Ley general de sanidad en España

11 abril 2024

AUTORES

  1. Silvia Santos Longás. TCAE HRV Zaragoza.
  2. Isabel Cortes Moros. Celadora HNSG Zaragoza.
  3. Sonia Tormo Bozal. Enfermera HRV Zaragoza.
  4. Maria Del Rosario Palomo Medina. TCAE HRV Zaragoza.
  5. Carmen María Ricón Freitas. TCAE HUMS Zaragoza.
  6. Andrea Arregui Cortés. Enfermera Zaragoza.

 

RESUMEN

La mayoría de los países europeos tienen un sistema sanitario que, como la historia misma, es fruto de una evolución característica; evolución en la que los distintos segmentos del sistema van apareciendo y se van uniendo a lo ya existente, hasta configurar un complejo conglomerado histórico, desde el que se pretenden extraer las respuestas que exige la situación presente. La Ley General de Sanidad es una normativa que establece los principios y bases fundamentales para la protección de la salud de las personas en España. Fue aprobada en 1986 y ha sido modificada en varias ocasiones desde entonces.

PALABRAS CLAVE

Ley General de Sanidad, sanidad en España.

ABSTRACT

Most European countries have a health system that, like history itself, is the result of a characteristic evolution; evolution in which the different segments of the system appear and join what already exists, until configuring a complex historical conglomerate, from which it is intended to extract the responses required by the present situation. The General Health Law is a regulation that establishes the fundamental principles and bases for the protection of the health of people in Spain. It was approved in 1986 and has been modified several times since then.

KEY WORDS

General Health Law, health in Spain.

DESARROLLO DEL TEMA

La mayoría de los países europeos tienen un sistema sanitario que, como la historia misma, es fruto de una evolución característica; evolución en la que los distintos segmentos del sistema van apareciendo y se van uniendo a lo ya existente, hasta configurar un complejo conglomerado histórico, desde el que se pretenden extraer las respuestas que exige la situación presente. España actualmente goza de uno de los mejores sistemas de Salud, desde todos los puntos de vista, la característica más importante es que es UNIVERSAL; esto quiere decir que nadie, ningún ciudadano estará excluido de recibir asistencia médica cuando lo precise1.

En 1986 Ernest Lluch, impulsa una Ley que fue la palanca que permitió gran parte de la transformación de España en el país que hoy tenemos. La protección de la salud pasó a ser un derecho básico de la ciudadanía; y el sistema sanitario público, un instrumento esencial para la garantía de una asistencia de calidad, igual para los ciudadanos y ciudadanas de todos los rincones de España e independiente del nivel de ingresos de cada cual. Es difícil entender la España de hoy sin nuestro Sistema Nacional de Salud. Con él hemos ganado cinco años de esperanza de vida desde 1986 y somos, con una media de 81,4 años, los europeos más longevos.

La Ley General de Sanidad es una normativa que establece los principios y bases fundamentales para la protección de la salud de las personas en España. Fue aprobada en 1986 y ha sido modificada en varias ocasiones desde entonces. En 1986 había 300 centros de salud. Hoy, más de 3.000 dan servicio a la ciudadanía en todo el país. Nuestros hospitales han incorporado las mejores tecnologías y España es una referencia mundial en la realización de trasplantes y en el grado de supervivencia posterior de los pacientes. La prevención, eje de todo sistema sanitario eficaz, permite que toda la población infantil tenga acceso a las vacunas y que casi tres de cada cuatro mayores de 65 años se protejan frente a la gripe cada año. Todo esto es posible por una de las mayores grandezas de nuestra sanidad: su carácter solidario2.

El objetivo principal de esta ley es garantizar el derecho a la protección de la salud y el acceso a los servicios sanitarios de calidad para todos los ciudadanos. Establece los principios de universalidad, equidad, calidad, eficiencia y participación en el sistema de salud. Su objetivo prioritario: asegurar a toda la ciudadanía un sistema de protección que incluye la promoción de la salud, la prevención de la enfermedad, la extensión de la asistencia sanitaria a toda la población y la superación de los desequilibrios territoriales y sociales.

La Ley General de Sanidad establece el Sistema Nacional de Salud (SNS) como el conjunto de servicios y prestaciones sanitarias públicas que garantizan la atención sanitaria a todos los ciudadanos. Este sistema se basa en la descentralización y la coordinación entre las diferentes administraciones públicas. Entre los aspectos más importantes de la Ley General de Sanidad se encuentran:

  1. Derechos y deberes de los ciudadanos: La ley reconoce el derecho de todos los ciudadanos a recibir atención sanitaria, así como el deber de colaborar en el mantenimiento de su propia salud.
  2. Prestaciones sanitarias: La ley establece las prestaciones sanitarias básicas que deben ser garantizadas por el Sistema Nacional de Salud, como la atención primaria, la atención especializada, la atención de urgencias y la atención farmacéutica.
  3. Financiación: La ley establece el sistema de financiación del Sistema Nacional de Salud, que se basa en los impuestos y las cotizaciones sociales. También establece la participación de los ciudadanos en el coste de los servicios sanitarios a través de las tasas moderadoras.
  4. Participación ciudadana: La ley promueve la participación de los ciudadanos en la toma de decisiones relacionadas con la salud, a través de la creación de órganos de participación y la promoción de la educación para la salud.
  5. Calidad y seguridad: La ley establece la obligación de garantizar la calidad y seguridad de los servicios sanitarios, a través de la evaluación y acreditación de los centros y profesionales sanitarios.
  6. Investigación y formación: La ley promueve la investigación y la formación en el ámbito de la salud, con el objetivo de mejorar la calidad de los servicios sanitarios2,3.

 

CONCLUSIÓN

La LEY GENERAL DE SANIDAD creó el SNS basándose en los principios de los servicios nacionales de salud, universalización del derecho y financiación pública, descentralizando la organización y gestión en las CCAA para adecuarlo a la estructura administrativa del Estado, y lo dotó de un organismo de coordinación. La Ley General de Sanidad es una normativa fundamental para garantizar el derecho a la protección de la salud en España. Establece los principios y bases del sistema de salud, así como los derechos y deberes de los ciudadanos. Además, promueve la participación ciudadana, la calidad y seguridad de los servicios sanitarios, y la investigación y formación en el ámbito de la salud. Esta Ley, seguirá siendo el referente que queremos si somos capaces de desarrollar plenamente sus principios y adaptar sus prácticas a la nueva realidad del siglo XXI. En caso contrario, el dejar hacer y la posición conservadora de no afrontar los problemas mientras no hagan ruido, serán las principales pistas de lanzamiento de otro modelo sanitario activamente buscado por diferentes agentes en España desde hace muchos años y que han encontrado su mejor aliado en la negación de la política sanitaria como punto de encuentro donde ejercer legítimamente las diferentes opciones políticas.

 

BIBLIOGRAFÍA

  1. Luis MORELL OCAÑA, Evolución y configuración actual de la actividad administrativa sanitaria, núm. 63 de esta REVISTA, 1972, págs. 131.
  2. Desarrollo y Sostenibilidad del Sistema Nacional de Salud Descentralizado: análisis prospectivo Delphy. L’Hospitalet de Llobregat; 2005. Disponible en: www.fundsis.org
  3. Navarro V, Elola J.Análisis de las políticas sanitarias españolas:1975-1992.Sistema, 126 (1995), pp. 19-39.

Publique con nosotros

Indexación de la revista

ID:3540

Últimos artículos