Plan de cuidados de enfermería en paciente con vertebroplastia. Caso clínico

16 mayo 2024

AUTORES

  1. Ana Belén García Garrido. Enfermera en Hospital Universitario Miguel Servet, Zaragoza.
  2. Ángela Molina Sierra. Enfermera en Hospital Universitario Miguel Servet, Zaragoza.
  3. Erica Victoria Delgado Hynes. Enfermera en Hospital Universitario Miguel Servet, Zaragoza.
  4. Marina Pisonero Rivero. Enfermera en Hospital Universitario Miguel Servet, Zaragoza.
  5. Paula Pastor Morales. Enfermera en Hospital Universitario Miguel Servet, Zaragoza.
  6. Sonia López Abia. Enfermera en Hospital Universitario Miguel Servet, Zaragoza.

 

RESUMEN

La vertebroplastia es un procedimiento médico utilizado para tratar fracturas por compresión en la columna vertebral, generalmente causadas por osteoporosis o cáncer. Durante la vertebroplastia, se inyecta una mezcla especial de cemento en la vértebra fracturada para estabilizarla y reducir el dolor. Normalmente se considera para pacientes que tienen dolor severo que no ha respondido a tratamientos conservadores como reposo, medicamentos para el dolor o el uso de ortesis.

PALABRAS CLAVE

Vertebroplastia, fracturas vertebrales, compresión vertebral, osteoporosis, cemento óseo, tratamiento de dolor, procedimiento percutáneo, estabilización vertebral, radiología intervencionista, manejo del dolor crónico.

ABSTRACT

Vertebroplasty is a medical procedure used to treat compression fractures in the spine, often caused by osteoporosis or cancer. During vertebroplasty, a special cement mixture is injected into the fractured vertebra to stabilize it and reduce pain. It’s typically considered for patients who have severe pain that hasn’t responded to conservative treatments like rest, pain medication, or bracing.

KEY WORDS

Vertebroplasty, vertebral fractures, vertebral compression, osteoporosis, bone cement, pain treatment, percutaneous procedure, vertebral stabilization, interventional radiology, chronic pain management.

INTRODUCCIÓN

La vertebroplastia es un procedimiento médico utilizado para tratar fracturas por compresión en la columna vertebral, un problema comúnmente asociado con condiciones como la osteoporosis o el cáncer metastásico. Durante la vertebroplastia, se inyecta una mezcla especial de cemento óseo en la vértebra fracturada con el fin de estabilizarla y aliviar el dolor asociado. Esta técnica mínimamente invasiva ha ganado popularidad debido a su capacidad para proporcionar alivio inmediato del dolor y mejorar la calidad de vida de los pacientes con fracturas vertebrales dolorosas y debilitantes. En esta introducción, explicaremos en detalle los aspectos clave de la vertebroplastia, incluyendo sus indicaciones, técnicas, resultados clínicos y consideraciones relevantes1,2.

SÍNTOMAS:

Los síntomas que podrían indicar la necesidad de realizar una vertebroplastia incluyen:

Dolor intenso y persistente en la espalda, que puede empeorar con la actividad física.

Dolor que no responde al tratamiento con medicamentos para el dolor o terapia física.

Dolor que interfiere significativamente con las actividades diarias y la calidad de vida.

Dolor asociado con una fractura vertebral por compresión diagnosticada mediante imágenes como radiografías, resonancia magnética o tomografía computarizada.

Presencia de una fractura vertebral por osteoporosis, cáncer metastásico u otra enfermedad ósea que cause debilidad en la estructura ósea de la columna vertebral.

Compresión de los nervios espinales o médula espinal debido a la fractura vertebral, lo que puede provocar síntomas adicionales como entumecimiento, debilidad o problemas de control de la vejiga y el intestino.

Es importante consultar a un médico para evaluar los síntomas y determinar si la vertebroplastia u otro tratamiento es adecuado para abordar la condición subyacente1,2.

PREVENCIÓN:

La prevención de fracturas vertebrales puede incluir una variedad de enfoques, especialmente si se trata de fracturas por osteoporosis.

Aquí hay algunas medidas preventivas que pueden ayudar a reducir el riesgo de fracturas vertebrales:

Mantener huesos saludables: Consumir una dieta rica en calcio y vitamina D, así como realizar ejercicio regularmente, puede ayudar a mantener la salud ósea y reducir el riesgo de osteoporosis.

Evitar caídas: Tomar precauciones para evitar caídas, como mantener el hogar libre de obstáculos, usar calzado adecuado y utilizar dispositivos de ayuda si es necesario, puede ayudar a prevenir fracturas por trauma.

