Prótesis total de rodilla. Caso clínico

15 mayo 2024

AUTORES

  1. Marina Pisonero Rivero. Enfermera en Hospital Universitario Miguel Servet, Zaragoza.
  2. Ángela Molina Sierra. Enfermera en Hospital Universitario Miguel Servet, Zaragoza.
  3. Paula Pastor Morales. Enfermera en Hospital Universitario Miguel Servet, Zaragoza.
  4. Sonia López Abia. Enfermera en Hospital Universitario Miguel Servet, Zaragoza.
  5. Ana Belén García Garrido. Enfermera en Hospital Universitario Miguel Servet, Zaragoza.
  6. Erica Victoria Delgado Hynes. Enfermera en Hospital Universitario Miguel Servet, Zaragoza.

 

RESUMEN

La artrosis de rodilla es uno de los trastornos musculoesqueléticos más frecuentes en la población y su prevalencia ha ido en aumento durante los últimos años.

Se presenta el caso de una paciente que ingresa en el hospital para la intervención quirúrgica de prótesis total de rodilla y el correspondiente plan de cuidados elaborado tras la valoración enfermera.

PALABRAS CLAVE

Prótesis, rodilla, NANDA, NOC, NIC.

ABSTRACT

Knee osteoarthritis is one of the most common musculoskeletal diseases in the world and the number of cases has been increasing during the last years.

The next case is presented: a patient is admitted to the hospital in order to have a total knee replacement surgery. We also developed a care plan following the nursing assessment.

KEY WORDS

Replacement, knee, NANDA, NOC, NIC.

INTRODUCCIÓN

La gonartrosis es una patología degenerativa del cartílago articular de la rodilla que puede afectar notablemente a la funcionalidad diaria de la persona llegando a ser en algunos casos hasta invalidante. Es una de las enfermedades más habituales a partir de la cuarta década de la vida, su prevalencia es más del 40% en mayores de 65 años, constituyendo así un importante problema de salud pública1. No existe una causa clara de la misma pero se ha comprobado la importancia de la carga genética. Además existen determinados factores que pueden predisponer para el desarrollo de la misma, por ejemplo, el sexo (mayor prevalencia en mujeres), la obesidad, la actividad laboral o deportiva (microtrauma repetitivo). El tratamiento dependerá del grado de evolución de la artrosis, en la gran mayoría de los casos bastará con una combinación de terapia no farmacológica (pérdida de peso, descarga articular con dispositivos de apoyo, rehabilitación) con tratamiento farmacológico (medicación antiinflamatoria o infiltraciones intraarticulares). Sin embargo, en los casos en los que la enfermedad evoluciona a mayores grados, el tratamiento más exitoso y además, más esperado por los pacientes, es el reemplazo total de rodilla mediante cirugía protésica. El principal objetivo de esta intervención quirúrgica es paliar el dolor y restablecer la función de la articulación2.

PRESENTACIÓN DEL CASO CLÍNICO

Paciente de 76 años que ingresa de forma programada el día 5 de febrero en la planta 7 de traumatología del hospital Miguel Servet para sustitución protésica articular de rodilla izquierda por gonartrosis. Vive con su marido, jubilada. Llega al hospital el día antes de la operación donde se toman constantes vitales, se comprueban los consentimientos informados de anestesia y de la cirugía y se realiza la valoración de enfermería.

Exploración física: Talla 165cm y peso 76 kg. Radiografía de rodilla donde se puede ver una pérdida de espacio articular y una irregularidad en los bordes del hueso.

Historia clínica: No alergias medicamentosas conocidas. Gonartrosis izquierda, vértigo posicional paroxístico, sobrepeso, dislipemia. Empezó con dolor de rodilla alrededor de hace 4 años, ha acudido a su médico de cabecera en varias ocasiones, quien realizó radiografías y prescribió analgesia. Con el tiempo, el dolor pasó a ser invalidante y le impedía subir escaleras o dar pequeños paseos, llegando a ser incluso de 9 sobre 10 en la escala EVA del dolor. A raíz de esto, es derivada al servicio de traumatología donde tras la exploración y hacer nuevas radiografías se pasan a realizar infiltraciones con corticoides o con ácido hialurónico. Tras las infiltraciones, la paciente nota mejoría, pero solamente de manera temporal, por lo que se decide como mejor tratamiento el implante quirúrgico de una prótesis completa de rodilla.

