Abordaje en el tratamiento y prevención del herpes zóster

24 marzo 2024

AUTORES

  1. Verónica Faura Cruz. (Graduada en Enfermería) Centro de salud de Épila, Zaragoza, España.
  2. Silvia Blasco Borao (Diplomada en Enfermería) Hospital Royo Villanova, Zaragoza, España.
  3. Patricia Rodríguez Hernández. (Graduada en Enfermería) Hospital Royo Villanova, Zaragoza, España.
  4. Berta Molero Conde. (Diplomada en Enfermería) Hospital Royo Villanova, Zaragoza, España.
  5. Ana Belén Araiz Marín. (Graduada en Enfermería) Hospital Royo Villanova, Zaragoza, España.
  6. Luna Oliva Lafarga. (Graduada en Enfermería) Hospital Royo Villanova, Zaragoza, España.

 

RESUMEN

El herpes zoster (HZ) es una reactivación del virus de la varicela zoster y que cursa con erupción cutánea dolorosa, es una enfermedad presente a nivel mundial y su incidencia ha aumentado en los últimos años siendo más frecuente a partir de los 50 años debido a que uno de los principales motivos de su aparición es una disminución de la inmunidad celular de la persona.

Su clínica más característica es dolor, picor, quemazón y aparición de vesículas en una zona localizada y a través de esta es por la que se realiza principalmente el diagnóstico.

Su tratamiento farmacológico es con antirretrovirales los cuales deberán comenzar en las primeras 72h tras el inicio del brote y analgésicos para poder paliar el principal síntoma que es el dolor.

Su prevención se basa en el uso de vacunas, en la actualidad existen dos; una que está formada por virus vivos atenuados y otra más novedosa que utiliza una técnica recombinante, ambas han demostrado la seguridad y eficacia.

PALABRAS CLAVE

Herpes zoster, vacunación, varicela.

ABSTRACT

Herpes zoster is a reactivation of the varicella zoster virus that causes a painful skin rash. It is a disease present worldwide and its incidence has increased in recent years, being more common after the age of 50 because one of the main reasons for its appearance is a decrease in the person’s cellular immunity.

Its most characteristic symptoms are pain, itching, burning and the appearance of vesicles in a localized area and this is where the diagnosis is mainly made.

Its pharmacological treatment is with antiretrovirals which should be started in the first 72 hours after the start of the outbreak and analgesics to be able to alleviate the main symptom, which is pain.

Its prevention is based on the use of vaccines, currently there are two; one that is made up of live attenuated viruses and another newer one that uses a recombinant technique, both have demonstrated safety and effectiveness.

KEY WORDS

Herpes zoster, vaccination, chickenpox.

DESARROLLO DEL TEMA

El herpes zóster (HZ) es una erupción cutánea dolorosa, que aparece como consecuencia a una reactivación del virus de la varicela zóster, enfermedad cuya infección primaria ocurre comúnmente en la infancia y que hasta el momento se encontraba latente, y que la mayoría de las veces se debe a un descenso de la inmunidad celular en la persona1,2,3.

El virus de la varicela zoster es una enfermedad presente a nivel mundial y que se ha comprobado que su incidencia ha aumentado en los últimos años1,2.

Como factores de riesgo destacaremos la edad, ya que se ha comprobado que la mayor parte de la reactivación de la enfermedad ocurre a partir de los 50 años, esto tiene sentido ya que esto se acompaña generalmente de un descenso en la inmunidad celular, otras condiciones desencadenantes son las inmunodeficiencias primarias, infecciones de VIH, historia familiar, enfermedades autoinmunes1,2,3.

Las vías de contagio principales son las respiratorias y el contacto directo con el contenido de las vesículas.

La infección cursa con una prodrómica de 1-5 días de duración en los que hay una sintomatología mas inespecífica en la que encontramos, dolor, parestesia y quemazón localizado lo que se conoce como neuralgia preherpética. Posteriormente aparece el brote clásico maculopapular que evoluciona a vesícula, pústula y finalmente costra con una duración aproximada de 14 días1,2,3.

Las regiones en las que se manifiesta más frecuentemente son la torácica, lumbar y facial siendo esta última la más dolorosa, aunque generalmente se manifiesta de manera unilateral también puede hacerlo de manera bilateral1,2,3.
El dolor puede persistir en el tiempo hasta más de 30 días después de que desaparezca el brote, incluso permanecer de manera crónica1,3.

La neuralgia postherpética (NPH) es la complicación más frecuente del herpes zoster, dolor neuropático que se mantiene más de 90 días y que suele resolverse de manera espontánea. Aunque generalmente las afectaciones son a nivel cutáneo y del sistema nervioso se pueden ver afectados otros órganos y que pueden ocasionar afectación a nivel oftálmico, auditivas, vasculares1,2,3,4.

El diagnóstico se basa principalmente en el cuadro clínico, pero en ocasiones se dan casos de evoluciones cortas en las que se presenta dolor, pero sin ninguna manifestación por lo que en estos casos el diagnóstico se realiza a través de pruebas de laboratorio. No se recomienda como método diagnóstico las serologías.

El tratamiento del paciente en estos casos debe ser integral, ya que en ocasiones esta enfermedad puede desencadenar complicaciones que disminuyen la calidad de vida, funcionalidad física y el estado psicológico de la persona, es por esto necesario realizar una educación en el manejo de la enfermedad3,4.

