Neumotórax espontáneo recurrente, a propósito de un caso

18 febrero 2024

 

AUTORES

  1. Jesica García Palacio. Centro de Salud Torre Ramona.
  2. Alba Barberán Bernardos. Centro de Salud Monreal del Campo.
  3. Helena Vicente Pastor. Hospital Universitario Miguel Servet.
  4. Sandra Úrsula Luna Laguarta. Centro de Salud Almozara.
  5. Raquel Condón Martínez. Hospital Nuestra Señora de Gracia. 
  6. María Cuello Sanz. Centro de Salud Fuentes Norte.

 

RESUMEN

Presentamos el caso de un varón de 20 años, fumador, con antecedente de neumotórax izquierdo con drenaje pleural hace un año. Acude a Urgencias por un cuadro de inicio súbito de dolor pleurítico en el hemitórax derecho que cede espontáneamente. Durante la exploración física, se encuentra estable hemodinámicamente, eupneico y sin dolor. En la auscultación pulmonar se objetiva hipoventilación en el hemitórax derecho. Ante la clínica y el antecedente personal, se realiza radiografía de tórax observando neumotórax completo derecho. Se coloca un drenaje endotorácico con resolución del cuadro.

PALABRAS CLAVE

Neumotórax espontáneo, dolor torácico.

ABSTRACT 

We present the case of a 20-year-old male, smoker, with a history of left pneumothorax with pleural drainage one year ago. He went to the Emergency Department with a right pleuritic chest pain that subsided spontaneously. In the physical examination, he was hemodynamically stable, eupneic, and pain-free. Pulmonary auscultation revealed with hypophonesis in the right lung. With these signs and symptoms, and a personal history, a chest X-ray was performed, observing complete right pneumothorax.

The patient made good progress after insertion of an endothoracic drain.

KEY WORDS

Spontaneous pneumothorax, chest pain.

INTRODUCCIÓN

El neumotórax es la presencia de gas en el espacio pleural, con el consiguiente colapso pulmonar. Un neumotórax espontáneo es el que se produce sin causa aparente y suele darse en varones jóvenes fumadores. El dolor torácico brusco y la disnea son los síntomas más frecuentes, aunque también pueden cursar de forma asintomática. En la radiografía torácica se observa la retracción pulmonar hacia el hilio. El objetivo del tratamiento es evacuar el aire del espacio pleural para permitir la reexpansión pulmonar. Hay diferentes opciones terapéuticas y debemos individualizar y elegir la más adecuada para cada paciente. La prevención de recurrencias es fundamental, ya que, si no se lleva a cabo, casi un tercio de los pacientes presentarán un nuevo evento en los próximos 5 años.

PRESENTACIÓN DEL CASO CLÍNICO

Acude a Urgencias un paciente varón de 20 años, fumador de 10 cigarrillos al día, con antecedente de neumotórax izquierdo con drenaje pleural hace un año. Refiere que hace una hora ha comenzado con dolor en hemitórax derecho de aparición brusca, que aumenta con maniobras de Valsalva y la inspiración forzada, que ha cedido espontáneamente a su llegada a Urgencias. No refiere traumatismo previo. Afebril en todo momento. En la exploración física, el paciente presenta un buen estado general y está eupneico en reposo. En la toma de constantes presenta una frecuencia cardiaca de 102 latidos por minuto, tensión arterial de 143/78, saturación de oxígeno de 96% y temperatura de 36.6ºC. En la auscultación respiratoria se evidencia murmullo vesicular disminuido en región anterior superior y región lateral de pulmón derecho. El resto de la exploración es anodina. Se realiza radiografía de tórax (fig. 1) en la que se observa neumotórax completo derecho. A continuación, se realiza drenaje endotorácico y se repite radiografía de tórax de control (fig.2), apreciándose reexpansión pulmonar sin alteraciones pleuroparenquimatosas de evolución aguda. Se cursa ingreso en planta de Cirugía Torácica, permaneciendo estable clínica y hemodinámicamente. Al día siguiente se retira el drenaje con control radiológico posterior correcto (fig. 3) y se da de alta con tratamiento analgésico y antiinflamatorio oral, fisioterapia respiratoria con inspirómetro y recomendaciones de vida tranquila evitando esfuerzos físicos. Se incluye en lista de espera quirúrgica.

DISCUSIÓN Y CONCLUSIONES

El neumotórax es la presencia de gas en el espacio pleural, con el consiguiente colapso pulmonar. Un neumotórax espontáneo es el que se produce sin causa aparente.

El neumotórax espontáneo primario es el que se produce en individuos sin enfermedad pulmonar subyacente, afectando particularmente a varones jóvenes con hábito tabáquico. Aunque su patogénesis exacta no se conoce completamente, se cree que es causado por la ruptura de pequeñas bullas localizadas en los lóbulos superiores1,2.

