Infecciones nosocomiales a causa del Staphylococcus Aureus en pacientes hospitalizados. Revisión sistemática

15 diciembre 2023

 

 

Nº de DOI:10.34896/RSI.2023.82.21.001

 

 

AUTORES

  1. Lourdes Veronica Zapata Gallo. Estudiante de la Carrera de Enfermería, Facultad de Ciencias de la Salud, Universidad Técnica de Ambato, Ecuador. ORCID: https://orcid.org/0009-0008-9847-6539
  2. Yeisy Cristina Guarate Coronado. Licenciada en Enfermería. Maestría en Enfermería en Salud Reproductiva. Dra. en Enfermería. Docente Carrera de Enfermería. Universidad Técnica de Ambato, Ecuador. ORCID: https://orcid.org/0000-0002-0453-2982

 

RESUMEN

Introducción: Las infecciones nosocomiales constituyen un grave problema de salud pública a nivel global. Se estima que entre un 5-10% de los pacientes hospitalizados sufrirá algún tipo de infección durante su estadía en los centros de salud. Uno de los principales agentes implicados en las infecciones nosocomiales es el Staphylococcus Aureus resistente a meticilina. Este patógeno posee múltiples mecanismos de resistencia antibiótica, lo que dificulta su tratamiento y control en entornos hospitalarios.

Objetivo: Analizar la incidencia de infecciones nosocomiales a causa del Staphylococcus Aureus en pacientes hospitalizados.

Metodología: Investigación cualitativa, de tipo documental, donde se realizó una revisión de la literatura científica reciente sobre infecciones nosocomiales por Staphylococcus Aureus. La búsqueda se realizó en Scielo, PubMed, Dialnet y Google Académico, utilizando palabras clave como «Infecciones nosocomiales» y «Staphylococcus Aureus». Se aplicaron criterios de inclusión y exclusión, arrojando un total de 24 artículos para análisis. Los datos se organizaron en tablas con información de autores, revistas, metodología, resultados y URL.

Resultados: Los resultados muestran que las infecciones nosocomiales por Staphylococcus Aureus resistente a meticilina está fuertemente involucrado en infecciones intrahospitalarias, con tasas de prevalencia de hasta 66% en algunas regiones. Los trabajadores sanitarios pueden actuar como vectores al contaminar sus manos y objetos personales. Entre las principales medidas preventivas se recomiendan programas de vigilancia epidemiológica, detección de portadores, optimización de prácticas de control de infecciones y cumplimiento estricto de normas de higiene de manos.

Conclusiones: Las infecciones nosocomiales representan un importante desafío global para la seguridad del paciente hospitalizado. Su control efectivo requiere de estrategias coordinadas de prevención y la colaboración activa del personal sanitario en la implementación de buenas prácticas para la contención de este patógeno multirresistente.

 

PALABRAS CLAVE

Infección hospitalaria, staphylococcus aureus, control de infecciones, transmisión de enfermedad infecciosa, infección hospitalaria, desinfección de las manos.

 

ABSTRACT

Introduction: Nosocomial or hospital-acquired infections constitute a serious global public health problem. It is estimated that between 5-10% of hospitalized patients will suffer some type of infection during their stay in health centers. One of the main agents involved in nosocomial infections is methicillin-resistant Staphylococcus Aureus (MRSA). This pathogen has multiple antibiotic resistance mechanisms, which makes its treatment and control in hospital environments difficult.

Objective: To analyze the incidence of nosocomial infections due to Staphylococcus Aureus in hospitalized patients.

Methodology: A systematic review of recent scientific literature on nosocomial Staphylococcus Aureus infections was conducted. The search was carried out in specialized databases such as Scielo, PubMed, Dialnet, and Google Academia, using key words such as «Nosocomial infections» and «Staphylococcus Aureus.» Following the PRISMA flow diagram, inclusion and exclusion criteria were applied, yielding a total of 24 articles for analysis. The data were organized into tables with information on authors, journals, methodology, results, and URLs.

Results: The results show that MRSA is strongly involved in hospital-acquired infections, with prevalence rates of up to 66% in some regions. Healthcare workers can act as vectors by contaminating their hands and personal items. Among the main preventive measures, epidemiological surveillance programs, carrier detection, optimization of infection control practices and strict compliance with hand hygiene standards are recommended.

Conclusions: It is concluded that MRSA represents an important global challenge for the safety of hospitalized patients. Its effective control requires coordinated prevention strategies and the active collaboration of health personnel in the implementation of good practices for the containment of this multidrug-resistant pathogen.

 

KEY WORDS

Hospital infection, staphylococcus aureus, infection control, infectious disease transmission, cross infection, hand disinfection.

 

INTRODUCCIÓN

Las infecciones nosocomiales también conocidas como infecciones intrahospitalarias o infecciones asociadas a la atención en salud (IAAS), son provocadas por la flora intrahospitalaria y, en ocasiones, se ven agravadas por la microbiota del propio paciente y del personal médico1. El término nosocomial hace referencia a las infecciones que se desarrollan 48 horas después del ingreso al hospital y que no estaban presentes ni en estado de incubación en el momento de la entrada del paciente2. Como se mencionó, la microbiota del paciente es la principal fuente de la mayoría de las infecciones que se adquieren en el hospital. Sin embargo, los patógenos hospitalarios pueden adquirirse a través del contacto con otros pacientes infectados o colonizados, el personal de salud y el entorno hospitalario3. La contaminación cruzada, a través de las manos del personal de salud en contacto directo con los pacientes o contacto indirecto con superficies contaminadas, es responsable de aproximadamente el 20–40% de las infecciones intrahospitalarias3. Así mismo, la frecuencia con la que los pacientes y el personal de salud entran en contacto con superficies comúnmente contaminadas, la capacidad del microorganismo para sobrevivir en superficies inanimadas y los niveles de contaminación suficientemente altos como para permitir la transmisión de patógenos a los pacientes, contribuyen a que las superficies ambientales sean fuentes de transmisión de patógenos en el hospital3. Según un informe de la OMS, en los países de ingresos altos, 7 de cada 100 pacientes ingresados en un hospital presentarán, al menos, una infección asociada a la atención en salud durante su hospitalización. Mientras que, en los países de ingresos bajos o medianos, esta cifra es de 15 de cada 100 pacientes. Por lo general, uno de cada diez pacientes afectados morirá debido a una infección intrahospitalaria4.

