Síndrome de Tourette

14 febrero 2024

 

AUTORES

  1. María Del Rosario Palomo Medina. TCAE, HRV. Zaragoza.
  2. Elena Martín Malo. TCAE, HUMS. Zaragoza.
  3. Ruth Esther Reynoso Reynoso. TCAE, C.R.P. Ntra. Sra. Del Pilar. Zaragoza.
  4. María Teresa Yanguas Romero. Celadora, HUMS. Zaragoza.
  5. Silvia Santos Longás. TCAE, HRV. Zaragoza.
  6. Ana María López Gil. TCAE, Residencia Romareda. Zaragoza.

 

RESUMEN

El trastorno de Tourette (TT) se define por la presencia de tics motores múltiples y uno o más tics fónicos de carácter crónico. Desde su aparición como entidad diagnóstica en el Diagnostic and Statistical Manual of Mental Disorders (DSM) y en la Clasificación Internacional de las Enfermedades (CIE), la terminología utilizada para referirse a él ha sido trastorno de Tourette (del inglés Tourette’s disorder), aunque también se usa y está reconocido y aceptado el término síndrome de Tourette. Ambas denominaciones se emplean indistintamente a lo largo del artículo. El 90% de los casos de personas diagnosticadas de TT se asocia a manifestaciones incluidas en otros problemas del neurodesarrollo, entre los cuales destacan el trastorno por déficit de atención/hiperactividad (TDA/H) y el trastorno obsesivo compulsivo (TOC).

PALABRAS CLAVE

Enfermedad de Gilles de la Tourette, Síndrome de Tourette, Trastorno de tic motor y vocal múltiple combinado.

ABSTRACT

Tourette disorder (TT) is defined by the presence of multiple motor tics and one or more chronic phonic tics. Since its appearance as a diagnostic entity in the Diagnostic and Statistical Manual of Mental Disorders (DSM) and the International Classification of Diseases (ICD), the terminology used to refer to it has been Tourette’s disorder, although the term Tourette syndrome is also used and recognized and accepted. Both names are used interchangeably throughout the article. 90% of cases of people diagnosed with TT are associated with manifestations included in other neurodevelopmental problems, among which attention deficit/hyperactivity disorder (AD/HD) and obsessive-compulsive disorder (OCD) stand out.

KEY WORDS

Gilles de la Tourette disease, Tourette syndrome, combined multiple motor and vocal tic disorder.

 

DESARROLLO DEL TEMA

El trastorno de Tourette (TT) se define por la presencia de tics motores múltiples y uno o más tics fónicos de carácter crónico. Desde su aparición como entidad diagnóstica en el Diagnostic and Statistical Manual of Mental Disorders (DSM) y en la Clasificación Internacional de las Enfermedades (CIE), la terminología utilizada para referirse a él ha sido trastorno de Tourette (del inglés Tourette’s disorder), aunque también se usa y está reconocido y aceptado el término síndrome de Tourette. Ambas denominaciones se emplean indistintamente a lo largo del artículo. El 90% de los casos de personas diagnosticadas de TT se asocia a manifestaciones incluidas en otros problemas del neurodesarrollo, entre los cuales destacan el trastorno por déficit de atención/hiperactividad (TDA/H) y el trastorno obsesivo compulsivo (TOC).

El síndrome de Tourette se caracteriza por la presencia de tics motores y vocales involuntarios, que pueden variar en intensidad y frecuencia. Los tics motores pueden incluir movimientos repentinos, como parpadeo excesivo, sacudidas de cabeza o encogimiento de hombros. Los tics vocales pueden manifestarse como gruñidos, carraspeo, repetición de palabras o incluso la emisión de palabras inapropiadas o insultos. Estos tics suelen empeorar con el estrés o la ansiedad, pero pueden mejorar durante el sueño. Además, algunas personas con síndrome de Tourette también pueden experimentar síntomas asociados como trastornos del sueño, problemas de atención y dificultades emocionales.

La primera referencia de lo que actualmente se conoce como tics se remonta al año 200 d.C. Según explica Oliver Sacks10, Areteo de Capadocia describió casos de personas que emitían sonidos similares a ladridos, acompañados de muecas, ademanes extravagantes, maldiciones y blasfemias involuntarias1,2.

