Papel de enfermería en la hospitalización domiciliaria: garantizando una atención integral

15 mayo 2024

AUTORES

  1. Cristina Villarroya Garcés. Graduada en Enfermería. Hospitalización Planta Cirugía y Neurología. Hospital de Alcañiz.
  2. Raquel Domingo Milian. Graduada en Enfermería. Pruebas Funcionales, Neumología. Hospital de Alcañiz.
  3. Lucía Gargallo Carceller. Graduada en Enfermería. Hospitalización Planta de Cirugía y Neurología. Hospital de Alcañiz.
  4. Marta Gimeno Ponz. Graduada en Enfermería. Hospitalización Planta de Cirugía y Neurología. Hospital de Alcañiz.
  5. Lara Andreu Train. Graduada en Enfermería. Hospitalización a Domicilio. Hospital de Alcañiz.
  6. Alberto Samper Callao. Graduado en Enfermería. Hospitalización Planta Ortogeriatría y Cirugía. Hospital Nuestra Señora de Gracia, Zaragoza.

 

RESUMEN

La hospitalización domiciliaria emerge como una innovadora forma de brindar atención médica, permitiendo que los pacientes reciban cuidados en sus hogares en lugar de permanecer en entornos hospitalarios. En este contexto, el papel de enfermería es fundamental, ya que proporciona cuidados integrales, personalizados y basados en evidencia que abordan las necesidades físicas, emocionales y sociales del paciente y su familia. Este artículo monográfico explora en profundidad el multifacético rol de enfermería en la hospitalización domiciliaria, destacando sus responsabilidades, desafíos y estrategias para ofrecer una atención de alta calidad centrada en el paciente.

PALABRAS CLAVE

Hospitalización domiciliaria, enfermería, atención integral, necesidades básicas.

ABSTRACT

Home hospitalization, also known as home care, represents an innovative approach to delivering medical care, where patients receive care in the comfort of their own homes rather than staying in a hospital setting. In this context, the role of nursing is crucial, as it provides comprehensive, personalized, and evidence-based care addressing the physical, emotional, and social needs of the patient and their family. This monographic article explores in depth the multifaceted role of nursing in home hospitalization, highlighting its responsibilities, challenges, and strategies for providing patient-centered, high-quality care.

KEY WORDS

Home hospitalization, nursing, comprehensive care, basic needs.

DESARROLLO DEL TEMA

La hospitalización domiciliaria, también conocida como atención domiciliaria, representa una forma innovadora de brindar atención médica, donde los pacientes reciben cuidados en la comodidad de su hogar en lugar de permanecer en un entorno hospitalario. Este enfoque de atención no solo promueve la comodidad del paciente y la continuidad de los lazos familiares, sino que también puede contribuir a la reducción de costos y la prevención de complicaciones asociadas a la hospitalización prolongada. En este contexto, el papel de enfermería desempeña una función crucial al proporcionar cuidados integrales, personalizados y basados en evidencia que abordan las necesidades físicas, emocionales y sociales del paciente y su familia. Este artículo monográfico se propone explorar en profundidad el papel multifacético de enfermería en la hospitalización domiciliaria, destacando sus responsabilidades, desafíos y estrategias para brindar una atención de alta calidad y centrada en el paciente.

A nivel mundial, se ha observado un aumento en la provisión de servicios de atención médica en entornos domésticos o comunitarios1. Este tipo de atención, que puede variar según los países individuales, abarca una amplia gama de servicios y se ha definido como «atención profesional ofrecida en el hogar a adultos con necesidades formalmente evaluadas», desde el apoyo de 24 horas para personas con necesidades complejas hasta asistencia ocasional para aquellos que lo requieran2.

Los servicios proporcionados en el ámbito de la atención domiciliaria incluyen atención de enfermería, rehabilitación y cuidado personal. Aunque diversos profesionales participan en la atención domiciliaria, las enfermeras son frecuentemente el principal proveedor de atención profesional.

