Úlcera diabética

20 abril 2024

AUTORES

  1. Noelia Hernández Jurado. DUE, HRV. Zaragoza, España.
  2. Laura Gullón Martínez. DUE, HRV. Zaragoza, España.
  3. Sonia Salvador Lanzuela. DUE, Residencia Javalambre Teruel.
  4. Eva Giménez Salvador. DUE, HRV. Zaragoza, España.
  5. Silvia Aranda Andreu. DUE, HRV. Zaragoza, España.
  6. Román Moreno López. DUE, HRV. Zaragoza, España.

 

RESUMEN

La úlcera diabética es una complicación común y grave de la diabetes mellitus que afecta a un gran número de personas en todo el mundo. Surge como resultado de la neuropatía diabética y la enfermedad vascular periférica, lo que conduce a la pérdida de sensibilidad y a la disminución del flujo sanguíneo en los pies y las extremidades inferiores. Esta condición puede dar lugar a lesiones cutáneas crónicas que son difíciles de tratar y que pueden conducir a complicaciones graves, como infecciones, gangrena y amputaciones. La prevención y el tratamiento adecuados de las úlceras diabéticas son fundamentales para reducir el riesgo de complicaciones y mejorar la calidad de vida de los pacientes afectados.

PALABRAS CLAVE

Úlcera, diabetes, salud, piel, herida, lesión y complicación.

ABSTRACT

Diabetic ulcer is a common and serious complication of diabetes mellitus that affects a large number of people worldwide. It arises as a result of diabetic neuropathy and peripheral vascular disease, which leads to loss of sensation and decreased blood flow in the feet and lower extremities. This condition can result in chronic skin lesions that are difficult to treat and can lead to serious complications, such as infections, gangrene, and amputations. Proper prevention and treatment of diabetic ulcers are essential to reduce the risk of complications and improve the quality of life of affected patients.

KEY WORDS

Ulcer, diabetes, health, skin, wound, injury and complication

DESARROLLO DEL TEMA

La úlcera diabética es una complicación seria de la diabetes mellitus, caracterizada por lesiones abiertas en la piel que se desarrollan principalmente en los pies debido al daño en los vasos sanguíneos y los nervios periféricos asociados con la enfermedad. En la diabetes, el daño a los nervios periféricos conduce a la pérdida de sensibilidad en los pies, lo que significa que las lesiones o heridas pueden pasar desapercibidas y convertirse en úlceras. Esta condición es una preocupación importante debido a su potencial para complicaciones graves, como infecciones profundas, amputaciones y disminución de la calidad de vida. Es crucial abordar tanto la prevención como el manejo efectivo de las úlceras diabéticas para mitigar su impacto y mejorar la salud del paciente1.

Además del daño neurológico y vascular, factores como la mala circulación sanguínea, la disminución de la capacidad del sistema inmunológico para combatir infecciones y la neuropatía periférica contribuyen al desarrollo y la progresión de las úlceras diabéticas. Estas úlceras pueden ser dolorosas, lo que puede limitar la movilidad y la calidad de vida del paciente. La ubicación más común de las úlceras diabéticas es en los pies y los dedos de los pies debido a la presión constante y la falta de oxígeno en esa área.

Causas:

  • La neuropatía diabética es una de las principales causas de las úlceras diabéticas. Esta condición implica daño en los nervios periféricos, lo que reduce la sensibilidad en los pies y dificulta la detección de lesiones o irritaciones. Como resultado, las pequeñas heridas pueden pasar desapercibidas y convertirse en úlceras abiertas.
  • El daño vascular asociado con la diabetes también contribuye a la formación de úlceras. La mala circulación sanguínea dificulta la capacidad del cuerpo para sanar adecuadamente las lesiones en los pies. La falta de flujo sanguíneo adecuado impide que los nutrientes y el oxígeno lleguen a los tejidos, lo que retrasa el proceso de curación y aumenta el riesgo de infección1.
  • La presión excesiva sobre los pies es otro factor desencadenante de las úlceras diabéticas. El uso de calzado inadecuado o la permanencia prolongada en una posición pueden causar fricción y presión en ciertas áreas de los pies, lo que puede provocar la formación de ampollas o callosidades que pueden desarrollarse en úlceras si no se tratan adecuadamente.