Evaluación y tratamiento de la osteoporosis: Si se diagnostica osteoporosis o se considera un riesgo elevado, es importante seguir el tratamiento recomendado por el médico para fortalecer los huesos y reducir el riesgo de fracturas.

Modificaciones del estilo de vida: Evitar el tabaquismo y limitar el consumo de alcohol pueden ayudar a mantener la salud ósea y reducir el riesgo de fracturas.

Medicamentos: En algunos casos, el médico puede recetar medicamentos específicos para tratar la osteoporosis y reducir el riesgo de fracturas.

Evaluación regular: Las personas mayores y aquellas con factores de riesgo de osteoporosis deben someterse a evaluaciones regulares para detectar y tratar cualquier problema óseo antes de que ocurran fracturas.

Al adoptar estos enfoques preventivos, es posible reducir significativamente el riesgo de fracturas vertebrales y mejorar la salud ósea en general3,4,5.

PRESENTACIÓN DEL CASO CLÍNICO

Historia Clínica: Paciente con Vertebroplastia.

Datos Demográficos:

  • Edad: 65 años.
  • Sexo: Femenino.
  • Ocupación: Jubilada.

 

Antecedentes Médicos: Hipertensión arterial controlada con medicación.

Osteoporosis diagnosticada hace 10 años. Fractura vertebral previa en vértebra torácica T11 hace 3 meses, tratada con analgésicos y reposo.

Presentación Clínica Actual: La paciente se presenta en la consulta de ortopedia con dolor lumbar agudo de inicio súbito hace 2 días. Describe el dolor como punzante y constante, empeora con el movimiento y no mejora con el reposo. Niega fiebre o traumatismo reciente. El dolor le dificulta la realización de las actividades diarias y le impide dormir adecuadamente.

Examen Físico: Apariencia: Bien nutrida, con dolor evidente al moverse.

Signos Vitales: PA: 140/90 mmHg, FC: 80 lpm, FR: 16 rpm, Temp: 36.8°C.

Columna: Dolor a la palpación en la región lumbar, no hay deformidades evidentes.

Neurovascular: Funciones neurológicas intactas, sin déficits motores ni sensitivos.

Exámenes Complementarios:

-Radiografía de columna lumbar: Fractura aguda en vértebra lumbar L2 con colapso vertebral del 30%.

-Densitometría ósea: T-score de -3.0 en columna lumbar y cadera, confirmando osteoporosis severa.

Plan de Tratamiento: Hospitalización para control del dolor y evaluación preoperatoria. Analgesia con opioides y antiinflamatorios no esteroides.

Realización de vertebroplastia bajo guía fluoroscópica para estabilizar la vértebra fracturada.

Terapia física para fortalecimiento muscular y prevención de nuevas fracturas.

Seguimiento a largo plazo con endocrinología para manejo de la osteoporosis y prevención de fracturas futuras.

Este caso clínico proporciona un escenario básico de un paciente que requiere una vertebroplastia debido a una fractura vertebral aguda secundaria a osteoporosis.

VALORACIÓN DE LAS NECESIDADES BÁSICAS DE ENFERMERÍA SEGÚN EL MODELO DE VIRGINIA HENDERSON

Una vez ingresada en la unidad de cuidados de traumatología, se realiza una valoración inicial según las

catorce necesidades de Virginia Henderson.

1. Necesidad de oxigenación: Sin alteraciones, su frecuencia respiratoria está dentro de los límites normales y no hay signos de compromiso respiratorio.

Auscultación normal.

2. Necesidad de nutrición e hidratación: No hay información específica sobre la alimentación e hidratación de la paciente en el caso proporcionado. Sin embargo, como parte del cuidado hospitalario, se debe asegurar que esté recibiendo una adecuada nutrición e hidratación durante su hospitalización.

3. Necesidad de eliminación: Tras la intervención realiza la primera micción y mantiene frecuencia miccional compatible con la normalidad. Se debe monitorear la eliminación de manera regular durante su hospitalización, especialmente debido al uso de analgésicos opioides, que pueden causar estreñimiento.

4. Necesidad de moverse y mantener posturas adecuadas: Experimenta dolor lumbar agudo que afecta su movilidad. Se necesita control del dolor y terapia física para mejorar su movilidad y prevenir complicaciones relacionadas con la inmovilidad.

5. Necesidad de dormir y descansar: El dolor lumbar agudo le impide dormir adecuadamente. Se necesita control del dolor y estrategias para mejorar la calidad del sueño durante su hospitalización.

