Alimentación en pacientes con colostomía o ileostomía.

11 marzo 2024

AUTORES

  1. María Luisa González Gracia. Enfermera Centro de Salud de Alfajarín, Zaragoza.
  2. Luisa Mª Diloy Casamayor. Enfermera Centro de Salud San José Centro, Zaragoza.
  3. Marta Gutiérrez Laborda. Enfermera Centro de Salud de Alfajarín, Zaragoza.
  4. Gemma Martínez Júdez. Enfermera Centro de Salud San Pablo, Zaragoza.
  5. Gemma Alegre Bueno. Enfermera Hospital Nuestra Señora de Gracia, Zaragoza.
  6. María Ángeles Franco López. Enfermera Centro de Salud Ruiseñores, Zaragoza.

 

RESUMEN

Los pacientes portadores de una ostomía digestiva sufren cambios que les afectan de forma física, psíquica y social. No es necesario que estos pacientes sigan un régimen dietético especial, sin embargo, deben tener en cuenta una serie de pautas dietéticas para mantener un buen estado nutricional y controlar la textura, cantidad y olor de las heces. En este artículo desarrollamos el tema de los hábitos saludables en alimentación para evitar complicaciones como la diarrea, el estreñimiento y las flatulencias, así como para asegurar una nutrición adecuada en estos pacientes y de esta forma ayudar a mejorar su calidad de vida.

PALABRAS CLAVE

Colostomía, ileostomía, calidad de vida, dieta.

ABSTRACT

Patients with a digestive ostomy suffer changes that affect them physically, mentally and socially. It is not necessary for these patients to follow a special dietary regimen; however, they must take into account a series of dietary guidelines to maintain good nutritional status and control the texture, quantity and odor of feces. In this article we develop the topic of healthy eating habits to avoid complications such as diarrhea, constipation and flatulence, as well as to ensure adequate nutrition in these patients and thus help improve their quality of life.

KEY WORDS

Colostomy, ileostomy, quality of life, diet.

DESARROLLO DEL TEMA

Una colostomía es una abertura en el vientre (pared abdominal) que se realiza durante una cirugía y su función es la de eliminar las heces fecales. Se hace pasar un extremo del colon (intestino grueso) a través de una abertura en la piel formando lo que llamamos estoma. El estoma no tiene válvula o músculo de cierre, por lo que no puede controlar el paso de la materia fecal a través de él, pero algunas veces las evacuaciones se pueden controlar de otras formas. Las colostomías pueden ser temporales o permanentes y hay diferentes tipos según el lugar del colon en el que se realizan1.

Una ileostomía (temporal o permanente) es una abertura en el abdomen (generalmente en el lado inferior derecho) para reubicar el extremo terminal del íleon (la parte más baja del intestino delgado) formando un estoma. La finalidad es la de evacuar al exterior el contenido intestinal. La materia fecal que sale de la ileostomía tendrá una consistencia de líquida a pastosa y la salida es constante2.

Entre las causas que hay para realizar una colostomía o una ileostomía encontramos, por ejemplo: cáncer de colon o de recto, fístulas colo-vesical o recto-vaginal, enfermedad inflamatoria intestinal como la enfermedad de Crohn o la colitis ulcerosa, obstrucciones intestinales, infecciones, traumas, incontinencia fecal o diverticulitis3.

RECOMENDACIONES DE ALIMENTACIÓN:

Los pacientes con una ostomía digestiva no necesitan seguir una dieta especial, pero deben tener en cuenta unas pautas dietéticas para mantener un buen estado nutricional y controlar la textura, cantidad y olor de las heces4.

Después de la cirugía se necesita un tiempo de adaptación para la recuperación absortiva. En este periodo, que puede ir desde semanas hasta 2 años en algunos casos, puede verse comprometida la absorción tanto de nutrientes como de electrolitos4.

Desde el postoperatorio inmediato se inicia una dieta progresiva: comenzando con líquidos claros (infusiones, caldos, etc.), continuando con alimentos y platos con más textura e ingredientes (purés, sopas de lluvia, lácteos, etc.), para finalizar con alimentos sólidos y platos más elaborados (carne, pescado, pasta, etc.)4.

