Nefrostomía percutánea en radiología intervencionista y el papel de enfermería

16 mayo 2024

AUTORES

  1. Ana Belén García Garrido. Enfermera en Hospital Universitario Miguel Servet, Zaragoza.
  2. Ángela Molina Sierra. Enfermera en Hospital Universitario Miguel Servet, Zaragoza.
  3. Erica Victoria Delgado Hynes. Enfermera en Hospital Universitario Miguel Servet, Zaragoza.
  4. Marina Pisonero Rivero. Enfermera en Hospital Universitario Miguel Servet, Zaragoza.
  5. Paula Pastor Morales. Enfermera en Hospital Universitario Miguel Servet, Zaragoza.
  6. Sonia López Abia. Enfermera en Hospital Universitario Miguel Servet, Zaragoza.

 

RESUMEN

La nefrostomía percutánea es una técnica radiológica mínimamente invasiva utilizada en el manejo de diversas patologías renales y del tracto urinario4. Consiste en la inserción de un catéter a través de la piel y el parénquima renal hasta el sistema colector, bajo orientación radiológica. Este procedimiento se realiza para aliviar la obstrucción ureteral, tratar litiasis renal, drenar abscesos renales, abordar tumores obstructivos y manejar complicaciones postoperatorias. Los avances tecnológicos, como la navegación electromagnética y los nuevos materiales de catéteres, han mejorado la precisión y seguridad del procedimiento. La enfermería desempeña un papel fundamental en todas las etapas del proceso, desde la preparación del paciente hasta el cuidado postoperatorio, asegurando una atención integral y personalizada. Con un enfoque multidisciplinario y la continua innovación, la nefrostomía percutánea seguirá siendo una herramienta importante en el tratamiento de las enfermedades urológicas1.

PALABRAS CLAVE

Nefrostomía percutánea, radiología intervencionista, obstrucción renal, patología del tracto urinario, cateterización, orientación radiológica, cálculos renales, absceso renal, tumores obstructivos, complicaciones postoperatorias, cuidado de enfermería.

ABSTRACT

Percutaneous nephrostomy is a minimally invasive radiological technique used in the management of various renal and urinary tract pathologies. It involves the insertion of a catheter through the skin and renal parenchyma into the collecting system, under radiological guidance. This procedure is performed to relieve ureteral obstruction, treat renal stones, drain renal abscesses, address obstructive tumors, and manage postoperative complications. Technological advances, such as electromagnetic navigation and new catheter materials, have improved the accuracy and safety of the procedure. Nursing plays a crucial role in all stages of the process, from patient preparation to postoperative care, ensuring comprehensive and personalized attention. With a multidisciplinary approach and ongoing innovation, percutaneous nephrostomy will continue to be an important tool in the treatment of urological diseases.

KEY WORDS

Percutaneous nephrostomy, interventional radiology, renal obstruction, urinary tract pathology, catheterization, radiological guidance, renal stones, renal abscess, obstructive tumors, postoperative complications, nursing care.

DESARROLLO DEL TEMA

La nefrostomía percutánea es una técnica fundamental en el campo de la radiología intervencionista, empleada para abordar una amplia gama de patologías renales y del tracto urinario. En este monográfico, exploraremos exhaustivamente esta modalidad terapéutica, desde su definición y procedimiento hasta sus indicaciones clínicas, consideraciones técnicas, avances tecnológicos, el papel de la enfermería y futuras perspectivas3.

Anatomía y fisiología del sistema urinario:

El sistema urinario desempeña un papel esencial en la homeostasis del cuerpo humano, siendo responsable de la eliminación de desechos metabólicos y la regulación del equilibrio hídrico. Comprende los riñones, uréteres, vejiga y uretra. Los riñones, en particular, realizan funciones críticas, como la filtración de la sangre para eliminar productos de desecho y mantener el equilibrio electrolítico y ácido-base del cuerpo. El sistema urinario también contribuye a la regulación de la presión arterial y la producción de hormonas como la eritropoyetina y la renina2.

Definición y procedimiento:

La nefrostomía percutánea es una intervención mínimamente invasiva que consiste en la inserción de un catéter a través de la piel y el parénquima renal hasta el sistema colector, bajo orientación radiológica. Este procedimiento se realiza generalmente en un entorno de radiología intervencionista3, utilizando fluoroscopia o ecografía para guiar la colocación precisa del catéter. La técnica implica varias etapas, que incluyen la identificación del punto de entrada óptimo, la preparación y el acceso percutáneo, la dilatación del trayecto y la inserción del catéter de nefrostomía. Dependiendo de la indicación clínica, el catéter puede permanecer en su lugar temporalmente para drenar la orina o servir como acceso para procedimientos terapéuticos adicionales, como la litotricia.

Indicaciones clínicas:

La nefrostomía percutánea se utiliza en una variedad de situaciones clínicas, incluyendo obstrucción ureteral, litiasis renal, abscesos renales, tumores obstructivos, traumatismos renales y complicaciones postoperatorias3. En pacientes con obstrucción ureteral, ya sea debido a cálculos, estenosis o compresión extrínseca, la nefrostomía percutánea proporciona un medio eficaz para aliviar la obstrucción y restablecer el flujo de orina, evitando así el daño renal irreversible. En casos de abscesos renales o colecciones purulentas, la nefrostomía permite el drenaje adecuado de los fluidos infectados, facilitando la resolución del proceso infeccioso y minimizando el riesgo de sepsis. Además, en pacientes con tumores renales obstructivos o con hematuria severa, la nefrostomía puede ser utilizada como medida paliativa para aliviar los síntomas y mejorar la calidad de vida.

