Abordaje fisioterapéutico de la incontinencia urinaria de esfuerzo en mujeres. Artículo monográfico

16 febrero 2024

 

AUTORES

1. Cristina Rubio Sánchez. Fisioterapeuta. Spania Fisioterapia y Pilates, Zaragoza.
2. Clara Lorente Rodrigo. Fisioterapeuta. Hospital Clínico Universitario Lozano Blesa, Zaragoza.
3. Marta Puyal Barcelona. Fisioterapeuta. Hospital Clínico Universitario Lozano Blesa, Zaragoza.
4. Francisco Javier Ruiz Clavero. Diplomado en fisioterapia. C.S. Fuente Norte, Zaragoza.
5. Diego García Cristóbal. Fisioterapeuta. Hospital de Emergencias Enfermera Isabel Zendal, Madrid.
6. Andrea López Galindo. Enfermera. Hospital Clínico Universitario Lozano Blesa, Zaragoza.

 

RESUMEN

La incontinencia urinaria (IU) es cualquier escape involuntario de orina a través de la vejiga. Es un problema prevalente, especialmente en mujeres, las cuales representan el 75% de los casos, y el 40% de ellas presentan Incontinencia Urinaria de Esfuerzo (IUE). Afecta significativamente a la calidad de vida por lo que es importante su diagnóstico y tratamiento.

La desinformación de las pacientes contribuye a la falta de búsqueda de ayuda, destacando la importancia de la educación de la paciente por parte de profesionales de la salud para mejorar la autogestión y la adherencia al tratamiento.

La anamnesis y una valoración completa son fundamentales para un correcto diagnóstico y una buena orientación del tratamiento. El tratamiento fisioterápico conservador es efectivo y preferible en estos casos. Debe incluir ejercicios de rehabilitación del suelo pélvico y cambios en el estilo de vida. También se emplean técnicas instrumentales como biofeedback, electroestimulación o radiofrecuencia que mejoran la rehabilitación de la musculatura del suelo pélvico.

 

PALABRAS CLAVE

Incontinencia urinaria, suelo pélvico, fisioterapia

 

ABSTRACT

Urinary incontinence (UI) is characterized by any involuntary leakage of urine through the bladder. It is a prevalent issue, particularly affecting women, who account for 75% of cases. UI significantly impacts quality of life, underscoring the importance of its diagnosis and treatment. Patient misinformation contributes to a reluctance to seek help, emphasizing the crucial role of health professionals in educating patients to enhance self-management and treatment adherence. Thorough anamnesis and assessment are essential for accurate diagnosis and effective treatment guidance. Conservative physiotherapeutic treatment, including pelvic floor rehabilitation exercises and lifestyle modifications, is effective and preferable in such cases. Instrumental techniques like biofeedback, electrostimulation, or radiofrequency are also employed to enhance pelvic floor muscle rehabilitation.

 

KEY WORDS

Urinary incontinence, pelvic floor, physiotherapy.

 

DESARROLLO DEL TEMA

La incontinencia urinaria es una enfermedad que supone un problema social y/o higiénico con una alta prevalencia en la población adulta.

Según la Sociedad Internacional de Incontinencia se considera incontinencia urinaria a “cualquier escape involuntario de orina a través de la vejiga, que es objetivamente demostrable”1.

En las mujeres, la prevalencia global está entre 21-26%, aumentando al 30-40% en mediana edad y hasta un 50% en ancianas. En el caso de los hombres afecta al 7%; aumenta al 14-29% en mayores de 65 años; y más del 50% en mayores de 85 años2 .

El 75% de las personas que padecen incontinencia son mujeres, y dentro de éstas el 40% padece IUE exclusiva; y el 35% tienen IUM con elementos tanto de IUE como de IUU.

La IU muchas veces se acepta como un problema común e inevitable que esconden y no consultan con los profesionales sanitarios. Por ello muchas veces no es diagnosticado ni tratado, repercutiendo en la calidad de vida de las personas que lo presentan y provocando como consecuencia una mayor morbilidad y mayor coste sanitario3.

