A propósito de un caso. Algodistrofia secundaria a fractura de peroné

4 abril 2024

 

AUTORES

  1. Francisco Javier Ruiz Clavero. Diplomado Universitario en Fisioterapia. C.S Fuentes Norte, Servicio Aragonés de Salud. Zaragoza.
  2. Silvia Andrés Artal. Graduada en Enfermería. Residencia de Mayores Romareda, IASS, Zaragoza.
  3. María Sandra Ruiz Clavero. Diplomada Universitario en Fisioterapia. Hospital Nuestra Señora de Gracia, Zaragoza.
  4. Clara Lorente Rodrigo. Graduada en Fisioterapia. Hospital Clínico Universitario Lozano Blesa. Zaragoza.
  5. Laura Alejos Telmo. Diplomada en Fisioterapia. Hospital de Alcañiz. Teruel.
  6. Vanesa Anglés Gil. Diplomada en Fisioterapia. Hospital Universitario Miguel Servet. Zaragoza.

 

RESUMEN

Se conoce como algodistrofia a aquel síndrome que se asocia a dolores, perturbaciones tróficas y vasomotoras que frecuentemente está asociado a un traumatismo previo de la extremidad o miembro afecto pero que puede llegar a desarrollarse sin necesidad de una agresión local evidente. Su patogenia todavía se desconoce, pero los diferentes estudios sugieren una evidente alteración del funcionamiento del sistema nervioso simpático. Con frecuencia es un síndrome que agrava una situación invalidante previa del paciente por lo que es importante que desde la fisioterapia se tengan unos conocimientos profundos que permitan la detección precoz y el tratamiento adecuado temprano. Con este artículo se pretende revisar las características clínicas asociadas a la algodistrofia y el tratamiento realizado en un caso de algodistrofia secundaria a fractura de peroné

PALABRAS CLAVE

Fisioterapia, algodistrofia.

ABSTRACT

Algodystrophy is known as that syndrome that is associated with pain, trophic and vasomotor disturbances that is frequently associated with previous trauma to the affected limb or limb but that can develop without the need for obvious local aggression. Its pathogenesis is still unknown, but different studies suggest an evident alteration in the functioning of the sympathetic nervous system. It is frequently a syndrome that aggravates a previous disabling situation of the patient, so it is important that physiotherapy has in-depth knowledge that allows early detection and appropriate early treatment. This article aims to review the clinical characteristics associated with algodystrophy and the treatment performed in a case of algodystrophy secondary to fibula fracture.

KEY WORDS

Physiotherapy, algodystrophy.

INTRODUCCIÓN

Durante mucho tiempo se ha estudiado la algodistrofia como aquel síndrome que provoca dolor y alteraciones inflamatorias. A esta patología también se le conoce con otros nombres como distrofia simpática refleja, síndrome de dolor regional complejo o síndrome de Sudeck, el cual fue uno de los primeros autores en estudiar dicha patología1.

Pese a que se desconocen los mecanismos patogénicos de esta enfermedad2, muchas teorías o hipótesis hacen referencia a una alteración del sistema nervioso vegetativo en el desarrollo de la sintomatología.

El cuadro sintomatológico de las algodistrofias se caracteriza básicamente por dolor, alteraciones vasomotoras y aumento de la sudoración normalmente presentada a nivel de una articulación. La evolución no suele ser desfavorable pero incierta e imprevisible lo que suele inquietar al paciente frecuentemente.

El abordaje de las algodistrofias debe hacerse lo más temprano posible por lo que su detección por los diferentes profesionales de la salud toma especial relevancia.

El tratamiento de referencia abarca el uso de fármacos antiálgicos o vasomotores acompañado de rehabilitación. Es interesante el tratamiento psicológico debido a la frecuente asociación de alteraciones psicológicas con el desarrollo de las algodistrofias3.

Normalmente un tratamiento temprano permite la resolución completa de la patología, pero en ocasiones podemos encontrarnos con secuelas como rigidez articular que marcará la gravedad del episodio dejando limitaciones de movilidad de la zona afectada.

 

PRESENTACIÓN DE CASO CLÍNICO

Tras un traumatismo a nivel del maléolo peroneal de tobillo derecho, con diagnóstico de fractura cerrada, el paciente permaneció inmovilizado durante 6 semanas y posterior a ello comenzó su proceso de rehabilitación en consulta privada de fisioterapia.

Se inició la rehabilitación para tratamiento de las secuelas post inmovilización entre las que destacaba la limitación de los últimos grados de flexión dorsal e inversión de tobillo. El paciente refería dolor puntual a nivel anterior de la articulación tibio-peronea astragalina a la hora de llegar al final del rango articular y no refería dolor en reposo.

Durante las dos siguientes semanas, se realizaron 4 sesiones y en la quinta sesión el paciente acudió a consulta de fisioterapia con un aumento de la sintomatología inflamatoria y dolorosa.

En la sexta y séptima sesión se evidenció la consolidación del empeoramiento del paciente llegando a la conclusión que se había desarrollado un síndrome simpático reflejo, teniendo que modificar el tratamiento. Se realizaron 18 sesiones más a razón de 2 semanales hasta que se dio paso a una fase final del tratamiento para el trabajo propioceptivo final.