 

Además, la falta de cuidado de los pies es un factor importante en el desarrollo de úlceras diabéticas. Las personas con diabetes deben prestar especial atención a la higiene y el cuidado de los pies, incluida la inspección diaria para detectar cualquier signo de lesión o cambio en la piel. La falta de atención adecuada puede llevar a la negligencia de lesiones incipientes y aumentar el riesgo de complicaciones.

 

Diagnóstico:

  • Examen físico: Examinan cuidadosamente los pies en busca de signos de úlceras, como enrojecimiento, hinchazón, cambios en la temperatura de la piel, ampollas, callosidades o áreas de piel desprendida.
  • Historia clínica: Se recopila información sobre el historial médico del paciente, incluidos antecedentes de diabetes, lesiones previas en los pies, problemas circulatorios o neuropatía diabética.
  • Pruebas de sensibilidad: Para evaluar la sensibilidad en los pies, como el monofilamento de Semmes-Weinstein, que ayuda a detectar la pérdida de sensibilidad táctil en áreas específicas de los pies.2
  • Pruebas de circulación: Para evaluar el flujo sanguíneo en los pies, como la medición de la presión arterial en los tobillos y la determinación del índice tobillo-brazo (ITB).
  • Pruebas de laboratorio: Se pueden realizar análisis de sangre para evaluar los niveles de glucosa en sangre y detectar posibles infecciones. Además, se pueden tomar muestras de tejido de la úlcera para análisis microbiológicos y determinar la presencia de bacterias.

 

Síntomas:

  • Dolor: Puede causar dolor en el área afectada, que puede ser constante o intermitente. El dolor puede variar en intensidad y puede empeorar con la presión o el contacto directo.
  • Enrojecimiento e inflamación: La piel alrededor de la úlcera puede estar enrojecida e inflamada debido a la respuesta inflamatoria del cuerpo ante la lesión.2
  • Secreción de líquido: Puede producir secreciones de líquido, que pueden ser claras, amarillentas o sanguinolentas, dependiendo de la presencia de infección.
  • Mal olor: En casos de infección, la úlcera puede desprender un olor desagradable debido a la presencia de bacterias.
  • Cambios en la piel circundante: La piel alrededor de la úlcera puede mostrar cambios, como sequedad, descamación, engrosamiento o endurecimiento.
  • Pérdida de sensibilidad: En algunos casos, la úlcera puede causar pérdida de sensibilidad en el área afectada debido al daño neurológico asociado con la diabetes.

 

Tratamiento:

Desbridamiento de la úlcera:

Este procedimiento implica la eliminación de tejido muerto, contaminado o no viable de la úlcera para promover la cicatrización y prevenir la infección.

Control de la infección: Si la úlcera está infectada, puede requerir tratamiento con antibióticos tópicos o sistémicos para combatir la infección y prevenir su propagación2.

Descompresión:

En casos de úlceras por presión, es importante aliviar la presión sobre la úlcera para permitir la circulación sanguínea adecuada y promover la curación. Esto puede implicar el uso de apósitos especiales, almohadillas o dispositivos de alivio de presión.

Cuidado de los pies:

Se enfoca en mantener los pies limpios y secos, proteger las áreas vulnerables con vendajes adecuados y calzado apropiado, y realizar inspecciones regulares para detectar cualquier signo de lesión o úlcera.

Control de la glucosa en sangre:

Mantener niveles de glucosa en sangre dentro del rango objetivo es fundamental para promover la cicatrización de las úlceras y prevenir complicaciones adicionales. Esto puede requerir cambios en la dieta, ejercicio regular y medicamentos para la diabetes.

Cirugía:

En casos graves o complicados, puede ser necesaria la intervención quirúrgica para limpiar la úlcera, reparar los tejidos dañados o mejorar la circulación sanguínea en el área afectada.