 

CLASIFICACIÓN SEGÚN ETIOLOGÍA:

Según su etiología podemos diferenciar los siguientes tipos de incontinencia urinaria:

  • La Incontinencia Urinaria de Esfuerzo (IUE) está causada por un desajuste entre los mecanismos de continencia (cuello de la vejiga, ligamentos del suelo pélvico y músculos del suelo pélvico) y exceso de presión en la vejiga/abdomen durante eventos como actividad física, tos, estornudos y/o risa.

 

En las mujeres, es causada con mayor frecuencia por el proceso de gestación y el parto. Durante el embarazo cambian las presiones sobre el suelo pélvico por el aumento de peso, el desplazamiento hacia delante del centro de gravedad y la hiperlordosis lumbar. Además, los cambios hormonales ablandan el tejido conectivo, disminuye el tono y aumentan la elasticidad. En el parto pueden producirse lesiones en la musculatura del suelo pélvico por excesivo estiramiento1.

  • La Incontinencia Urinaria de Urgencia (IUU) es la necesidad repentina e imperiosa de orinar urgentemente tanto durante el día como por la noche, que generalmente dura poco tiempo. La IUU está provocada por hiperactividad del detrusor y/o hipersensibilidad de la vejiga cuya causa suele ser idiopática.
  • La IU por desbordamiento se debe a una presión alta en la vejiga causada por una vejiga demasiado llena (retención crónica).
  • La incontinencia funcional se produce como resultado de factores ajenos al tracto urinario, como la movilidad o la cognición reducida, la negativa a ir al baño, etc.
  • La Incontinencia Urinaria Mixta es la combinación de varios tipos de incontinencia1,2,3.

 

VALORACIÓN Y DIAGNÓSTICO:

 

ANAMNESIS:

La anamnesis del paciente es el primer paso de la valoración del suelo pélvico. Se recogen una serie de cuestiones sobre el paciente, su profesión y actividades físicas que realiza, así como las características de los episodios de incontinencia; Se recoge la información de sus antecedentes obstétricos (número de embarazos y partos, tipo de parto, uso de fórceps o ventosa, desgarros o episiotomías).

Debe incluir una evaluación de todos los antecedentes médicos que puedan tener relación con la incontinencia urinaria (cirugías ginecológicas, de intestino, espalda o vejiga; patologías neurológicas, digestivas o psicológicas; medicaciones que tome).

También se debe preguntar sobre otras comorbilidades respiratorias, como enfermedad pulmonar obstructiva crónica ya que la tos crónica puede acabar provocando IUE por hiperpresión abdominal crónica.

El tratamiento de estas condiciones puede ayudar a disminuir la gravedad de la incontinencia4,5.

 

EVALUACIÓN DE LA CALIDAD DE VIDA:

Es importante preguntar a los pacientes sobre los efectos de la incontinencia en el trabajo, las actividades de la vida diaria, el sueño, la actividad sexual, las interacciones sociales, las relaciones interpersonales, y la percepción general de la salud y la calidad de vida.

Identificar el síntoma más molesto ayudará a enfocar el tratamiento en una dirección u otra4.

 

DIARIO MICCIONAL:

Un diario de micción puede ayudar a aclarar qué tipo de incontinencia presenta el paciente y a comprobar la mejora durante y tras el tratamiento. Los diarios de micción piden a los pacientes que registren la frecuencia de episodios de incontinencia y las situaciones en las que ocurre la incontinencia.

Un diario de tres días se considera tan informativo como una evaluación de plazo más largo, tiene buena confiabilidad y resulta más sencillo de aplicar en clínica.

También se pueden utilizar diarios más sofisticados en los que hay que registrar la cantidad de líquido ingerido y el tipo de bebida (la cafeína o el alcohol excita la vejiga), el volumen de orina eliminada, los episodios de escape y el motivo que lo produjo (tos, estornudo, urgencia, etc.) y el tipo de protectores absorbentes usados a lo largo del día4,5.

