Importancia del contacto piel con piel (CPP) y reactividad fisiológica en las primeras horas de vida

15 febrero 2024

 

AUTORES

  1. Beatriz Laplaza Soria. Matrona del H. Materno-Infantil de Zaragoza.
  2. Lorena Gonzalo Velilla. Matrona del H. Materno-Infantil de Zaragoza.
  3. Julia Berdun Pueyo. Matrona del H. Materno-Infantil de Zaragoza.
  4. Laura Alonso Arana. Matrona del H. Materno-Infantil de Zaragoza.
  5. Patricia Cebrián Rodríguez. Matrona del H. San Jorge de Huesca.
  6. Lorena Aznar Galve. Matrona del H. Materno-Infantil de Zaragoza.

 

RESUMEN

El contacto piel con piel se define como aquel contacto entre la madre y el neonato inmediatamente después de su nacimiento, durante al menos 90-120 ‘sin que éste sea interrumpido, sobre todo por una serie de prácticas y técnicas, postponibles en el tiempo, que suelen realizarse de manera rutinaria.  Dicha práctica parece tratarse de algo novedoso hoy en día, en el que gran cantidad de clínicas y hospitales abogan por su instauración, dada su gran cantidad de beneficios tanto a nivel de lactancia, creación de vínculo materno-filial, recuperación de la gestante etc. Todos ellos avalados por la evidencia científica. Pero hemos de ser conocedores de que el CPP es algo que, aunque parezca una moda ha existido históricamente, pues es la manera en la que el bebé garantiza su protección a través del calor materno, la nutrición, hidratación y necesidad de vinculación afectiva con su progenitora, y a su vez la madre asegura la supervivencia de su cría mediante su contacto directo, ambos hechos, totalmente instintivos. El problema surgió con la institucionalización de los cuidados y en consecuencia la separación materno-filial, con la creación de unidades de nidos, por lo que toda la cascada hormonal y bioquímica del parto y posterior puerperio se veía totalmente interrumpida, con las consecuencias, a veces bastante graves que puede desencadenar dicho cese de contacto.

PALABRAS CLAVE

Lactancia materna, método madre-canguro, neonato.

ABSTRACT

Skin-to-skin contact is defined as contact between the mother and the newborn immediately after birth, for at least 90-120 minutes without interruption, especially by a series of practices and techniques that can be postponed over time that are usually carried out. routinely. This practice seems to be something new today, in which a large number of clinics and hospitals advocate its establishment, given its large number of benefits both in terms of breastfeeding, creation of mother-child bond, recovery of the pregnant woman, etc. All of them supported by scientific evidence. But we must be aware that CPP is something that, although it may seem like a fashion, has existed historically, as it is the way in which the baby guarantees its protection through maternal warmth, nutrition, hydration and the need for emotional bonding with its mother, and in turn the mother ensures the survival of her offspring through direct contact, both facts, totally instinctive. The problem arose with the institutionalization of care and consequently the mother-child separation with the creation of nest units, so the entire hormonal and biochemical cascade of childbirth and subsequent puerperium was completely interrupted with the consequences, sometimes quite serious consequences that such cessation of contact can trigger. 

KEY WORDS

Breastfeeding, kangaroo-mother care method, new born.

 

DESARROLLO DEL TEMA

El contacto piel con piel es una estrategia clave para el inicio de la lactancia materna, avalada por numerosas fuentes científicas. Es definido como aquel contacto ininterrumpido del neonato desde el momento de su nacimiento, durante al menos los primeros 120 minutos1-2-3. Al bebé se le colocará en decúbito prono, con la cabeza ladeada entre los pechos de la madre, sin centrar la atención de este proceso a la lactancia materna, pues como veremos más adelante, el amamantamiento es la última de las fases de la reactividad normal de un recién nacido en sus primeros minutos de vida4. Se debe secar la cabecita y espalda, pero no sus manos, ya que estas van impregnadas tanto de fluidos maternos, como de su propio vérmix que harán desencadenar todo el tsunami bioquímico, gracias al cual tanto madre como hijo se verán beneficiados creando un vínculo afectivo y facilitando la lactancia materna entre otra serie de beneficios. Lo ideal sería cubrir al bebé con una mantita precalentada, sobre la colocación del gorro, es cierto que es una práctica muy común en gran cantidad de hospitales, mantenida por el lógico pensamiento de que la cabeza neonatal presenta una gran superficie corporal y por lo tanto un mayor riesgo de perder temperatura, pero por el contra, existen artículos que hablan de un aumento del riesgo de sofocación en bebés ingresados en UCIs neonatales, así como otro estudio en el que no se encontraron diferencias significativas en la temperatura corporal entre los niños que realizaban CPP con sus madres y portaban gorro con aquellos que no lo llevaban5,6.

