Salud, en todas las regiones de nuestro país, los ancianos no han recibido un tratamiento prioritario. En algunas áreas de la salud, se les ha negado la atención hospitalaria, lo que supone que los trabajadores de las residencias no puedan ofrecer de manera adecuada los nuevos cuidados que requieren los ancianos.

El aislamiento, los problemas de salud que provoca la enfermedad y el miedo que les genera, ha provocado grandes cambios en las relaciones interpersonales, viéndose gravemente afectada la salud mental y emocional de muchos de ellos12.

JUSTIFICACIÓN

La debilidad de algunas personas mayores hace que su respuesta inmune sea pobre y sus reservas funcionales se reduzcan, lo que conduce a una disminución de la capacidad interna y la resiliencia. Desde el confinamiento, además de los problemas de salud provocados por la enfermedad y el miedo que esta genera, las relaciones interpersonales también han sufrido cambios importantes. La salud psicológica y emocional de muchas personas se ha visto gravemente afectada y los efectos pueden durar mucho en el tiempo. Por ejemplo, acompañar a familiares en la unidad de cuidados intensivos, paliativos o en situaciones especialmente dolorosas, se vuelve difícil o imposible en muchos casos12.

Antes de la aparición del virus SarS-Cov-19, los ancianos ya suponían un grupo con una alta demanda a nivel de cuidados biológicos, debido a sus patologías y deterioro por el envejecimiento. Es por ello que de gran importancia tener presente el impacto psicológico que está teniendo la pandemia y el confinamiento en este grupo de personas; ya que durante el tiempo de ingreso de los pacientes geriátricos en planta COVID y su consecuente aislamiento con restricción de visitas, se está llevando a cabo una atención centrada en los cuidados y el trato de la sintomatología; dejando al margen la parte psicosocial y humana.

OBJETIVOS

OBJETIVO GENERAL:

Observar que aspectos psicológicos se han visto afectados durante la pandemia por la COVID-19 en los pacientes ancianos.

  • OBJETIVOS ESPECÍFICOS:
  • Evaluar la salud psicológica y emocional actual del paciente anciano.
  • Analizar la percepción que tienen los ancianos desde la aparición de la pandemia y el tiempo de confinamiento.
  • Detectar nuevas demandas y cuidados que requieren los ancianos debido a la pandemia por la COVID-19.

 

MATERIAL Y MÉTODO

PROBLEMA DE INVESTIGACIÓN:

La enfermedad por COVID-19 no solo está relacionada con el virus, sino que también tiene un gran impacto psicológico en el comportamiento personal y social. Por tanto, conocer más sobre el impacto que causa en la población anciana y cómo perciben ellos la situación de la pandemia me parece un aspecto importante del que se puede aprender e incluso servir de ayuda para prevenir riesgos futuros13.

Tras llevar a cabo una observación en mi ámbito de trabajo y una revisión bibliográfica, me planteo la siguiente pregunta de investigación: ¿Cómo ha afectado psicológicamente la pandemia a nuestros pacientes ancianos?

HIPÓTESIS:

  • Hipótesis nula (H0): La pandemia por la COVID-19 no ha afectado psicológicamente a los pacientes ancianos.
  • Hipótesis alternativa (H1): La pandemia por la COVID-19 ha afectado psicológicamente a los pacientes ancianos.

 

DISEÑO:

Se trata de una propuesta de estudio de investigación mixto que engloba aspectos cualitativos y cuantitativos; de tipo observacional – descriptivo típico, prospectivo y de seguimiento transversal dado que los datos son recogidos en un momento puntual sin existir una secuencia en el tiempo. Se ha elegido este tipo de estudio con la idea de proporcionar una imagen fiable de lo que ocurre de forma natural, para poder desarrollar teorías e identificar problemas y características de una muestra de población.

SUJETOS DE ESTUDIO:

La población diana del estudio son los pacientes ancianos ingresados en el Hospital San Juan de Dios de la ciudad de Zaragoza. Se ha elegido dentro de este grupo como pacientes accesibles a los pacientes ancianos ingresados en la planta COVID.

Se estima recoger una cohorte de 200 participantes en un periodo de 3 meses. Antes de seleccionar a los participantes que formarán la muestra, se realizará un muestreo intencional donde el investigador principal de manera consciente aplicará los criterios de inclusión y exclusión que se explican en los siguientes apartados 10.2.1 y 10.2.2. Una vez aplicados los criterios y seleccionados los individuos, se les pasará un consentimiento informado del estudio y un documento proporcionado por el hospital para el uso de datos de pacientes.