Recomendaciones generales4,5:

– Introducir los alimentos poco a poco y en pequeñas cantidades, después de la intervención.

– Las primeras 6-8 semanas tras la cirugía: se recomienda una dieta baja en fibra, la reintroducción progresiva de fibra se realizará después de la sexta semana.

– No introducir alimentos nuevos sin saber cómo se toleran los anteriores.

– Evitar el exceso de peso.

– Valorar con su médico aumentar la ingesta de sal, potasio o magnesio como consecuencia de las pérdidas en la salida de la ostomía.

– Si se tiene mucho volumen de efluente acuoso se pueden incorporar alimentos espesantes.

– Tratar de hacer 6 comidas durante el día evitando las comidas copiosas y periodos prolongados sin ingesta.

– Convertir el acto de comer en un momento placentero: comer con tranquilidad, masticar bien la comida y comer con la boca cerrada para evitar la formación de gases.

– Mantener horarios regulares.

– No acompañar las comidas con agua o gran cantidad de líquidos, sobre todo en el caso de tener una ileostomía. Tomar los líquidos antes y después de las comidas: aproximadamente 2 litros al día.

– Evitar acostarse inmediatamente tras la ingesta. Dar un paseo corto o permanecer media hora sentado antes de acostarse.

– Evitar bebidas carbonatadas y no utilizar pajitas para beber ni masticar chicle, para evitar la formación de gases.

– Evitar el consumo de alcohol (provoca que las heces sean más líquidas, genera gases y olor desagradable, además de interferir en la absorción de determinados nutrientes).

– Cocinar los alimentos de forma sencilla: a la plancha, al horno o al vapor, evitando fritos, salsas y platos muy condimentados.

– Si no hay contraindicación médica, la dieta debe ser rica en proteínas, baja en grasas y baja en residuos.

– Se recomienda ingerir productos lácteos sin lactosa, puesto que cualquier alteración en la digestión y/o absorción de la lactosa en el intestino delgado puede producir diarrea. Se pueden ingerir productos lácteos sin grasa y, si la diarrea persiste, la leche de arroz rica en almidón es una buena opción para ayudar al intestino a recuperar su equilibrio.

Recomendaciones para evitar la diarrea:

La diarrea es una advertencia de que algo anda mal. Se define como evacuaciones frecuentes, sueltas o líquidas en mayor cantidad de lo usual. Puede ocasionar que el paciente se deshidrate y pierda electrolitos y minerales6.

Las heces blandas también pueden ser el resultado de la ingestión de ciertos alimentos, pero generalmente esto dura poco tiempo. Ejemplos de alimentos que pueden causar heces más sueltas: frutas y vegetales crudos, la leche, zumos de fruta. El estrés emocional también puede ser una causa. Puede que algunas personas con ileostomías tengan siempre una descarga muy líquida, lo cual es normal para ellas1.

Para controlar la textura de las heces e incrementar su consistencia se recomienda incluir en la dieta alimentos que ayudan a espesar las heces: manzana asada (hervida o rallada), membrillo, plátano maduro, jamón cocido, huevos (cocidos, pasados por agua o en tortilla), arroz blanco hervido, sopa de arroz, pan blanco, puré de zanahorias, patatas, pescado blanco (cocido o a la plancha), ternera a la plancha, yogur natural, leche sin lactosa, leches vegetales (de soja, de almendra y, en especial, leche de arroz). Sobre el uso de probióticos, se ha realizado una gran cantidad de investigaciones, pero aún queda mucho por aprender acerca de si son beneficiosos y seguros4.

Cuando tiene diarrea, su cuerpo pierde agua, sodio y potasio: Tendrá que beber muchos líquidos adicionales. Las bebidas para reponer electrolitos pueden ayudar a reponer el sodio y el potasio. Sin embargo, si se tienen tres o más evacuaciones inconsistentes consecutivas, o si tiene una diarrea crónica, sería conveniente consultar con un médico6.

