La enfermedad de Perthes y la función del técnico superior en imagen para el diagnóstico y medicina nuclear

28 marzo 2024

 

AUTORES

  1. Juan Ángel Dalda Navarro. Técnico Superior en Imagen para el Diagnóstico y Medicina Nuclear. Hospital Universitario Miguel Servet (Zaragoza).
  2. María Teresa Navarro Martín. Limpieza. CRP San Juan de Dios (Teruel).
  3. Enrique Negre Ferrer. Administrativo. Hospital Universitario Miguel Servet (Zaragoza).
  4. Carlos Negre Ferrer. Administrativo. Hospital Universitario Miguel Servet (Zaragoza).
  5. Ana Belén Navarro Martín. Técnico Superior en Imagen para el Diagnóstico y Medicina Nuclear. Hospital Obispo Polanco (Teruel).
  6. Verónica Dalda Navarro. Enfermera Especialista en Salud Mental. CRP San juan de Dios (Teruel).

 

RESUMEN

La enfermedad de Perthes, también conocida como osteocondritis deformante juvenil de la cadera, es una afección ortopédica poco común que afecta principalmente a niños en edad escolar. Esta enfermedad se caracteriza por una interrupción del suministro sanguíneo a la cabeza del fémur, lo que lleva al deterioro del hueso y, en ocasiones, a la deformidad de la cadera. Aunque la enfermedad de Perthes es relativamente rara, puede tener un impacto significativo en la calidad de vida del niño y requiere un enfoque multidisciplinario para su manejo efectivo.

PALABRAS CLAVE

Enfermedades óseas en niños, funciones del técnico en imagen para el diagnóstico, Perthes.

ABSTRACT

Perthes disease, also known as juvenile deforming osteochondritis of the hip, is a rare orthopedic condition that primarily affects school-age children. This disease is characterized by a disruption of blood supply to the head of the femur, leading to bone deterioration and sometimes hip deformity. Although Perthes disease is relatively rare, it can have a significant impact on a child’s quality of life and requires a multidisciplinary approach for effective management.

KEY WORDS

Bone diseases in children, functions of the diagnostic imaging technician, Perthes.

INTRODUCCIÓN

La enfermedad de Perthes generalmente afecta a niños entre las edades de 4 y 10 años, con una incidencia ligeramente mayor en niños varones que en niñas. Se cree que la enfermedad tiene una base multifactorial, con posibles contribuciones genéticas y ambientales. La interrupción del suministro sanguíneo a la cabeza femoral conduce a la necrosis avascular, lo que resulta en la pérdida de la forma normal de la cabeza del fémur y, en casos graves, puede provocar la deformidad de la cadera y la disminución de la movilidad articular1.

Los síntomas de la enfermedad de Perthes pueden incluir cojera, dolor en la cadera, rigidez y limitación del movimiento. Estos síntomas suelen desarrollarse gradualmente a lo largo del tiempo y pueden ser intermitentes, empeorando con la actividad física. El diagnóstico se realiza mediante una combinación de historia clínica, examen físico y pruebas de diagnóstico por imágenes, como radiografías y resonancias magnéticas, que permiten evaluar el grado de deterioro de la cabeza femoral2.

Tratamiento y manejo:

El tratamiento de la enfermedad de Perthes está dirigido a aliviar el dolor, mejorar la función de la cadera y prevenir o limitar la deformidad a largo plazo. Las opciones de tratamiento pueden incluir reposo, fisioterapia, uso de dispositivos ortopédicos como férulas o dispositivos de tracción, y en casos más graves, cirugía. La elección del tratamiento depende de varios factores, como la edad del niño, la gravedad de la enfermedad y la respuesta al tratamiento inicial3.

La fisioterapia desempeña un papel crucial en el manejo de la enfermedad de Perthes al ayudar a fortalecer los músculos alrededor de la cadera, mejorar el rango de movimiento y promover la función normal de la articulación. Los ejercicios de estiramiento y fortalecimiento son especialmente importantes para prevenir la rigidez y la debilidad muscular.

En casos más avanzados o persistentes, la cirugía puede ser necesaria para restaurar la forma y función normales de la cadera. Los procedimientos quirúrgicos pueden incluir osteotomía femoral (corte y reposicionamiento del hueso del muslo) o cirugía de realineación de la cadera para corregir deformidades y mejorar la alineación de la articulación.

Perspectivas a largo plazo:

El pronóstico a largo plazo para los niños con enfermedad de Perthes puede variar dependiendo de varios factores, como la gravedad de la enfermedad, la edad en la que se diagnostica y la eficacia del tratamiento. En muchos casos, los niños pueden recuperarse por completo con el tiempo y volver a participar en actividades físicas normales.

