Prevención del cáncer colorrectal. Situación actual en Aragón

2 diciembre 2023

 

AUTORES

  1. Raquel Calavia Calvo. Diplomada en Enfermería. Centro de Salud Univérsitas, Zaragoza, España
  2. Silvia Navarro Rero. Diplomada en Enfermería. Enfermera Especialista en Enfermería Familiar y Comunitaria. Centro de Salud Univérsitas, Zaragoza, España.
  3. Beatriz Franco Escura. Diplomada en Enfermería. Hospital General de la Defensa, Zaragoza. España.
  4. Beatriz Ventura Laborda. Graduada en Enfermería. Centro de Salud Univérsitas, Zaragoza, España.
  5. Cristina Santos Marco. Diplomada en Enfermería. Enfermera Especialista en Obstetricia y Ginecología. Centro de Salud Las Fuentes Norte, Zaragoza, España.
  6. Carlos Agullo Elena. Diplomado en Enfermería. Hospital Clínico Lozano Blesa, Zaragoza, España.

 

RESUMEN

El cáncer colorrectal es un tumor o neoplasia localizada en el colon o recto (intestino grueso). Supone el tumor maligno de mayor incidencia en España si se cuentan ambos sexos, con 41.441 nuevos casos cada año, afectando a 1 de cada 20 hombres y a 1 de cada 30 mujeres antes de cumplir los 74 años6 y siendo Aragón una de las Comunidades Autónomas con mayor incidencia. Tanto en hombres como en mujeres es el segundo tumor más frecuente siendo también el segundo en cuanto a mortalidad.

España tiene unas tasas de supervivencia a los 5 años del 64% por encima de la media de los países europeos, que se sitúa en el 57%6. Ocasiona un alto costo social y en morbimortalidad.

Existe una realidad esperanzadora, porque este tipo de cáncer se puede curar en un 90% de los casos si se consigue diagnosticar en las fases tempranas de la enfermedad6. Se sabe que la mejor estrategia para hacer frente a él es la prevención y la detección precoz.

PALABRAS CLAVE

Cáncer colorrectal, prevención, prevención secundaria, supervivencia.

ABSTRACT

Colorectal cancer is a tumor or neoplasm in the colon or rectum (large intestine). It is the malignant tumor with the highest incidence in Spain if both sexes are counted, with 41,441 new cases each year, affecting 1 in 20 men and in 30 women before reaching the age of 74 and Aragon being one of the Autonomous Communities with the highest incidence. It is the second frequent tumor in both men and women and is also the second in terms of mortality.

Spain has 5-years survival rates of 64%, above the average four European countries, which stands a 57%.

There is a hopeful reality, because this type of cancer can be cured in 90% of cases if is diagnosed in the early stages the disease. It is Known that the best strategy to deal with is the prevention and early detection.

KEY WORDS

Colorectal cancer, prevention, secondary, survival.

DESARROLLO DEL TEMA

El cáncer colorrectal es el tercer cáncer diagnosticado con mayor frecuencia en el mundo, y el segundo con mayor mortalidad. Si se detecta a tiempo, es más fácil de tratar y tiene más probabilidades de curarse. El CCR es un tumor prevenible y curable en el 90% de los casos. No suele causar ninguna molestia hasta que la enfermedad está muy avanzada. Por esta razón es tan importante un diagnóstico precoz, para poder tratarlo antes de que empiece a producir síntomas, por ello, se ha demostrado que la implantación de programas de cribado poblacional reduce la incidencia y mortalidad de este tipo de cáncer.

Causas:

La mayoría de los cánceres de colon y recto se desarrollan a partir de un pólipo. Un pólipo es una masa de células que se forma y crece en los tejidos que cubren las membranas mucosas de algunas cavidades del cuerpo.

La mayoría de estas lesiones no progresan a CCR y las que progresan lo hacen lentamente (10-15 años) y tienen unas características histológicas definidas. En consecuencia, el CCR es idóneo tanto para su prevención (identificación y resección del pólipo y disminuir incidencia de CCR) como para su cribado (detección del CCR en estadio temprano).