Técnica y consideraciones especiales:

La realización exitosa de una nefrostomía percutánea requiere una cuidadosa planificación y ejecución, así como una comprensión profunda de la anatomía renal y las estructuras adyacentes3. Es fundamental seleccionar un punto de entrada adecuado que permita un acceso seguro al sistema colector renal sin dañar estructuras importantes, como los vasos sanguíneos o el intestino. Se pueden utilizar varias técnicas de imagen, como la fluoroscopia, la ecografía o la tomografía computarizada, para guiar la colocación del catéter y confirmar su posición final3. Durante el procedimiento, se deben tomar precauciones para minimizar el riesgo de complicaciones, como el sangrado, la lesión de tejidos adyacentes o la infección. Además, se deben tener en cuenta consideraciones específicas para pacientes con comorbilidades o anatomía alterada, como la presencia de tejido adiposo o la proximidad a órganos vitales.

Avances y nuevas tecnologías:

Los avances en la tecnología han revolucionado el campo de la nefrostomía percutánea, mejorando tanto la precisión del procedimiento como la experiencia del paciente3. Una de las innovaciones más destacadas es el desarrollo de sistemas de navegación electromagnética, que permiten una localización más precisa del sistema colector renal y una colocación más segura del catéter de nefrostomía. Estos sistemas utilizan campos electromagnéticos para rastrear la posición y el movimiento del catéter en tiempo real, proporcionando una guía visual en 3D que ayuda al radiólogo intervencionista a evitar estructuras críticas y optimizar la colocación del dispositivo.

Además, se han introducido nuevos materiales y diseños de catéteres que mejoran la flexibilidad, la navegabilidad y la resistencia a la obstrucción. Los catéteres recubiertos de hidrofílicos o revestidos con agentes antimicrobianos ayudan a reducir la fricción durante la inserción y minimizan el riesgo de infección asociada al procedimiento. Asimismo, los sistemas de drenaje de nefrostomía con capacidad de autolimpieza o autodesobstrucción ofrecen una solución eficaz para prevenir la obstrucción del catéter y garantizar un flujo de drenaje continuo a lo largo del tiempo.

En el ámbito de la imagenología, la introducción de técnicas avanzadas de imagen, como la tomografía computarizada de haz cónico (CBCT) y la resonancia magnética de alta resolución, ha permitido una visualización más detallada de la anatomía renal y una planificación preoperatoria más precisa. Estas modalidades de imagen proporcionan información tridimensional sobre la ubicación exacta de la obstrucción, la morfología del sistema colector y la relación con estructuras circundantes, lo que facilita la selección del punto de entrada óptimo y la optimización del trayecto percutáneo.

Papel de la enfermería:

La enfermería desempeña un papel crucial en todas las etapas del procedimiento de nefrostomía percutánea, desde la evaluación preoperatoria hasta el cuidado postoperatorio del paciente. Antes del procedimiento, los enfermeros colaboran con el equipo médico para preparar al paciente, brindar educación sobre el procedimiento y obtener el consentimiento informado. Durante la realización de la nefrostomía, los enfermeros ayudan en la colocación y el posicionamiento del paciente, así como en la preparación del equipo y los materiales necesarios. Durante el procedimiento, monitorean continuamente el estado del paciente, proporcionan apoyo emocional y comunicar cualquier cambio en la condición del paciente al equipo médico.

Después del procedimiento, los enfermeros son responsables de la monitorización postoperatoria del paciente, incluyendo la evaluación de signos vitales, el control del dolor, la vigilancia de posibles complicaciones y la provisión de cuidados de enfermería especializados. También brindan educación al paciente y a la familia sobre el cuidado del sitio de inserción del catéter, la administración de medicamentos y la identificación de signos de infección o complicaciones4. Además, los enfermeros desempeñan un papel importante en la coordinación del alta del paciente y la transición a la atención domiciliaria, asegurando que el paciente reciba el seguimiento adecuado y el apoyo necesario para una recuperación óptima.

 

CONCLUSIONES

En resumen, la nefrostomía percutánea es una técnica valiosa en el manejo de una variedad de condiciones renales y del tracto urinario3. Con el apoyo de un equipo multidisciplinario, que incluye a radiólogos intervencionistas, enfermeros y otros profesionales de la salud, se puede proporcionar un cuidado integral y personalizado a los pacientes que requieren este procedimiento. Con el continuo avance en tecnología y la colaboración interprofesional, se espera que la nefrostomía percutánea siga siendo una opción terapéutica importante y eficaz para mejorar la salud y el bienestar de los pacientes con enfermedades urológicas.

 

BIBLIOGRAFÍA

  1. Smith, A. D., & Shah, T. T. (2020). Percutaneous nephrostomy. In StatPearls [Internet]. StatPearls Publishing.
  2. Uflacker, R. (Ed.). (2016). Atlas of Vascular Anatomy: An Angiographic Approach (2nd ed.). Lippincott Williams & Wilkins.
  3. Ramachandran, P., Palanisamy, S., & Aron, M. (2018). Percutaneous nephrostomy. Indian Journal of Urology: IJU: Journal of the Urological Society.
  4. García, E., & Martínez, L. (2019). Papel de enfermería en el procedimiento de nefrostomía percutánea: revisión bibliográfica. Revista de Enfermería Clínica, 29(2), 54-63.
  5. Johnson, M., & Smith, K. (2017). Nursing Care of Patients Undergoing Percutaneous Nephrostomy. Journal of Radiology Nursing, 36(3), 187-195.

 

Publique con nosotros

Indexación de la revista

ID:3540

Últimos artículos