Se impartirán unas sesiones informativas para informar a los profesionales del centro y sus familiares en que consiste el proyecto de investigación y de qué manera necesitamos la participación de los pacientes. Dichas charlas se llevarán a cabo en una sala habilitada para reuniones del propio hospital y contarán al final con una ronda de preguntas en las que se podrá resolver todas aquellas dudas que les hayan podido surgir a los oyentes. Estará permitida la asistencia de los profesionales del hospital que tengan interés en el estudio, de tal manera de que queden ya informados para que en un posible futuro dicho proyecto pueda extrapolarse a otras plantas del centro. Se colocarán carteles en el hospital informando sobre las sesiones informativas (Anexo I).

CRITERIOS DE INCLUSIÓN:

Se establecerán como criterios de inclusión:

– Pacientes ingresados en la 3ª planta del Hospital San Juan de Dios.

– Pacientes orientados en espacio-tiempo.

– Pacientes con capacidad de habla y escucha.

– Haber firmado y rellenado los consentimientos y documentos pertinentes.

CRITERIOS DE EXCLUSIÓN:

Se establecerán como criterios de exclusión:

– Pacientes de otras plantas.

– Pacientes que presenten demencia o algún tipo de patología que altere el estado cognitivo y espacio-tiempo.

RECOGIDA Y ANÁLISIS DE DATOS:

Variables

Ver tabla 1.

RECOGIDA DE DATOS:

La recogida de datos tendría una duración de 3 meses, tiempo estimado para recoger información de los 200 pacientes que formarán la muestra.

Previamente al inicio del estudio se contactará con el Comité de Ética de Investigación Clínica de Aragón (CEICA) para la aprobación del proyecto y los documentos necesarios que este requiera. Una vez aprobado, se procederá a contactar a través de una carta formal (Anexo II) con la gerencia del centro donde se quiere llevar a cabo el estudio, en este caso el Hospital San Juan de Dios de Zaragoza, para informar del estudio y recibir también su validación.

A continuación, se escribirá un correo a los profesionales del centro informándoles de que se va a llevar a cabo un proyecto de investigación y que están invitados a acudir a las sesiones informativas que se van a impartir. Los familiares de los pacientes a estudio también estarían invitados a las sesiones informativas, para ello se colocarán carteles en el Hospital indicando el lugar y hora de dichas sesiones.

Las sesiones informativas se realizarán el 1º y 3º lunes de cada mes, estas contarán con una breve introducción sobre el desarrollo de la pandemia por la COVID-19, y a continuación se explicará el fin del estudio; conocer cómo ha afectado dicho virus a la salud psicológica de nuestros pacientes ancianos. Se les comentará que para conocer este aspecto pasaremos una escala y cuestionario para que las contesten según su estado de ánimo y experiencias vividas estos meses atrás. Así podremos analizar los datos para ver qué aspectos necesitan ser reforzados en esta población y establecer planes de cuidados que cubran sus nuevas necesidades. La misma información de las sesiones informativas será comunicada por el personal de enfermería a los pacientes que se encuentren ingresados en la planta.

Cada miércoles de la misma semana que se imparten las sesiones informativas, se seleccionará a los pacientes que pueden participar en el estudio siguiendo los criterios de los apartados mencionados anteriormente, una vez seleccionados se procederá a la recogida de datos. En primer lugar, se pasará la Escala de Valoración del Estado de Ánimo (EVEA) (Anexo III) cuyo objetivo es evaluar el estado de ánimo en un momento concreto, para ello se valoran cuatro estados de ánimo: la depresión, la ansiedad, la hostilidad y la alegría. Dicha escala consta de 16 ítems de tipo Likert, subdivididos en unas subescalas de 4 ítems para cada estado de ánimo. Para la interpretación de esta escala los ítems se valoran del 0-10, según el valor elegido por la persona a la que se le realiza la escala; deberán sumarse cada subescala por separado y dividirse cada suma entre 4, así se obtendrán 4 puntuaciones del 0-10 que evaluarán cada estado de ánimo de forma numérica. No obstante, cuanto más elevada sea la puntuación mayor nivel presenta de dicho estado de ánimo.14 Con esta escala podremos conocer de base que estado de ánimo tienen nuestros pacientes.