La principal especie patógena de infecciones nosocomiales es el Staphylococcus del género Staphylococcus Aureus (SA). Es uno de los microorganismos patógenos más diversos que existen y tiene una patogenicidad variada que le permite causar infecciones que van desde comunes hasta infecciones graves5. El SA puede colonizar muchas partes del cuerpo, como la nariz, la faringe, las ingles, la región perianal y las axilas, lo que puede contribuir a infecciones invasivas6. Los programas de control epidemiológico de las infecciones intrahospitalarias se enfrentan a un gran desafío debido a que el SA es un microorganismo que se encuentra con frecuencia en los hospitales. Se ha encontrado en las fosas nasales y en las manos del personal de salud. También se puede encontrar en superficies como pisos, paredes, techos, mesas, interruptores eléctricos, manillas de puertas, camas, aparatos electrónicos, fómites, instrumentos y equipos médicos. Estos lugares pueden ser reservorios y medios para que los pacientes se infecten3. Este microorganismo es uno de los más comunes y de mayor importancia clínica, y está relacionado con una variedad de enfermedades, desde infecciones en la piel y el tejido blando hasta procesos infecciosos graves como bacteriemia, endocarditis, neumonía, meningitis, infecciones de heridas quirúrgicas y síndrome de shock tóxico.

El SA produce una variedad de factores de virulencia y enzimas extracelulares que están relacionados con la gravedad de los cuadros clínicos; además, es altamente susceptible a desarrollar resistencia a los antibióticos, lo que puede conducir a complicaciones adicionales debido a los desafíos con el tratamiento antimicrobiano3. Con respecto a la situación del Ecuador, la presencia de infecciones nosocomiales a causa de SA, es muy común en el diagnóstico de infecciones respiratorias intrahospitalarias, con un 35,7% de los casos. En la Unidad de Cuidados Intensivos, se demostró que la presencia de IAAS asociada a SA es de 13,6%7 .

Referente al papel de enfermería, el aumento de pacientes y la poca cantidad de personal en las instituciones de salud, da lugar a que esta situación se convierta en una causa de propagación de las IASS; por ello es importante mencionar que la prevención de las infecciones nosocomiales recae como responsabilidad en el personal de enfermería ya que es el encargado de la ejecución de casi todos los procedimientos relacionados a cuidados directos en pacientes hospitalizados en las instituciones de salud, es por esto que, antes de la aplicación de cualquier cuidado, se ejecuten medidas preventivas que eviten alterar las barreras defensivas y facilitar la colonización bacteriana8. Según lo tratado anteriormente, el presente estudio tiene como objetivo analizar la incidencia de infecciones nosocomiales a causa del Staphylococcus Aureus en pacientes hospitalizados; por lo cual se planteó la siguiente pregunta de investigación: ¿Cuál incidencia de infecciones nosocomiales a causa del Staphylococcus Aureus en pacientes hospitalizados?

 

METODOLOGÍA

La investigación es de tipo cualitativa, con un diseño documental, de revisión sistemática; siendo ésta una metodología rigurosa y estructurada cuya finalidad es sintetizar y analizar la información disponible con el objetivo de responder a una pregunta clínica específica. Esta técnica es considerada de más alto nivel dentro de la jerarquía de la evidencia, ya que se basa en la recopilación de múltiples artículos y fuentes de información científica confiables. La revisión sistemática es reconocida por su metodología estructurada y su capacidad para integrar datos de diversas fuentes, lo que garantiza la obtención de resultados sólidos y confiables9. Para llevar a cabo la recolección de información se empleó una técnica documental basada en la revisión sistemática de artículos y publicaciones científicas relevantes para el tema de estudio. Esta técnica se enfocó en analizar y sintetizar la literatura existente, facilitando la identificación de patrones, tendencias y hallazgos significativos relacionados con las infecciones nosocomiales causadas por Staphylococcus Aureus. Para asegurar la transparencia y el rigor de la revisión sistemática, se siguió el diagrama PRISMA (Preferred Reporting Items for Systematic Reviews and Meta-Analyses). Esta es una guía detallada que establece una serie de pasos y criterios para la selección y presentación de la información recopilada10. La búsqueda de artículos científicos se llevó a cabo en diversas bases de datos especializadas, seleccionadas por su relevancia y reconocimiento en el ámbito académico y científico. Las bases de datos consultadas fueron Scielo, PubMed, Dialnet y Google Académico (Tabla 1). Estas bases de datos ofrecen una amplia cobertura de publicaciones en el campo de la medicina basada en evidencia. De la misma manera, los criterios de inclusión para la selección de los documentos fueron los siguientes: Investigaciones relacionadas con Infecciones nosocomiales por Staphylococcus Aureus, publicadas en los últimos 5 años, de acceso libre, con idioma español e inglés y cuyos procesos metodológicos garanticen la validez de la información. Se excluyeron los artículos incompletos, artículos que no hagan referencia a pacientes hospitalizados. En relación a los aspectos éticos, ésta investigación representa un mínimo riesgo, además de que se ha respetado la autoría de todos los artículos consultados.

Proceso de extracción de datos: Los datos se establecieron mediante tablas en donde se plantearon los siguientes indicadores para clasificar los artículos: Autor(es), año de publicación. revista de Publicación, título del Artículo Científico, metodología, resultados y URL (Dirección Web del artículo). (Ver tabla 2).

 

RESULTADOS

Luego de la revisión bibliográfica sobre las infecciones nosocomiales, se identificaron 87 artículos relacionados con el tema. Tras un minucioso proceso de selección, se destacaron 24 de ellos debido a su relevancia en el ámbito de estudio. La tabla 1 proporciona una representación visual de la distribución de estos artículos según sus ejes temáticos (ver anexo). En este aspecto, se evidencia que el 40% de los estudios se centraba en el preocupante problema de Staphylococcus Aureus resistente a meticilina (SARM). Un 30% abordaba la epidemiología y el impacto de las infecciones nosocomiales, destacando su relevancia en el ámbito sanitario. Un 20% de los artículos se enfocaba en la discusión de estrategias preventivas destinadas a reducir la incidencia de estas infecciones, lo cual es de suma importancia para la seguridad del paciente. Por último, un 10% de los artículos analizaban en detalle el perfil de sensibilidad antimicrobiana de S. Aureus, una información crucial para el tratamiento efectivo de las infecciones (Ver gráfico 1).

