Revisión de la secuencia XABCDE para el personal sanitario en el ámbito prehospitalario

7 mayo 2024

 

AUTORES

  1. Irene Ibarbuen Diago. Graduada en Enfermería. Máster en Urgencias, Emergencias y Cuidados Críticos. Hospital Clínico Universitario Lozano Blesa. Zaragoza
  2. Adina Florentina Forgaci. Graduada en Enfermería. Máster en Urgencias y Emergencias de Enfermería. Atención Primaria CS San Pablo. Zaragoza
  3. Cristina Olacia Pelegrin. Graduada en Enfermería. Máster en Atención de Enfermería en Urgencias y Emergencias. Máster en Cuidados Proactivos de Enfermería. Hospital Universitario Miguel Servet. Zaragoza
  4. Laura Royo Moreno. Graduada en Enfermería. Hospital Universitario Miguel Servet. Zaragoza.
  5. Ionela Cornischi. Diplomada en Enfermería. Atención Primaria CS San Pablo. Zaragoza
  6. Patricia Beltrán Fraga. Graduada en Enfermería. Experto en Atención de Enfermería al Paciente en la Unidad de Cuidados Críticos. Experto en el Manejo del Politraumatizado para Enfermería. Hospital Clínico Universitario Lozano Blesa Zaragoza.

 

RESUMEN

La hemorragia crítica es una de las causas de muerte evitable en los pacientes que han sufrido trauma grave, por lo que es de vital interés desarrollar herramientas que permitan la valoración rápida y eficaz del estado de estos sujetos. El objetivo de este artículo es determinar si la secuencia de valoración “XABCDE” es de utilidad en la valoración extrahospitalaria inicial de pacientes que padecen de hemorragia externa secundaria a un traumatismo previo.

PALABRAS CLAVE

Atención de enfermería, hemorragia, hemostasia.

ABSTRACT

Critical hemorrhage is a preventable death cause in patients who have suffered severe trauma, so it is of vital interest to develop tools that allow rapid and effective assessment of the condition of these subjects. The objective of this article is to determine if the “XABCDE” sequence is useful in the initial out-of-hospital assessment of patients suffering from external bleeding secondary to a previous trauma.

KEY WORDS

Nursing care, hemorrhage, hemostasis.

INTRODUCCIÓN

En la actualidad, la principal causa de muerte evitable en los primeros momentos de atención al paciente con trauma grave es la hemorragia crítica, entendiendo esta como aquella pérdida masiva de sangre que compromete la vida. Se calcula que alrededor de un 50% de los fallecimientos que se dan en las primeras 24 horas tras sufrir el traumatismo son a consecuencia de la hemorragia1. Por ello, es de extremo interés desarrollar herramientas útiles que permitan a los equipos de atención sanitaria valorar el estado de la víctima de manera rápida y eficaz, actuando a su vez sobre los daños que pueda padecer.

La secuencia XABCDE fue reconocida en el año 2019 por el Prehospital Trauma Life Support (PHTLS)2. Dicha secuencia de valoración primaria incorpora una “X” ante la secuencia tradicional “ABCDE”, esta “X” representa la necesidad de abordar la hemorragia desde el primer instante de la atención.

OBJETIVOS

Con este estudio se pretende determinar si la secuencia de valoración “XABCDE” es una secuencia válida, rápida y útil para los profesionales sanitarios que, en un contexto prehospitalario, se encuentran ante un paciente que presenta hemorragia externa.

METODOLOGÍA

El presente trabajo consiste en una revisión bibliográfica de artículos relacionados con una primera valoración del paciente que sufre de hemorragia externa y diferentes estudios científicos en relación con ello.

A la hora de realizar la búsqueda de artículos se han utilizado diferentes bases de datos: PubMed, Scopus y Cinahl, además del buscador Google Académico. Con el fin de completar la información, se han consultado varias Guías de Práctica Clínica mediante el metabuscador Google.

Los criterios de inclusión establecidos para la selección de artículos han sido artículos publicados en los últimos 9 años, tanto en inglés como en español.

RESULTADOS

En la exploración primaria de todos aquellos pacientes que presenten hemorragia externa activa se utilizará la secuencia de valoración “XABCDE”, mediante la que se evalúan todos los puntos de forma simultánea, actuando sobre aquellos que se encuentren afectados2.

X – Control de la hemorragia:

El primer paso a abordar ante un paciente con una hemorragia activa es detener el sangrado, ya que la pérdida masiva de sangre podría provocar un shock hipovolémico y con él, la triada letal: hipotermia, acidosis y coagulopatía, derivando en un desenlace fatal3.

Con el fin de frenar la pérdida de sangre, se debe examinar la hemorragia y controlar todas las fuentes de sangrado4. Para conseguir un control efectivo de la hemorragia se aplicará compresión directamente sobre el punto de sangrado. Al estar ante una situación tiempo-dependiente, el tiempo transcurrido entre el traumatismo inicial hasta que se logra un control total de la hemorragia debe ser el mínimo posible5.