 

EXPLORACIÓN FÍSICA:

Una vez finalizada la anamnesis, se realiza el examen físico del paciente:

  • Se observa el estado y el color de la piel en busca de indicadores de infección (eritema, micosis, vesículas, leucorrea, etc.) por si hubiera que suspender el tratamiento y derivar al ginecólogo.
  • Se debe palpar el abdomen en busca de masas y sensibilidad, y percutir la vejiga en busca de distensión que indique desbordamiento.
  • Se deben examinar las extremidades en busca de movilidad y función articular (cuya alteración podría indicar incontinencia funcional) y edema periférico que podría indicar sobrecarga de volumen.
  • En algunos pacientes, principalmente adultos mayores, se debe incluir una evaluación cognitiva y funcional para evaluar la incontinencia funcional
  • Se valora la estática de los órganos de la pelvis en busca de presencia de algún tipo de prolapso de los órganos pélvicos.
  • Se realiza una valoración de la estática lumbo-abdomino-pélvica: tono de la musculatura abdominal, presencia de diástasis abdominal, grado de hiperlordosis lumbar, acortamiento del músculo psoas-ilíaco o hipertónia del diafragma.
  • Se palpa el tono del periné para valorar si está hipertónico, hipotónico o normotono.
  • Se valora la musculatura del suelo pélvico: La escala estandarizada de Oxford es una de las más utilizada para valorar la fuerza y la resistencia de la musculatura del suelo pélvico en fisioterapia. Tiene buena reproducibilidad, fiabilidad entre examinadores y prueba-reprueba y validez interna y externa4,5,6.

 

PRUEBA DE ESTRÉS AL TOSER:

Si se sospecha incontinencia de esfuerzo, la prueba de estrés al toser es la evaluación clínica más confiable para confirmar el diagnóstico.

El paciente con la vejiga llena (aunque no al punto de una micción abrupta) y en posición de litotomía, debería relajar los músculos del suelo pélvico y toser enérgicamente una vez. Si la prueba se realiza inicialmente en posición supina y no se observa ninguna pérdida de orina, la prueba debería repetirse en posición de pie.

Si la orina se filtra con el inicio de la tos y se detiene con su cese, la prueba es positiva para la incontinencia de esfuerzo4.

 

TRATAMIENTO:

El tratamiento conservador es simple, de bajo costo, con baja posibilidad de efectos secundarios, y además no presenta interferencias sobre otros tratamientos futuros, si fueran necesarios. Por ello se considera como primera opción de tratamiento en casos leves y moderados.

También son útiles como intervención preventiva en la etapa prenatal7.

 

EJERCICIOS DE REHABILITACIÓN SUELO PÉLVICO:

La práctica de ejercicios de contracción activa de los músculos del suelo pélvico ayuda a mejorar la propiocepción de activación y relajación voluntaria del suelo pélvico; aumenta la fuerza de contracción activa y mejora la coactivación del músculo transverso del abdomen.

Puede curar o reducir la gravedad de la incontinencia, tanto en frecuencia de las pérdidas como en volumen de éstas, y aumenta la calidad de vida.

También sirven como prevención durante el último trimestre del embarazo y en el postparto temprano.

La efectividad de este tipo de ejercicios requiere un fuerte compromiso y dedicación por parte de la paciente y es independiente de la edad. Deben realizarse con un nivel progresivo de dificultad8,9.

 

BIOFEEDBACK:

Es una técnica que se puede utilizar junto con los ejercicios de fortalecimiento del suelo pélvico para facilitar la enseñanza de la activación al paciente. Con este dispositivo el paciente ve la actividad de sus músculos a la vez que realiza los ejercicios pautados.

Además el uso del biofeedback aumenta la motivación del paciente y su adherencia al tratamiento, pudiendo conseguir mejores resultados que la realización de ejercicios sin biofeedback10.

