Urgencia en el síndrome de la vena cava superior

2 diciembre 2023

 

AUTORES

  1. Beatriz Franco Escura. Diplomada en Enfermería. Hospital General de la Defensa de Zaragoza, España.
  2. Carlos Agullo Elena. Diplomado en Enfermería. Hospital Clínico Lozano Blesa, Zaragoza, España.
  3. Silvia Navarro Rero. Diplomada en Enfermería. Enfermera Especialista en Enfermería Familiar y Comunitaria. Centro de salud Univérsitas, Zaragoza, España.
  4. Cristina Santos Marco. Diplomada en Enfermería. Enfermera Especialista en Obstetricia y Ginecología. Centro de Salud Las Fuentes Norte, Zaragoza, España.
  5. Raquel Calavia Calvo. Diplomada en Enfermería. Centro de Salud Univérsitas, Zaragoza, España.
  6. Beatriz Ventura Laborda. Graduada en Enfermería. Centro de Salud Univérsitas, Zaragoza, España.

 

RESUMEN

El síndrome de vena cava superior es un conjunto de síntomas y signos derivados de la oclusión total o parcial de la luz de la vena cava, (la cual transporta sangre desde la cabeza, el cuello, la parte superior del tórax y los brazos hacia el corazón). Su instauración puede ser insidiosa, aunque a veces se presenta de forma aguda, por lo que se considera una urgencia médica y el tratamiento debe ser lo más precoz posible1,2.

PALABRAS CLAVE

Síndrome vena cava superior, cáncer, disnea, urgencia.

ABSTRACT

Superior vena cava syndrome is a set of symptoms and signs derived from total or partial occlusion of the lumen of the vena cava (which carries blood from the head, neck, upper chest and arms to the heart). Its onset can be insidious, although sometimes it occurs acutely, which is why it is considered a medical emergency and treatment should be as early as possible.

KEY WORDS

Superior vena cava syndrome, cancer, dyspnea, urgency.

INTRODUCCIÓN

El síndrome de vena cava superior definida como el conjunto de síntomas y signos derivados de la oclusión total o parcial de la luz de la vena cava, fue descrita por William Hunter en 1757, y en 1837 William Stokes recopiló los signos y síntomas (tras tratar a un paciente con cáncer pulmonar)2. Su instauración puede ser insidiosa, aunque a veces se presenta de forma aguda, por lo que se considera una urgencia médica y el tratamiento debe ser lo más precoz posible, ya que, si se presenta como primer síntoma de una enfermedad tumoral, tiene peor pronóstico que si se diagnostica después del diagnóstico inicial enfermedad tumoral.

ETIOLOGÍA:

Esta oclusión de la vena cava está causada por una compresión externa, que provoca la obstrucción trombótica de la luz vascular. Las causas más frecuentes son:

 

CÁNCER:

  • Carcinoma pulmonar de células pequeñas: Son los tumores que producen el síndrome de vena cava superior con mayor frecuencia (70% de los casos) y su mayor factor de riesgo es el consumo de tabaco. El cáncer pulmonar de células pequeñas es la forma de cáncer pulmonar más agresiva. Aunque las células cancerosas son pequeñas, crecen rápidamente y forman tumores grandes. Estos tumores que suelen formarse en los bronquios, a menudo se diseminan con rapidez a otras partes del cuerpo, como el cerebro, el hígado y el hueso. Se diagnostica por medio de Rx, TAC, RMN o a través de la realización de una biopsia. Comprimen la vena cava de forma intrínseca.
  • Linfomas no Hodgkin: Es un tipo de cáncer que comienza en el sistema linfático, en donde los glóbulos blancos (linfocitos) se desarrollan de manera anormal y pueden formar tumores en todo el cuerpo. Se diagnostica por TAC, analítica de sangre y biopsia de ganglio. Comprimen la vena cava de forma extrínseca.
  • Timomas: es un tumor epitelial tímico, clasificado como cáncer raro que se forma en las células que cubren al exterior del timo. Las células tumorales del timoma se parecen mucho a las células normales del timo, se multiplican en forma lenta y en general no se diseminan fuera del timo. Forman parte del sistema linfático y suelen formarse en la parte anterior del tórax. Se diagnostica por medio de una radiografía muchas veces de forma casual.
  • Metástasis o tumores pleurales: Como el mesotelioma1-6.

 

TROMBOSIS DE LA VENA CAVA SUPERIOR:

Es una afección secundaria a una enfermedad paraneoplásica (enfermedad tumoral o un tratamiento oncológico) producida por un coágulo de sangre que puede ser puede originar en la cabeza, cuello, brazos y tórax y se desplaza por los vasos sanguíneos, pudiendo llegar hasta el corazón5,6.

 

CATÉTERES CENTRALES DE ACCESO PERIFÉRICO Y MARCAPASOS:

El aumento del uso de los catéteres endovenosos y marcapasos con fines terapéuticos provoca una reacción iatrogénica en la pared de la vena al estar en continuo contacto. En este caso suele revertir la clínica ante la retirada del catéter y con un tratamiento de anticoagulante o antiagregantes.

