Trastornos de la conducta alimentaria en adolescentes.

30 noviembre 2023

AUTORES

  1. Maria Jesus Barcelona Blasco. TCAE HNSG.
  2. Ana Maria Lopez Gil.TCAE HRV.
  3. Carlos Mayor Gomez. Enfermero HRV.
  4. Marta Barrado Rando. TCAE HRV.
  5. Maria Elena Garcia López. TCAE HNSG.
  6. Maria de los Milagros Laimito Vargas. TCAE HNSG.

 

RESUMEN

La Organización Mundial de la Salud (OMS) ha ubicado a los TCA entre las enfermedades mentales de prioridad para los niños y adolescentes dado el riesgo para la salud que implican.

Los trastornos de la conducta alimentaria (TCA) son enfermedades de salud mental complejas, multicausales, que afectan principalmente a adolescentes y mujeres jóvenes. Los TCA representan la tercera enfermedad crónica más común entre las jóvenes llegando a una incidencia del 5%. Si bien es un trastorno cuya aparición es más común entre las mujeres, los varones se ven afectados por estos es una proporción de 1:10.

 

PALABRAS CLAVE

Trastornos alimentarios, adolescente, pediatría, revisión de los trastornos alimentarios.

 

ABSTRACT

The World Health Organization (WHO) has placed EDs among the priority mental illnesses for children and adolescents given the health risk they imply.

Eating disorders (ED) are complex, multi-caused mental health diseases that mainly affect adolescents and young women. EDs represent the third most common chronic disease among young women, reaching an incidence of 5%. Although it is a disorder whose appearance is more common among women, men are affected by it in a proportion of 1:10.

 

KEY WORDS

Eating Disorders, Teen, pediatrics, eating disorders review.

 

INTRODUCCIÓN

La Organización Mundial de la Salud (OMS) ha ubicado a los TCA entre las enfermedades mentales de prioridad para los niños y adolescentes dado el riesgo para la salud que implican.

Los trastornos de la conducta alimentaria (TCA) son enfermedades de salud mental complejas, multicausales, que afectan principalmente a adolescentes y mujeres jóvenes. Los TCA representan la tercera enfermedad crónica más común entre las jóvenes llegando a una incidencia del 5%. Si bien es un trastorno cuya aparición es más común entre las mujeres, los varones se ven afectados por estos es una proporción de 1:101.

Diversos factores obstaculizan la prevención y el tratamiento de estas enfermedades actualmente en el país. Algunos son propios de los, y otros dicen relación con la falta de preparación de nuestro sistema de salud para enfrentarlos adecuadamente, en especial, por la escasez de capacitación de los profesionales de salud en este tema emergente y de servicios adecuados para el manejo de los casos.

El diagnóstico más frecuente entre adolescentes es el Trastornos Alimentario No Especificado seguido por el de Anorexia Nervosa y, finalmente, el de Bulimia Nervosa. Estos trastornos abarcan factores psicológicos, físicos, y elementos del medio ambiente en su etiología, desarrollo y mantenimiento2 y comparten síntomas cardinales tales como la insatisfacción con la imagen corporal o una influencia anormal de ésta en la valoración personal, preocupación persistente e interferente por la comida, peso y/o forma corporal y el uso de medidas no saludables para controlar o reducir el peso, las que derivan en un deterioro significativo del bienestar psicosocial y físico de quienes los sufren1,2. Una gran parte de las adolescentes que sufre de estos trastornos no consulta directamente por ello ya que, en general, la conciencia de enfermedad y motivación para el cambio son escasas, a pesar de que la salud física y psicológica se encuentre severamente amenazada por la enfermedad. Las adolescentes, muchas veces son detectadas por sus padres, profesores o pares, siendo forzosamente llevadas a consultar. Las consultas, en estos casos, se realizan a médicos generales, nutricionistas y nutriólogos o, en una gran proporción a médicos que pueden atender a los problemas asociados a los TCA.

Se carece de una comprensión clara y completa de la causa de los TCA. La investigación a la fecha ha evidenciado diversos factores biológicos, psicológicos y socioambientales que interactuaron de manera compleja, contribuyendo a su aparición y mantención3.