Por otro lado, el neumotórax espontáneo secundario se presenta como una complicación de una enfermedad pulmonar como la enfermedad pulmonar obstructiva crónica (EPOC), neumonía por Pneumocystis carinii en sujetos infectados con el virus de la inmunodeficiencia humana, tuberculosis, asma o fibrosis quística2.

Clínicamente, los pacientes que presentan un neumotórax espontáneo suelen presentar dolor pleurítico súbito, disnea y tos, aunque también pueden cursar de forma asintomática en un 10% de los casos. En la exploración física, se aprecia disminución o ausencia de los ruidos respiratorios en el lado afectado. El neumotórax espontáneo primario suele cursar con hipoxemia debido a que las zonas de pulmón colapsadas y pobremente ventiladas continúan recibiendo una perfusión significativa. Sin embargo, no suelen presentar hipercapnia ya que la función del resto de pulmón es normal, y en el otro pulmón se mantiene una correcta ventilación alveolar.

La radiografía simple de tórax posteroanterior y lateral en inspiración es indispensable para la confirmación diagnóstica. En ella se objetiva el colapso o retracción pulmonar por la presencia de aire que lo rodea. No obstante, en caso de duda se puede realizar un TAC torácico, ya que es la prueba complementaria diagnóstica más sensible3.

El objetivo del tratamiento es evacuar el aire del espacio pleural para permitir la reexpansión pulmonar y prevenir recurrencias. La oxigenoterapia incrementa la reabsorción del aire pleural y mejora la hipoxemia. Hay diferentes opciones terapéuticas: actitud conservadora esperando una resolución espontánea, aspiración simple del espacio pleural, colocación de un tubo de toracostomía con o sin pleurodesis, y cirugía toracoscópica y toracotomía para prevenir recidivas. En los últimos años se tiende hacia un manejo más conservador, basado en que el aire localizado en el espacio pleural no siempre requiere una intervención terapéutica. Debemos individualizar y seleccionar una opción terapéutica u otra en función del estado clínico del paciente y del riesgo de recurrencias, no del tamaño del neumotórax1,2.

En el caso de un neumotórax primario espontáneo recurrente o persistente, como el de nuestro paciente, se debe ofrecer un intento de tratamiento definitivo ya que la tasa de recurrencias disminuye considerablemente. La pleurodesis química con talco es el procedimiento más utilizado en Europa y tiene como objetivo inflamar las capas de la pleura para lograr su adhesión e impedir así la acumulación de líquido en la cavidad pleural2.

Cuando no se ha realizado una terapia preventiva, los neumotórax espontáneos primarios suelen recidivar en un 30% de los casos y los neumotórax espontáneos secundarios un 45% en los 5 años posteriores, aunque la mayoría ocurren durante el primer año tras el episodio inicial. Las recidivas en el pulmón contralateral se dan en un 5-15% de los casos. El cese del tabaquismo y evitar actividades que supongan cambios en la presión atmosférica son fundamentales a la hora de prevenir recurrencias1,2.

El tabaquismo es el factor de riesgo más importante de neumotórax espontáneo y se correlaciona con la dosis consumida. Además, el riesgo de recidiva también se asocia al hábito tabáquico, siendo mayor en pacientes que siguen fumando y menor en los que dejan de fumar. Por todo ello, uno de los pilares fundamentales de la prevención es la detección del tabaquismo en nuestros pacientes y fomentar el abandono del hábito tabáquico.

La mayoría de los pacientes que cursan con un neumotórax espontáneo primario se recuperan completamente y pueden llevar una vida normal y físicamente activa.

 

BIBLIOGRAFÍA

  1. Tschopp JM, Bintcliffe O, Astoul P, Canalis E, Driesen P, Janssen J, Krasnik M, Maskell N, Van Schil P, Tonia T, A. Waller D, Marquette C, Cardillo G. Declaración del grupo de trabajo de la ERS: diagnóstico y tratamiento del neumotórax espontáneo primario. Revista Respiratoria Europea. 2015; 46:321-335.
  2. J.M. Porcel. Neumotórax espontáneo. Medicina integral. 2001; vol 38(1):3-7.
  3. Aguilera P, Martín A, Fernández MJ, Soneira Z, Gaitán J, San Miguel N. Neumotórax espontáneo. Medicina General y de familia. 2016; 5(4):161-163.
  4. Le Guen P, Crestani B, Mordant P. Neumotórax espontáneo. EMC, Tratado de Medicina. 2021; 25(1):1-7.

 

ANEXOS

Figura 1:

1

 

Figura 2:

C:\Users\Miguel\AppData\Local\Microsoft\Windows\INetCache\Content.Word\2.png

 

Figura 3:

C:\Users\Miguel\AppData\Local\Microsoft\Windows\INetCache\Content.Word\3.png

 

Publique con nosotros

Indexación de la revista

ID:3540

Últimos artículos