Actuación del celador en relación a los pacientes fallecidos

23 abril 2024

AUTORES

  1. Jose Fernando Marco Ballester. Celador hospital Miguel Servet. Zaragoza.
  2. Carmen Barranquero García. Celadora Hospital Miguel Servet. Zaragoza.
  3. David Fernando García. Celador Hospital Miguel Servet. Zaragoza.
  4. María Paz Oses Galbete. Celadora Hospital Miguel Servet. Zaragoza.
  5. María del Pilar Ruiz Train. Celadora Hospital General de Defensa de Zaragoza.
  6. Carolina Morales Moya. Celadora Hospital Miguel Servet. Zaragoza.

 

RESUMEN

La actuación de los celadores en relación con los pacientes fallecidos se centra en ayudar a las enfermeras o personas encargadas de amortajar a los enfermos fallecidos, corriendo a su cargo el traslado de los cadáveres al mortuorio. Para prestar una ayuda necesaria a los familiares del fallecido el celador es necesario tener una actitud adecuada, guardar silencio y manifestar empatía, haciendo ver a los familiares que se comprende y comparte su dolor.

PALABRAS CLAVE

Algor mortis, rigor mortis, livor mortis, medicina.

ABSTRACT

The action of the wardens in relation to the deceased patients will focus on helping the nurses or people in charge of shrouding the deceased patients, being responsible for the transfer of the corpses to the mortuary, In order to provide the necessary help to the relatives of the deceased, the warden must have an appropriate attitude, remain silent and show empathy, making g it clear to the families that their pain is understood and shared.

KEY WORDS

Algor mortis, rigor mortis, livor mortis, medicine.

DESARROLLO DEL TEMA

Qué es un deceso. Deceso es un término que deriva del latín decessus. El concepto alude a la muerte de una persona.

Qué es un Óbito. Es el fallecimiento de una persona.

Qué es un Exitus. Es un término latino que significa «salida» y se emplea en medicina como simplificación de la expresión más correcta exitus letalis, que literalmente significa «salida mortal» o más médicamente «proceso hacia la muerte». Su uso en medicina (sobre todo en medicina forense y medicina legal) es para significar que la enfermedad ha progresado hacia o desembocado en la muerte.

Todas estas palabras son sinónimas, expresan un significado igual o parecido.

El celador debe tener unos conocimientos básicos de las señales que indican que un paciente ha fallecido. La muerte de un paciente se define como el cese total de todas las funciones vitales del organismo humano.

TIPOS DE SIGNOS PRECOCES Y TARDÍOS:

Signos precoces de la muerte:

* Ausencia de movimientos respiratorios en la auscultación, que no exista ningún movimiento del tórax, ni tampoco se escucha o ausculta el latido cardíaco.

* Desaparece el pulso.

* El tono muscular se vuelve inexistente.

* Pérdida de la sensibilidad.

Signos tardíos de la muerte:

*Enfriamiento del cadáver, rigidez cadavérica, aparición de livideces y putrefacción

*Rigor Mortis o rigidez cadavérica; es el endurecido del cuerpo que se produce en 2 o 4 horas después de pocas horas de la muerte.

*Algor mortis: es la disminución gradual de la temperatura del cuerpo después de la muerte. Se realiza en condiciones normales a razón de un grado hora. También denominado frío de la muerte.

*Lividez cadavérica o livor mortis: se produce la coloración violácea que se observa en las zonas declives del cuerpo como consecuencia de la acumulación de la sangre.

Los profesionales médicos realizan un examen físico para confirmar la muerte. Cuando un médico verifica la muerte de una persona, debe identificar su origen y su causa. Esta tarea tiene repercusiones jurídicas, sanitarias, sociales, económicas y éticas.

El médico debe distinguir entre dos situaciones:

  1. Muertes naturales: En estos casos, el médico comunica la defunción al encargado del Registro Civil.
  2. Muertes violentas o sospechosas de criminalidad: Si la muerte es violenta o sospechosa, se procede a la judicialización del cadáver.

Una vez que el médico informa a la familia que se ha producido la muerte del paciente, es conveniente que esta permanezca con el fallecido el tiempo que precise.

Amortajamiento del cadáver (artículo 14.2.19) El celador ayudará a las Enfermeras o personas encargadas a amortajar a los enfermos fallecidos, corriendo a su cargo el traslado de los cadáveres al mortuorio.

Previamente a empezar con el amortajamiento es fundamental, en el supuesto que se comparta la habitación, conseguir disponer de la máxima privacidad posible, utilizando para ello biombos o mamparas de separación.

El amortajamiento se basa en preparar el cadáver para que este pueda ser custodiado, (velado), por los familiares con antelación a su entierro o cremación. La muerte no debe afectar a la dignidad del fallecido, por lo que el cuidado respetuoso debe de ser la norma básica de nuestras maniobras.

EL AMORTAJAMIENTO:

1. Desconectar y retirar los dispositivos, sondas y catéteres que tuviera el cadáver.

2. Retirar los objetos personales del cuerpo.

3. Se deben estirar los brazos y las piernas antes de que se produzca el rigor mortis o entrecruzarlos encima del pecho dependiendo si va a ser sometido a autopsia o no.