A continuación, a la escala realizaremos a los pacientes un cuestionario “Ad Hoc” (Anexo IV) el cual habrá sido previamente validado por el CEICA, con este cuestionario nuestro objetivo será averiguar cómo han vivido y percibido nuestros pacientes estos meses de pandemia.

ANÁLISIS DE DATOS

Los resultados de la escala serán trasladados por un estadístico al paquete estadístico SPSS versión 27.0, también se creará una tabla de contingencia para registrar y analizar la similitud entre las variables del estudio; la cual servirá de apoyo al equipo para correlacionar los datos y concretar los resultados.

A continuación, se reunirá el equipo de investigación de manera conjunta para establecer las conclusiones del estudio. Mediante los resultados obtenidos en la escala EVEA abordaremos el primer objetivo específico, obtendremos el estado de ánimo general que destaca en los pacientes ancianos y a raíz de dicho estado se evaluará su salud psicológica y emocional actual.

Se interpretarán los resultados de la encuesta “Ad Hoc” para analizar la visión, experiencia y sensaciones que tienen los pacientes sobre el periodo de confinamiento y pandemia, estableciendo la frecuencia de aparición de respuestas en común entre los pacientes y su posicionamiento respecto al tema.

Una vez analizados estos dos aspectos, ambos se utilizarán para establecer conclusiones y concretar las nuevas necesidades pueden requerir los ancianos debido a la pandemia. Para plasmar dichas necesidades se elaborará una propuesta de plan de cuidados con sus

respectivas intervenciones y actividades para realizar; todo ello con el objetivo de mejorar su salud mental ante esta nueva situación de pandemia.

ASPECTOS ÉTICOS

Se pedirá permiso al Comité de Ética de Investigación Clínica de Aragón (CEICA) para la aprobación del estudio. Obtenida dicha aprobación, se procederá a contactar con el Hospital San Juan de Dios para recibir también su aprobación y recibir los documentos necesarios a cumplimentar.

Se solicitará la participación de los profesionales y familiares de los pacientes a las sesiones informativas del proyecto, paralelamente los pacientes de la planta serán informados. Una vez seleccionados los participantes se les entregará el consentimiento con el estudio y el anexo proporcionado por el hospital sobre el uso de datos de los pacientes, ambos deberán ser rellenados antes de llevar a cabo la recogida de datos.

Se utilizarán los datos de los pacientes únicamente para la selección de la muestra, la información recogida de la escala y cuestionario serán tratados de forma anónima. Los resultados serán primeramente recogidos en papel y almacenados en el despacho de la supervisora de enfermería de la planta durante el periodo de recogida de información, una vez recogidos los datos de la muestra completa se traspasarán al estadístico para que los almacene informáticamente.

Durante todo el desarrollo del estudio se estará de acuerdo con la Ley Orgánica 5/1992 de Regulación del Tratamiento Automatizado de los Datos de Carácter Personal15, la Ley 41/2002 básica reguladora de la autonomía del paciente y derechos de información y documentación clínica16, y la Ley Orgánica 15/1999 de Protección de Datos de Carácter Personal17.

LIMITACIONES DEL ESTUDIO

Encontramos ciertas limitaciones en el estudio, una de ellas puede ser la subjetividad en la recogida de datos, ya que va a ser realizada por distintos enfermeros de la planta y podría influir en las respuestas de los pacientes dependiendo de qué persona que le realice la escala y la encuesta.

Al encontrarnos en un entorno hospitalario también podría verse afectado el estado de ánimo de los pacientes y por lo tanto a los datos que vamos a recoger.

Las altas hospitalarias, traslados o fallecimientos de los pacientes también podrían suponer una limitación para nuestro estudio.

ETAPAS DE DESARROLLO

El proyecto se dividirá en tres etapas, una primera etapa de planificación en la que nos centraremos en la presentación del estudio, contacto y solicitud de permisos tanto al Hospital como al CEICA.

Una segunda etapa en la cual se impartirán las sesiones informativas cada 1º y 3º lunes del mes y en la que paralelamente se irá seleccionando la muestra de estudio y realizando la recogida de datos mediante la escala y la encuesta.

La tercera y última etapa del proyecto consistirá en el análisis y difusión de los datos obtenidos, dónde el equipo de investigación se reunirá y analizará los resultados y a partir de ellos creará el plan de cuidados para tratar las nuevas necesidades a reforzar en los pacientes. Finalmente se trasladará el proyecto a distintos medios para su difusión.