Factores de riesgo:

  • Edad: El riesgo de desarrollar cáncer colorrectal aumenta con la edad, pero la mayoría de los casos de cáncer se presenta en personas mayores de 50 años.
  • Raza: Las personas de raza negra tienen las tasas más altas de cáncer colorrectal.
  • Sexo: Los hombres tienen un riesgo ligeramente mayor de desarrollar cáncer colorrectal que las mujeres.
  • Enfermedad inflamatoria intestinal como la enfermedad de Crohn o colitis ulcerosa.
  • Antecedentes personales o familiares de cáncer colorrectal o de pólipos colorrectales.
  • Síndromes de origen genético como poliposis adenomatosa familiar (FAP) o cáncer colorrectal hereditario no poliposo (síndrome de Lynch)2.
  • Alimentación/dieta. Las investigaciones actuales vinculan de manera sistemática el mayor consumo de carnes rojas y carnes procesadas con un mayor riesgo de desarrollar la enfermedad.
  • Tabaquismo. Estudios recientes han demostrado que los fumadores tienen más posibilidades de morir de cáncer colorrectal que los no fumadores.
  • Falta de actividad física habitual.
  • Consumo de alcohol.

 

Síntomas:

Existen ciertos síntomas: sangrado en las heces, cambios en la frecuencia (más frecuente) y características de las deposiciones (más blandas), masa abdominal, cansancio, anemia, pérdida de peso y apetito sin explicación aparente, dolor o molestias abdominales. Sin embargo, el cáncer colorrectal no tiene necesariamente que provocar síntomas y en ocasiones cuando los produce suele encontrarse en una fase avanzada.

Prevención:

1. Prevención Primaria: La prevención primaria tiene como objetivo evitar la aparición del cáncer colorrectal mediante la modificación de hábitos alimentarios y el seguimiento de estilos de vida saludables1. Entre ellos destacamos: moderar el consumo de carne roja y carne procesada y evitar cocinarla mucho, realizar una dieta baja en grasas y rica en fibra, fruta, verdura, leche y productos lácteos, realizar una ingesta adecuada de ácido fólico (una forma de folato), calcio y vitamina D, realizar ejercicio físico y evitar el sobrepeso y la obesidad, evitar el consumo de tabaco y moderar el consumo de alcohol, a pesar de que tomar aspirinas y antiinflamatorios no esteroideos reducen el riesgo de desarrollar cáncer colorrectal, los efectos adversos cardiovasculares, gastrointestinales y renales hacen que no sea recomendable su uso de forma sistemática en la prevención del cáncer colorrectal.

2. Prevención Secundaria o cribado: tiene como objetivo detectar el cáncer o los pólipos en una fase precoz, antes de que aparezcan síntomas (sangre en heces, estreñimiento, diarrea, anemia, etc.1). La finalidad de las pruebas de cribado es evitar la aparición de cáncer colorrectal (mediante la extirpación de las lesiones precursoras o pólipos antes de que degeneran en cáncer) y disminuir la mortalidad por esta causa (dado que cuanto antes se detecta el cáncer colorrectal, las probabilidades de curación son más altas). Actualmente están disponibles varias opciones de pruebas de cribado para la detección precoz del CCR. Existe evidencia sólida de la eficacia del cribado, a través de detección de sangre oculta en heces (SOH) y de la sigmoidoscopia. El beneficio de la detección precoz sobre la mortalidad del CCR se atribuye principalmente a la reducción de la incidencia del cáncer y, en menor medida, a la detección temprana y tratamiento del CCR.

En España el Cribado de Cáncer Colorrectal, se incorporó a la cartera común de servicios del Sistema Nacional de Salud en el año 2014 (Orden SSI/2065/2014)4. Está dirigido a hombres y mujeres con edades comprendidas entre los 50 y los 69 años que son invitados a participar en el Programa a través de una carta junto con unas pequeñas instrucciones3. Este programa se basa en la realización de una prueba de detección de sangre oculta en heces. Consiste en hacerse cada dos años una sencilla prueba para detectar si las deposiciones contienen pequeñas cantidades de sangre que no se ven a simple vista. La toma de la muestra puede realizarse fácilmente en el domicilio y sin coste para el paciente.