 

ELECTROESTIMULACIÓN:

La electroestimulación excita los nervios y estimula la musculatura del suelo pélvico aumentando las contracciones voluntarias y mejorando la fuerza muscular. También aumenta las fibras de colágeno, las cuales son importantes para aumentar la fuerza, potencia y resistencia de los músculos del suelo pélvico11.

Se puede utilizar sola o con ejercicios de contracción activa del suelo pélvico. Se puede combinar también con el biofeedback a la vez que se realiza el entrenamiento.

Al igual que el biofeedback, aumenta la motivación de la paciente y facilita la adherencia a la rehabilitación12.

 

RADIOFRECUENCIA:

La aplicación de radiofrecuencia en la pared vaginal emite una corriente eléctrica a través de los tejidos que genera calor (entre 40 y 45º). Estimula la formación de epitelio rico en glucógeno, la neovascularización y la formación de colágeno13.

 

CAMBIOS EN EL ESTILO DE VIDA:

La obesidad es un factor de riesgo, por lo que la pérdida de peso en pacientes en esa situación es un cambio importante.

El tabaco es otro hábito que influye negativamente a la incontinencia.

El estreñimiento crónico afecta negativamente a los casos de incontinencia7.

La desinformación de las pacientes hace que experimenten aislamiento y vergüenza ante su problema y que sólo una cuarta parte de las mujeres afectadas busque ayuda. Es importante que los profesionales sanitarios les proporcionen los conocimientos necesarios para mejorar su autogestión, su confianza, su motivación y su adherencia al tratamiento3.

 

CONCLUSIÓN

En conclusión, la alta prevalencia de la incontinencia urinaria y la falta de su diagnóstico hacen que sea realmente importante y urgente mejorar el diagnóstico y tratamiento para disminuir las comorbilidades y los costes sanitarios y mejorar su calidad de vida.

Además, resalta la rehabilitación fisioterápica en la incontinencia urinaria de esfuerzo como primera línea de tratamiento resultando esencial en estos casos. Existe evidencia de la efectividad del tratamiento conservador en la incontinencia urinaria de esfuerzo, mejorando y/o curando los signos. Se resalta que es efectivo como prevención.

Se hace énfasis en la mejora la propiocepción y fuerza de la musculatura, su resistencia y potencia, y aumenta la producción de colágeno.

La conclusión subraya la necesidad de concienciar a las pacientes sobre la incontinencia urinaria, reduciendo el estigma asociado y fomentando la búsqueda de ayuda. La educación por parte de los profesionales de la salud desempeña un papel crucial en mejorar la autogestión, la confianza y la adherencia al tratamiento. En resumen, el artículo aboga por un enfoque integral que combine la terapia conservadora, técnicas instrumentales y cambios en el estilo de vida para mejorar la calidad de vida de aquellos que padecen incontinencia urinaria.

 

