Protección a la información en el ámbito sanitario

31 diciembre 2023

 

AUTORES

  1. Carmen Ariño Andreu. Auxiliar Administrativo. Hospital de Alcañiz. Teruel.
  2. María Andrés Cebrián. TCAE. Hospital Lozano Blesa. Zaragoza.
  3. Inmaculada Cozcolluela Cabrejas. Administrativo. Hospital Nª Señora de Gracia. Zaragoza.
  4. Mario Salazar García. Auxiliar Administrativo. Hospital Nª Señora de Gracia. Zaragoza.
  5. Alejandro Sánchez Daudén. Celador. Hospital de Alcañiz. Teruel.
  6. Nayara Del Río Corral. Enfermera. Hospital de Alcañiz. Teruel.

 

RESUMEN

Los profesionales de los servicios de salud pueden tratar datos identificativos, de contacto de los pacientes y relacionados con la salud para cumplir con la finalidad de prestar la asistencia relacionada con el servicio prestado. Tanto las organizaciones sanitarias como los profesionales de las distintas categorías que las integran están obligados a proteger la salud de los usuarios en condiciones de respeto a su intimidad personal, garantizando la confidencialidad de la información que obtienen en la asistencia sanitaria.

PALABRAS CLAVE

Confidencialidad, intimidad, protección de datos.

ABSTRACT

Health service professionals may process identification, patient contact and health-related data to fulfill the purpose of providing care related to the service provided. Both health organizations and the professionals of the different categories that make them up are obliged to protect the health of users in conditions of respect for their personal privacy, guaranteeing the confidentiality of the information they obtain in health care.

KEY WORDS

Confidentiality, intimacy, data protection.

DESARROLLO DEL TEMA

La confidencialidad es un derecho fundamental que intenta garantizar la intimidad de las personas frente a los demás.

Cuando una persona acude a un centro sanitario porque presenta problemas de salud, da a conocer a los profesionales datos que forman parte de su intimidad, incluso datos identificativos de familiares (menores, progenitores, personas con capacidad limitada…) y relacionados con la salud (enfermedades hereditarias o relevantes) y, por tanto, espera que sean protegidos.

Esta protección comprende:

  • Respeto a la intimidad corporal, en cuanto a exploraciones, cuidados y actividades de higiene.
  • Derecho a limitar la grabación y difusión de imágenes mediante fotografías, vídeos y medios que identifiquen al paciente.
  • Derecho al acompañamiento por un familiar o persona de confianza salvo que por criterio médico o prestación sanitaria no se recomiende.
  • Derecho a la confidencialidad de los datos personales. Obligación que tienen los profesionales de guardar secreto y no revelar datos sin el consentimiento del paciente, incluso adoptar las medidas necesarias para hacer efectivo este derecho1.

 

Hay profesionales dentro del hospital, como auxiliares administrativos, que en el desarrollo de su trabajo tienen acceso a cierta información clínica del paciente como estado, diagnóstico, tratamiento… Al igual que diversas categorías como celador, TCAE y enfermería, debido a su versatilidad con los diferentes departamentos dentro de un hospital o centro de salud. Por ello, están obligados a guardar silencio acerca de lo que lleguen a saber a causa del ejercicio de su profesión.

La confidencialidad, el respeto a la intimidad o el secreto profesional es un deber que hasta hace poco no tenía correlacionado un derecho del paciente, sino que pertenecía a la esfera de la deontología. Actualmente, el ordenamiento jurídico regula el derecho de las personas a que no se divulguen datos considerados de carácter personal para fines que no sea la propia asistencia sanitaria mientras el paciente no lo autorice o no sea por exigencia de interés general, evitar daños a terceros o imperativo legal.

Las organizaciones sanitarias y los profesionales que las integran están obligados a proteger la salud de los usuarios en condiciones de respeto a su intimidad personal y garantizando la confidencialidad de la información personal obtenida en la asistencia sanitaria.

Intimidad y confidencialidad se complementan con el derecho a la protección de datos de carácter personal, que otorga a su titular un poder de control sobre ellos, su uso y destino de los mismos, con el fin de evitar un trato ilícito y lesivo. Este derecho obliga a terceros a la realización u omisión de ciertas actuaciones relacionadas con los datos personales en:

  • Recogida, obtención y acceso.
  • Almacenamiento y tratamiento.
  • Uso por un tercero.
  • Conocimiento sobre quien dispone de ellos y a que uso los está sometiendo.