 

SÍNTOMAS DEL SVCS

Los síntomas más frecuentes son; edema en esclavina, cianosis facial, circulación colateral en tórax (triada clásica) ingurgitación yugular, plétora facial, cefalea, tos y disnea1,2,3.

La presentación clínica depende de la rapidez, severidad y localización de la obstrucción. Siendo la disnea el síntoma más frecuente y precoz:

  • En la obstrucción aguda los síntomas incluyen enrojecimiento y tumefacción de cara, cuello y miembros superiores, disnea, tos, cefalea y signos neurológicos derivados de hemorragias venosas.
  • En la obstrucción crónica se desarrollan distintas venas colaterales dependiendo de si la obstrucción es pre o post entrada de vena ácigos en VCS:

 

– Pre ácigos: venas intercostales recogen la circulación superior y drenan en vena ácigos. Es el sistema más eficiente, por lo que los pacientes permanecen asintomáticos mucho tiempo.

– Entrada de los ácigos: Cuando la ácigos está obstruida la circulación entre VCS y VCI se establece mediante venas mamarias internas y epigástricas, que drenan venas iliacas.

– Post ácigos: el territorio venoso superior drena la vena ácigos y hemiácigos, y mediante colaterales se conecta con la VCI 5,6.

 

DIAGNÓSTICO:

Se realiza por medio de pruebas de imagen como la radiografía de tórax (85 % de acierto en los casos, se observa un ensanchamiento mediastínico o signo del pezón aórtico), TAC, RNM, flebografía axilar bilateral o Ecografía-Doppler. El diagnóstico histológico sobre todo por causa neoplásica es fundamental para adecuar el tratamiento, y este debe establecerse lo más precoz posible1-6.

 

TRATAMIENTO DEL SVCS:

El tratamiento del SVCS se basa en dos aspectos fundamentales: alivio de los síntomas y tratamiento específico de la causa:

 

Tratamiento farmacológico:

  • Cloruro mórfico: Mejora el dolor, y contribuirá además a mejorar la tos y la disnea, así como la angustia y ansiedad.
  • Corticoides: Su administración puede mejorar los síntomas clínicos, claramente en los linfomas, siendo más discutible en otras enfermedades de base. Se utiliza Dexametasona 4-10 mg/6h, por vía IV, con la adecuada protección gástrica. En caso de instauración brusca y tratamiento muy urgente pueden ser necesarios empezar con un bolo de 40 mg de Dexametasona IV, mejor que IM.
  • Diuréticos: Indicados los diuréticos de asa como la furosemida, para mejorar la sobrecarga circulatoria, sobre todo si existe HTA e intentar disminuir la precarga cardiaca.
  • Antiagregantes y/o anticoagulantes: Como prevención a un trombo cuando se le coloca al paciente como tratamiento un marcapasos o se le realiza una repermeabilización completa de la vena cava superior (VCS), a través del uso de endoprótesis vasculares (stents) autoexpandibles. Esta técnica permite la resolución del síndrome de VCS en forma inmediata como tratamiento paliativo o adyuvante de otras modalidades terapéuticas en obstrucciones secundarias a patología maligna.

 

Tratamiento no farmacológico:

  • Postura confortable con el respaldo incorporado, evitando esfuerzos que aumenten la presión intratorácica (combatir la tos y el estreñimiento).
  • Requiere derivación urgente para radioterapia en linfomas no Hodgkin, carcinoma pulmón no microcítico y otros, y quimioterapia en otros como el carcinoma microcítico de pulmón, enfermedad de Hodgkin, tumores germinales.
  • Oxigenoterapia y mantener el cabecero de la cama 45º.
  • Dieta sin sal1-6.

 

OBJETIVO

Realizar una revisión sistemática sobre el síndrome de vena cava superior como una patología urgente de diagnosticar y de tratar. Cómo afecta el diagnóstico de síndrome de vena cava superior al estado de salud del paciente y de qué tratamientos puede ser subsidiario.

METODOLOGÍA

Revisión de la literatura narrativa utilizando el buscador general de Internet (Google), bases de datos (Pubmed, Elsevier, Scielo). La revisión se hizo en el idioma español e inglés, seleccionando aquellos artículos en los que el síndrome de vena cava superior se trataba de manera relevante o aportan algún dato significativo al tema, con un intervalo en el tiempo de 2001-2023, (resaltando bibliografía desde 2018-2023)

RESULTADOS

Es unánime la importancia de diagnosticar de forma precoz el síndrome de vena cava superior, ya que compromete la salud del paciente y puede desenmascarar una patología previa que afecta a la supervivencia del mismo. Actualmente diversos tratamientos han demostrado ser eficaces ante este síndrome siendo como causa benigna o primera causa, requiriendo una atención individualizada ante una causa maligna por parte de un equipo multidisciplinar.