 

  • FACTORES BIOLÓGICOS: El riesgo de padecer un TCA es mayor si se compara con el resto de la población general si existe el antecedente de un familiar con un TCA. Sin embargo, a pesar de que existe una vulnerabilidad genética para el desarrollo de un TCA no es un factor determinante, ya que es una enfermedad multicausal. Este factor combinado con otros de tipo ambiental y social puede aumentar la probabilidad de padecer un TCA4.
  • FACTORES PSICOLÓGICOS: Ciertos rasgos de personalidad como una autoexigencia muy elevada, perfeccionismo obsesivo, necesidad de control y rigidez cognitiva están muy relacionados con la aparición de TCA, tener una baja autoestima, es decir, hacer una valoración negativa e insatisfactoria de un mismo tiende a incrementa la probabilidad de padecer TCA5.
  • FACTORES SOCIOAMBIENTALES: existe una variedad de ellos, tanto de índole proximal como distal, que jugaría un rol en el inicio y la mantención de los TCA. Ejemplos de los primeros son los comentarios críticos sobre la apariencia y la alimentación por parte de los padres, y los conflictos familiares no resueltos. Dentro de los segundos se encuentran, entre otros, el haber sido objeto de burlas (de diverso tipo, incluyendo aquellas por el peso y la figura), además de la presión percibida para ser delgado (para lograr el “ideal delgado”, es decir, un cuerpo flaco con poca grasa corporal), la internalización de este “ideal delgado” y las expectativas positivas asociadas a la delgadez propias de las culturas occidentalizadas, que aumentan el riesgo de patología alimentaria especialmente en mujeres adolescentes y adultas jóvenes4,5.

 

Existen dos tipos diferenciados de trastornos de la conducta alimentaria más comunes entre los adolescentes que son la Anorexia Nerviosa y la Bulimia:

  • ANOREXIA NERVIOSA: es un trastorno psiquiátrico potencialmente mortal que afecta a del 0,3 al 0,9% de las mujeres adolescentes. El trastorno puede ocurrir tanto en las niñas como en los niños, pero es significativamente (hasta 10 veces) más común en las niñas. En los casos graves, la AN puede afectar negativamente el funcionamiento de múltiples sistemas de órganos principales, lo que conlleva la necesidad de hospitalización y rehabilitación nutricional para pacientes hospitalizados.
  • BULIMIA: s un tipo de problema de alimentación en el que los niños o adolescentes (especialmente las niñas) tienen episodios de sobrealimentación incontrolable (atracones). Los episodios se pueden producir un par de veces a la semana, una vez al día, o muchas veces al día. Durante los episodios se consumen grandes cantidades de alimentos en poco tiempo (frecuentemente menos de 2 horas). Los ataques de bulimia suelen durar 3 meses. A menudo estos episodios van seguidos de vómitos autoinducidos. Purgas o uso de laxantes o enemas u otras formas de controlar su peso como ayunar o usar medicamentos para aumentar el gasto urinario2,4.

 

El tratamiento para adolescentes con TCA debe contemplar la complejidad biopsicosocial de estas enfermedades junto con las características propias de esta etapa de la vida. El tratamiento óptimo implica, por lo mismo, la acción de un equipo interdisciplinario que esté capacitado para abordar las múltiples facetas de estos trastornos. Este equipo idealmente debiese estar comprendido por un médico especialista en el desarrollo adolescente, especialista en nutrición (ya sea nutricionista o nutriólogo), especialistas en salud mental (psiquiatra y psicólogo) y, en los casos de hospitalización, enfermeras especialistas en el manejo de los TCA. Todos estos profesionales deberían ser profesionales con experiencia en la evaluación y tratamiento de los TCA y en salud adolescente6.

 

BIBLIOGRAFÍA

  1. Carolina LG, Janet T. Trastornos de la conducta alimentaria en adolescentes: descripción y manejo. Rev médica Clín Las Condes [Internet]. 2011 [citado el 23 de octubre de 2023];22(1):85–97. Disponible en: https://www.elsevier.es/es-revista-revista-medica-clinica-las-condes-202-articulo-trastornos-conducta-alimentaria-adolescentes-descripcion-S0716864011703960
  2. Gaete P. V, López C. C. Trastornos de la conducta alimentaria en adolescentes. Una mirada integral. Rev Chil Pediatr [Internet]. 2020 [citado el 23 de octubre de 2023];91(5):784–93. Disponible en: https://www.scielo.cl/scielo.php?pid=S0370-41062020000500784&script=sci_arttext
  3. Rome E. Eating disorders in children and adolescents. Curr Probl Pediatr Adolesc Health Care. 2012;42:28-44.
  4. Factores de riesgo para desarrollar un TCA [Internet]. Clínic Barcelona. [citado el 23 de octubre de 2023]. Disponible en: https://www.clinicbarcelona.org/asistencia/enfermedades/trastornos-de-la-conducta-alimentaria/factores-de-riesgo
  5. Academy for Eating Disorders (AED) report 2016. Eating disorders. A guide to medical care. Critical points for early recognition and medical risk management in the care of individuals with eating disorders. 3rd Edition. 2016.
  6. Behar R, Alviña M, González T, Rivera N. Detección de actitudes y/o conductas predisponentes a trastornos alimentarios en estudiantes de enseñanza media de tres colegios particulares de Viña del Mar. Rev Chil Nutr. 2007;34(3):240-9.

Publique con nosotros

Indexación de la revista

ID:3540

Últimos artículos