El análisis de la literatura científica arroja resultados sobre el papel crítico del Staphylococcus Aureus resistente a meticilina (SARM) como una de las principales causas de infecciones asociadas a la atención sanitaria a nivel global. De hecho, las tasas de prevalencia de SARM en aislamientos hospitalarios pueden alcanzar niveles alarmantes, llegando a cifras tan elevadas como el 66% en ciertas regiones20,31 . Además de su resistencia a la meticilina, el SARM a menudo muestra resistencia a múltiples antibióticos, lo que complica aún más su tratamiento y control21,29. Un hallazgo inquietante que se ha revelado a través de diversos estudios es la implicación de los trabajadores de la salud como portadores y vectores de transmisión de SARM. Estos profesionales pueden contaminar sus manos, dispositivos móviles y otros objetos, contribuyendo así a la propagación de la infección23,25. Por lo tanto, el estricto cumplimiento de las normas de higiene de manos se erige como una medida fundamental para el control de la diseminación de SARM y otras infecciones nosocomiales19,28.

Para abordar efectivamente el desafío de SARM, se han propuesto diversas medidas y estrategias de control, entre las que se incluyen programas de vigilancia epidemiológica para monitorear y detectar casos de SARM, el aislamiento de portadores, la optimización de prácticas de control de infecciones en entornos de atención médica y el uso prudente de antibióticos. La implementación coordinada y efectiva de estas intervenciones es esencial para contener la propagación de este significativo patógeno nosocomial y garantizar la seguridad de los pacientes en entornos de atención médica17,32.

 

DISCUSIÓN

Principales infecciones nosocomiales asociadas al S. Aureus:

Las infecciones nosocomiales o intrahospitalarias constituyen una preocupación de gran relevancia en el ámbito de la salud pública a nivel global. Estudios recientes estiman que aproximadamente el 5% de los pacientes hospitalizados experimentará una infección durante su estancia en el hospital11. Este preocupante dato resalta la necesidad de abordar estas infecciones de manera efectiva. Entre las infecciones nosocomiales más destacadas se incluyen aquellas que afectan el tracto urinario, las neumonías, las bacteriemias y las infecciones en el sitio quirúrgico. Siendo el agente etiológico de particular importancia en este contexto el Staphylococcus Aureus (SA), en particular, su variante resistente a la meticilina, conocida como SARM. La presencia de SARM en entornos hospitalarios representa un desafío significativo debido a su capacidad para desarrollar resistencia a los antibióticos12. Otras de las infecciones más comúnmente vinculadas a Staphylococcus Aureus son las infecciones en heridas quirúrgicas, las bacteriemias asociadas a catéteres y las neumonías relacionadas con la ventilación mecánica. Un estudio llevado a cabo en unidades de cuidados intensivos en Perú, reveló que el SA fue el segundo microorganismo con mayor frecuencia de aislamiento en infecciones intrahospitalarias, superado únicamente por Acinetobacter baumannii, siendo responsable del 15% de los casos18.Estos hallazgos subrayan la relevancia del S. Aureus, especialmente SARM en el contexto de las infecciones hospitalarias en la región. De igual manera, un estudio realizado en Ecuador, enfocado en neumonías nosocomiales, destacó al Staphylococcus Aureus como el microorganismo de mayor impacto, encontrándose presente en el 35.7% de los casos7 .Estas cifras ilustran la importancia de comprender y abordar las infecciones causadas por S. Aureus en entornos hospitalarios, y refuerzan la necesidad de implementar estrategias efectivas de control y prevención para garantizar la seguridad de los pacientes y la eficacia de la atención médica.

Factores asociados a las infecciones nosocomiales:

La comprensión de los factores asociados al desarrollo de infecciones intrahospitalarias es esencial para la prevención y el control de estas amenazas en entornos de atención médica. Estos factores pueden clasificarse en dos categorías fundamentales: intrínsecos y extrínsecos al paciente; cuya relevancia ha sido respaldada por investigaciones recientes16,2. Entre los factores intrínsecos que aumentan el riesgo de infecciones intrahospitalarias se encuentran la edad avanzada del paciente, la desnutrición y la presencia de comorbilidades como la diabetes y la hipertensión16,7. La utilización de dispositivos invasivos como catéteres y sondas, cirugías previas, estancias hospitalarias prolongadas y el uso previo de antibióticos también se asocian con un mayor riesgo de infección. Estos factores resaltan la importancia de la vigilancia y el manejo de pacientes con estas características para prevenir infecciones nosocomiales18. Por otro lado, los factores extrínsecos al paciente incluyen procedimientos invasivos frecuentes, la insuficiencia de ventilación adecuada en el entorno hospitalario, el hacinamiento y la contaminación ambiental14. Estos factores pueden influir en la propagación de infecciones intrahospitalarias y subrayan la necesidad de medidas preventivas en el nivel de las instalaciones y las prácticas médicas.

En el contexto de Staphylococcus Aureus resistente a meticilina (SARM), se han identificado factores de riesgo específicos que merecen una atención particular. Estos incluyen hospitalizaciones previas, la residencia en centros de cuidados crónicos, el consumo de drogas intravenosas y la cohabitación con portadores de SARM12. Además, la colonización nasal y cutánea de pacientes y personal de salud desempeña un papel crítico en la transmisión y diseminación de este microorganismo21. La detección y gestión de estos factores de riesgo específicos son cruciales para la prevención de infecciones por SARM y la promoción de la seguridad del paciente en entornos de atención médica.

Medidas preventivas:

La prevención de las infecciones nosocomiales es un componente fundamental en la atención médica, y para lograrlo, se recomienda la implementación de medidas generales que abarcan una variedad de áreas y prácticas en el entorno hospitalario. Entre estas medidas generales se destaca la importancia del lavado de manos, el uso adecuado del equipo de protección personal, la limitación de procedimientos invasivos, la asepsia en la inserción y manipulación de dispositivos médicos y la formación continua del personal17. Estas prácticas esenciales contribuyen significativamente a reducir la incidencia de infecciones nosocomiales y a mejorar la seguridad del paciente.