Comparación entre hospitalización domiciliaria y convencional:

La hospitalización domiciliaria y la hospitalización convencional en entornos hospitalarios ofrecen diferentes enfoques para la prestación de atención médica. En la hospitalización convencional los pacientes son admitidos en un entorno hospitalario, donde reciben atención médica y de enfermería en habitaciones designadas para pacientes hospitalizados. Aquí, los pacientes pueden experimentar estrés y ansiedad debido al entorno hospitalario desconocido y a la separación de sus hogares y seres queridos. Además, puede ser costosa debido a los gastos asociados con el mantenimiento de instalaciones hospitalarias, equipos médicos y personal. En cambio, la hospitalización domiciliaria supone que los pacientes pueden sentirse más cómodos y relajados en su propio entorno, lo que puede contribuir a una sensación de bienestar y apoyo emocional por parte de la familia. Además, aunque inicialmente puede haber costos asociados con la implementación de la hospitalización domiciliaria, como la capacitación del personal y la adquisición de equipos médicos, a largo plazo puede resultar más económica que la hospitalización convencional3.

También es importante incluir que, en el caso de la hospitalización convencional, los pacientes pueden experimentar interrupciones en la atención cuando son dados de alta del hospital y regresan a casa, lo que puede resultar en una transición abrupta y posiblemente en una discontinuidad en el cuidado. Además, los pacientes hospitalizados pueden estar expuestos a un mayor riesgo de infecciones nosocomiales debido a la presencia de diversos patógenos en el entorno hospitalario. Mientras que en la domiciliaria la atención médica continua se proporciona en el hogar del paciente, lo que permite una transición más suave desde la atención hospitalaria hasta la atención domiciliaria, promoviendo así la continuidad del cuidado. Al recibir atención en su hogar, los pacientes pueden estar menos expuestos a patógenos hospitalarios, lo que puede reducir el riesgo de infecciones asociadas a la atención médica3.

Rol de enfermería en la hospitalización domiciliaria:

El papel de enfermería en la hospitalización domiciliaria es amplio y diversificado, abarcando una variedad de funciones y responsabilidades esenciales para el cuidado óptimo del paciente.

Entre las principales responsabilidades se incluyen en primer lugar una evaluación integral del paciente, puesto que los enfermeros tienen que evaluar de forma exhaustiva las necesidades básicas del paciente, incluyendo su estado de salud física, emocional y social, así como el entorno del hogar. Esta evaluación sirve de base para el desarrollo de un plan de cuidados individualizado.

Además, basándose en la evaluación del paciente, los enfermeros colaboran con otros profesionales de la salud y la familia para desarrollar un plan de cuidados personalizado que aborde las necesidades específicas del paciente, incluyendo la administración de medicamentos, terapias, cuidados de heridas, entre otros4.

Los enfermeros llevan a cabo una amplia gama de procedimientos clínicos, como la administración de medicamentos, la monitorización de signos vitales, el manejo de dispositivos médicos, el cuidado de heridas y la administración de terapias intravenosas, con el objetivo de mantener la estabilidad y promover la recuperación del paciente. Además de los cuidados físicos, los enfermeros ofrecen apoyo emocional y psicosocial al paciente y la familia, ayudándoles a hacer frente al estrés, la ansiedad y las preocupaciones relacionadas con la enfermedad y los cambios en el estilo de vida4.

También resulta fundamental que los enfermeros brinden educación continua al paciente y a la familia sobre la enfermedad, el manejo de síntomas, la administración de medicamentos, la nutrición adecuada, el autocuidado y la prevención de complicaciones, con el fin de fomentar la participación activa y la autogestión de la salud.

Otro papel importante de los enfermeros es servir como enlaces entre el paciente, la familia y otros miembros del equipo de atención médica, coordinando los servicios y garantizando una atención integral y continua. Esto incluye la comunicación regular con médicos, terapeutas, trabajadores sociales y otros profesionales de la salud. Los enfermeros realizan un seguimiento continuo del estado del paciente, evaluando la eficacia del tratamiento, identificando posibles complicaciones y ajustando el plan de cuidados según sea necesario. Esto puede implicar visitas regulares al hogar, así como el uso de tecnología de monitoreo remoto4.

También tienen un rol en la documentación y registro de datos, mantienen registros precisos y detallados de las intervenciones de enfermería, los cambios en el estado del paciente, la respuesta al tratamiento y la comunicación con otros miembros del equipo de atención médica, asegurando una atención coordinada y de calidad4.