Recomendaciones para evitar la deshidratación:

La resección intestinal que se produce en una ostomía digestiva supone una pérdida de superficie absortiva intestinal y una alteración del tiempo de tránsito, con el consiguiente riesgo de mala absorción de agua, minerales, nutrientes, etc. La deshidratación secundaria a la pérdida excesiva es la causa principal de reingreso en pacientes ostomizados4.

En el caso de los pacientes con ileostomía, puede aparecer desnutrición y pérdida de peso, déficit de vitamina B12, malabsorción de las sales biliares, etc. La educación sanitaria para estos pacientes debe incluir el reconocimiento de síntomas de deshidratación y de alteración electrolítica y las recomendaciones para prevenir dichas situaciones4.

Los síntomas de la deshidratación incluyen sed, sequedad de la boca, menor volumen de orina, vértigos y sensación de cansancio. Si se deshidrata, necesitará beber más líquidos. La pérdida del apetito, mareos y calambres en las piernas pueden ser síntomas de pérdida de sodio. Por otro lado, el cansancio, la debilidad muscular y la dificultad para respirar pueden ser síntomas de pérdida de potasio. La deshidratación y los bajos niveles de sodio y de potasio pueden ser peligrosos y se deben tratar inmediatamente2.

Recomendaciones4:

– Ingerir de 8 a 10 vasos de líquidos al día (evitar tomarlos con las comidas).

– Las bebidas deportivas y soluciones de rehidratación oral ayudarán a reemplazar la pérdida de líquido rápidamente.

– Limitar o evitar ingerir alcohol, líquidos con cafeína (como el té y el café), líquidos con alto contenido de grasa (como la leche regular) y bebidas azucaradas o con endulzantes artificiales (como sorbitol, manitol y xilitol).

– Consumir alimentos con alto contenido en sodio (verduras enlatadas, caldo y tomates) y potasio (plátanos, patatas y espinacas), o incrementar los aportes de sal (como caldos, sopa de verduras, galletas saladas, etc.) en las comidas.

– Acudir a su médico para valoración.

Recomendaciones para evitar el estreñimiento:

Se considera estreñimiento cuando se realizan menos de tres deposiciones por semana, con heces duras y secas. Puede ser causado por ciertos medicamentos, por falta de aporte de fibra y por una insuficiente ingesta de líquido, junto con una vida sedentaria4.

En pacientes con colostomía prestaremos especial atención al estreñimiento. Se recomienda incorporar fibra insoluble a la dieta (verdura, frutas, como el kiwi, las ciruelas y los zumos con pulpa), cereales integrales, aceite de oliva crudo, legumbres, líquidos en cantidad superior a 1,5-2 litros diarios y realizar ejercicio físico moderado diariamente4.

En el caso de los pacientes con ileostomía, pueden ocurrir situaciones de ausencia de emisión de heces, como cuadros suboclusivos, y la obstrucción del propio estoma por ingesta de ciertos alimentos. Se recomienda reducir o evitar ingerir alimentos con alto contenido en fibra insoluble, como frutos secos, maíz, fibra vegetal cruda, setas, coco, etc.4.

Otras recomendaciones para evitar que se produzca una obstrucción: comer lentamente, masticar bien y beber líquidos con las comidas. Si ocurre una obstrucción por los alimentos y no hay vómitos, aumentar la ingesta de líquidos lentamente, beber té caliente o tomar una ducha caliente para relajar los músculos abdominales. Si no hay producción del estoma y hay vómitos, no beber ningún líquido y acudir a un médico de inmediato6.

Recomendaciones para evitar flatulencias4,6:

Es normal tener flatulencia, pero ciertos alimentos y hábitos alimenticios influyen en ello. Entre las comidas que aumentan la producción de gas encontramos: huevos, cebolla, repollo, brócoli, coliflor, cebollas, pescado azul, legumbres enteras, leche, queso curado, espárragos, ajo, chicle, bebidas carbonatadas y alcohol. Los alimentos que causan gases a una persona no necesariamente le generan lo mismo a otros, por lo que es conveniente observar qué alimentos afectan a cada uno y solo evitar esos. El comer bajo un horario establecido puede ayudar a evitar los gases, además de comer pequeñas cantidades de alimentos de 4 a 5 veces al día, masticar bien y comer con la boca cerrada.

