Leucemia T y mycobacterium abscessus. Estudio de caso

7 mayo 2024

 

AUTORES

  1. Maite Martínez García. Centro de Salud San Atilano, Tarazona. Zaragoza.
  2. Gloria Clavería Sancho. Centro de Salud Alhama de Aragón. Zaragoza.
  3. Maryna Koptiukh Liashenko. Centro de Salud San Atilano, Tarazona. Zaragoza.
  4. Laura Marcos Mayor. Centro de Salud San Atilano, Tarazona. Zaragoza.
  5. María Marco Brualla. Centro de Salud San Atilano, Tarazona. Zaragoza.
  6. Sandra Jiménez Asensio. Centro de Salud Calanda. Teruel.

 

RESUMEN

La leucemia de células T adultas es una neoplasia hematológica agresiva, mientras que la infección por mycobacterium abscessus es una enfermedad oportunista rara pero grave. Este estudio de caso describe la coexistencia de ambas condiciones en un paciente, destacando los desafíos diagnósticos y terapéuticos, así como la importancia de un enfoque multidisciplinario en el manejo.

PALABRAS CLAVE

Leucemia de células T, mycobacterium abscessus, infección, manejo multidisciplinario, diagnóstico.

ABSTRACT

Adult T-cell leukemia is an aggressive hematological malignancy, while Mycobacterium abscessus infection is a rare but serious opportunistic disease. This case study describes the coexistence of both conditions in one patient, highlighting the diagnostic and therapeutic challenges, as well as the importance of a multidisciplinary approach in management.

KEY WORDS

T cell leukemia, mycobacterium abscessus, infection, multidisciplinary management, diagnosis.

PRESENTACIÓN DEL CASO CLÍNICO

Un hombre de 57 años con diagnóstico reciente de leucemia de células T adultas fue admitido en el hospital por fiebre persistente y tos productiva. No tenía antecedentes de inmunodeficiencia ni exposición conocida a factores de riesgo para infecciones micobacterianas.

A su llegada, el paciente estaba febril y presentaba una saturación de oxígeno del 92% en aire ambiente. La auscultación pulmonar reveló crepitantes bilaterales. Los análisis de sangre mostraron leucocitosis con predominio de linfocitos atípicos. Las radiografías y la tomografía computarizada (TC) de tórax mostraron múltiples nódulos pulmonares y consolidaciones.

Se realizó una broncoscopia, y las muestras de lavado broncoalveolar dieron positivo para mycobacterium abscessus mediante cultivo. Dada la inmunosupresión del paciente debido a la leucemia, se consideró que la infección era oportunista.

El paciente inició quimioterapia para la leucemia de células T. Sin embargo, el tratamiento se complicó por episodios recurrentes de neutropenia febril, lo que requirió ajustes en la dosificación y el régimen de quimioterapia.

El manejo de la infección por mycobacterium abscessus fue desafiante debido a su resistencia intrínseca a muchos antibióticos. Se inició un régimen de tratamiento prolongado con claritromicina, amikacina y cefoxitina, ajustado según la susceptibilidad del patógeno y la tolerancia del paciente.

El paciente mostró una respuesta parcial tanto al tratamiento de la leucemia como al manejo antimicrobiano. Este caso subraya la importancia de considerar infecciones oportunistas en pacientes con neoplasias hematológicas y la necesidad de un enfoque terapéutico personalizado y multidisciplinario. La colaboración entre oncólogos, infectólogos y especialistas en enfermedades respiratorias fue crucial para el manejo de este caso complejo.

DISCUSIÓN

La coexistencia de leucemia de células T adultas y la infección por mycobacterium abscessus en este paciente presenta un desafío clínico único. La leucemia de células T por sí sola es una enfermedad agresiva con un pronóstico pobre, y la inmunosupresión asociada aumenta significativamente el riesgo de infecciones oportunistas. mycobacterium abscessus, conocido por su resistencia a múltiples fármacos, complica aún más el manejo del paciente, ya que las opciones terapéuticas son limitadas y a menudo menos efectivas¹.

La inmunosupresión en pacientes con leucemia de células T es un factor crítico que contribuye a la susceptibilidad a infecciones oportunistas como mycobacterium abscessus. Este caso resalta la importancia de un monitoreo cuidadoso para detectar infecciones oportunistas en pacientes inmunocomprometidos. Además, sugiere que el tratamiento agresivo de la leucemia debe equilibrarse con la prevención y el manejo de posibles infecciones2,3.

El tratamiento de mycobacterium abscessus es notoriamente difícil debido a su resistencia intrínseca a los antibióticos convencionales. En este caso, se eligió un régimen de tratamiento basado en la susceptibilidad del patógeno y la tolerancia del paciente. Este enfoque personalizado es crucial, ya que el manejo estándar a menudo es ineficaz y puede llevar a resultados adversos³.