Educación y autocuidado:

Proporcionar educación al paciente sobre el manejo adecuado de la diabetes, el cuidado de los pies y la prevención de úlceras recurrentes es fundamental para prevenir futuras complicaciones y promover la salud a largo plazo3.

Complicaciones y pronóstico:

  • Infección: Las úlceras diabéticas aumentan el riesgo de infección debido a la falta de circulación sanguínea adecuada y a la reducción de la capacidad del sistema inmunológico para combatir las bacterias. Las infecciones pueden propagarse rápidamente y, en casos graves, pueden llevar a la gangrena o a la sepsis, una infección potencialmente mortal.
  • Amputación: Las úlceras diabéticas que no se tratan adecuadamente pueden empeorar y requerir amputación de partes del pie o de la pierna para prevenir la propagación de la infección y salvar la vida del paciente.
  • Deterioro de la calidad de vida: Las úlceras diabéticas pueden causar dolor crónico, limitaciones en la movilidad y la actividad física, y dificultades para realizar actividades diarias básicas, lo que puede tener un impacto significativo en la calidad de vida del paciente.
  • Hospitalizaciones recurrentes: Las complicaciones asociadas con las úlceras diabéticas pueden requerir hospitalizaciones repetidas, lo que aumenta la carga financiera y emocional para el paciente y su familia.

 

El pronóstico de las úlceras diabéticas depende en gran medida de la prontitud del diagnóstico y el tratamiento, así como del control efectivo de la diabetes subyacente. Con un manejo adecuado y un cuidado continuo, muchas úlceras diabéticas pueden sanar completamente y prevenir complicaciones graves. Sin embargo, en casos avanzados o cuando no se controla la diabetes, el pronóstico puede ser menos favorable y aumenta el riesgo de complicaciones graves y discapacidades permanentes. Es crucial que los pacientes con úlceras diabéticas reciban atención médica oportuna y sigan un plan de tratamiento integral para optimizar el pronóstico y mejorar la calidad de vida4.

 

CONCLUSIÓN

La úlcera diabética representa una complicación seria y potencialmente debilitante de la diabetes mellitus. Originada por una combinación de factores como la neuropatía diabética, el daño vascular y la falta de cuidado de los pies, esta lesión puede provocar graves complicaciones, incluidas infecciones, amputaciones y deterioro de la calidad de vida.

Es imperativo que tanto los pacientes como los profesionales de la salud estén alerta a los signos y síntomas de las úlceras diabéticas y tomen medidas preventivas para reducir el riesgo de su desarrollo. Además, se necesita una mayor conciencia pública sobre la importancia del cuidado de los pies en pacientes con diabetes para evitar complicaciones graves y mejorar la calidad de vida.

En última instancia, abordar las úlceras diabéticas de manera integral y proactiva puede marcar la diferencia en la vida de los pacientes al prevenir complicaciones debilitantes y promover un bienestar óptimo.

 

BIBLIOGRAFÍA

  1. Qué es úlcera diabética. Diccionario médico. Clínica U. Navarra [Internet]. https://www.cun.es. [citado el 9 de marzo de 2024]. Disponible en: https://www.cun.es/diccionario-medico/terminos/ulcera-diabetica
  2. Úlceras en los pies por diabetes [Internet]. Medlineplus.gov. [citado el 9 de marzo de 2024]. Disponible en: https://medlineplus.gov/spanish/ency/patientinstructions/000077.htm
  3. Ais Conde JG, Arranz Valentín M, Barrio Anaya S, Guerra Álvarez OA, Mota San José I, Pascual de la Fuente B, et al. Abordaje multiprofesional del paciente con úlcera de pie diabético y presencia de osteomielitis. Casos clínicos. Gerokomos [Internet]. 2020 [citado el 9 de marzo de 2024];31(2):125–8. Disponible en: https://scielo.isciii.es/scielo.php?script=sci_arttext&pid=S1134-928X2020000200012
  4. úlcera [Internet]. Wikipedia.org. [citado el 9 de marzo de 2024]. Disponible en: https://es.wikipedia.org/wiki/Úlcera

Publique con nosotros

Indexación de la revista

ID:3540

Últimos artículos