6. Necesidad de vestirse y desvestirse: No se proporciona información específica sobre la capacidad de para vestirse y desvestirse en el caso. Sin embargo, se debe evaluar su autonomía en estas actividades y brindar ayuda según sea necesario.

7. Necesidad de mantener temperatura corporal: 36.00ºC, normotermia.

8. Necesidad de mantener la higiene corporal: No se mencionan problemas de higiene o integridad de la piel en el caso de la paciente. Sin embargo, se debe proporcionar cuidado adecuado de la piel y prevenir la formación de úlceras por presión debido a la inmovilidad asociada con el dolor lumbar.

9. Necesidad de evitar peligros y entorno: Se debe realizar una evaluación de riesgos para prevenir caídas y otros peligros durante la hospitalización de la paciente, especialmente debido a su dolor lumbar agudo y posible uso de medicación sedante.

10. Necesidad de comunicarse: La paciente puede comunicarse efectivamente con el personal de enfermería y otros profesionales de la salud. Se debe asegurar que se sienta cómoda expresando sus preocupaciones y necesidades durante su hospitalización.

11. Necesidad de vivir según sus creencias y valores: Sin alteración observada.

12. Necesidad de trabajar y sentirse realizado: La paciente está jubilada y no se mencionan preocupaciones específicas relacionadas con el trabajo en el caso. Sin embargo, se debe tener en cuenta su bienestar emocional y apoyarla en su proceso de recuperación y adaptación a la situación actual.

13. Necesidad de participar en actividades recreativas: No se mencionan actividades recreativas en el caso de la paciente. Se debe proporcionar oportunidades para participar en actividades recreativas según sea posible y apropiado durante su hospitalización.

14. Necesidad de aprendizaje: La paciente puede necesitar educación sobre la osteoporosis, la prevención de fracturas y el manejo del dolor. Se debe proporcionar información educativa y recursos adecuados durante su hospitalización y seguimiento.

 

DIAGNÓSTICOS DE ENFERMERÍA POR TAXONOMÍA NANDA, NIC, NOC

Diagnósticos de Enfermería NANDA:

Dolor agudo (00132) relacionado con fractura vertebral lumbar, evidenciado por dolor punzante y constante, empeoramiento con el movimiento y dificultad para dormir.

Deterioro de la movilidad física (00085) relacionado con dolor lumbar agudo y fractura vertebral, evidenciado por limitación de la movilidad y dolor al moverse.

Riesgo de caídas (00155) relacionado con dolor lumbar agudo, efectos sedantes de los analgésicos y limitación de la movilidad.

Riesgo de deterioro de la integridad cutánea (00047) relacionado con inmovilidad prolongada debido al dolor lumbar agudo6,7,8,9,10.

Resultados de Enfermería NOC:

  1. Control del dolor (02103).
  2. Movilidad (0108).
  3. Seguridad (0703).

 

Intervenciones de Enfermería NIC:

  1. Manejo del dolor (00240).
  2. Promoción de la movilidad (00055).
  3. Vigilancia (00174).

 

Actividades:

1.Administración de analgésicos (NIC: Manejo del dolor):

  • Evaluar el nivel de dolor del paciente utilizando escalas validadas.
  • Administrar analgésicos según la prescripción médica, teniendo en cuenta la dosis, la vía de administración y la frecuencia.
  • Registrar la administración de analgésicos y evaluar su efectividad en la reducción del dolor.
  • Monitorear y registrar los efectos secundarios de los analgésicos, como náuseas, vómitos o sedación.
  • Proporcionar educación al paciente sobre los efectos esperados de los analgésicos y cómo comunicar cualquier cambio en el dolor.

 

2.Administración de antiinflamatorios no esteroides (NIC: Manejo del dolor):

  • Verificar la prescripción médica y las indicaciones para la administración de AINEs.
  • Administrar AINEs según la dosis y la frecuencia prescritas.
  • Monitorizar los efectos secundarios de los AINEs, como la irritación gástrica o la disfunción renal.
  • Proporcionar educación al paciente sobre el uso adecuado de los AINEs y las precauciones a tener en cuenta.

 

3.Educación sobre el manejo del dolor y técnicas de alivio del dolor (NIC: Manejo del dolor):

  • Proporcionar información al paciente y a la familia sobre técnicas de alivio del dolor, como la relajación muscular, la respiración controlada y la distracción.
  • Demostrar cómo utilizar dispositivos de alivio del dolor, como almohadillas térmicas o compresas frías.
  • Enseñar técnicas de cambio de posición y ejercicios de movilización para reducir el dolor y la rigidez.
  • Fomentar la participación activa del paciente en su propio cuidado del dolor y proporcionar apoyo emocional.