BIBLIOGRAFÍA

  1. Diz-Teixeira P, Alonso-Calvete A, Justo-Cousiño LA, González-González Y, Cuña-Carrera ID. Update on Physiotherapy in Postpartum Urinary Incontinence. A Systematic Review. Arch Esp Urol. 2023 Feb;76(1):29-39. doi: 10.56434/j.arch.esp.urol.20237601.2. PMID: 36914417.
  2. Tizón-Bouza E, Aneiros-Castro MM, Pena-Nuñez ME, Cibeira-López MB, López-Salgado A, Souto-Felgar A. Prevalencia, impacto en la calidad de vida y variables asociadas a la incontinencia urinaria en una unidad de hospitalización. Arch Esp Urol. 2020;73(7):582–92.
  3. Fu Y, Jackson C, Nelson A, Iles-Smith H, McGowan L. Exploring support, experiences and needs of older women and health professionals to inform a self-management package for urinary incontinence: a qualitative study. BMJ Open. 2023 Jul 3;13(7): e071831. doi: 10.1136/bmjopen-2023-071831. PMID: 37400236; PMCID: PMC10335539.
  4. Dray, E., Pavuluri, H. (2022). Diagnosis of Urinary Incontinence in Women. In: Cameron, A.P. (eds) Female Urinary Incontinence. Springer, Cham. https://doi.org/10.1007/978-3-030-84352-6_3
  5. Bustelo, S. & Ferri Morales, Asunción & Patiño, Sergio & Diz, S. & Martínez, Alicia. (2004). Entrevista clínica y valoración funcional del suelo pélvico. Fisioterapia. 26. 266–280. 10.1016/S0211-5638(04)73111-9.
  6. Frota IPR, Rocha ABO, Neto JAV, Vasconcelos CTM, De Magalhaes TF, Karbage SAL, Augusto KL, Nascimento SLD, Haddad JM, Bezerra LRPS. Pelvic floor muscle function and quality of life in postmenopausal women with and without pelvic floor dysfunction. Acta Obstet Gynecol Scand. 2018 May;97(5):552-559. doi: 10.1111/aogs.13305. Epub 2018 Feb 17. PMID: 29352460.
  7. Sociedad Española de Ginecología y Obstetricia. Enfermedad trofoblástica gestacional. Prog Obstet Ginecol 2022; 65:211-216. Disponible en: https://www.elsevier.es/es-revista-progresos-obstetricia-ginecologia-151-articulo-tratamiento-incontinencia-urinaria-esfuerzo-actualizado-S0304501314002751
  8. Sangsawang B, Sangsawang N. Stress urinary incontinence in pregnant women: a review of prevalence, pathophysiology, and treatment. Int Urogynecol J. 2013 Jun;24(6):901-12. doi: 10.1007/s00192-013-2061-7. Epub 2013 Feb 23. PMID: 23436035; PMCID: PMC3671107.
  9. Curillo-Aguirre CA, Gea-Izquierdo E. Effectiveness of Pelvic Floor Muscle Training on Quality of Life in Women with Urinary Incontinence: A Systematic Review and Meta-Analysis. Medicina (Kaunas). 2023 May 23;59(6):1004. doi: 10.3390/medicina59061004. PMID: 37374208; PMCID: PMC10301414.
  10. Wu X, Zheng X, Yi X, Lai P, Lan Y. Electromyographic Biofeedback for Stress Urinary Incontinence or Pelvic Floor Dysfunction in Women: A Systematic Review and Meta-Analysis. Adv Ther. 2021 Aug;38(8):4163-4177. doi: 10.1007/s12325-021-01831-6. Epub 2021 Jun 27. PMID: 34176082; PMCID: PMC8342347.
  11. Sarmento ALC, Sá BS, Vasconcelos AG, Arcanjo DDR, Durazzo A, Lucarini M, Leite JRSA, Sousa HA, Kückelhaus SAS. Perspectives on the Therapeutic Effects of Pelvic Floor Electrical Stimulation: A Systematic Review. Int J Environ Res Public Health. 2022 Oct 28;19(21):14035. doi: 10.3390/ijerph192114035. PMID: 36360918; PMCID: PMC9658412.
  12. Lv A, Gai T, Zhang S, Feng Q, Li Y. Electrical stimulation plus biofeedback improves urination function, pelvic floor function, and distress after reconstructive surgery: a randomized controlled trial. Int J Colorectal Dis. 2023 Sep 11;38(1):226. doi: 10.1007/s00384-023-04513-7. PMID: 37691023; PMCID: PMC10493203.
  13. Dayan E, Ramirez H, Westfall L, Theodorou S. Role of Radiofrequency (Votiva, InMode) in Pelvic Floor Restoration. Plast Reconstr Surg Glob Open. 2019 Apr 25;7(4): e2203. doi: 10.1097/GOX.0000000000002203. PMID: 31321190; PMCID: PMC6554157.

 

Publique con nosotros

Indexación de la revista

ID:3540

Últimos artículos