Actualmente, el ACS y el Consenso de Hartford abogan por el uso de un apósito hemostático en caso de que una gasa y compresión manual directa sobre el punto de sangrado no sean suficiente en el tratamiento prehospitalario de la hemorragia externa3. También existen otras opciones, así como el uso de apósitos o gránulos hemostáticos inyectables cuando se trate de heridas penetrantes situadas en el torso6,7. En heridas situadas en las extremidades también existe la alternativa del torniquete6,8.

A – Apertura de la vía aérea con control de la columna cervical:

Para asegurar el adecuado aporte de oxígeno es de vital importancia conseguir una vía aérea permeable, y verificar la presencia de obstrucción parcial o total de la misma. Con el fin de mantener una alineación cabeza-tronco-cuerpo se realizará un control cervical manual y se procederá al aislamiento definitivo de la vía aérea en caso de que fuese necesario9.

B – Ventilación y oxigenación:

Se debe valorar la frecuencia respiratoria, ritmo y profundidad. Generalmente, en esta situación uno de los primeros signos en aparecer es la taquipnea, sin embargo, una FR lenta es indicativa de un posible estado de shock profundo2.

C – Circulación:

Idealmente, se obtendrá al menos un acceso venoso periférico de gran calibre5.

Una hemorragia supone la pérdida importante de la volemia, siendo esencial la reposición de líquidos a través de la vía venosa para mantener unos valores de tensión arterial sistólica comprendidos entre los 80-90 mmHg. Para ello, en el paciente hipotenso se evitará la infusión de soluciones salinas, priorizando las soluciones isotónicas cristaloides5.

D – Neurológico:

Para valorar la función cerebral del paciente se evaluará su reacción pupilar, además de su nivel de consciencia mediante la Escala de Glasgow. Una puntuación igual o inferior a 8 es indicativo de aislamiento de la vía aérea9.

E – Exposición:

Con el fin de obtener una visión completa del paciente se deberá cortar su ropa, dejando a la vista las posibles lesiones sufridas. El mantenimiento de la normotermia es fundamental para mantener unas condiciones de coagulación óptimas, además de para asegurar el bienestar del paciente y esquivar la hipotermia, por lo que se tomarán medidas que minimicen la pérdida de calor del sujeto. En este momento se procederá a la monitorización de constantes del sujeto, obteniendo valores de saturación de oxígeno, frecuencia respiratoria y cardíaca, cifras de tensión arterial, monitorización cardíaca, etc5,9.

CONCLUSIONES

Tras la revisión de la información pertinente, la conclusión obtenida es que la secuencia de valoración “XABCDE” sería válida, rápida y útil en una valoración inicial de un paciente con hemorragia en el ámbito extrahospitalario.

BIBLIOGRAFÍA

  1. Llompart JA, Chico M. Hemorragia crítica traumática. Med Intensiva [Internet]. 2021; [Consultado 22 Feb 2024]. Disponible en: https://doi.org/10.1016/j.rcreu.2021.05.014
  2. NAEMT (National Association of Emergency Medical Technicians). Evaluación y Manejo del Paciente. Revisión Primaria. PHTLS. 2019. 501–523 p.
  3. Te Grotenhuis R, Van Grunsven PM, Heutz WMJM, Tan ECTH. Prehospital use of hemostatic dressings in emergency medical services in the Netherlands: A prospective study of 66 cases. Injury [Internet]; 2016 [Consultado 22 Feb 2024]. 2016;47(5):1007–11. Disponible en: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/26830121/
  4. Bennett BL, Littlejohn LF, Kheirabadi BS, Frank K, Kotwal RS, Dubick MA, et al. Management of External Hemorrhage in Tactical Combat Casualty Care: Chitosan-Based Hemostatic Gauze Dressings–TCCC Guidelines. J Spec Oper Med a peer Rev J SOF Med Prof [Internet]; 2015 [Consultado 22 Feb 2024]. 14(3), 40-57.
  5. Spahn DR, Bouillon B, Cerny V, Duranteau J, Filipescu D, Hunt BJ. Guia europea sangrado y coagulación. 2019;1–74.
  6. Bulger EM, Snyder D, Schoelles K, Gotschall C, Dawson D, Lang E, et al. An evidence-based prehospital guideline for external hemorrhage control: American College of Surgeons committee on trauma. Prehospital Emerg Care. [Internet]; 2014 [Consultado 22 Feb 2024] ;18(2):163–73.
  7. Schober P, Giannakopoulos G, Loer SA, Schwarte LA. Hemorrhage Treatment Adjuncts in a Helicopter Emergency Medical Service. Air Med J [Internet]. 2019; [Consultado 22 Feb 2024]. 38(3):209–11. Disponible en: https://doi.org/10.1016/j.amj.2019.01.002
  8. Schauer SG, April MD, Naylor JF, Maddry JK, Arana AA, Dubick MA, et al. Prehospital Application of Hemostatic Agents in Iraq and Afghanistan. Prehospital Emerg Care. [Internet]; 2018 [Consultado 22 Feb 2024]; 22(5):614–23. Disponible en: https://doi.org/10.1080/10903127.2017.1423140
  9. Chuliá Campos V. Asistencia extrahospitalaria. Vol. 32 Suppl 1, Revista Española de Anestesiología y Reanimación. 2013. Pág:390–411.

 

Publique con nosotros

Indexación de la revista

ID:3540

Últimos artículos