Antes del inicio de esta técnica sería importante que la madre y los familiares que fuesen a acompañarla fuesen conocedores de en qué consiste el CPP, qué beneficios nos aporta y qué premisas debemos tener en cuenta a la hora de llevarlo a cabo.

En primer lugar, hemos de tener en cuenta el perfecto estado de salud del binomio materno-filial, si una de las 2 partes no presentase una adecuada situación de salud se interrumpiría en ese preciso momento o no se llevaría a cabo. Aunque el estado de ambos sea óptimo SIEMPRE debe haber alguien acompañándolos, dado que debe existir una estrecha vigilancia tanto de madre como de bebé, pues estamos hablando de una mujer puérpera, cansada y con sueño en el mejor de los casos, con un riesgo potencial de hemorragia u otra complicación propia de su momento vital; por la otra parte, el neonato, un nuevo ser que ha de adaptarse a un cambio drástico en su sistema cardiorrespiratorio, susceptible de haber aspirado secreciones durante el parto, cuyo sistema termorregulador está inmaduro, que puede presentar hipoglucemias u otras complicaciones, por lo que la vigilancia es vital en este momento7,8.

Cuando hablamos de CPP hemos de evitar todas prácticas rutinarias que se realizan en estos primeros minutos como pueden ser el tallaje y pesado del bebé, la administración de colirio vía conjuntival y la punción intramuscular de Vitamina K, así como por supuesto el pase de mano en mano del bebé ya sea por familiares como por profesionales sanitarios, pues cada persona interfiere en la sensibilidad olfativa del bebé pudiendo causarle confusión con los diferentes olores de colonias, desodorantes, detergentes, suavizantes y otros químicos presentes tanto en cuerpo como en ropa9.

Para poder entender estos mecanismos bioquímicos que se llevan a cabo en el proceso del puerperio inmediato hay que ser conocedores de una serie de situaciones que ocurren durante el nacimiento.

En primer lugar, cuando un bebé nace por vía vaginal, su cabeza es sometida a una serie de presiones por parte del canal del parto que originan una secreción importante de catecolaminas, pudiendo alcanzar niveles 20 veces superiores a los de un adulto en reposo, esta enorme concentración de noradrenalina entre otras catecolaminas parece ser que influye en los mecanismos de aprendizaje y fijación memorística del neonato, así como favorecer la reabsorción de líquidos a nivel pulmonar10,11.

Por otra parte, en recién nacidos con menos de un día de vida, las partículas olfativas que desprende el calostro materno hacen que aumente la concentración de hemoglobina oxigenada en la corteza olfatoria, si a esto le sumamos el aumento de la superficie de la areola, con su cambio de pigmentación y el aumento de secreciones por parte de las glándulas de Montgomery dará lugar a un aumento de sensibilidad precoz con base fisiológica en el neonato9-12.

