Artículo monográfico. Infusores elastoméricos.

7 marzo 2024

AUTORES

  1. Alexandra Alarcón Maza. Graduada en Enfermería. Enfermera Urgencias y Emergencias 061 Aragón (Zaragoza).
  2. María Julia Anadón Alcaine. Graduada en Enfermería. Enfermera en Manger Heimetenesta (Alver, Noruega).
  3. María del Moral Anadón. Graduada en Enfermería. Enfermera Urgencias y Emergencias 061 Aragón (Zaragoza).
  4. Marta Legua Alcalde. Graduada en Enfermería. Enfermera Urgencias y Emergencias 061 Aragón (Zaragoza).
  5. Noelia Soria Villanueva. Diplomada en Enfermería. Enfermera Urgencias y Emergencias 061 Aragón (Zaragoza).
  6. Lucía Vicente González. Graduada en Enfermería. Enfermera Urgencias y Emergencias 061 Aragón (Zaragoza).

 

RESUMEN

El uso de sistemas de infusión elastoméricos, o infusores, supone un importante avance a la hora de administrar medicaciones a pacientes que se encuentran en su domicilio tanto en procesos oncológicos u hospitalizaciones domiciliarias, como pacientes terminales en proceso de sedación.

PALABRAS CLAVE

Infusor, cuidados paliativos, paciente terminal, subcutánea.

ABSTRACT

The use of elastomeric infusion systems, or infusers, represents an important advance when it comes to administering medications to patients who are at home, both in oncological processes or home hospitalizations, as well as terminal patients undergoing sedation.

KEY WORDS

Infusion pumps, palliative care, terminal patient, subcutaneous.

DESARROLLO DEL TEMA

Los sistemas de infusión elastoméricos o bombas de infusión son dispositivos de un solo uso empleados para administrar medicación a un flujo continuo y controlado por vía intravenosa, intraarterial, epidural o subcutánea1.

La característica principal de estos dispositivos es la presencia de una membrana elastomérica que se puede comprimir. La membrana es flexible y elástica, lo que permite la liberación gradual del medicamento contenido en el infusor.

La técnica de uso de los infusores es sencilla, segura y cómoda, por lo que estos dispositivos se pueden emplear en domicilio por los pacientes o sus cuidadores debido a su fácil manejo, siempre bajo la preparación y supervisión de personal sanitario, lo que permite seguir un tratamiento en domicilio sin necesidad de realizar un ingreso hospitalario.

Es de vital importancia comprobar la compatibilidad con y de los fármacos utilizados a la hora de preparar un tratamiento con infusor para evitar problemas en la administración de las terapias, así como en su almacenamiento.

Se trata de una alternativa útil a la hora de administrar fármacos en diferentes situaciones:

  • Terapia del dolor: se pueden administrar combinados diferentes fármacos analgésicos y adyuvantes en pacientes con dolor agudo, así como dolor crónico. Proporcionan un método eficiente para el mantenimiento de niveles estables de medicación, reduciendo la frecuencia de analgesia oral. Aumentan en control del dolor disminuyendo la aparición de picos de dolor debido al flujo mantenido.
  • Pacientes oncológicos: Tanto para administración de analgesia como para control de síntomas. También se puede administrar quimioterapia intravenosa permitiendo el tratamiento ambulatorio, sustituyendo las bombas de infusión convencionales y/o sistema de goteo por gravedad. Esto puede mejorar la calidad de vida del paciente al reducir las visitas al hospital. Aumenta la eficacia antitumoral de los quimioterápicos y reduce la toxicidad y efectos secundarios.
  • Pacientes con terapia antibiótica: en caso de necesidad de administración continuada de antibióticos por vía venosa se puede realizar con un infusor.
  • Pacientes en cuidados paliativos y fase terminal: durante el periodo paliativo y fase terminal de los pacientes se pueden emplear estos dispositivos ya que permiten controlar múltiples síntomas en un solo dispositivo. Este sistema permite incluso realizar una sedación de un paciente terminal en su domicilio.

 

VENTAJAS DE LA VÍA SUBCUTÁNEA:

  • Mantenimiento de los valores plasmáticos de los fármacos estables.
  • Rápida absorción.
  • Facilidad técnica de disponibilidad y manejo.
  • Menor riesgo de infecciones sistémicas.
  • Fácil detección de complicaciones.
  • Mantenimiento sencillo.
  • Útil en pacientes que no toleran la vía oral.

 

MECANISMO DE FUNCIONAMIENTO:

El dispositivo consiste en un recipiente de plástico rígido, ligero y transparente en cuyo interior se encuentra un globo o sistema elastomérico donde se introduce la medicación a administrar. Se trata de un sistema de presión constante sobre un reservorio elastomérico que contiene el líquido a infundir. La velocidad de flujo está controlada por un capilar calibrado existente en el tubo de infusión.

El globo va a ejercer una presión constante lo que va a forzar al fármaco a través del tubo de infusión hacia el paciente. La velocidad de flujo está controlada por un capilar restrictor, que estará fijada en cada tipo de infusor.

El infusor elastomérico funciona mediante la compresión controlada de la membrana elastomérica. Cuando se comprime, el infusor libera el fármaco a un ritmo constante a lo largo del tiempo. Este proceso de administración continua ayuda a mantener niveles constantes de medicación en el torrente sanguíneo del paciente, lo que disminuye las fluctuaciones que pueden aparecer al administrar la medicación de forma habitual.