Medicación actual: Atorvastatina 10 mg, Omeprazol 20 mg, Celecoxib 200 mg, Condrosan 40 mg, Paracetamol 1000 mg, Lorazepam 1 mg.

Actividad asistencial: Se realiza la intervención quirúrgica bajo anestesia raquídea. Se implanta prótesis total de rodilla izquierda tipo Zimmer Persona ® LPS cementada.

Evolución: El curso postoperatorio ha transcurrido dentro de la normalidad. A su llegada a planta, la paciente está consciente y orientada, es portadora de dos drenajes tipo redón con vacío con contenido hemático (200 y 150 ml cada uno) y en la extremidad operada tiene un vendaje compresivo limpio. Tras realizar micción espontánea y haber pasado 4 horas, inicia tolerancia oral con agua y más tarde con dieta basal. Se retiran ambos drenajes esa misma tarde según protocolo al no superar los 500ml de contenido. La mañana siguiente a la cirugía tras visita médica se retira vendaje y se cura herida quirúrgica con clorhexidina acuosa 2% y apósitos mepore y se coloca vendaje tubular elástico tipo tubigrip hasta la altura de la rodilla para llevar durante el día. Ha comenzado la movilización activa de rodilla en las primeras horas después de la cirugía, realizando ejercicios de flexo-extensión alcanzando al cabo de las 48 horas un rango de movilidad de 0º-90º. Precisa analgesia intravenosa durante los primeros dos días siendo por vía oral el tercero. Al día siguiente de la operación comienza la deambulación con ayuda de muletas tras haber sido enseñada por el personal de enfermería en su uso. Se han realizado los controles radiológicos pertinentes con resultados satisfactorios. Recibe el alta hospitalaria a las 72 horas de la cirugía.

Revisiones: La paciente deberá acudir a Consultas Externas en 15 días para retirada de grapas, mientras tanto se realizará la cura de la herida quirúrgica por su enfermera del Centro de Salud cada 2-3 días. La revisión con el cirujano será en el período de tiempo de un mes.

VALORACIÓN ENFERMERA SEGÚN LAS 14 NECESIDADES BÁSICAS DE VIRGINIA HERNDERSON

1. Necesidad de oxigenación: Eupneica en reposo. Saturación de oxígeno: 97%.

2. Necesidad de nutrición e hidratación: Bien hidratada, dieta basal sin sal.

3. Necesidad de eliminación: Estreñimiento ocasional, no necesita pañal.

4. Necesidad de moverse y mantener una postura adecuada: Deambulación dolorosa, no puede caminar más de 30 minutos al día. Imposibilidad de subir escaleras. No utiliza ninguna ayuda como bastón o andador para caminar.

5. Necesidad de descanso y sueño: No alterada. Duerme bien por las noches.

6. Necesidad de usar prendas de vestir adecuadas: Independiente. No presenta dificultades para vestirse por el dolor de rodillas.

7. Necesidad de mantener la temperatura corporal: Afebril.

8. Necesidad de higiene y protección de la piel: Independiente. Utiliza la ducha en casa y no la bañera para evitar dar un paso más grande. Presenta buena higiene, piel hidratada.

9. Necesidad de evitar los peligros del entorno: La paciente lleva gafas por miopía en ambos ojos.

10. Necesidad de comunicarse: Sin alteraciones. Nerviosa antes de la cirugía.

11. Necesidad de vivir según sus valores y creencias. Católica practicante.

12. Necesidad de trabajar y sentirse realizado: Actualmente es jubilada.

13. Necesidad de participar en actividades recreativas: Explica que lo que más le gusta es el cine y pasar tiempo con su familia.

14. Necesidad de aprendizaje: Afición por la pintura.

A continuación, tras realizar la valoración enfermera, presentamos un plan de cuidados elaborado mediante la taxonomía de la North American Nursing Diagnosis Association (NANDA)3,4,5.

 

DIAGNÓSTICOS DE ENFERMERÍA POR TAXONOMÍA NANDA, NOC, NIC

(00132) Dolor agudo:

NOC:

1605 Control del dolor: acciones personales para controlar el dolor.

NIC:

2210 Administración de analgésicos. Utilización de agentes farmacológicos para disminuir o eliminar el dolor.

1410 Manejo del dolor agudo: alivio o disminución del dolor hasta lograr un nivel de bienestar aceptable para el paciente.