En lo que respecta específicamente a Staphylococcus Aureus resistente a meticilina (SARM), se han desarrollado estrategias preventivas especializadas para minimizar su propagación y sus efectos perjudiciales. Estas estrategias incluyen la detección sistemática de portadores de SARM y su posterior descolonización, el énfasis en una higiene rigurosa de las manos antes y después de cada contacto con los pacientes, la desinfección exhaustiva de superficies y equipos médicos, la recomendación de evitar compartir objetos personales como teléfonos celulares y la eliminación del uso de accesorios como joyas y uñas artificiales23,28. Además, se sugiere la implementación de medidas adicionales, como el baño diario con clorhexidina en pacientes de alto riesgo y la adopción de protocolos de profilaxis antibiótica en cirugías limpias y limpias-contaminadas19.

La estricta aplicación de todas estas medidas, tanto por parte de las instituciones de salud como por el compromiso de los profesionales sanitarios, se erige como un requisito indispensable para controlar la propagación de SARM y reducir la incidencia de las graves infecciones asociadas que generan morbilidad, mortalidad y costos significativos en el sistema de salud. Es esencial fortalecer la vigilancia epidemiológica para detectar de manera precoz la emergencia de nuevas cepas de SARM adquiridas en la comunidad y para monitorear los cambiantes perfiles de resistencia antimicrobiana29. Solo a través de un enfoque multidisciplinario de prevención y control se podrá abordar eficazmente la creciente amenaza de las infecciones intrahospitalarias y de los patógenos multirresistentes, como es el caso de SARM.

El personal de enfermería en la prevención de las infecciones nosocomiales a causa del Staphylococcus Aureus en pacientes hospitalizados

El personal de enfermería juega un papel fundamental en la prevención de infecciones intrahospitalarias, especialmente cuando se trata de patógenos altamente resistentes como el Staphylococcus Aureus resistente a meticilina (SARM)19. Uno de los principales factores de riesgo en la propagación de SARM es el incumplimiento de las normas de higiene de manos por parte del personal sanitario, lo que puede facilitar la diseminación del patógeno entre los pacientes, convirtiendo al personal en un vector de transmisión23,25 Para abordar este desafío, los programas de capacitación contínua en técnicas adecuadas de higiene de manos dirigidos al personal de enfermería desempeñan un papel esencial como medida preventiva. Además, la disponibilidad de soluciones alcohólicas en puntos de atención facilita el cumplimiento de estas prácticas básicas de higiene, lo que contribuye a reducir el riesgo de infección. Otras prácticas de enfermería relevantes para prevenir infecciones intrahospitalarias incluyen la optimización del cuidado de dispositivos médicos como catéteres, tubos endotraqueales y heridas quirúrgicas. Esto se logra siguiendo protocolos específicos que minimizan el riesgo de infección17.La atención minuciosa a estos detalles es esencial para mantener un entorno seguro y prevenir la diseminación de patógenos resistentes.

Además de las medidas preventivas mencionadas, el personal de enfermería debe estar alerta ante los signos y síntomas que puedan indicar posibles infecciones en los pacientes. La detección temprana y la comunicación rápida y oportuna de casos sospechosos son cruciales para prevenir la propagación de infecciones intrahospitalarias18. La identificación y el aislamiento temprano de pacientes infectados son estrategias efectivas para evitar brotes y minimizar la exposición de otros pacientes y el personal de salud. La participación activa del personal de enfermería en los programas de vigilancia epidemiológica es igualmente valiosa. Esto permite la detección temprana de brotes por SARM u otros patógenos multirresistentes, lo que es fundamental para tomar medidas oportunas y evitar la propagación de estas infecciones en el entorno hospitalario32.La vigilancia epidemiológica y la colaboración interdisciplinaria son esenciales en la lucha contra las infecciones intrahospitalarias y la protección de la salud de los pacientes.

 

CONCLUSIONES

Las infecciones nosocomiales asociadas a Staphylococcus Aureus son un tema de gran relevancia en el ámbito de la atención médica. Entre las infecciones más destacadas se encuentran las infecciones de herida quirúrgica, las bacteriemias relacionadas con catéteres y la neumonía asociada a la ventilación mecánica. El Staphylococcus Aureus, en particular, su variante resistente a la meticilina (SARM), se posiciona como uno de los principales agentes causantes de infecciones intrahospitalarias a nivel mundial. Su capacidad para desarrollar resistencia a los antibióticos lo convierte en un desafío significativo en el entorno hospitalario.

Los factores de riesgo asociados a las infecciones nosocomiales pueden dividirse en dos categorías fundamentales: los intrínsecos y los extrínsecos. Los factores intrínsecos comprenden elementos como la edad avanzada, la desnutrición, la presencia de comorbilidades y otros aspectos relacionados con la salud del paciente. Los factores extrínsecos engloban situaciones como la realización de procedimientos invasivos, la falta de una adecuada ventilación, el hacinamiento y otros factores ambientales que pueden influir en la propagación de infecciones. En el caso de Staphylococcus Aureus, factores específicos de riesgo incluyen hospitalizaciones previas, el consumo de drogas intravenosas y la colonización de pacientes y personal de salud, que pueden actuar como portadores del microorganismo.

Para prevenir eficazmente las infecciones nosocomiales, se recomiendan una serie de medidas preventivas esenciales. Estas incluyen prácticas rigurosas de higiene de manos, el uso adecuado del equipo de protección personal, la detección sistemática de portadores de SARM, la desinfección minuciosa de superficies y equipos médicos, la implementación de protocolos de profilaxis antibiótica y la formación continua del personal de salud. La aplicación coordinada y efectiva de todas estas medidas es esencial para controlar la propagación de Staphylococcus Aureus resistente a meticilina y para reducir la incidencia de infecciones intrahospitalarias. La colaboración interdisciplinaria y la atención constante a las buenas prácticas son fundamentales para abordar esta preocupante problemática y garantizar la seguridad de los pacientes en entornos de atención médica.