DISTRIBUCIÓN DE TAREAS

El equipo de investigación estará formado por el investigador principal, en este caso una enfermera de la planta COVID del Hospital San Juan de Dios, que será la encargada de ponerse en contacto con todas las entidades necesarias para la aprobación del estudio, también participará junto con el resto de los enfermeros de la planta para la recogida de datos de los pacientes, pasando las escalas y cuestionarios. La investigadora principal deberá también trasladar los datos resultantes al estadístico, el cual mediante el paquete estadístico SPSS 27.0 analizará y realizará la interpretación de los datos de la escala.

El médico responsable de la planta junto con la psicóloga del hospital y la enfermera investigadora, impartirán las sesiones informativas a los profesionales y familiares de los pacientes.

Finalmente, todo el equipo participará en la interpretación de los resultados y la elaboración del plan de cuidados.

PLAN DE DIFUSIÓN Y RELEVANCIA DEL PROYECTO EN EL ÁMBITO CLÍNICO, ASISTENCIAL Y TECNOLÓGICO

Terminado el estudio se llevará a cabo la difusión de resultados, en primer lugar, se organizará una reunión en el salón de actos del hospital para explicar cómo ha sido la trayectoria del estudio y sus resultados, podrán acudir todos los profesionales que estén interesados, al igual que los pacientes y los familiares de los pacientes involucrados en el estudio. Se elaborarán posters con los resultados y serán colocados en el Hospital para informar a los profesionales del centro y los familiares.

Si el estudio resultase satisfactorio, se implantaría en el resto de las plantas del Hospital San Juan de Dios con la idea de en un futuro poder extrapolarse a otros centros hospitalarios de la ciudad de Zaragoza.

 