Si en el resultado de la prueba no hay indicios de sangre, es poco probable que tenga cáncer colorrectal. En este caso, pasados dos años, se vuelve a repetir la prueba.

Si en el resultado de la prueba hay indicios de sangre, es probable que se tenga una lesión benigna (pólipos) y en algún caso se puede deber a un cáncer. Ante esta posibilidad, se propone realizar una colonoscopia, que es una exploración del interior del intestino grueso que se realiza con sedación y que tiene un bajo riesgo de complicaciones. La mayoría de los pólipos detectados son benignos, pero en un pequeño porcentaje se pueden convertir en cáncer. Por este motivo, en caso de hallarse se extraen durante la colonoscopia. Si el cáncer colorrectal se detecta en una fase inicial, hay más probabilidades de curar la enfermedad. En este caso se le puede ofrecer el tratamiento más adecuado y en el menor tiempo posible.

En función del riesgo de cada persona de padecer un cáncer colorrectal, las estrategias de cribado pueden variar:

-Población de riesgo medio son aquellas personas de edad menores de 50 años sin otros factores de riesgo para padecer este cáncer (no haber padecido cáncer colorrectal o pólipos en el pasado, y no tener ningún familiar con cáncer colorrectal). En estas personas (hombres y mujeres de 50-69 años), se recomienda la participación en el programa de cribado poblacional de cáncer colorrectal mediante la detección de sangre oculta en heces (SOH) cada 2 años.

-La presencia de cáncer colorrectal en familiares aumenta el riesgo de presentar esta enfermedad. En estos casos, la prueba de cribado (Cribado del Cáncer Colorrectal (CCR familiar) apropiada es la colonoscopia, y la edad de inicio y el intervalo entre pruebas depende del número de familiares afectados, la edad cuando se diagnosticó y el grado de parentesco.

-Las personas que tienen parientes con cáncer colorrectal hereditario (por ejemplo, síndrome de Lynch o poliposis adenomatosa familiar) tienen un riesgo elevado de desarrollar cáncer colorrectal. En estos casos, se recomienda un seguimiento mediante colonoscopias en unidades especializadas.

3. Prevención terciaria: en aquellas personas que ya han padecido pólipos o cáncer colorrectal, la prevención terciaria o vigilancia pretende evitar las consecuencias del desarrollo de estas lesiones. Así, en todos ellos se debe realizar un seguimiento mediante colonoscopia para detectar precozmente la reaparición del cáncer o nuevos pólipos1.

 

SITUACIÓN ACTUAL DE LOS PROGRAMAS DE CRIBADO DE CÁNCER COLORRECTAL EN ARAGÓN:

La tasa de incidencia del cáncer es más alta en Aragón que en el resto de España: 661 casos por cada 100.000 habitantes y el más frecuente es el colorrectal, 1.272 casos en 20225. De ahí la importancia de un diagnóstico temprano para incrementar el porcentaje de supervivencia. Sin embargo, los datos oficiales revelan que solo cuatro de cada diez aragoneses aceptan la invitación para realizarse la prueba que puede detectar la enfermedad de manera precoz. Es decir, más del 60% de la población objetivo de riesgo medio (hombres y mujeres entre 50 y 69 años en los que no existen antecedentes de la enfermedad) que recibe la carta para participar no acude a su centro de salud.

Según los datos del Departamento de Sanidad, el año pasado se invitó a participar en el programa a 155041 aragoneses, 4605 fueron devueltas (2,97%), siendo 150150 las cartas remitidas válidas, sólo aceptaron 56.514 (lo que representa el 37,6%)5.