Desafíos y estrategias de enfrentamiento:

El ejercicio del rol de enfermería en la hospitalización domiciliaria conlleva una serie de desafíos únicos, que requieren habilidades específicas y estrategias de afrontamiento adecuadas. Es importante tener en cuenta que los enfermeros deben adaptarse a entornos domésticos variables y a menudo impredecibles, donde pueden enfrentar limitaciones de espacio, recursos y equipamiento. La hospitalización domiciliaria a menudo implica trabajar con recursos limitados, lo que requiere una gestión eficiente y creativa de los suministros, equipos y personal disponible5.

Los enfermeros deben estar preparados para enfrentar situaciones de emergencia en el hogar, como exacerbaciones agudas de enfermedades crónicas, complicaciones médicas graves o eventos traumáticos. Para enfrentar estos desafíos, los enfermeros pueden implementar una serie de estrategias, que incluyen el desarrollo de habilidades de comunicación efectiva para establecer relaciones terapéuticas con pacientes y familias. Participar en programas de capacitación y educación continua para mantenerse actualizados sobre las mejores prácticas en atención domiciliaria y colaborar con otros miembros del equipo de atención médica y coordinación eficiente de cuidados5.

También resulta fundamental utilizar tecnología de salud digital para facilitar la comunicación remota, el monitoreo del paciente y el intercambio de información clínica.

Y deben de seguir protocolos y procedimientos estandarizados para garantizar la seguridad del paciente y la calidad de la atención.

 

CONCLUSIÓN

La hospitalización domiciliaria ofrece una serie de beneficios significativos para los pacientes y sus familias en comparación con la hospitalización convencional en entornos hospitalarios. En primer lugar, proporciona comodidad y familiaridad al permitir que los pacientes reciban atención médica en el entorno de su hogar. Esto reduce la ansiedad y promueve un sentido de seguridad y bienestar emocional. Además, la hospitalización domiciliaria fomenta una mayor participación de la familia en el cuidado del paciente. Otra ventaja es la personalización del cuidado y que los pacientes están menos expuestos a patógenos hospitalarios y tienen un menor riesgo de desarrollar infecciones nosocomiales, lo que contribuye a una recuperación más rápida y una mejor salud general6.

Además, resulta fundamental el papel de enfermería en la hospitalización domiciliaria puesto que permite garantizar la entrega de cuidados integrales, centrados en el paciente y de alta calidad en el entorno domiciliario. Los enfermeros desempeñan un papel multifacético y esencial que abarca desde la evaluación inicial y el desarrollo del plan de cuidado hasta la provisión de cuidados clínicos, la coordinación de servicios y el apoyo emocional. A través de su compromiso y dedicación, los enfermeros contribuyen significativamente a mejorar la calidad de vida y el bienestar de los pacientes y sus familias en la hospitalización domiciliaria.

 

BIBLIOGRAFÍA

  1. Dowding D, Russell D, Trifilio M, McDonald MV, Shang J. Home care nurses’ identification of patients at risk of infection and their risk mitigation strategies: A qualitative interview study. Int J NursStud. 2020; 107:103617. https://doi.org/10.1016/j.ijnurstu.2020.103617.
  2. Genet N, Boerma WGW, Kringos DS, Bouman A, Francke AL, Fagerström C, et al. Home care in Europe: a systematic literature review. BMC Health Serv Res 2011; 11:207. https://doi.org/10.1186/1472-6963-11-207.
  3. Fuente DDL, Moreno SP, Rodríguez C, López MR. Cuidados de enfermería en hospitalización a domicilio y hospitalización convencional. Revista Española de Salud Pública 1998; 72:517–27. https://doi.org/10.1590/S1135-57271998000600005.
  4. Revista Revista Iberoamericana de Educación e Investigación en Enfermería: Rol del profesional de enfermería en unidades de hospitalización domiciliaria de hospitales públicos. Enfermería 21 s/f. https://www.enfermeria21.com/revistas/aladefe/articulo/146/ (consultado el 28 de febrero de 2024).
  5. Segura J. Nuevos retos en enfermería comunitaria y en atención domiciliaria. Nursing. 2003; 21:60–3. https://doi.org/10.1016/S0212-5382(03)71797-X.
  6. Shahrestanaki SK, Rafii F, Najafi Ghezeljeh T, Farahani MA, Majdabadi Kohne AZ. Patient safety in home health care: a grounded theory study. BMC Health Serv Res 2023;23. https://doi.org/10.1186/s12913-023-09458-9.

 

Publique con nosotros

Indexación de la revista

ID:3540

Últimos artículos