DISCUSIÓN

El síndrome de vena cava superior es una urgencia médica que requiere un diagnóstico y tratamiento precoz, ya que causa un gran impacto en la salud del paciente. Con una sintomatología diferencial de triada clásica junto a la disnea y con una prueba diagnóstica como la radiografía simple puede orientarnos hacia un diagnóstico certero y tratamiento. El SVCS puede desencadenarse sin o con patología previa, siendo las causas más frecuentes una patología previa una enfermedad neoplásica, una trombosis o tras la colocación de marcapasos o catéteres de acceso periférico.

Cuando el SVCS es de origen maligno el tratamiento indicado es el manejo de síntomas de forma paliativa. La quimioterapia y radioterapia están indicados en los tumores quimiosensibles y radiosensibles con un alivio de los síntomas rápido. Considerar la cirugía con la colocación de endoprótesis, bypass o resección quirúrgica tumoral producen un alivio sintomático del 78%, mejorando el resultado en combinación con quimioterapia ya que tiene como efecto secundario la estenosis de la vena cava superior produciéndose una recidiva2.

En los pacientes que debutan con un SVCS causado por un tumor maligno sin diagnóstico previo, presentan un peor pronóstico que aquellos pacientes que desarrollan el SVCS después de un diagnóstico de tumor maligno. La supervivencia es mejor en los pacientes con linfomas, seguido por el timoma maligno y CMP, que aquellos con CNMP y tumores metastásicos4.

Actualmente ha aumentado el uso y la colocación de catéteres de acceso periférico ya que a través de ellos que se pueden administrar tratamientos con fines terapéuticos, siendo los más habituales los tratamientos oncológicos, tratamiento por infecciones, extracción de sangre, transfusiones de sangre, nutrición parenteral o reposición de líquidos. En caso de ser la causa del síndrome de vena superior o de originar un trombo, se procede a retirar el catéter y administrar fármacos anticoagulantes o fibrinólisis6,7.

CONCLUSIONES

El síndrome de la vena cava superior en un paciente es una complicación que puede afectar tanto a su calidad de vida como a su supervivencia. Es fundamental la detección precoz del diagnóstico tras una clínica de signos y síntomas inequívocos que provoca la oclusión de la vena cava superior y su abordaje por un equipo multidisciplinario desde el diagnóstico hasta el estado de últimos días del paciente.

BIBLIOGRAFÍA

  1. Osuna JB. Módulo: Urgencias y crisis de necesidades [Internet]. CURSO BÁSICO DE CUIDADOS PALIATIVOS OMC SECPAL. [Citado el 24 de octubre de 2023]. Disponible en: http://file:///E:/Documentos/Curso%20Paliativos/Unidad05.pdf
  2. Pech-Alonso B., Arredondo-Ruiz P., Mario González-Galván L., Fermín-Hernández C. Síndrome de la vena cava superior: diagnóstico y tratamiento. Med Int Méx [Internet]. mayo de 2018; 34(3):403–11. Disponible en: https://www.medigraphic.com/pdfs/medintmex/mim-2018/mim183h.pdf
  3. Jyoti D. Patel. Síndrome de la vena cava superior [Internet]. Cancer.net. 2012 [citado el 22 de octubre de 2023]. Disponible en: https://www.cancer.net/es/asimilaci%C3%B3n-con-cancer/efectos-fisicos-emocionales-y-sociales-del-cancer/manejo-de-los-efectos-secundarios-fisicos/sindrome-de-la-vena-cava-superior
  4. de Las Heras García B, Gordo AMJ, Casado Saenz E, Zamora Auñón P, Cantalejo Moreira M, González Barón M. Síndrome de vena cava superior: presentación de seis casos [Internet]. Isciii.es. 2001 [citado el 22 de octubre de 2023]. Disponible en: https://scielo.isciii.es/pdf/ami/v18n7/notacli1.pdf
  5. Garrido Sanz F., Moraleda Cabrera B., Láinez Ramos-Bossini A.J., López Zuñiga D., Ariza Sánchez A.J., Prieto Gómez A. Síndrome de vena cava superior secundario a trombosis de catéter venoso central [Internet]. Serau.org. 2022 [citado el 25 de octubre de 2023]. Disponible en: https://serau.org/2022/11/sndrome-de-vena-cava-superior-secundario-a-trombosis-de-catter-venoso-central/
  6. Díaz Antonio T., Romero Laguna V., García Gallardo M.M, Tapia Guerrero A., García Gutiérrez G., Bermá Gascón M.L. SINDROME DE VENA CAVA SUPERIOR: Etiología, fisiopatogenia y hallazgos radiológicos fundamentales [Internet]. WWW.SERAM.ES. 2018 [citado el 25 de octubre de 2023]. Disponible:http://file:///C:/Users/Fernando/Downloads/699Presentaci%C3%B3n%20Electr%C3%B3nica%20Educativa-837-1-10-20190205%20.pdf
  7. Romero-Puche AJ, Castro-Arias R, Vera G, Wilchez A, Castilla A. Trombosis sobre catéter en vena cava superior izquierda. Rev Esp Cardiol [Internet]. 2012; 65(4):377–8. Disponible en: http://dx.doi.org/10.1016/j.recesp.2011.05.025

 

Publique con nosotros

Indexación de la revista

ID:3540

Últimos artículos