BIBLIOGRAFÍA

  1. C. Huang, Y. Wang, X. Li, L. Ren, J. Zhao, Y. Hu, et al. Clinical features of patients infected with 2019 novel coronavirus in Wuhan, China. Lancet 2020; 395 (10223): 497-506. https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/31986264/ (último acceso 12 mayo 2021).
  2. Organización Mundial de la Salud. Brotes epidémicos: Neumonía de causa desconocida – China. 5 enero de 2020. https://www.who.int/csr/don/05-january-2020-pneumonia-of-unkown-cause-china/es/. (último acceso 12 mayo 2021).
  3. Organización Mundial de la Salud. Brotes epidémicos: actualización. Nuevo coronavirus China. 12 de enero de 2020. https://www.who.int/csr/don/12-january-2020-novel-coronavirus-china/es/. (último acceso 12 mayo 2021).
  4. N. Zhu, D. Zhang, W. Wang, X. Li, B. Yang, J. Song, et al. A novel coronavirus from patients with pneumonia in China, 2019. N Engl J Med. 2020; 382: 727-733. http://dx.doi.org/10.1056/nejmoa2001017 (último acceso 12 mayo 2021).
  5. P. Masters. The molecular biology of coronaviruses. Adv Virus Res.2006; 66: 193-292. http://dx.doi.org/10.1016/s0065-3527(06)66005-3 (último acceso 12 mayo 2021).
  6. Paules CI, Marston HD, Fauci AS. Coronavirus Infections—More Than Just the Common Cold. JAMA. 2020;323(8):707–708. doi:10.1001/jama.2020.0757http://dx.doi.org/10.1001/jama.2020.0757 (último acceso 12 mayo 2021).
  7. W. Guan, Z. Ni, Y. Hu, W. Liang, C. Ou, J. He, et al. Clinical characteristics of coronavirus disease 2019 in China. N Engl J Med.2020; 382: 1708-1720. http://dx.doi.org/10.1056/nejmoa2002032 (último acceso 12 mayo 2021).
  8. Coronaviridae Study Group of the International Committee on Taxonomy of Viruses. The species Severe acute respiratory syndrome-related coronavirus: classifying 2019-nCoV and naming it SARS-CoV-2. Nat Microbiol. 2020; 5(4):536-544. https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/32123347/ (último acceso 12 mayo 2021).
  9. Llor C, Moragas A. Coronavirus y atención primaria. Atención Primaria. 2020; 52 (5): 291-368. https://doi.org/10.1016/j.aprim.2020.03.002 (último acceso 12 mayo 2021).
  10. L. Wynants, B. van Calster, M.M.J. Bonten, G.S. Collins, T.P.A. Debray, M. de Vos, et al. Prediction models for diagnosis and prognosis of COVID-19 infection: systematic review and critical appraisal. BMJ.2020; 369. http://dx.doi.org/10.1136/bmj.m1328 (último acceso 12 mayo 2021).
  11. C. Bonanad, S. García-Blas, F.J. Tarazona-Santabalbina, P. Díez-Villanueva, A. Ayesta, J.S. Forés, et al. Coronavirus: la emergencia geriátrica de 2020. Documento conjunto de la Sección de Cardiología Geriátrica de la Sociedad Española de Cardiología y la Sociedad Española de Geriatría y Gerontología. Rev Esp Cardiol, 2020; 73 (7): 569-576. http://dx.doi.org/10.1016/j.recesp.2020.03.027 (último acceso 12 mayo 2021).
  12. Sacramento Pinazo-Hernandis. Universitat de València, València, España. Impacto psicosocial de la COVID-19 en las personas mayores: problemas y retos. Revista Española de Geriatría y Gerontología.2020; 55 (5): 249-252. https://www.elsevier.es/es-revista-revista-espanola-geriatria-gerontologia-124-articulo-impacto-psicosocial-covid-19-personas-mayores-S0211139X20300664 (último acceso 12 mayo 2021).
  13. Fernández-Ballesteros Rocío, Sánchez-Izquierdo Alonso Macarena. Impacto del COVID-19 en personas mayores en España: algunos resultados y reflexiones. Clínica y Salud. 2020;  31( 3 ): 165-169. https://scielo.isciii.es/scielo.php?script=sci_arttext&pid=S1130-52742020000300007 (último acceso 12 mayo 2021).
  14. Sanz Fernández, Jesús. Un instrumento para evaluar la eficacia de los procedimientos de inducción de estado de ánimo: la «Escala de Valoración del Estado de Ánimo» (EVEA). Análisis y Modificación de Conducta, 2001; 27 (111). https://www.ucm.es/data/cont/docs/39-2013-04-19-Ficha%20tecnica_EVEA.pdf
  15. Ley Orgánica 5/1992, de 29 de octubre, de Regulación del Tratamiento Automatizado de los Datos de Carácter Personal. Boletín Oficial del Estado, 31 de octubre de 1992. 262. http://www.boe.es/boe/dias/1992/10/31/pdfs/A37037-37045.pdf (último acceso 12 de mayo de 2021).
  16. Ley 41/2002, de 14 de noviembre, básica reguladora de la autonomía del paciente y de derechos y obligaciones en materia de información y documentación clínica. Boletín Oficial del Estado, 15 de noviembre de 2002. 274. http://www.boe.es/boe/dias/2002/11/15/pdfs/A40126-40132.pdf. (último acceso 12 de mayo de 2021).
  17. Ley Orgánica 15/1999, de 13 de diciembre, de Protección de Datos de Carácter Personal. Boletín Oficial del Estado, 14 de diciembre de 1999. 298. http://www.boe.es/boe/dias/1999/12/14/pdfs/A43088-43099.pdf 35. (último acceso 12 de mayo de 2021).

 

ANEXOS

TABLA: VARIABLES DEL ESTUDIO.

Variable Clasificación
Independiente Escala y cuestionario Cualitativa, nominal, multicotómica
Dependiente Estado emocional Cualitativa, nominal, multicotómica
Experiencia personal Cualitativa, nominal, multicotómica
Sociodemográfica Edad Cuantitativa, discreta
Sexo Cualitativa, nominal, dicotómica
Nivel de ingresos Cualitativa, ordinal
Estado civil Cualitativa, nominal, multicotómica
Apoyo familiar Cualitativa, nominal, dicotómica

Tabla 1. Variables del estudio.

Fuente: Elaboración propia.

 

ANEXO I. PÓSTER INFORMATIVO.

../Downloads/CHARLA%20INFORMATIVA.jpg

ANEXO II. CARTA DIRIGIDA A LA GERENCIA DEL HOSPITAL SAN JUAN DE DIOS.

Estimado%20Sr.pdf

ANEXO III. ESCALA DE VALORACIÓN DEL ESTADO DE ÁNIMO.

Captura%20de%20pantalla%202021-04-26%20a%20las%2020.22.56.png

 

ANEXO IV. CUESTIONARIO “AD HOC”.

../Captura%20de%20pantalla%202021-05-10%20a%20las%2015.33.13.png

../Captura%20de%20pantalla%202021-05-12%20a%20las%2021.40.35.png

 

Publique con nosotros

Indexación de la revista

ID:3540

Últimos artículos