El tratamiento de elección son lo antivirales y se recomienda comenzar antes de que pasen las primeras 72 h tras el inicio del brote, estos disminuyen la duración del brote, la intensidad del dolor, y la propagación de las virus. Si tras las 72 h todavía no se ha iniciado el tratamiento y siguen apareciendo lesiones nuevas se puede iniciar incluso transcurrido esos 3 días3,4,5.

Para el control del dolor se emplearán analgésicos como el paracetamol y en caso de que no fuese suficiente Metamizol y/o AINES, además de esto también se pueden combinar con parches de lidocaína sobre la piel intacta3,4.

Las medidas no farmacológicas que se pueden recomendar son el uso de las compresas frías para el manejo localizado del dolor, el empleo de ropa holgada para evitar roces con la piel, y en los casos que sea necesario el uso de antisépticos, además de la terapia conceptual para el manejo del dolor3,4.

Si el dolor impidiese la movilidad estaría recomendado comenzar fisioterapia y movilización precoz3,4.

El HZ será contagioso para aquellas personas que no han recibido en la vacuna contra el VZV o los que no se han contagiado nunca de la varicela4,5,6.

 

En la actualidad existen dos tipos de vacunas aprobadas para el VZV4,5,6:

Desde 2006 se cuenta con una vacuna de virus vivos atenuados en la que solo hay que ponerse una dosis y que los estudios demuestran que tiene una duración de 7-10 años, se administra a la población mayor de 50 años.

En aquellos pacientes que han tenido episodios previos puede administrarse siempre y cuando hayan transcurrido 3 años desde el último brote.

No se puede administrar a personas que tengan alergia a alguno de los componentes de la vacuna, mujeres embarazadas y pacientes inmunodeprimidos, además se puede administrar junto con la vacuna del neumococo pero no con la triple vírica (sarampión-rubeola-paperas).

Se deberá esperar a administrar la vacuna en aquellos pacientes que han recibido tratamiento con antirretrovirales en las últimas 24h, y de la misma manera se deberá esperar un mínimo de 14 días para recetar antirretrovirales a aquellas personas que se les ha administrado la vacuna.

Lo más novedoso hoy en día es la vacuna recombinante, es la que se deberán administrar dos dosis separadas entre sí un mínimo de 2 meses y un máximo de 6 meses. Esta vacuna está comenzando a utilizarse en grupos poblacionales muy determinados.

Tampoco se debe administrar en aquellos pacientes que presenten alergia a alguno de los componentes de la vacuna, ni en la población inmunodeprimida.

Puede ser administrada junto con la vacuna neumocócica y la gripe.

Son las primeras vacunas que se administran no para prevenir la enfermedad sino para reducir la reactivación de esta. Ambas vacunas han demostrado seguridad y eficacia suficiente tanto en la disminución de la incidencia como en la duración.

Son vacunas que llevan poco tiempo siendo utilizadas por lo que se espera que a largo plazo se pueda ver disminuida la incidencia en la población, así como poder comprobar la necesidad de administrar más dosis según dure la eficacia en cada una de ellas5,6.

 

BIBLIOGRAFÍA

  1. Masa-Calles J, Vila Cordero B, López-Perea N, Carmona Alférez R, Ojeda Ruiz E, Sastre García M. Epidemiología del Herpes Zóster en España. BES [Internet]. 27 de enero de 2021 [citado 16 de octubre de 2023];28(1):1-13. Disponible en: https://revista.isciii.es/index.php/bes/article/view/1109
  2. Vázquez M, Cravioto P, Galván F, Guarneros D, Pastor VH. Varicela y herpes zóster: retos para la salud pública. Salud Pública Mex [Internet]. 2017 [cited 2023 Oct 16];59(6,v-dic):650. Available from: https://revista.isciii.es/index.php/bes/article/view/1109
  3. Chacón González C, Rivera Fumero S, González Chavarría A. Actualización del herpes zóster. Rev.méd.sinerg. [Internet]. 1 de septiembre de 2020 [citado 16 de octubre de 2023];5(9): e566. Disponible en: https://www.revistamedicasinergia.com/index.php/rms/article/view/566
  4. Dolor en el herpes zóster: prevención y tratamiento = Pain in herpes zoster: Prevention and treatment. Semergen: revista española de medicina de familia [Internet]. 2017 Jan 1 [cited 2023 May 19]; (4):318–27. Available from: https://www.elsevier.es/es-revista-medicina-familia-semergen-40-articulo-dolor-el-herpes-zoster-prevencion-S1138359316000800
  5. Aldaz Herce P. Prevención del herpes zóster: nuevas perspectivas = Prevention of herpes zoster: New perspectives. Atención primaria: Publicación oficial de la Sociedad Española de Familia y Comunitaria [Internet]. 2019 Jan 1 [cited 2023 May 19];51(. 7):395–6. Available from: https://www.elsevier.es/es-revista-atencion-primaria-27-articulo-prevencion-del-herpes-zoster-nuevas-S0212656719302847
  6. Alcántara Montero A, Pacheco de Vasconcelos SR, Hernández Alvarado PM. La vacuna recombinante contra el herpes zóster, en creciente expansión y con más evidencia [The recombinant herpes zoster vaccine, in growing expansion and with more evidence]. Atención Primaria. 2023 Mar;55(3):102563. Available from: https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC9871069/pdf/main.pdf

 

Publique con nosotros

Indexación de la revista

ID:3540

Últimos artículos