Prolapso de cordón umbilical. Artículo monográfico

28 marzo 2024

 

AUTORES

  1. Mónica Gregorio Jordán. Graduada en Enfermería y Especialista en Enfermería Obstétrico-Ginecológica. Matrona en el Servicio de Obstetricia y Ginecología del Hospital Universitario Miguel Servet. Zaragoza.
  2. Claudia Salete García. Graduada en Enfermería y Especialista en Enfermería Obstétrico-Ginecológica. Matrona en el Servicio de Obstetricia y Ginecología del Hospital Universitario Miguel Servet. Zaragoza.
  3. Marina Becas Azagra. Graduada en Enfermería y Especialista en Enfermería Obstétrico-Ginecológica. Matrona en el Servicio de Obstetricia y Ginecología del Hospital Universitario Miguel Servet. Zaragoza.
  4. Inés Blasco Lázaro. Graduada en Enfermería y Especialista en Enfermería Obstétrico-Ginecológica. Matrona en el Servicio de Obstetricia y Ginecología del Hospital Universitario Clínico Lozano Blesa. Zaragoza.
  5. María del Carmen Caballero Rodríguez. Graduada en Enfermería y Especialista en Enfermería Obstétrico-Ginecológica. Matrona en el Servicio de Obstetricia y Ginecología del Hospital Universitario Clínico Lozano Blesa. Zaragoza.
  6. Andrea Fernández Sancho. Graduada en Enfermería y Especialista en Enfermería Obstétrica-Ginecológica. Matrona en el Servicio de Obstetricia y Ginecología del Hospital Universitario Miguel Servet. Zaragoza.

 

RESUMEN

El prolapso del cordón umbilical es una emergencia obstétrica que ocurre cuando el cordón desciende por delante de la presentación fetal con las membranas rotas. Presenta una incidencia de 1 a 6 por cada 1000 embarazos y presenta una elevada tasa de mortalidad perinatal en los países con menos recursos. El prolapso de cordón umbilical se incluye dentro de los eventos hipóxicos centinela y requiere de una intervención inmediata. Es un episodio que no se puede prevenir pero los profesionales pueden minimizar los riesgos con una adecuada intervención.

PALABRAS CLAVE

Cordón umbilical, prolapso cordón umbilical, PCU, evento hipóxico centinela.

ABSTRACT

Umbilical cord prolapse is an obstetric emergency that occurs when the cord descends past the fetal presentation with ruptured membranes. It has an incidence of 1 to 6 per 1000 pregnancies and has a high perinatal mortality rate in resource-poor countries. Umbilical cord prolapse is included among the sentinel hypoxic events and requires immediate intervention. It is an episode that cannot be prevented but professionals can minimize the risks with appropriate intervention.

KEY WORDS

Umbilical cord, umbilical cord prolapse, UCP, sentinel hypoxic event.

DESARROLLO DEL TEMA

El prolapso del cordón umbilical es una emergencia obstétrica que ocurre cuando el cordón desciende por delante de la presentación fetal con las membranas rotas, y puede llegar a asomar por la vulva. Presenta una incidencia entre 1 y 6 por cada 1000 embarazos y se asocia a una tasa de mortalidad perinatal en torno al 8% en los países desarrollados, pudiendo llegar hasta el 27% en los países con menos recursos1-3.

El prolapso del cordón, definido anteriormente, se puede diferenciar de:

  • Laterocidencia: el cordón se sitúa junto a la presentación fetal sin sobrepasarla y sin asomar por el cuello uterino. Las membranas pueden estar íntegras o rotas3.
  • Procúbito: el cordón se sitúa por delante de la presentación fetal con las membranas íntegras3.

 

Factores de riesgo:

Se pueden dividir en dos grandes grupos: obstétricos o iatrogénicos4-7.

Entre los factores de riesgo obstétricos se encuentran4-7:

  • Multiparidad.
  • Gestaciones múltiples.
  • Polihidramnios.
  • Ruptura Prematura de Membranas (RPM).
  • Prematuridad.
  • Presentaciones anómalas y no encajadas.
  • Placenta de inserción baja.
  • Cordón umbilical largo.

 

Entre los factores de riesgo iatrogénicos se encuentran4-7:

  • Amniorrexis artificial.
  • Versión cefálica externa.
  • Rotación manual de la cabeza fetal u otra manipulación obstétrica.
  • Inducción del parto mediante una sonda de doble balón para conseguir la maduración cervical
  • Inserción de transductor de presión intrauterina.

 

Fisiopatología:

El prolapso del cordón umbilical se incluye dentro de los denominados eventos hipóxicos centinela 8. Los eventos hipóxicos centinela son episodios agudos que se producen alrededor del parto, constituyen una interrupción aguda del intercambio materno-fetal, aumentan la morbimortalidad y pueden causar secuelas neurológicas fetales como en la encefalopatía hipóxico isquémica3,8,9.

En el caso que nos compete, prolapso del cordón umbilical, se produce una compresión funicular provocando una obstrucción del flujo sanguíneo, y con ello del intercambio gaseoso, produciendo una hipoxemia fetal 3,5,9.

Clínica y diagnóstico:

Se debe sospechar de un prolapso de cordón umbilical cuando tras la rotura prematura de membranas, ya sea espontánea o artificial, se observa una alteración de la Frecuencia Cardiaca Fetal (FCF)1,3,4.