Tradicionalmente hemos tendido a institucionalizar los cuidados del bebé, a separarlo de la madre o en el mejor de los casos, dejarlo con ella pero interfirieron en la reactividad fisiológica del neonato, forzando el agarre a la mama, separándolo del pecho para realizar intervenciones innecesarias en ese momento y un sinfín de despropósitos, sin tener en cuenta que un recién nacido sano a término, en la mayoría de los casos puede tener un agarre espontáneo al pecho sin necesidad de una ayuda externa, como vamos a ver en las siguientes fases:

La primera etapa que aparece en el neonato seria “El llanto del nacimiento”13. Esta fase es vital para la adaptación extrauterina del bebé en la cual se producen importantes cambios anatomo-fisiológicos como el cierre funcional del foramen oval y la contracción y cierre del conducto arterioso entre otros, además este llanto ayuda a la expectoración de líquido amniótico, meconio y/o secreciones que podría haber aspirado a su paso por el canal del parto, esto unido a los altos niveles de catecolaminas favorecen la reabsorción de estos líquidos que podrían haberse aspirado a nivel pulmonar14,15,16. En este momento aparecen también diferentes reflejos a modo de defensa y supervivencia, como podría ser el del Moro o la retirada ante estímulos desagradables como la introducción de una sonda vía nasal17.

La segunda etapa sería “La relajación”4. Aquí el neonato se muestra ciertamente algo deprimido, menos vigoroso, parece ser que evolutivamente sería un mecanismo de defensa para pasar desapercibido ante posibles depredadores18. En este momento se tiende a realizar una sobreintervención por parte de los profesionales sanitarios, ya que estos últimos presentan preocupación por la escasa actividad del bebé, dando lugar a separación de la madre, estimularlo vigorosamente con el objetivo de que llore o se muestre más activo por desconocimiento de que se trata de una etapa totalmente normal dentro de la reactividad fisiológica del neonato.

La tercera fase se denomina “El Despertar”4. Ya que se considera una fase intermedia o etapa de transición entre la relación tras el llanto y el inicio de la actividad19,20. El bebé realiza movimientos sutiles de la boca, no muy llamativos, pequeños movimientos de cabeza y cara y poco a poco va abriendo los ojos, parpadeando repetidamente hasta conseguir una estabilidad y enfoque gradual de su visión.

En cuarto lugar, aparece la ansiada fase de “Actividad”4. En este momento vital el recién nacido muestra una mayor amplitud de movimientos; estando tendido boca abajo sobre su madre, puede empezar a levantar la cabeza poco a poco en busca del pecho, la protusión de la lengua es cada vez más frecuente se lleva la mano o el puño del pecho de su madre a boca, trasfiriendo de esta manera olores y sabores, ya que existe una conexión entre el sabor del líquido amniótico y el aroma que desprende las Glándulas de Montgomery, aumentadas de tamaño y con una aumento de secreciones, que desencadena un mecanismo de supervivencia biológica12-21 .

La quinta etapa que aparece sería “El descanso”4. Esta fase puede aparecer o intercalarse con cualquiera de las 9 etapas19,20. Aquí el bebé se muestra en un descanso tranquilo, puede incluso parecer dormido si está con los ojos cerrados, estar tranquilamente observando a su madre o chupándose los dedos o la mano. Esta fase es otra de las que suele ser malinterpretada por los sanitarios dando lugar a la retirada precoz del Contacto Piel con Piel al no haber observado aún una toma efectiva de pecho. Pero nada más lejos de la realidad, pues se ha visto que estas fases de descanso activo en adultos tienen suma importancia en la consolidación de recuerdos y su contribución al aprendizaje, por lo que fácilmente podría ser aplicable en neonatos22.

La sexta etapa se denomina “El gateo”4. Como su nombre indica en esta fase aparecen movimientos de gateo, pero no solo de gateo, también puede darse actividad a modo de saltos, empujes y otro tipo desplazamientos como si reptase, con el único objetivo de pasar de la posición central en el pecho de la madre a una más cercana al pezón. Además, gracias al golpeo de los pies del bebé sobre el abdomen materno se simula una especie de masaje uterino que favorece la expulsión placentaria, la disminución del sangrado y la correcta involución uterina23,24.

La séptima etapa se trata de “La familiarización” 4. En este momento el bebé comienza a realizar llamadas solicitadas a la madre, de manera que estos sonidos van aumentando en frecuencia a medida que éste se acerca al pezón materno 25. El recién nacido se va acercando a la areola, masajeando el pecho, dando lugar a una elevación de los niveles de oxitocina materna, además continúa con una actividad lingual cada vez más vigorosa, lamiendo el pezón, chasqueando la lengua, es decir, preparando tanto su boca como la mama de su madre para el momento del agarre y posterior succión26. Es muy común que el bebé interrumpa sus movimientos para descansar como hemos nombrado en etapas anteriores y continúe posteriormente con el acercamiento progresivo. Es importante que no interrumpamos este proceso para evitar la confusión de olores y la interrupción de la cascada bioquímica subyacente.