 

RECOMENDACIONES

  1. El personal de salud debe tener una rutina de higiene de manos, así como evitar el uso de teléfonos celulares dentro del área de salud, llevar uñas cortas sin esmalte, cabello recogido, evitar el uso de accesorios, joyas. Es importante contar con protocolos estandarizados sobre inserción y mantenimiento de catéteres, intubación orotraqueal y cuidado de heridas para disminuir el riesgo de infecciones.
  2. Se sugiere el uso juicioso de antibióticos y la rotación de fármacos para evitar el desarrollo de resistencias, así como mantener la vigilancia epidemiológica de SARM comunitario para detectar su emergencia de forma oportuna, implementar programas de prevención y control de infecciones intrahospitalaria.
  3. Realizar estudios de prevalencia periódicos para monitorear las tasas de SARM en el ambiente hospitalario
  4. Implementar estrategias efectivas para reducir el hacinamiento y mejorar la ventilación en áreas críticas como emergencia, optimizando la limpieza y desinfección de superficies y equipos en las distintas áreas clínicas del hospital.
  5. Implementar programas de educación continua sobre prevención de infecciones dirigidos al personal médico y de enfermería.

 

CONFLICTO DE INTERÉS

Los autores no reportan conflictos de interés

 

BIBLIOGRAFÍA

  1. Pérez Verea L, Fernández Ferrer A, Olivera Reyes Y, Puig Miranda Y, Rodríguez Méndez A. Infecciones nosocomiales y resistencia antimicrobiana. Revista Cubana de Medicina Intensiva y Emergencias. 2019;18(1):1extension://efaidnbmnnnibpcajpcglclefindmkaj/https://www.medigraphic.com/pdfs/revcubmedinteme/cie-2019/cie191b.pdf
  2. Llanos Torres K, Pérez Orozco R, Málaga G. Infecciones nosocomiales en unidades de observación de emergencia y su asociación con el hacinamiento y la ventilación. Rev Peru Med Exp Salud Publica. 2020;37(4):721-5. https://www.scielosp.org/article/rpmesp/2020.v37n4/721-725/es/
  3. Andrade T C, Orellana B P. Frecuencia y susceptibilidad a penicilina y meticilina de aislamientos ambientales de Staphylococcus Aureus en un hospital de Cuenca. Kasmera. 1 de diciembre de 2019;47(2):123-30. https://www.redalyc.org/journal/3730/373063318007/html/
  4. World Health, World Health Organization. Global report on infection prevention and control [Internet]. 2022 [citado 18 de octubre de 2023]. Disponible en: https://iris.who.int/bitstream/handle/10665/354489/9789240051164-eng.pdf?sequence=1
  5. Betrán A, Lapresta C, Lavilla MJ, Abad Díez JM, Torres L. Bacteriemias caused by Staphylococcus Aureus: risk factors associated to methicillin resistance. Revista Científica Ciencia Médica. 2020;23(1):44-51. http://www.scielo.org.bo/scielo.php?pid=S1817-74332020000100007&script=sci_abstract&tlng=en
  6. Martínez Díaz HC, Valderrama Beltrán SL, Hernández AC, Pinedo SK, Correa JR, Ríos ÉG, et al. Colonización nasal por Staphylococcus Aureus resistente a la meticilina en pacientes sometidos a cirugía cardiovascular en un hospital universitario de Bogotá, Colombia. Biomédica. 1 de mayo de 2020;40(Supl. 1):37-44. https://revistabiomedica.org/index.php/biomedica/article/view/4791
  7. Rosado Moreira JA, Intriago Cedeño MC, Padilla Urrea CM. Perfil epidemiológico de las infecciones respiratorias intrahospitalarias. Hospital Dr. Verdi Cevallos Balda. Ecuador. Revista Científica Arbitrada en Investigaciones de la Salud GESTAR. 4 de noviembre de 2021;4(8 Ed. esp.):2-15. http://www.journalgestar.org/index.php/gestar/article/view/27
  8. Arroyo Ruiz LM. Incidencia y actuación de enfermería sobre las infecciones nosocomiales en las unidades de cuidados intensivos. NPunto. 2020;3(30):4-31. https://dialnet.unirioja.es/servlet/articulo?codigo=8229969
  9. Khan KS, Bueno Cavanillas A, Zamora J. Revisiones sistemáticas en cinco pasos: I. Cómo formular una pregunta para la que se pueda obtener una respuesta válida. Semergen. 1 de julio de 2022;48(5):356-61. https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34182067/
  10. Gaudichon A, Astagneau P. Infecciones nosocomiales e infecciones asociadas a la atención sanitaria. EMC – Tratado de Medicina. 1 de mayo de 2022;26(2):1-8. http://dx.doi.org/10.1016/s1636-5410(22)46451-8
  11. Liu JY, Dickter JK. Nosocomial Infections: A History of Hospital-Acquired Infections. Gastrointestinal Endoscopy Clinics. 1 de octubre de 2020;30(4):637-52. https://www.giendo.theclinics.com/article/S1052-5157(20)30062-3/fulltext
  12. Vallejo Pazmiño GI, Andrande Tacuri CF, Orellana Bravo PP, Ortiz JG. Resistencia de cepas de Staphylococcus Aureus aislados en ambientes nosocomiales. Vive Revista de Salud. abril de 2022;5(13):22-34. https://www.giendo.theclinics.com/article/S1052-5157(20)30062-3/fulltext
  13. Ayne NSE, Hami H, Hamama S, Coulibaly SK, Mokhtari A, Soulaymani A. Nosocomial infections and infectious risks related to hospital environment. E3S Web Conf. 2021;319:02023. https://www.e3s-conferences.org/articles/e3sconf/abs/2021/95/e3sconf_vigisan_02023/e3sconf_vigisan_02023.html
  14. Lam Vivanco AM, Sotomayor Preciado AM, Santos Luna J, Espinoza Carrión F. Caracterización epidemiológica de las infecciones nosocomiales en pacientes del IESS, Machala 2019. Polo del Conocimiento: Revista científico – profesional. 2020;5(8 (AGOSTO 2020)):3-19. https://dialnet.unirioja.es/servlet/articulo?codigo=7554357