De estas personas, hubo 3.383 con un test positivo (6,1% de los participantes). El programa contempla que tras una prueba SOH positiva, se realice una colonoscopia, para el diagnóstico de la causa que genera esa sangre positiva. De las 3383 personas susceptibles de la realización de una colonoscopia solo se realizaron 1981 personas colonoscopias con fecha posterior al resultado de prueba de cribado positiva. En 2022 se identificaron 76 personas con cáncer colorrectal tras la colonoscopia, 63 personas con poliposis y a 1209 personas se les encontró pólipos.

Entre enero y mayo de este año 2023, se ha enviado ya carta a 89.938 aragoneses y han aceptado 29.224 (32,5%). 1.501 de ellos han obtenido un test positivo5. Desde 2014 el cribado se ha dirigido a 487.255 personas en la Comunidad, entre las que han participado 229.750. De esta cifra se extrae, además, un total de 21.635 personas con un resultado positivo en la muestra.

La Asociación Española Contra el Cáncer (AECC) y la Consejería de Sanidad tiene previsto lanzar en breve una campaña para animar a la población aragonesa a seguir participando en el programa de detección precoz de cáncer colorrectal, así como reforzando los beneficios de éste.

 

CONCLUSIONES

Es necesario continuar reforzando el mensaje de la necesidad de la detección precoz y seguir profundizando en la educación sobre los factores de riesgo asociados este cáncer: la edad, el sedentarismo, una mala alimentación consistente en dietas ricas en grasas animales (carnes rojas) y pobres en fibra (fruta y verdura), así como el consumo de tabaco y alcohol.

El cáncer de colon es uno de los pocos que cuenta con un cribado poblacional efectivo por lo que, es fundamental conseguir elevar la participación en los programas de cribado para detectar el mayor número de casos de manera temprana y hacer desaparecer la falsa percepción de seguridad, ya que mucha población cree que no es necesario acudir por no tener síntomas. La información sobre la importancia de este problema de salud y sobre las posibilidades de diagnóstico precoz, son clave para mejorar la efectividad de estas acciones preventivas.

La enfermedad tarda unos 10 años en desarrollarse sin dar síntomas. En estadios muy tempranos el porcentaje de supervivencia estaría cercano al 100%.

 

BIBLIOGRAFÍA

  1. Prevención del Cáncer de Colon y Recto [Internet]. Clínic Barcelona. [citado el 20 de septiembre de 2023]. Disponible en: https://www.clinicbarcelona.org/asistencia/enfermedades/cancer-de-colon-y-recto/prevencion
  2. ¿Cuáles son los factores de riesgo del cáncer colorrectal? [Internet]. Cdc.gov. 2023 [citado el 1 de octubre de 2023]. Disponible en: https://www.cdc.gov/spanish/cancer/colorectal/basic_info/risk_factors.htm
  3. SaludInforma – Cáncer colorrectal [Internet]. Saludinforma.es. [citado el 20 de septiembre de 2023]. Disponible en: https://www.saludinforma.es/portalsi/temas-salud/programas-cribado/colorrectal
  4. Española A, El C, Belén C, Sánchez F, De Haro Gazquez D, López M, et al. Estudio sobre los programas de cribado de cáncer colorrectal Conocimiento, actitudes y comportamientos de las personas de 50 a 69 años AUTORES [Internet]. Contraelcancer.es. [citado el 7 de septiembre de 2023]. Disponible en: https://observatorio.contraelcancer.es/sites/default/files/informes/Informe%20cribado_final.pdf
  5. Evaluación y Acreditación, D. G. de S. (s/f). Informe de Cribado de Colon en la Comunidad Autónoma de Aragón Año 2022. Aragon.es. Recuperado el 7 de septiembre de 2023, de https://www.aragon.es/documents/20127/1650151/Informe+de+Cribado+de+Colon2022.pdf/38594235-4fdc-a20e-10ae-086e16c9ceec?t=1679048587352
  6. Saludigestivo. (s/f). Cribado del cáncer colorrectal. Saludigestivo. Recuperado el 20 de octubre de 2023, de https://www.saludigestivo.es/mes-saludigestivo/cancer-de-colon/cribado-del-cancer-colorrectal/

 

Publique con nosotros

Indexación de la revista

ID:3540

Últimos artículos