La octava y penúltima etapa es aquella en la que ponemos énfasis desde el momento del nacimiento, en la mayoría de los casos obviando e intentando acelerar llegar a esta fase por desconocimiento del curso natural que sigue el neonato4. Dicha etapa, como no podía ser de otra forma, es “El Amamantamiento”. En este momento el neonato se adhiere al pecho materno e inicia la succión, poco a poco va modificando su postura y relaja sus manos que anteriormente podían mostrarse cerradas en puños. Hay que tener en cuenta que esta etapa puede verse interferida por el uso de medicamentos como el fentanilo, empleado en la epidural, con cierta controversia en los diferentes estudios presentes en la literatura, pues los hay que defiende su efecto positivo, otros dicen que no influye y otros que dificulta la lactancia materna por una posible depresión del Sistema Nervioso Central del neonato27. La que sí parece influir es el uso de oxitocina exógena, tan frecuente en las inducciones o en gestantes que debido al Bloqueo Epidural se ha visto aminorada su dinámica uterina, teniendo que recurrir a la infusión continua de oxitocina28-29.

Y en último lugar aparece la etapa de “Dormir”4. En esta etapa gracias a la secreción de oxitocina materna aparece la liberación de hormonas gastrointestinales, una de ella es la CKK o colecistoquinina que da lugar a la aparición de sueño postprandial tanto en madre como en bebé, por otra parte, aumentan los niveles de gastrina que favorecen la absorción nutricional tanto materna como infantil30.

 

CONCLUSIONES

A la vista de toda la evidencia presente es innegable que el Contacto Piel con Piel es altamente beneficioso tanto para la madre como para el recién nacido, existen incontables ventajas tales como31:

-Interviene en la termorregulación del bebé y disminuye sus pérdidas calóricas.

-Disminución de la secreción de cortisol y por lo tanto disminución del estrés causado por el parto.

-Regularización del latido cardiaco fetal, así como de su respiración.

-Menor aparición de hipoglucemias neonatales.

-Favorece la involución uterina y disminuye el sangrado materno.

Estas son tan solo unas pequeñas muestras de lo que puede ofrecer ese contacto precoz entre madre e hijo, sin interrupciones innecesarias y dejando que el neonato siga su curso vital normal, no acelerando los procesos ni interfiriendo en ellos salvo que las circunstancias así lo exijan.

Por lo que podemos concluir que el Contacto Piel con Piel tal y como lo definen las diferentes guías y la OMS es una de las mejores (no) intervenciones que podemos realizar tanto profesionales sanitarios como familiares tanto para favorecer la lactancia materna como un sólido vínculo entre madre e hijo.

 