 

La Constitución Española de 1978, en su artículo 18.4 establece que “la ley limitará el uso de la informática para garantizar el honor y la intimidad personal y familiar de los ciudadanos y el pleno ejercicio de sus derechos2”. Este derecho fundamental viene regulado por el Reglamento Europeo de Protección de Datos (RGPD) y la ley orgánica de Protección de Datos Personales y Garantía de Derechos Digitales (LOPD-GDD).

La normativa en protección de datos se complementa con la Ley 41/2002, de 14 de noviembre, básica reguladora de la autonomía del paciente y de derechos y obligaciones en materia de información y documentación clínica, que tiene por objeto la regulación de los derechos y obligaciones de los pacientes, usuarios y profesionales, así como de los centros sanitarios, públicos y privados3.

El Reglamento Europeo de Protección de Datos (RGPD) define datos de la salud como “los datos personales relativos a la salud física o mental de una persona, incluida la prestación de servicios de atención sanitaria, que revelen información sobre su estado de salud”. Por ello, a estos datos se le denomina especialmente protegidos y deben cumplir una serie de principios fundamentales:

  • El consentimiento del paciente, debe ser, según normativa europea, explícito y por escrito.
  • Calidad de los datos, adecuados y veraces, para una asistencia adecuada al paciente, que debe llevar como mínimo los siguientes documentos:
    • Hoja clínico-estadística.
    • Autorización de ingreso.
    • Informe de urgencia.
    • Exploración física.
    • Evolución.
    • Órdenes médicas.
    • Hoja de interconsulta.
    • Informes de exploración complementaria.
    • Consentimiento informado.
    • Informe de anestesia.
    • Informe de quirófano.
    • Dossier de anatomía patológica.
    • Cuidados de enfermería.
    • Aplicación terapéutica de enfermería.
    • Información al paciente, solicitando su autorización para el tratamiento de sus datos.
    • Confidencialidad, de obligado cumplimiento, aunque haya finalizado la relación que vincule a las partes.
    • Establecer medidas organizativas y de seguridad.
    • Tomar medidas para reducir riesgos.
    • Registro de actividades de tratamiento.
    • Delegado de protección de datos.
    • Comunicación de los datos.
    • Derecho del paciente a ejercer sus derechos de acceso, rectificación, cancelación y oposición de su historia clínica4.

 

CONCLUSIONES

Los responsables y encargados del tratamiento de datos y todas las personas que intervengan en cualquier fase de éste estarán sujetas al deber de confidencialidad, que, junto con el derecho a la protección de datos de carácter personal, se le otorga al titular de estos un poder de control sobre ellos. Esta obligación se complementará con los deberes de secreto profesional y se mantendrá aun cuando hubiese finalizado la relación del obligado con el responsable o encargado del tratamiento.

BIBLIOGRAFÍA

  1. SaludInforma – Dignidad, Intimidad y Confidencialidad [Internet]. Saludinforma.es. [citado 1 de diciembre de 2023]. Disponible en: https://www.saludinforma.es/portalsi/bioetica-salud/dignidad-intimidad-y-confidencialidad
  2. BOE-A-1978-31229 Constitución Española [Internet]. Boe.es. [citado 1 de diciembre de 2023]. Disponible en: https://www.boe.es/buscar/act.php?id=BOE-A-1978-31229
  3. BOE-A-2002-22188 Ley 41/2002, de 14 de noviembre, básica reguladora de la autonomía del paciente y de derechos y obligaciones en materia de información y documentación clínica [Internet]. Boe.es. [citado 1 de diciembre de 2023]. Disponible en: https://www.boe.es/eli/es/l/2002/11/14/41/con
  4. BOE.es [Internet]. Boe.es. [citado 1 de diciembre de 2023]. Disponible en: https://www.boe.es/buscar/doc.php?id=DOUE-L-2016-80807.

 

Publique con nosotros

Indexación de la revista

ID:3540

Últimos artículos