Desde la Edad Media, el término utilizado para los movimientos anormales fue el de Mal o Baile de San Vito.A todos los trastornos motores, independientemente de su supuesto origen orgánico o psicológico, se les aplicaba la denominación de corea (khoreia en griego, que significa danza). El médico suizo Bombastus Von Hohenheim, más conocido como Paracelso, acuñó el término Corea Sancti Viti y propuso clasificar las coreas en tres tipos: imaginativa, sensual y natural; de ellas, sólo esta última se podía considerar como una auténtica enfermedad. Paracelso fue así el primero en introducir el concepto de Corea como una entidad de causa biológica (18). Pero no fue hasta el siglo XVII cuando el médico inglés Thomas Sydenham definió de forma específica el tipo de corea infantil que actualmente se conoce como Corea de Sydenham. Más tarde, en 1872, el médico estadounidense, George Huntington describió una forma de corea del adulto que dio lugar a lo que actualmente se denomina enfermedad de Huntington3.

El síndrome de Tourette suele debutar en la infancia, generalmente entre los 5 y 10 años de edad. Sin embargo, también puede manifestarse por primera vez en la adolescencia o en la adultez temprana. No se ha identificado una causa específica para el síndrome de Tourette. Se cree que una combinación de factores genéticos y ambientales puede desempeñar un papel en su desarrollo.

El tratamiento del síndrome de Tourette puede incluir terapia conductual, medicamentos para controlar los síntomas o una combinación de ambos. La terapia conductual, como la terapia cognitivo-conductual o la terapia de habituación de tics, puede ayudar a manejar los tics y mejorar la calidad de vida. Los medicamentos, como los bloqueadores de dopamina, pueden reducir la frecuencia e intensidad de los tics. Es importante trabajar con un profesional de la salud para determinar el mejor enfoque de tratamiento para cada individuo4.

El síndrome de Tourette puede estar asociado con complicaciones psicológicas como trastornos de ansiedad, trastorno obsesivo-compulsivo (TOC), trastorno por déficit de atención e hiperactividad (TDAH), depresión y dificultades emocionales. Estas complicaciones pueden requerir atención adicional y tratamiento específico.

El síndrome de Tourette puede variar en su impacto y severidad en cada individuo. En algunos casos, los tics pueden ser leves y no interferir significativamente con la vida diaria, mientras que en otros casos pueden ser más graves y afectar la calidad de vida. En situaciones más severas, el síndrome de Tourette puede tener un impacto discapacitante en áreas como la socialización, la educación o el empleo. Sin embargo, es importante recordar que cada persona es única y puede responder de manera diferente al síndrome5.

 

CONCLUSIONES

Vivir con un síndrome como este puede llegar a acarrear muchos problemas, sobre todo en el área social, donde algo atípico como es el padecer este síndrome genera un estigma social que desampara y señala al paciente, el cual ya no solo acarrea con el síndrome si no también con la etiqueta social. Una etiqueta que puede llegar a afectar mucho a estos pacientes en edades tan tempranas como puede ser la niñez o la adolescencia, donde la aceptación de los iguales es fundamental para poder reafirmar la entidad de la persona.

Por ello creo en la importancia de los grupos de apoyo y, o en las asociaciones, donde se pueden conocer a personas con esta misma afectación, en un ambiente cálido y distendido sin juicios ni prejuicios, ofreciendo a los pacientes y a los familiares un ambiente seguro donde poder estar, compartir y ser guiados en el diagnóstico, tratamiento y aceptación de una condición que afectará a todos y cada uno de los aspectos de la vida de esta persona y sus familiares, para toda su vida desde el diagnóstico.

 

BIBLIOGRAFÍA

  1. Vale TC, Cardoso F. Chorea: A Journey through History. Tremor Other Hyperkinet Mov (NY). 2015; 5:5-296.
  2. Eftychiadis AC, Chen TSN. Saint Vitus and his dance. J Neurol Neurosurg Psychiatry. 2001;70(1):14.
  3. Lanska DJ. Chapter 33: the history of movement disorders. History of Neurology. Handbook of Clinical Neurology. Elsevier. 2010; 95:501-46.
  4. Asociación Andaluza de pacientes con Síndrome de Tourette y Trastornos Asociados – Asociación Andaluza de Pacientes con Síndrome de Tourette y Trastornos Asociados [Internet]. Asociación Andaluza de Pacientes con Síndrome de Tourette y Trastornos Asociados. Asociación Andaluza de pacientes con Síndrome de Tourette y Trastornos Asociados (ASTTA); 2017 [citado el 6 de diciembre de 2023]. Disponible en: https://www.tourette.es/
  5. ¿Qué es el síndrome de Tourette? [Internet]. Asociación Americana del Tourette. 2016 [citado el 6 de diciembre de 2023]. Disponible en: https://tourette.org/about-tourette/overview/espanol/medicos/que-es-el-sindrome-de-tourette/

 

Publique con nosotros

Indexación de la revista

ID:3540

Últimos artículos