BIBLIOGRAFÍA

  1. National Institute for Clinical Excellence (NICE). Recommendation for Guidance Executive Review of Clinical Guideline (CG37)- Postnatal care. 2012. Disponible en: http://www.nice.org.uk/guidance/cg37/resources/cg37-postnatal-care-review-decision-march-20122.
  2. Moore ER, Bergman N, Anderson GC, Medley N. Early skin-to-skin contact for mothers and their healthy newborn infants. Cochrane Database Syst Rev. 2016 Nov 25;11:CD003519. Review. http://dx.doi. org/10.1002/14651858.CD003519.pub4.
  3. Grupo de trabajo de la Guía de Práctica Clínica sobre lactancia materna. Guía de Práctica Clínica sobre lactancia materna. Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad; Agencia de Evaluación de Tecnologías Sanitarias del País Vasco-OSTEBA, 2017. Guías de Práctica Clínica en el SNS.
  4. Ann-Marie Widström, Kajsa Brimdyr, Kristin Svensson, Karin Cadwell, Eva Nissen. Skin-to-skin contact the first hour after birth, underlying implications and clinical practice. Acta Paediatr. 2019 Jul; 108(7): 1192–1204.
  5. Fulmer, Megan BSN, RN-NIC; Zachritz, Whitney MSN, CPNP-BC, RN; Posencheg, Michael A. MD Intensive Care Neonates and Evidence to Support the Elimination of Hats for Safe Sleep, Advances in Neonatal Care: June 2020 – Volume 20 – Issue 3 – p 229-232 doi: 10.1097/ANC.0000000000000695
  6. Cavallin F, Segafredo G, Pizzol D, et al. Thermal Effect of a Woolen Cap in Low Birth Weight Infants During Kangaroo Care. Pediatrics. 2018;141(6): e20173073
  7. Zamorano Jiménez CA, Cordero González G, Flores Ortega J, Baptista González HA, Fernández Carrocera LA. Control térmico en el recién nacido pretérmino. Perinatol Reprod Hum 2012; 26(1):43-50.
  8. J. R. Fernández Lorenzo, M. Couce Pico, J. M. Fraga Bermúdez. Hipoglucemia neonatal
  9. Cato K, Sylvén SM, Skalkidou A, Rubertsson C. Experiencia de la primera sesión de lactancia en asociación con el uso del enfoque práctico por parte de profesionales de la salud: un estudio sueco basado en la población. Breastfeed Med Off J Acad Breastfeed Med 2014; 9: 294–300. [PubMed] [Google Académico].
  10. Mehler MF, Púrpura DP. Autismo, fiebre, epigenética y el locus coeruleus. Cerebro Res Rev 2009; 59: 388–92. [Artículo gratuito de PMC] [PubMed] [Google Scholar].
  11. Faxelius G, Hägnevik K, Lagercrantz H, Lundell B, Irestedt L. Aumento de catecolaminas y función pulmonar después del parto. Arch Dis Niño 1983; 58: 262–6. [Artículo gratuito de PMC] [PubMed] [Google Scholar].
  12. Fletcher D, Harris H. La implementación del programa HOT en el Royal Women’s Hospital. Breastfeed Rev Prof Publ Nurs Mothers Assoc Aust 2000; 8: 19–23. [PubMed] [Google Académico].
  13. Madero Nogueras Magdalena, Castro Menéndez Angélica, Rodríguez Castilla Francisco. Piel con piel en la primera hora de vida: reflejo de las nueve etapas instintivas. Ene. [Internet]. 2016 Ago [citado 2024 Ene 12]; 10(2). Disponible en: http://scielo.isciii.es/scielo.php?script=sci_arttext&pid=S1988-348X2016000200003&lng=es.
  14. Cannizzaro Claudia M, Paladino Miguel A. Fisiología y fisiopatología de la adaptación neonatal. Anest Analg Reanim [Internet]. 2011 [citado 2024 Ene 12]; 24(2):59-74. Disponible en: http://www.scielo.edu.uy/scielo.php?script=sci_arttext&pid=S1688-12732011000200004&lng=es.
  15. Nissen E, Lilja G, Widström AM, Uvnäs‐Moberg K. Elevación de los niveles de oxitocina en el posparto temprano en mujeres. Acta Obstet Gynecol Scand 1995; 74: 530–3. [PubMed] [Google Académico].
  16. Theodosis DT, Chapman DB, Montagnese C, Poulain DA, Morris JF. La plasticidad estructural en el núcleo supraóptico del hipotálamo durante la lactancia afecta a las neuronas secretoras de oxitocina, pero no a las de vasopresina. Neurociencia 1986; 17: 661–78. [PubMed] [Google Académico].