  15. Siles Puerma J. Prevención primaria de infecciones nosocomiales en la unidad de cuidados intensivos: cuidados de enfermería. Revista NPunto. 2020;3(30):32-49. https://www.npunto.es/content/src/pdf-articulo/5f69a8eb7f9e9Art2.pdf
  16. Vilca Yahuita J, Rodríguez Auad JP, Philco Lima P. Factores de riesgo asociados a infecciones intrahospitalarias en el paciente crítico. Revista Médica La Paz. 2020;26(1):9-17. http://www.scielo.org.bo/scielo.php?pid=S1726-89582020000100002&script=sci_arttext
  17. Sandoval Vásquez DM, Castilla Espinoza CS, Fupuy Chung JA. La responsabilidad del médico en la propagación de infecciones nosocomiales. Revista Médica Herediana. abril de 2020;31(2):141-2. http://www.scielo.org.pe/scielo.php?pid=S1018-130X2020000200141&script=sci_arttext
  18. Kramer TS, Schröder C, Behnke M, Aghdassi SJ, Geffers C, Gastmeier P, et al. Decrease of methicillin resistance in Staphylococcus Aureus in nosocomial infections in Germany-a prospective analysis over 10 years. J Infect. marzo de 2019;78(3):215-9. https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/30658080/
  19. Darvishi M, Forootan M, Nazer MR, Karimi E, Noori M. Nosocomial Infections, Challenges and Threats: A Review Article. Iranian Journal of Medical Microbiology. 10 de marzo de 2020;14(2):162-81. https://ijmm.ir/browse.php?a_id=939&sid=1&slc_lang=en&html=1
  20. Deepak null, Faujdar SS, Kumar S, Mehrishi P, Solanki S, Sharma A, et al. Hand hygiene knowledge, attitude, practice and hand microflora analysis of staff nurses in a rural tertiary care hospital. J Family Med Prim Care. septiembre de 2020;9(9):4969-73. https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/33209830/
  21. Nyamadzawo A, Nishio J, Okada S, Nyamakura R. Effect of using portable alcohol-based handrub on nurses’ hand hygiene compliance and nasal carriage of staphylococcus Aureus in a low-income health setting. Am J Infect Control. mayo de 2020;48(5):473-9. https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/33209830/
  22. Afridayani M, Prastiwi YI, Aulawi K, Rahmat I, Nirwati H, Haryani null. Relationship between hand hygiene behavior and Staphylococcus Aureus colonization on cell phones of nurses in the intensive care unit. Belitung Nurs J. 2021;7(1):24-30. https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/37469800/
  23. De Groote P, Blot K, Conoscenti E, Labeau S, Blot S. Mobile phones as a vector for Healthcare-Associated Infection: A systematic review. Intensive Crit Care Nurs. octubre de 2022;72:103266. https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/35688751/
  24. Galazzi A, Panigada M, Broggi E, Grancini A, Adamini I, Binda F, et al. Microbiological colonization of healthcare workers’ mobile phones in a tertiary-level Italian intensive care unit. Intensive Crit Care Nurs. junio de 2019;52:17-21. https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/30737099/
  25. Kanayama Katsuse A, Takishima M, Nagano M, Kikuchi K, Takahashi H, Kaneko A, et al. Cross-contamination of bacteria-colonized pierced earring holes and fingers in nurses is a potential source of health care-associated infections. Am J Infect Control. enero de 2019;47(1):78-81. https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/30612610/
  26. Deepashree R, Khanum S, Sujatha SR, Tejashree A, Nagalambika P, Ramya BV. Methicillin-resistant Staphylococcus Aureus (MRSA) carriage among health care personnel in nonoutbreak settings in tertiary care hospital in Mysore. Am J Infect Control. diciembre de 2021;49(12):1499-502. https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34182067/
  27. Cabrejos Hirashima L, Vives Kufoy C, Inga Salazar J, Astocondor L, Hinostroza N, García C. Frecuencia de Staphylococcus Aureus meticilinorresistente adquirido en la comunidad en un hospital de tercer nivel en Perú. Rev Peru Med Exp Salud Publica. 30 de agosto de 2021;38:313-7. https://www.scielosp.org/article/rpmesp/2021.v38n2/313-317/
  28. Pérez AUR, Navarro YR, Ricardo H, Curbelo LH, Zenaida R, Guerra M, et al. Infecciones severas por Staphylococcus Aureus resistentes a meticilina. Siete casos atendidos en un hospital pediátrico de La Habana (Cuba). Higiene y Sanidad Ambiental. 2021;21(3):2037-43. https://saludpublica.ugr.es/sites/dpto/spublica/public/inline-files/Hig._Sanid_.Ambient.21.(3).2037-2043.(2021).pdf
  29. Libreros LFS, Ramírez MAP, Henao MPO, Narvaez LYB, Palomino AV, Martínez CAT, et al. Staphylococcus Aureus y susceptibilidad de un hospital Nivel II en Palmira-Colombia. Revista Colombiana Salud Libre. 31 de diciembre de 2020;15(2):e237188-e237188. https://revistas.unilibre.edu.co/index.php/rcslibre/article/view/7188/6960
  30. Ananda T, Modi A, Chakraborty I, Managuli V, Mukhopadhyay C, Mazumder N. Nosocomial Infections and Role of Nanotechnology. Bioengineering. febrero de 2022;9(2):51. https://www.mdpi.com/2306-5354/9/2/51

 

ANEXOS

Tabla 1. Estrategias de búsqueda bibliográfica:

Palabras Clave: “Infecciones nosocomiales” AND “Staphylococcus Aureus” OR “Infecciones Asociadas a la Atención en Salud” AND “Bacteriemia”, factores de riesgo, prevención.
Idioma: Español, Inglés.
Operadores booleanos: AND, OR, NOT.
Año de publicación: 2019-2023.
Principales fuentes de búsqueda: Google Académico, Pubmed, Scielo, Dialnet.

 

Tabla 2. Lista de datos.