4. Asear el cadáver.

5. Taponar todos los orificios naturales por donde es frecuente que el cadáver pierda sangre o secreciones, mediante algodones o gasas.

6. Cerrar los ojos y boca del cadáver y si no fuese posible, anudar una venda desde el mentón alrededor de la cabeza

7. El cadáver debe permanecer en posición horizontal y alinear los tobillos se mantendrán unidos mediante una venda de gasa o esparadrapo.

8. Colocar en decúbito supino sobre el sudario, con los brazos cruzados y pies juntos (en caso de necropsia, los brazos se mantendrán a lo largo del cuerpo).

9. Colocar las tres etiquetas identificativas, en brazo, pierna y parte superior y externa del sudario. Cerrar el sudario y cubrir con una sábana hasta el nivel del cuello, por si la familia desea verlo.

10. Permitir a los familiares si lo desean, permanecer junto al difunto durante unos minutos, para despedirse.

11. Recoger y entregar todas las pertenencias del fallecido a los familiares, si no es posible, el celador encargado de turno se hace cargo de los objetos, que posteriormente entregará a la familia tras la firma del documento correspondiente.

12. Disponer de intimidad y proporcionar apoyo emocional a la familia y allegados en el proceso de duelo.

13. Cubrir el cadáver totalmente con una sábana para su traslado.

14. Simultáneamente a los cuidados realizados al paciente fallecido, el celador encargado de turno actuará según su protocolo.

15. Retirar los guantes.

16. Higiene de manos1.

El traslado al mortuorio deberá realizarse, una vez recibido el parte de trasladado de notificación de EXITUS debidamente cubierta y firmada por el médico. Los cadáveres deben de salir de la unidad perfectamente identificados con el nombre y apellidos en un lugar visible y que no necesite la manipulación de la mortaja para la lectura. También se debe hacer constar el día la hora y el lugar del fallecimiento (planta, habitación, cama) habrá tres etiquetas: admisión, reten (libro de exitus) y cámara frigorífica mortuoria.

Mortaja: envolver el cuerpo en tela que se realiza posterior a que se declare la muerte oficial del individuo para evitar cambios en los rasgos fisonómicos, impedir la salida de gases y líquidos en descomposición y frenar el rigor cadavérico que se presenta de forma muy prematura a la muerte.

Mortuorio: Es una dependencia con la que cuentan todos los hospitales. Allí es donde se destina a los pacientes fallecidos.

Dispone de cámaras frigoríficas.

La permanencia del cadáver en el mortuorio será temporal, pues luego este destinará al cementerio o a la sala de autopsias en el caso que proceda2.

Este servicio contará con la presencia de, al menos, un celador de forma permanente durante el día. Normalmente durante la noche, permanecerá cerrado, pero siempre habrá un celador que dispondrá de las llaves correspondientes para la apertura de este en caso necesario.

El control de los documentos oficiales sobre las entradas y salidas de los cadáveres le corresponde propiamente al ENCARGADO DE TURNO para ello dispondrá de un libro de registro que estará en el despacho del jefe de personal subalterno, en el propio retén de celadores o en las dependencias de las cámaras.

En el libro de registro aparecerán los siguientes datos:

  • Nombre y apellidos.
  • Fecha y hora de la entrada en el mortuorio.
  • Fecha y hora de salida.
  • Nº registro.
  • Nº de historia clínica.
  • Cama y planta de procedencia.
  • Nombre de los celadores que lo trasladan.

 

El encargado de turno informará a los familiares de los fallecidos en la institución sobre trámites precisos para llevar a cabo los enterramientos y en caso necesario, les pondrá en contacto con la oficina administrativa correspondiente para completar la información

Deberá atender a las funerarias cuando éstas acudan a retirar el cadáver, exigiendo la presentación y entrega de la fotocopia del certificado de defunción3.

 

CONCLUSIONES

El celador o celadora con los pacientes fallecidos debe tener unos conocimientos específicos. Estos conocimientos abarcan tanto los cuidados postmortem que requiere una persona después de fallecer como el trato adecuado a los familiares. Es fundamental que muestre empatía y respeto hacia los familiares y esté dispuesto a ofrecerles ayuda en lo necesario.

 

BIBLIOGRAFÍA

  1. Temario material específico Celador. temario tema 16 celadores salud Disponible en: http://campus.mad.es salud
  2. Actuación del celador en relación con los pacientes fallecidos. Actuación en las salas de autopsias y los mortuorios. Confederación General del Trabajo Sindicato de Sanidad de Las Palmas. Disponible en: https://www.cgtsanidadlpa.org/f/opes/celador/temas/tema_5.pdf
  3. Celadores online de instituciones sanitarias. Actuación del Celador con el Paciente Terminal y Fallecido. Disponible en: https://celadoresonline.blogspot.com/p/tema-23.html

 

Publique con nosotros

Indexación de la revista

ID:3540

Últimos artículos