  17. Reflejos del recién nacido. Disponible en: https://www.healthychildren.org/Spanish/ages-stages/baby/Paginas/Newborn-Reflexes.aspx. Actualizado el 01/12/2022.
  18. Lagercrantz H. El estrés de nacer. Sci Am 1986; 254:100–7. [PubMed] [Google Académico].
  19. Widström A-M, Lilja G, Aaltomaa-Michalias P, Dahllöf A, Lintula M, Nissen E. Comportamiento del recién nacido para ubicar el seno cuando está piel con piel: un método posible para permitir la autorregulación temprana. Acta Paediatr Oslo Nor 1992; 2011:79–85. [PubMed] [ Google Académico].
  20. Lagercrantz H. El buen estrés de nacer. Acta Paediatr 2016; 105: 1413–6. [PubMed] [ Google Académico].
  21. 21- Duarte ECW, de Azevedo MS, Pereira GAM, Fernandes MD, Lucion AB. La intervención con la relación madre-hijo reduce la proliferación celular en el Locus Coeruleus de las crías de rata hembra. Comportamiento Neurosci 2017; 131: 83–91. [PubMed] [Google Académico].
  22. Brimdyr K, Widström AM, Cadwell K, Svensson K. Análisis del comportamiento de la lengua del recién nacido en relación con la exposición epidural intraparto al fentanilo. 16ª Conferencia ISRHML Lactancia Materna y el Uso de la Leche Humana, Ciencia y Práctica; 2012; Trieste, Italia.
  23. Dani C, Cecchi A, Commare A, Rapisardi G, Breschi R, Pratesi S. Behavior of the Newborn during Skin-to-Skin. JHum Lact 2015; 31: 452–7. [PubMed] [Google Académico].
  24. Tambini A, Ketz N, Davachi L. Las correlaciones cerebrales mejoradas durante el descanso están relacionadas con la memoria de experiencias recientes. Neurona 2010; 65: 280–90. [Artículo gratuito de PMC] [PubMed] [Google Scholar].
  25. Cadwell K, Brimdyr K. Administración intraparto de oxitocina sintética y efectos posteriores sobre la lactancia: elucidación de vías fisiológicas. Ann Nurs Res Pr 2017; 2: 1024. [Google Académico].
  26. Brimdyr K, Cadwell K, Stevens J, Takahashi Y. Un algoritmo de implementación para mejorar la práctica piel con piel en la primera hora después del nacimiento. Matern Child Nutr 2018; 14: e12571. [Artículo gratuito de PMC] [PubMed] [Google Scholar]
  27. Mother To Baby | Fact Sheets [Internet]. Brentwood (TN): Organization of Teratology Information Specialists (OTIS); 1994-. Fentanilo. 2021 Aug. Available from: https://www.ncbi.nlm.nih.gov/books/NBK582702/
  28. 28- Contreras-García Yolanda, Brito-Valenzuela José Miguel, Araneda-Cartes Heriberto, Manríquez-Vidal Camilo, Fuentes-Vasconcello Víctor, Vicente-Parada Benjamín. Exposición a oxitocina sintética intraparto y riesgo de depresión post parto. Rev. chil. obstet. ginecol. [Internet]. 2019 jun [citado 2024 Ene 12]; 84(3): 196-207. Disponible en: http://www.scielo.cl/scielo.php?script=sci_arttext&pid=S0717-75262019000300196&lng=es. http://dx.doi.org/10.4067/S0717-75262019000300196.
  29. María Consuelo Miluska Plasencia Fernández, Farus Liseth Rojas Paredes. “Efecto de la analgesia epidural sobre la dinámica uterina en la fase activa del trabajo de parto en primigestas atendidas en el Instituto Nacional Materno Perinatal, 2012”
    (Tesis Doctoral) Universidad Nacional Mayor de San Marcos Universidad del Perú. Decana de América. Lima (Perú) 2012.
  30. Uvnäs-Moberg K, Windsttröm AM, Marchini G, Winberg J. Release of GI hotmones in mother and infant by sensory stimulation. Acta Paeditr Oslo nor 1992; 1993: 281-3 (PubMed) (Google Scholar)
  31. Herrera Gómez Antonio. El contacto piel con piel de la madre con el recién nacido durante el parto. Index Enferm [Internet]. 2013 jun [citado 2024 Ene 12]; 22(1-2): 79-82. Disponible en: http://scielo.isciii.es/scielo.php?script=sci_arttext&pid=S1132-12962013000100017&lng=es. https://dx.doi.org/10.4321/S1132-12962013000100017.

 

Publique con nosotros

Indexación de la revista

ID:3540

Últimos artículos