Autor(es) Año Revista Título Metodología Resultados URL (Dirección Web)
Epidemiología e impacto de las infecciones nosocomiales:
A. Gaudichon y P. Astagneau. 2022 EMC – Tratado de Medicina. Infecciones nosocomiales e infecciones asociadas a la atención sanitaria. Revisión narrativa. Alrededor del 5% de los pacientes presentará una infección durante su ingreso hospitalario. Generalmente se observan en pacientes con factores de riesgo subyacentes. La prevención se basa en el respeto de las precauciones estándar de higiene, el uso razonado de antibióticos y la limitación de procedimientos invasivos11. http://dx.doi.org/10.1016/s1636-5410(22)46451-8
Jia-Yia Liu y Jana K. Dickter. 2020 Gastrointestinal Endoscopy Clinics of North America. Nosocomial Infections: A History of Hospital-Acquired Infections. Revisión narrativa. Las infecciones nosocomiales son la sexta causa de muerte en Estados Unidos. Causan alrededor de 99,000 muertes anuales. Las más comunes son las infecciones del tracto urinario, neumonías, bacteriemias y sitio quirúrgico. Las más letales son las neumonías y bacteriemias12. https://www.giendo.theclinics.com/article/S1052-5157(20)30062-3/fulltext
Gysella Imelda Vallejo Pazmiño, et.al. 2022 Vive Revista de Salud. Resistencia de cepas de Staphylococcus Aureus aislados en ambientes nosocomiales. Estudio cuantitativo, observacional transversal. El Stahpylococcus Aureus resistente a la meticilina se encuentra presente en las diferentes áreas hospitalarias, constituyéndose en un factor de riesgo de transmisión horizontal entre el personal sanitario y los pacientes13. https://www.giendo.theclinics.com/article/S1052-5157(20)30062-3/fulltext
Nabila Saouide El Ayne, Hinde Hami, Samir Hamama. et. al. 2021 E3S Web of Conferences. Nosocomial infections and infectious risks related to hospital environment. Estudio prospectivo de muestreo de superficies hospitalarias. Servicios más afectados: UCI (30%), traumatología (11%), emergencias (11%). Principales bacterias: Bacillus (28%), estafilococos coagulasa negativos (27%), S. Aureus (19%), K. pneumoniae (17%)14. https://www.e3s-conferences.org/articles/e3sconf/abs/2021/95/e3sconf_vigisan_02023/e3sconf_vigisan_02023.html
Lam-Vivanco, Sotomayor-Preciado, et. al 2020 Polo del conocimiento. Caracterización epidemiológica de las infecciones nosocomiales en pacientes del IESS, Machala 2019. Estudio descriptivo, transversal y retrospectivo. Se incluyeron 56 casos de pacientes con diagnóstico de infección nosocomial. La tasa de incidencia fue de 1,23% por egreso hospitalario. El 58,93% de los casos correspondió al género masculino. El 29,8% tenía hipertensión arterial. El 48,2% presentó un tipo de infección del sitio quirúrgico superficial, siendo la Escherichia Coli el agente etiológico más destacado con un 43,3%16. https://dialnet.unirioja.es/servlet/articulo?codigo=7554357
Llanos-Torres KH, Pérez-Orozco R, Málaga G. 2020 Revista Peruana de Medicina Experimental y Salud Pública. Infecciones nosocomiales en unidades de observación de emergencia y su asociación con el hacinamiento y la ventilación. Estudio transversal. La prevalencia de infecciones nosocomiales fue 8,1%. Los factores asociados fueron la falta de ventilación adecuada y mayor tiempo de hospitalización. La falta de ventilación triplicó el riesgo de infecciones nosocomiales2. https://www.scielosp.org/article/rpmesp/2020.v37n4/721-725/es/
Rosado-Moreira JA, Intriago-Cedeño MC, Padilla-Urrea CM. 2021. Revista Científica Arbitrada en Investigaciones de la Salud GESTAR. Perfil epidemiológico de las infecciones respiratorias intrahospitalarias. Hospital Dr. Verdi Cevallos Balda. Ecuador. Investigación descriptiva. El Staphylococcus Aureus fue el microorganismo de mayor repercusión (35,7 %). En las características del huésped susceptible predominaron la edad mayor de 60 años (57,1 %) y la diabetes mellitus (42,8 %). El sexo no fue un factor relevante.En el 25% de los pacientes no se aisló el germen causal de la infección, lo cual habla a favor de deficiencias en la atención, tratando la infección de manera empírica7. http://www.journalgestar.org/index.php/gestar/article/view/27
Prevención de infecciones nosocomiales
Siles Puerma. 2020 Revista NPunto. Prevención primaria de infecciones nosocomiales en la unidad de cuidados intensivos: cuidados de enfermería. Revisión bibliográfica. La higiene de manos, uso de EPI y formación del personal sanitario son medidas generales fundamentales para prevenir las infecciones nosocomiales17. https://www.npunto.es/content/src/pdf-articulo/5f69a8eb7f9e9Art2.pdf
Vilca Yahuita J, Rodríguez Auad JP, Philco Lima P. 2020 Revista Médica La Paz. Factores de riesgo asociados a infecciones intrahospitalarias en el paciente crítico. Estudio de casos y controles. Los factores de riesgo identificados fueron desnutrición, comorbilidades, uso previo de antibióticos, estancia hospitalaria >7 días, catéteres venosos, sondas y cirugía previa. El germen más frecuente fue Gram negativo18. http://www.scielo.org.bo/scielo.php?pid=S1726-89582020000100002&script=sci_arttext
Sandoval-Vásquez D, Castilla-Espinoza CS, Fupuy Chung JA. 2020 Revista Médica Herediana La responsabilidad del médico en la propagación de infecciones nosocomiales Carta al editor Los accesorios e instrumentos médicos como estetoscopios y batas pueden actuar como vectores de transmisión de patógenos resistentes a los pacientes 19. http://www.scielo.org.pe/scielo.php?pid=S1018-130X2020000200141&script=sci_arttext
Staphylococcus Aureus resistente a meticilina (SARM):
T.S. Kramer, C. Schröder, M. Behnke, S.J. Aghdassi, C. Geffers, P. et. al. 2019 Journal of Infection. Decrease of methicillin resistance in Staphylococcus Aureus in nosocomial infections in Germany–a prospective analysis over 10 years. Análisis prospectivo. Se observó una reducción significativa de la proporción de infecciones nosocomiales por Staphylococcus Aureus debido a SARM en Alemania en el transcurso de los últimos 10 años20. https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/30658080/