Hay infusiones o alimentos que disminuyen la producción de gases: Tomillo, hinojo, manzanilla y yogur natural.

Recomendaciones para evitar el olor2,4:

Varios factores, como la comida, las bacterias que hay en su intestino, enfermedades, ciertas medicinas y las vitaminas pueden causar olor en las heces.

Entre los alimentos que pueden producir olores están: los huevos, el repollo, el queso, los pepinos, la cebolla, el ajo, el pescado azul, mariscos, alimentos ricos en vitamina K, las legumbres enteras, los productos lácteos y el café. Si el paciente observa que ciertos alimentos le ocasionan molestias, recomendar evitarlos. Hay alimentos que disminuyen el olor: Mantequilla, yogurt natural, perejil, naranja, menta, zumo de tomate y arándanos entre otros.

Otras recomendaciones para evitar fuga de olores de la bolsa:

– Usar una bolsa a prueba de olores.

– Asegurarse de que la barrera cutánea se encuentra fijamente adherida en su piel.

– Vaciar la bolsa con frecuencia.

– Poner líquidos y/o tabletas desodorantes especiales en la bolsa.

– Hay medicamentos que pueden ayudar, como las tabletas de clorofila, subgalato de bismuto y subcarbonato de bismuto.

– Mantener desodorantes ambientales en la habitación también puede controlar el olor cuando se vacía la bolsa.

 

CONCLUSIONES

No hay que renunciar al placer de comer por tener una ostomía digestiva. La mayoría de las personas regresan a su alimentación anterior a la cirugía, solo hay que tener en cuenta los problemas que pueden aparecer como diarrea, estreñimiento, deshidratación, flatulencias o mal olor, y conocer cómo evitarlos para que no influyan de manera negativa en la vida diaria del paciente. Los profesionales sanitarios deben proporcionar herramientas y pautas dietéticas recogidas en guías sanitarias, para poder corregir o minimizar estos riesgos.

 

BIBLIOGRAFÍA

  1. Sociedad Americana Contra El Cáncer. [Internet]. Texas, EEUU: American Cancer Society; octubre 2019 [consultado 27 de enero de 2024]. Guía sobre colostomía. Disponible en: https://www.cancer.org/content/dam/CRC/PDF/Public/6397.96.pdf
  2. Sociedad Americana Contra El Cáncer. [Internet]. Texas, EEUU: American Cancer Society; octubre 2019 [consultado 27 de enero de 2024]. Guía de ileostomía. Disponible en: https://www.cancer.org/content/dam/CRC/PDF/Public/7615.00.pdf
  3. Ostomía | ASCRS [Internet]. American Society of Colon and Rectal Surgeons [consultado 27 enero 2024]. Disponible en: https://fascrs.org/patients/diseases-and-conditions/a-z/ostomia
  4. Artola Etxeberría M, García Manzanares ME, García Moreno E, Martín Fernández M. Guía de recomendaciones prácticas. Ostomía en Atención Primaria. García Moreno E. Coordinadora. Madrid: IM&C; 2023. Disponible en: https://www.consejogeneralenfermeria.org/profesion/guias-clinicas/send/160-guias-clinicas/2439-guia-de-recomendaciones-practica-en-ostomia-en-atencion-primaria
  5. Fisterra [sede Web]. Elsevier. Fisterra; 2019. [Consultado el 5 de febrero de 2024]. Dietas. Nutrición en pacientes con colostomía e ileostomía. Disponible en: https://www.fisterra.com/ayuda-en-consulta/dietas/nutricion-pacientes-colostomia-ileostomia/
  6. UOAA [Internet] Biddeford, EEUU: United Ostomy Associations of America. Guía para nuevos pacientes con ostomía; 2020 [consultado 05 de febrero de 2024] Disponible en: https://www.ostomy.org/wp-content/uploads/2022/03/UOAA-New-Ostomy-Patient-Guide-Spanish-2022-03.pdf

 

Publique con nosotros

Indexación de la revista

ID:3540

Últimos artículos