Actividades:

  • Comprobar historial de alergias y órdenes médicas sobre medicamento, dosis, vía de administración.
  • Determinar la aparición, localización, duración, características, calidad, intensidad, patrón, medidas de alivio, factores contribuyentes, efectos en el paciente y gravedad del dolor antes de medicar al paciente.
  • Administrar la medicación a las horas adecuadas para evitar picos y valles de la analgesia.
  • Determinar la selección de analgésicos (narcóticos, no narcóticos o AINE) según el tipo y la intensidad del dolor.
  • Administrar analgésicos y/o fármacos complementarios cuando sea necesario para potenciar la analgesia.

 

(00085) Deterioro de la movilidad física.

NOC:

0208 Movilidad.

1811 Conocimiento: actividad prescrita.

NIC:

1800 Ayuda con el autocuidado.

940 Cuidados de tracción/inmovilización.

5612 Enseñanza: actividad/ejercicio prescrito.

Actividades:

  • Proporcionar un sistema de ayuda (andador, bastón).
  • Instruir a la persona con dolor acerca de los ejercicios de estiramiento correctos antes y después de la actividad/ejercicio y el fundamento de tal acción, si procede.
  • Evaluar el nivel actual del paciente y el conocimiento prescrito.
  • Animar al paciente a sentarse en el sillón.

 

(00004) Riesgo de infección.

NOC:

1102 Curación de la herida: por primera intención.

NIC:

3660 Cuidados de las heridas.

Actividades:

  • Enseñar al paciente o a los familiares los procedimientos de cuidado de la herida.
  • Cambiar el apósito según la cantidad de exudado y drenaje.
  • Enseñar al paciente y a la familia los signos y síntomas de infección.
  • Realizar curas a las 48 horas de la intervención y cuando el apósito esté manchado.

 

(00155) Riesgo de caídas.

NOC:

1909 Conducta de prevención de caídas

1828 Conocimiento: prevención de caídas.

NIC:

6490 Prevención de caídas.

Actividades:

  • Favorecer un ambiente en el no haya obstáculos u objetos que puedan dificultar la deambulación.
  • Identificar las características del entorno que pueden aumentar el potencial de caídas (por ejemplo, pisos resbaladizos y escaleras sin barandilla).
  • Controlar la marcha, el equilibrio y el nivel de fatiga, con la deambulación.
  • Informar a los familiares sobre las medidas a tomar para evitar las caídas.

 

CONCLUSIÓN

El deterioro y pérdida de la funcionalidad que produce la gonartrosis disminuye notablemente la calidad de vida del paciente. Una prótesis de rodilla tiene un impacto significativo sobre la funcionalidad de una persona, mejorando el dolor y aumentando la movilidad.

En estos casos se observa la importancia de llevar a cabo correctamente un plan de cuidados de enfermería estandarizado. De esta manera, se ayudará a una correcta evolución del paciente, favoreciendo la recuperación de su autonomía.

 

BIBLIOGRAFÍA

  1. Duboy, J. Prótesis total y unicompartimental en el manejo de artrosis grave de rodilla. Rev. Med. Clin. Condes [Internet] 2014 [Citado 17 de febrero de 2024] 25 (5) 780-785. Disponible en: Prótesis total y unicompartimental en el manejo de artrosis grave de rodilla (elsevier.es)
  2. Hernández Amparan DS, Villamar Véliz DDM, Villamarin Andino DJA, Almeida Guijarro DKP, Herrera Herrera DGS, Herrera Castillo DMB. Artroplastia total de rodilla en adultos mayores. Ciencia Latina [Internet]. 2022 [citado 18 de febrero de 2024]6(6):7938-53. Disponible en: https://ciencialatina.org/index.php/cienciala/article/view/3962
  3. Diagnósticos enfermeros: definición y clasificación 2021-2023. 12 ed. Elsevier; 2021.
  4. Clasificación de resultados de enfermería (NOC). 6 ed. Elsevier; 2018.
  5. Clasificación de intervenciones de enfermería (NIC). 7 ed. Elsevier; 2018.

Publique con nosotros

Indexación de la revista

ID:3540

Últimos artículos