Mohammad Darvishi, Mojgan Forootan, Mohammad Reza, et. al. 2020 Iran J Med Microbiol. Nosocomial Infections, Challenges and Threats: A Review Article. Revisión de literatura. Agentes de infección nosocomial más importantes: Staphylococcus Aureus, Enterococcus faecium, Klebsiella pneumoniae, Acinetobacter baumannii y Pseudomonas aeruginosa 21. https://ijmm.ir/browse.php?a_id=939&sid=1&slc_lang=en&html=1
Deepak, Sameer Singh Faujdar, Satish Kumar, Priya Mehrishi, Seema Solanki, et. al. 2020 Journal of Family Medicine and Primary Care. Hand hygiene knowledge, attitude, practice and hand microflora analysis of staff nurses in a rural tertiary care hospital. Estudio prospectivo. Los miembros del personal tenían un conocimiento y actitud moderados sobre el lavado de manos. Los aislamientos de Staphylococcus coagulasa negativa fueron las bacterias dominantes22. https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/33209830/
Amos Nyamadzawo, Junko Nishio, Shinobu Okada, Rudo Nyamakura. 2020 American Journal of Infection Control Effect of using portable alcohol-based handrub on nurses’ hand hygiene compliance and nasal carriage of staphylococcus Aureus in a low-income health setting Diseño del estudio, entorno y procedimiento de reclutamiento de la encuesta. El uso de desinfectantes portátiles (ABHR) a base de alcohol se asoció con una mejora de la higiene de manos (HHC) y una menor prevalencia de portadores nasales de S. Aureus23. https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/32204921/
Meri Afridayani, Yohana Ika Prastiwi, Khudazi Aulawi, et. al. 2021 Belitung Nursing Journal. Relationship between hand hygiene behavior and Staphylococcus Aureus colonization on cell phones of nurses in the intensive care unit. Estudio observacional con diseño transversal El comportamiento de higiene de manos de las enfermeras aún era bajo, y había evidencia de colonización por Staphylococcus Aureus en sus teléfonos celulares24. https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/37469800/
Pauwel De Groote, Mancha de Koen, Elena Conoscenti, Sonia Labeau, Stijn Blot. 2022 Intensive & Critical Care Nursing. Mobile phones as a vector for Healthcare-Associated Infection: A systematic review. Revisión sistemática. El uso de teléfonos móviles por parte del personal sanitario sin una desinfección adecuada puede implicar un riesgo de infección nosocomial25. https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/35688751/
Galazzi, Panigada, Broggi, et. al. 2019 Intensive & Critical Care Nursing. Microbiological colonization of healthcare workers’ mobile phones in a tertiary-level Italian intensive care unit. Estudio observacional prospectivo. Los teléfonos móviles de los trabajadores de la salud son colonizados incluso antes del turno de trabajo e independientemente de la flora microbiológica de los pacientes26. https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/30737099/
Akiko Kanayama Katsuse, Masako Takishim, Miyuki Nagano, et. al. 2019 American Journal of Infection Control. Cross-contamination of bacteria-colonized pierced earring holes and fingers in nurses is a potential source of health care-associated infections Marco muestral. Los lóbulos perforados de las orejas pueden ser una fuente de infección asociada a la atención médica a través de la transmisión cruzada de bacterias de los orificios de las orejas a los dedos27. https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/30612610/
Deepashree R, Saniya Khanum, Sujatha S. R, Tejashree A, et. al 2021 American Journal of Infection Control. Methicillin-resistant Staphylococcus Aureus (MRSA) carriage among health care personnel in nonoutbreak settings in tertiary care hospital in Mysore. Estudio transversal Es importante la detección sistemática periódica de todos los profesionales de la salud y la descolonización, lo que puede ayudar a eliminar la carga de la condición de portador de SARM y la propagación de la infección en el entorno de atención médica28. https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34182067/
Perfil de sensibilidad antimicrobiana de S. Aureus
Cabrejos-Hirashima L, Vives-Kufoy C, Inga-Salazar J, Astocondor L, et. al. 2021 Revista Peruana de Medicina Experimental y Salud Pública. Frecuencia de Staphylococcus Aureus meticilinorresistente adquirido en la comunidad en un hospital de tercer nivel en Perú. Estudio transversal De 115 aislamientos de S. Aureus, 46,1% fueron SARM. 2,6% de los aislamientos fueron SARM comunitario. Se encontró alta corresistencia a otros antibióticos en las cepas de SARM. Se recomienda mantener vigilancia epidemiológica de SARM comunitario29. https://www.scielosp.org/article/rpmesp/2021.v38n2/313-317/
Rodríguez Pérez AU, Ramos Navarro Y, Hernández Ricardo G, et al. 2021 Higiene y Sanidad Ambiental. Infecciones severas por Staphylococcus Aureus resistentes a meticilina. Siete casos atendidos en un hospital pediátrico de La Habana (Cuba). Estudio descriptivo transversal. 7 pacientes presentaron infecciones graves por SARM adquiridas en la comunidad. Se aisló SARM en hemocultivos y secreciones. Mostró resistencia a múltiples antibióticos. Se destaca la aparición de SARM adquirido en la comunidad como enfermedad emergente30. https://saludpublica.ugr.es/sites/dpto/spublica/public/inline-files/Hig._Sanid_.Ambient.21.(3).2037-2043.(2021).pdf
Salcedo Libreros LF, Ponce Ramírez MA, Ortegón Henao MP, et al. 2020 Revista Colombiana Salud Libre. Staphylococcus Aureus y susceptibilidad de un hospital Nivel II en Palmira-Colombia. Estudio descriptivo retrospectivo. 66,1% de aislamientos fueron resistentes a oxacilina. 100% sensibles a linezolid, minociclina, moxifloxacino, nitrofurantoina, teicoplanina y vancomicina. Alta resistencia a eritromicina, levofloxacino y tetraciclina31. https://revistas.unilibre.edu.co/index.php/rcslibre/article/view/7188/6960
Thripthi Ananda, Ankita Modi, Ishita Chakraborty, Vishwanath Managuli, et. al. 2022 Bioengineering. Nosocomial Infections and Role of Nanotechnology. Revisión de literatura Alta incidencia de infecciones intrahospitalarias a nivel mundial32. https://www.mdpi.com/2306-5354/9/2/51

 

Gráfico 1. Selección de estudios.

 

Publique con nosotros

Indexación de la revista

ID:3540

Últimos artículos