La interacción entre el tratamiento de la leucemia y el manejo de la infección por mycobacterium abscessus es compleja. Los agentes quimioterapéuticos pueden exacerbar la inmunosupresión, aumentando el riesgo de infecciones graves. Por otro lado, la infección activa y su tratamiento pueden limitar las opciones de quimioterapia debido a la toxicidad y los efectos secundarios. Este caso ilustra la necesidad de un enfoque equilibrado y flexible en el tratamiento3.

Según el estudio de Diaco et al., el tratamiento de la leucemia de células T y la infección por mycobacterium abscessus, involucra un enfoque multifacético y altamente especializado. Para la leucemia de células T, se emplean regímenes de quimioterapia adaptados a la agresividad de la enfermedad y al estado general del paciente. Estos regímenes pueden incluir agentes como alemtuzumab, fludarabina y rituximab, que, aunque efectivos contra la leucemia, pueden exacerbar la inmunosupresión del paciente. Esta inmunosupresión aumentada eleva el riesgo de infecciones oportunistas, como la causada por mycobacterium abscessus. El tratamiento de esta infección micobacteriana es particularmente desafiante debido a su resistencia a muchos antibióticos convencionales. Se requiere un régimen de antibióticos de largo plazo, a menudo incluyendo claritromicina, amikacina y cefoxitina, ajustado según la susceptibilidad del patógeno y la tolerancia del paciente3.

La neutropenia febril recurrente en este paciente es una complicación común en la leucemia y fue un desafío adicional en el manejo del caso. La neutropenia aumenta el riesgo de infecciones graves y puede retrasar o complicar el tratamiento de la leucemia. La gestión de la neutropenia febril, especialmente en el contexto de una infección micobacteriana, requiere un enfoque cuidadoso y a menudo implica un equilibrio entre el tratamiento agresivo y la prevención de infecciones4.

Este caso también destaca la importancia de un equipo multidisciplinario en el manejo de pacientes con condiciones complejas. La colaboración entre oncólogos, infectólogos y neumólogos fue fundamental para abordar tanto la leucemia como la infección por mycobacterium abscessus. Este enfoque multidisciplinario es esencial para optimizar el tratamiento y mejorar los resultados en pacientes con múltiples comorbilidades graves4.

Además, este caso subraya la necesidad de más investigación en el tratamiento de infecciones oportunistas en pacientes con cáncer hematológico. La comprensión de cómo las neoplasias y sus tratamientos afectan la inmunidad del huésped puede conducir a estrategias más efectivas para prevenir y tratar infecciones en esta población vulnerable.

CONCLUSIÓN

En conclusión, este caso ilustra los desafíos significativos en el manejo de pacientes con leucemia de células T adultas complicada por infecciones oportunistas graves como mycobacterium abscessus. Resalta la importancia de un enfoque de tratamiento personalizado y multidisciplinario, equilibrando la agresividad del tratamiento oncológico con el manejo cuidadoso de las infecciones. Además, enfatiza la necesidad de una vigilancia constante para infecciones oportunistas en pacientes inmunocomprometidos y sugiere que la investigación futura debería enfocarse en mejorar las estrategias de tratamiento y prevención para estas complicaciones. Este caso aporta valiosas lecciones para la práctica clínica y subraya la complejidad de tratar a pacientes con múltiples comorbilidades graves.

 

BIBLIOGRAFÍA

  1. Azumi H, Kubo M, Otani A, Ochi S, Kobayashi S, Miyataka Y, et al. Patient with adult T-cell leukemia and lung infection caused by Mycobacterium abscessus: Successful treatment with intensive chemotherapy followed by haploidentical hematopoietic stem cell transplantation: A case report. Intern Med [Internet]. 2024;(1181–22). Disponible en: http://dx.doi.org/10.2169/internalmedicine.1181-22
  2. Liu W, Chu J, Xie Z, Yang L, Huang L, Tu S, et al. Mycobacterium abscessus pulmonary disease presenting with spontaneous pneumomediastinum and subcutaneous emphysema in childhood acute lymphoblastic leukemia: a case report and literature review. BMC Pediatr [Internet]. 2023;23(1). Disponible en: http://dx.doi.org/10.1186/s12887-023-04199-4
  3. Diaco ND, Strohdach B, Falkowski AL, Hainc N, Brunner P, Rutishauser J, et al. Psoas abscess due to Mycobacterium avium in A patient with chronic Lymphocytic leukemia-case report and review. J Clin Med [Internet]. 2019;8(2):216. Disponible en: http://dx.doi.org/10.3390/jcm8020216
  4. Furlan A, Rossi MC, Gherlinzoni F, Scotton P. Prompt hematological recovery in response to a combination of pegylated interferon α-2a and rituximab in a profoundly immuno-suppressed hairy cell leukemia patient with a Mycobacterial infection at onset: Benefits and drawbacks of rapid immune reconstitution. Hematol Rep [Internet]. 2022;14(2):135–42. Disponible en: http://dx.doi.org/10.3390/hematolrep14020020

 

Publique con nosotros

Indexación de la revista

ID:3540

Últimos artículos