El diagnóstico se realiza mediante tacto vaginal (TV) o mediante la visualización directa del cordón umbilical a través de la vulva. A través del registro cardiotocográfico (RCTG) se observan alteraciones en la FCF: bradicardia brusca o prolongada (FCF < 120 lpm) o deceleraciones recurrentes1,5,7.

Tratamiento:

El tratamiento del prolapso de cordón umbilical es la extracción fetal por la vía más rápida posible y va a depender de tres factores1-7:

  1. Grado de dilatación cervical.
  2. Tipo de presentación fetal.
  3. Estado del feto.

 

En cuanto a la vía del aprto, la conducta a seguir será la siguiente1,3,5,7:

  • Si el feto está vivo la extracción debe ser inmediata. En caso de que el expulsivo sea inminente se optará por la vía vaginal. Si la paciente no se encuentra en dilatación completa, se optará por la cesárea.
  • Si el feto está muerto la vía de elección será la vaginal, a no ser que exista alguna contraindicación.

 

Existen una serie de medidas a adoptar con el objetivo de liberar la compresión sobre el cordón umbilical y mejorar la hemodinámica fetal hasta su extracción1,2,4,5:

  • Al diagnosticar el prolapso, colocar a la gestante en posición de Trendelemburg o posición genupectoral.
  • Realizar un tacto vaginal para rechazar manualmente la presentación fetal.
  • Administración de oxígeno.
  • Tocolisis para inhibir la dinámica uterina. En nuestro medio el más utilizado suele ser el atosiban.

 

The Royal College of Obstetricians and Gynecologists (RCOG) recomienda que el intervalo entre el diagnóstico y el parto sea inferior a 30 minutos para optimizar el resultado perinatal5,6.

Medidas preventivas:

El prolapso de cordón umbilical no se puede prevenir, pero existen una serie de medidas que se pueden adoptar para minimizar el riesgo7.

Cuando se proceda a realizar una amniorrexis artificial se debe tener en cuenta las siguientes recomendaciones3,4,7:

  • Realizar tacto vaginal con cuidado antes de proceder a realizar la amniorrexis con el fin de descartar procúbito.
  • Evitar realizarla en anomalías de la estática fetal y en presentaciones libres.
  • Realizarla en el periodo inter-contráctil.
  • Control de la FCF tras realizar amniorrexis.
  • Se recomienda realizar un TV a toda gestante tras una amniorrexis, ya sea espontánea o artificial.

 

CONCLUSIONES

El prolapso de cordón umbilical es una emergencia obstétrica con una elevada morbimortalidad perinatal, es por ello que requiere de una intervención inmediata. Se debe entrenar a los profesionales para detectar y realizar un manejo óptimo a través de cursos y simulaciones en los servicios con el fin de minimizar los riesgos y las repercusiones negativas perinatales.

 

BIBLIOGRAFÍA

  1. Botezatu R, Gica N, Peltecu G, Panaitescu AM. Umbilical Cord Prolapse-Interesting CTG Traces. Diagnostics [Internet]. 2022 [Citado 20 febrero de 2024]; 12:2845. Disponible en: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/36428904/
  2. Cueto CA, Komatsu E, Lee SG, Gordon B. A Case of Umbilical Cord Prolapse With Intact Membranes Managed Successfully With Conservative Measures. Cureus [Internet]. 2022[Citado 20 febrero de 2024];14(10): e29870. Disponible en: https://assets.cureus.com/uploads/case_report/pdf/98337/20221102-14237-opn8je.pdf
  3. Castán Mateo S,Tobajas Homs J.J. Obstetricia para matronas: guía práctica. 1ªed. Madrid: Médica Panamericana; 2013.
  4. Maher MD, Heavey E. Cuando el cordón viene primero: prolapso del cordón umbilical. Nursing. 2016; 33: 43-46.
  5. Sayed WA, Hamdy MA. Optimal management of umbilical cord prolapse. International Journal of Women’s Health [Internet]. 2018 [Citado 20 febrero de 2024]; 10: 459–465. Disponible en: https://www.dovepress.com/getfile.php?fileID=43799
  6. Org.uk. [citado el 20 de febrero de 2024]. Disponible en: https://www.rcog.org.uk/media/3wykswng/gtg-50-umbilicalcordprolapse-2014.pdf
  7. Umbilical cord prolapse [Internet]. Cleveland Clinic. [Citado 20 febrero de 2024]. Disponible en: https://my.clevelandclinic.org/health/diseases/12345-umbilical-cord-prolapse
  8. Hospital Clínic. Hospital Sant Joan de Déu. Universidad de Barcelona. Protocolo: Control del bienestar fetal intraparto. [Internet]. Disponible en: https://portal.medicinafetalbarcelona.org/protocolos/es/patologia-fetal/Control%20de%20Bienestar%20Fetal%20Intraparto.pdf
  9. Hellwig L, Brada M, Held U, Hagmann C, Bode P, Frontzek K et al. Association of perinatal sentinel events, placental pathology and cerebral MRI in neonates with hypoxic-ischemic encephalopathy receiving therapeutic hypothermia. Journal of Perinatology [Internet]. 2022[Citado 21 febrero 2024];42:885-891. Disponible en: https://www.nature.com/articles/s41372-022-01356-y.pdf

 

Publique con nosotros

Indexación de la revista

ID:3540

Últimos artículos