Infecciones respiratorias; gripe A

23 marzo 2024

AUTORES

  1. Noelia Aura García Aso. Enfermería HRV Zaragoza.
  2. Sonia Tormo Bozal. Enfermería HRV Zaragoza.
  3. Esther Marco Villacampa, Matrona. HUMS, Zaragoza.
  4. Carmen María Rincón Freitas. TCAE HRV, Zaragoza.
  5. Marina Huesa Nuez. TCAE, Residencia de mayores Utrillas, Teruel.
  6. María Del Rosario Palomo Medina. TCAE HRV, Zaragoza.

 

RESUMEN

Las infecciones respiratorias agudas (IRA) constituyen un importante problema de salud, tanto por las impresionantes cifras de morbilidad como por el elevado índice de mortalidad que provocan sobre todo en los países en vías de desarrollo, así como por las afectaciones que producen como: ausentismo laboral y escolar, necesidades de atención médica, consumo de medicamentos y las afectaciones sociales en sufrimiento y vidas humanas.

PALABRAS CLAVE

Infección vírica, infección respiratoria, Gripe A, Influenza.

ABSTRACT

Acute respiratory infections (ARI) constitute a major health problem, both due to the impressive morbidity figures and the high mortality rate they cause, especially in developing countries, as well as the effects they cause such as: absenteeism work and school, medical care needs, medication consumption and the social effects on suffering and human lives.

KEY WORDS

Viral infection, respiratory infection, Influenza A, Influenza.

DESARROLLO DEL TEMA

Las infecciones respiratorias agudas (IRA) constituyen un importante problema de salud, tanto por las impresionantes cifras de morbilidad como por el elevado índice de mortalidad que provocan sobre todo en los países en vías de desarrollo, así como por las afectaciones que producen como: ausentismo laboral y escolar, necesidades de atención médica, consumo de medicamentos y las afectaciones sociales en sufrimiento y vidas humanas1.

Las infecciones respiratorias son enfermedades que afectan al sistema respiratorio, que incluye los pulmones, las vías respiratorias y los órganos relacionados. Estas infecciones pueden ser causadas por diferentes tipos de microorganismos, como virus, bacterias y hongos. Una de las infecciones respiratorias más comunes es la gripe A, también conocida como gripe porcina.

Los agentes etiológicos más frecuentes de las IRA, son los virus, de los cuales los virus influenza A y B, y el virus sincitial respiratorio (VSR) son los más importantes por la severidad de la enfermedad y por la alta transmisibilidad. La influenza afecta entre el 10 y 20 % de la población mundial cada año, y es la sexta causa de muerte en el mundo, particularmente en pacientes con enfermedades crónicas y en ancianos. Los agentes bacterianos, principalmente el Streptococcus pneumoniae (Neumococo), y el Haemophilus influenzae tipo B (Hib), son las causas más frecuentes de neumonías adquiridas en la comunidad. Más de 4 millones de niños menores de 5 años, mueren por IRA todos los años; una gran parte de ellos en el mundo en vías de desarrollo. La causa de la mayoría de estas muertes es la neumonía. Las neumonías no asociadas con el sarampión producen el 70 % de estas muertes; las neumonías possarampión el 15 %; la tos ferina el 10 % y; los síndromes de bronquiolitis y croup el 5 %.

La gripe A es una enfermedad viral causada por el virus de la influenza tipo A. Este virus se transmite principalmente de persona a persona a través de las gotas de saliva que se expulsan al toser o estornudar. También puede transmitirse al tocar superficies contaminadas con el virus y luego tocarse la boca, la nariz o los ojos1,2.

Los síntomas de la gripe A son similares a los de la gripe estacional, pero pueden ser más graves. Los síntomas más comunes incluyen fiebre alta, tos, dolor de garganta, congestión nasal, dolores musculares, fatiga y malestar general. En algunos casos, la gripe A puede causar complicaciones graves, como neumonía y dificultad respiratoria, especialmente en personas con sistemas inmunológicos debilitados o con enfermedades crónicas2.

Para prevenir la gripe A y otras infecciones respiratorias, es importante seguir algunas medidas de higiene y prevención. Estas incluyen:

  1. Vacunarse: La vacuna contra la gripe A es una de las formas más efectivas de prevenir la enfermedad. Se recomienda vacunarse anualmente, especialmente para personas en grupos de riesgo, como niños pequeños, adultos mayores y personas con enfermedades crónicas.
  2. Lavado de manos: Lavarse las manos con agua y jabón regularmente, especialmente después de estar en contacto con superficies contaminadas o al estornudar o toser.
  3. Uso de pañuelos desechables: Cubrirse la boca y la nariz con un pañuelo desechable al toser o estornudar, y desecharlo inmediatamente. Si no se dispone de un pañuelo, se puede utilizar el codo para cubrirse la boca y la nariz.
  4. Evitar el contacto cercano con personas enfermas: Mantener una distancia de al menos un metro con personas que presenten síntomas de gripe A u otras infecciones respiratorias.
  5. Evitar tocarse la cara: Tratar de no tocarse la boca, la nariz o los ojos, ya que estas son las vías de entrada del virus al organismo.
  6. Mantener una buena higiene respiratoria: Al toser o estornudar, cubrirse la boca y la nariz con el codo flexionado o con un pañuelo desechable, y lavarse las manos inmediatamente después3.

 

En caso de presentar síntomas de gripe A, es importante consultar a un médico para recibir un diagnóstico adecuado y un tratamiento adecuado. El tratamiento de la gripe A generalmente incluye reposo, hidratación adecuada y medicamentos para aliviar los síntomas, como analgésicos y antitérmicos.
En resumen, las infecciones respiratorias, como la gripe A, son enfermedades que afectan al sistema respiratorio y pueden ser causadas por diferentes tipos de microorganismos. La gripe A se transmite principalmente de persona a persona y puede causar síntomas similares a los de la gripe estacional, pero más graves. Para prevenir la gripe A y otras infecciones respiratorias, es importante seguir medidas de higiene y prevención, como vacunarse, lavarse las manos regularmente y evitar el contacto cercano con personas enfermas. En caso de presentar síntomas, es importante consultar a un médico para recibir un diagnóstico y tratamiento adecuados4.

 

BIBLIOGRAFÍA

  1. Acute Respiratory infections: the forgotten pandemic. Communique from the international conference on acute respiratory infections, held in Canberra, Australia, 710 July 1997. Int J Tuberc Lung Dis 1998; 2(1):2-4.
  2. Breiman RF, Butler JC, McInnes PM. Vaccines to prevent respiratory infection: Opportunities on the near and far horizon. Curr Opin Infect Dis 1999; 12:145-52.
  3. Kaune-Criales V. INFECCIONES RESPIRATORIAS ALTAS. In Mazzi-Gonzales de Prada E, et al. Texto de la Cátedra de Pediatria. Sexta ed. La Paz; 2013. 155-63.
  4. Artiles-Campelo F, Pérez-González M, Caballero-Hidalgo A, Pena-Lópeza M. Diagnóstico etiológico de las infecciones respiratorias agudas de origen vírico en un hospital pediátrico de Gran Canaria. Enferm Infecc Microbiol Clin 2006; 24 (9):556-561.

 

Publique con nosotros

Indexación de la revista

ID:3540

Últimos artículos