Sin embargo, algunos niños pueden experimentar complicaciones a largo plazo, como osteoartritis de la cadera en la edad adulta debido al daño articular inicial. Es importante que estos pacientes continúen siendo monitoreados por un médico ortopedista durante toda su vida para detectar y tratar cualquier problema ortopédico futuro4.

Rol del técnico de rayos en el diagnóstico de la enfermedad de Perthes:

El diagnóstico adecuado de la enfermedad de Perthes requiere la utilización de pruebas de diagnóstico por imágenes, como radiografías y resonancias magnéticas. En este proceso, el papel del técnico de rayos X es fundamental. El técnico de rayos X, también conocido como tecnólogo radiológico, es un profesional de la salud capacitado en la obtención de imágenes médicas utilizando equipos de radiografía.

El técnico en imagen para el diagnóstico trabaja en estrecha colaboración con el radiólogo, quien interpreta las imágenes obtenidas para realizar un diagnóstico preciso. Durante el procedimiento de radiografía, el técnico de rayos X posiciona al paciente de manera adecuada para obtener imágenes claras y de alta calidad de la cadera. Esto puede implicar mover al paciente en diferentes posiciones y ajustar la configuración del equipo de rayos X según sea necesario.

Además, el técnico de rayos debe seguir estrictas medidas de seguridad para proteger al paciente y a sí mismo de la radiación ionizante. Esto incluye el uso de delantal y protectores de plomo, así como el control cuidadoso de la dosis de radiación utilizada durante el procedimiento.

En resumen, el técnico de rayos X desempeña un papel crucial en el diagnóstico y manejo de la enfermedad de Perthes al obtener imágenes médicas de alta calidad que permiten a los radiólogos realizar un diagnóstico preciso. Su experiencia y habilidades son fundamentales para garantizar un tratamiento adecuado y una atención de calidad para los niños afectados por esta enfermedad ortopédica.

 

OBJETIVO

El objetivo de esta revisión bibliográfica es buscar y examinar la literatura científica existente sobre la enfermedad del Perthes.

METODOLOGÍA

Se ha llevado a cabo una búsqueda bibliográfica en las bases de datos Dialnet, PubMed y Google Académico. Dichas bases han sido seleccionadas por la disponibilidad de artículos en inglés y castellano y por tener la posibilidad de acceso a textos completos.

RESULTADOS

Las causas de la enfermedad de Perthes son desconocidas. Se produce por una falta transitoria de riego sanguíneo a la cabeza del fémur, lo que conduce a su destrucción progresiva volviéndose muy frágil. Esta destrucción es seguida de un intento de regenerar el hueso. Al regenerarse, la cabeza del fémur puede crecer de forma anormal no adquiriendo su forma redondeada original. Esto produce problemas de movilidad de la cadera. Todo este proceso puede llevar años.

La destrucción de hueso puede seguirse de una regeneración completa de la cabeza del fémur o de una regeneración parcial. En este último caso puede quedar una secuela permanente. El diagnóstico temprano de la enfermedad es importante dado que permite el inicio de un tratamiento dirigido a mantener el adecuado funcionamiento de la articulación5.

CONCLUSIONES

La enfermedad de Perthes es una afección ortopédica que puede tener un impacto significativo en la calidad de vida de los niños afectados. Su diagnóstico y manejo requieren un enfoque multidisciplinario que incluya la participación de médicos ortopedistas, fisioterapeutas, técnicos de rayos X y otros profesionales de la salud. Con un tratamiento adecuado y una atención continua, la mayoría de los niños afectados pueden recuperarse por completo y llevar una vida activa y saludable.

 

BIBLIOGRAFÍA

  1. Catterall A. The natural history of Perthes’ disease. J Bone Joint Surg Br. 1971;53(1):37-53.
  2. Wiig O, Terjesen T, Svenningsen S. Prognostic factors and outcome of treatment in Perthes’ disease: a prospective study of 368 patients with five-year follow-up. J Bone Joint Surg Br. 2008;90(10):1364-1371.
  3. Kim HKW, Herring JA. Pathophysiology, classifications, and natural history of Perthes disease. Orthop Clin North Am. 2011;42(3):285-295.
  4. Salter RB, Thompson GH. Legg-Calvé-Perthes disease. The prognostic significance of the subchondral fracture and a two-group classification of the femoral head involvement. J Bone Joint Surg Am. 1984;66(4):479-489.
  5. Enfermedad de Perthes [Internet]. Redacción Médica. [citado el 9 de febrero de 2024]. Disponible en: https://www.redaccionmedica.com/recursos-salud/diccionario-enfermedades/enfermedad-perthes

 

Publique con nosotros

Indexación de la revista

ID:3540

Últimos artículos