 

ENTREVISTA Y VALORACIÓN:

La anamnesis se realizó el primer día de su rehabilitación antes de desarrollar y diagnosticar la algodistrofia.

El paciente se trata de un hombre de 35 años el cual realiza deporte con regularidad. No describe patologías previas en miembro inferior derecho ni se ha sometido nunca a una intervención quirúrgica.

A la exploración en la primera sesión se observa inflamación generalizada de tobillo y antepié. No se aprecia dolor en reposo y la sensación final en la movilización articular es poco elástica en el sentido de la flexión dorsal lo cual generaba una limitación de los últimos grados de la flexión dorsal.

En cuanto a los cambios que se producen a partir de la quinta sesión son:

  • Dolor persistente a nivel tibio-peroneo-astragalino.
  • Hipersensibilidad.
  • Aumento de la sudoración del pie y tobillo.
  • Edema.

 

Con estos datos clínicos se diagnosticó la algodistrofia. El diagnóstico en un principio debe ser a través de los datos clínicos y después puede ser confirmado con exploraciones complementarias4.

 

TRATAMIENTO:

Una vez diagnosticada la algodistrofia el tratamiento primario planteado fue modificado para el correcto abordaje de la nueva situación del paciente.

Las sesiones se mantuvieron dos semanales de 45 minutos de duración.

En cuanto al tratamiento realizado tuvo que realizarse de manera muy gradual, dedicando parte del tiempo a enseñar al paciente la importancia de ser prudente en su proceso para evitar una agravación de la situación.

Desde el momento que empezó a desarrollarse la algodistrofia se recomendó el reposo, limitando la carga sobre el tobillo afecto. Además, se enfatizó en la necesidad de no realizar ningún movimiento tanto activo como pasivo que fuera doloroso.

Conforme el dolor fue permitiendo más actividad, se fue adaptando la rehabilitación siempre ajustando el tratamiento a la situación individual del tobillo.

Por lo tanto, siguiendo las reglas básicas de progresividad, individualización y siempre respetando el dolor del paciente, el trabajo de fisioterapia se realizó a través de:

  • Movilizaciones articulares del resto de articulaciones del miembro inferior afecto, haciendo hincapié en la movilización tanto activa como pasiva específica de la articulación de la rodilla.
  • Movilización articular pasiva suave, siempre por debajo del umbral doloroso, de las articulaciones del retropié.
  • Maniobras de drenaje.
  • Ejercicios propioctivos básicos en descarga e indoloros.
  • Elongación manual de la musculatura.

 

Cabe destacar que el tratamiento de la algodistrofia se ha fundamentado en la experiencia clínica profesional y que, teniendo en cuenta la complejidad y el desconocimiento existente sobre esta patología, es necesario un abordaje totalmente individualizado.

RESULTADOS

Después de 18 sesiones de fisioterapia, una vez comenzó el proceso psuedoinflamatorio, se ha conseguido frenar la respuesta refleja articular. Se ha podido evidenciar clínicamente una menor respuesta de edema y sudor asi como una disminución del dolor.

A falta del trabajo propioceptivo articular, se ha conseguido recuperar la movilidad articular previa a la fractura a excepción de los últimos grados de flexión dorsal de manera activa y en descarga.

CONCLUSIÓN

La algodistrofia es un síndrome que por su complejidad e incomprensión puede ocasionar graves perjuicios tanto a nivel físico debido a las secuelas si no se realiza un tratamiento temprano adecuado como, a nivel psicológico precisando en muchas ocasiones la necesidad de apoyo.

Sería conveniente que, dado la importancia de realizar un abordaje temprano de la situación sobrevenida, los diferentes profesionales de la salud, tuviéramos conocimientos profundos en el reconocimiento y tratamiento de esta patología.

La figura del fisioterapeuta se hace imprescindible tanto para devolver a su situación previa las estructuras afectadas como para dotar de pautas de cuidados que complementen el trabajo realizado en consulta.

Gracias a la confianza depositada del paciente sobre el equipo de fisioterapeutas, fue posible una mejora relativamente temprana y sin secuelas de lo que podría haber ocasionado limitaciones estructurales importantes y un empeoramiento de la calidad de vida.

 

BIBLIOGRAFÍA

  1. Sudeck P. Uber die akute entzundliche Knochenatrophie. Archiv fur Klinische Chirurgie 1900.
  2. Sanchez Montero FJ, Vara F, Santos J, Garcia E, Ortega, Garzón N, Muriel C. Algodistrofia simpática refleja. Dolor 1992.
  3. Ollet AM. Observaciones sobre los componentes psicológicos del Síndrome de Dolor Regional Complejo Tipo I (DSR). Dolor 1998.
  4. Schwartzman RJ, Mc. Lellan TL. Reflex Sympathetic Dystrophy. Arch Neurol 1987.

 

Publique con nosotros

Indexación de la revista

ID:3540

Últimos artículos