 

4.Movilización temprana dentro de los límites del dolor tolerable (NIC: Promoción de la movilidad):

  • Evaluar la capacidad del paciente para movilizarse y tolerar el dolor.
  • Ayudar al paciente a cambiar de posición en la cama o a levantarse y caminar según sea posible.
  • Proporcionar apoyo físico y emocional al paciente durante la movilización.
  • Monitorizar signos vitales y el nivel de dolor antes, durante y después de la movilización.
  • Adaptar el plan de movilización según la respuesta del paciente y las recomendaciones médicas.

 

5.Monitoreo de signos vitales y nivel de dolor (NIC: Vigilancia):

  • Realizar mediciones regulares de los signos vitales, incluyendo la frecuencia cardíaca, la presión arterial, la frecuencia respiratoria y la temperatura.
  • Utilizar escalas de valoración del dolor para evaluar el nivel de dolor del paciente en intervalos regulares.
  • Registrar los datos de los signos vitales y el nivel de dolor en la historia clínica del paciente.
  • Comunicar cualquier cambio significativo en los signos vitales o el dolor al equipo médico de manera oportuna.
  • Brindar apoyo y confort al paciente durante el proceso de monitoreo.

 

CONCLUSIÓN

La vertebroplastia es un procedimiento percutáneo utilizado en el tratamiento de fracturas vertebrales por compresión, especialmente en casos de osteoporosis o lesiones tumorales. Esta técnica consiste en la inyección de cemento óseo en el cuerpo vertebral fracturado para estabilizar la columna y aliviar el dolor. Aunque la vertebroplastia ha demostrado ser efectiva en la reducción del dolor y la mejora de la calidad de vida en muchos pacientes, es importante considerar cuidadosamente las indicaciones y contraindicaciones, así como los riesgos y beneficios asociados con el procedimiento. La enfermería juega un papel crucial en el cuidado perioperatorio del paciente sometido a vertebroplastia, proporcionando cuidados especializados, manejo del dolor, educación al paciente y apoyo emocional.

 

BIBLIOGRAFÍA

  1. Jensen ME, Evans AJ, Mathis JM, et al. Percutaneous polymethylmethacrylate vertebroplasty in the treatment of osteoporotic vertebral body compression fractures: technical aspects. AJNR Am J Neuroradiol. 1997;18(10):1897-1904.
  2. Buchbinder R, Osborne RH, Ebeling PR, et al. A randomized trial of vertebroplasty for painful osteoporotic vertebral fractures. N Engl J Med. 2009;361(6):557-568. doi:10.1056/NEJMoa0900429.
  3. Canadian Interventional Radiology Association (CIRA), and the Society of NeuroInterventional Surgery (SNIS). J Vasc Interv Radiol. 2014;25(2):171-181. doi:10.1016/j.jvir.2013.10.001
  4. National Osteoporosis Foundation. (2022). About Osteoporosis: Fast Facts. Recuperado de: https://www.nof.org/preventing-fractures/general-facts/fast-facts/NIH
  5. Osteoporosis and Related Bone Diseases National Resource Center. (2022). What Is Osteoporosis? Fast Facts. Recuperado de: https://www.bones.nih.gov/health-info/bone/osteoporosis/overviewCosman, F., de Beur, S. J., LeBoff, M. S., et al. (2014). Clinician’s Guide to Prevention and Treatment of Osteoporosis. Osteoporosis International, 25(10), 2359–2381. doi:10.1007/s00198-014-2794-2Compston, J. E., McClung, M. R., Leslie, W. D., et al. (2019). Osteoporosis. Lancet, 393(10169), 364–376. doi:10.1016/S0140-6736(18)32112-3Camacho, P. M., Petak, S. M., Binkley, N., et al. (2020)
  6. McCaffery, M., & Pasero, C. (1999). Pain: Clinical manual (2nd ed.). Mosby.
  7. Perry, A. G., Potter, P. A., & Ostendorf, W. R. (2020). Clinical nursing skills & techniques (10th ed.). Elsevier.
  8. Berman, A., Snyder, S., & Frandsen, G. (2021). Kozier & Erb’s Fundamentals of Nursing: Concepts, process, and practice (11th ed.). Pearson.
  9. Gulanick, M., & Myers, J. L. (2020). Nursing care plans: Diagnoses, interventions, & outcomes (10th ed.). Elsevier.
  10. Herdman, T. H., & Kamitsuru, S. (Eds.). (2020). Nursing diagnoses: Definitions & classification 2021-2023 (12th ed.). Thieme.

 

Publique con nosotros

Indexación de la revista

ID:3540

Últimos artículos