Partes de un infusor elastomérico2:

  • Carcasa rígida graduada: Existen diferentes capacidades (entre 50 ml y 350 ml de capacidad máxima) lo que permite que la duración varíe de 24h a 7 días. Dispone de un indicador que informa la evolución de la infusión.
  • Depósito del balón o reservorio: normalmente de silicona.
  • Válvula unidireccional de llenado: dispone de un tapón a rosca.
  • Clamp de Robert: Pinza colocada en la línea de perfusión que sirve para clamparla mientras estamos llenando de medicación el infusor previo a su colocación o por si es necesario parar la perfusión en algún momento sin desconectar al paciente. A veces se retira en el domicilio para evitar que se pueda cerrar la línea de perfusión por error.
  • Línea de perfusión
  • Filtro: Situado en la línea de flujo, evita el paso de determinadas partículas.
  • Restrictor o regulador de flujo: Es lo que va a controlar la velocidad del flujo. Consiste en un capilar, con una velocidad de flujo fija para cada tipo de infusor (2 ml/h, 5 ml/h). También existen infusores de flujo variable, donde se puede controlar el flujo mediante un selector de flujo.
  • Conector tipo Luer-Lock: Conexión universal que encaja con todos los dispositivos de perfusión, tanto venosa como subcutánea.
  • Tapones y tapaderas: protegen el punto de inyección.

 

PREPARACIÓN:

Durante la preparación de la dilución se debe tener en cuenta:

  • La medicación tiene que estar prescrita por un médico.
  • La técnica debe ser aséptica.
  • El modelo se elige en función del volumen requerido y la velocidad de infusión deseada.
  • Hay que completar el volumen del infusor con suero fisiológico. En el caso de la Furosemida hay que completarlo con agua para inyección.
  • Para preparar los infusores, se diluye la medicación a administrar en un suero para conseguir una mezcla homogénea y una vez preparado se rellena el infusor3. Es importante tener en cuenta que hay que retirar la cantidad de suero correspondiente al volumen de medicación que se va a añadir para que la dilución sea la correcta y no perder nada en el llenado del infusor.

 

Una vez hecha la dilución:

  • Hay que eliminar las burbujas de la jeringa de carga para evitar introducir ninguna o las mínimas en el infusor.
  • Se debe introducir la dilución sin brusquedades, de forma continua, para evitar roturas del globo.
  • Nunca sobrepasar el volumen establecido, no introducir un volumen mayor ni menor.
  • Se debe purgar la línea de conexión antes de conectar al paciente, normalmente llevan un purgado automático mientras se está cargando el infusor.
  • Es muy importante identificar y etiquetar la medicación introducida para evitar errores.

 

ELECCIÓN DEL LUGAR DE INFUSIÓN:

La palomilla puede localizarse en:

  • Parte superior de miembros superiores.
  • Abdomen.
  • Tórax.
  • Cara anterior de los muslos.

 

Se tendrá en cuenta para la elección del lugar:

  • No puncionar zonas lesionadas.
  • No introducir en zonas articuladas.
  • Y las preferencias de los pacientes en cuanto al punto de inyección.

 

CUIDADOS DEL INFUSOR:

  • Observar la zona de punción.
  • Mantener la vía limpia.
  • Prestar atención a toda la información proporcionada por el paciente.
  • Son de un solo uso, no volver a rellenar.
  • Fijar bien el infusor a la piel.

 

FACTORES QUE PUEDEN AFECTAR A LA PRECISIÓN DEL INFUSOR:

  • Temperatura y/o viscosidad: algunos fármacos pueden variar la viscosidad en función de la temperatura, por lo que la velocidad puede aumentar o disminuir hasta un 2-3% por cada grado de variación de la temperatura. A mayor viscosidad, menor velocidad.
  • Presión atmosférica: a presiones muy bajas se puede ver reducida la velocidad de infusión.
  • Contrapresión: Algunos infusores se calibran para infundir a una presión determinada en una posición concreta, variaciones en su posición puede afectar su precisión.
  • Almacenamiento: cuando se ha almacenado un infusor preparado a bajas temperaturas (2-8ºC) puede aumentar la viscosidad de los fluidos, por lo que es recomendable dejar atemperar el infusor para evitar un incremento en el tiempo de perfusión. Las bajas temperaturas también pueden endurecer la membrana del infusor, por lo que también aumentaría el tiempo de administración.

 

VENTAJAS4:

  • Eficacia: valores plasmáticos constantes.
  • Dosis menores y menos agresivas.
  • Precisión en la administración: La liberación constante y controlada de los fármacos garantizará una concentración terapéutica estable.
  • Reducción de efectos secundarios: se pueden reducir estos efectos que se pueden producir con los picos o valles de la concentración del fármaco, ya que se evitan esas fluctuaciones al mantener una liberación constante.
  • Facilidad de uso: es cómodo para los profesionales sanitarios y para los familiares.
  • Diseño portátil: Muchos infusores son compactos y portátiles (no necesita cables ni baterías), lo que facilita su uso en entornos hospitalarios, ambulatorios o incluso en el hogar.
  • Funcionamiento silencioso.
  • Dispositivo de un solo uso: Normalmente los infusores son desechables y se descartan tras la primera carga.
  • Reducción de costes económicos sanitarios.
  • Localización del efecto.
  • Aumento de la calidad de vida:
  • Del paciente por no tener que estar en el hospital.
  • De la familia.

 

DESVENTAJAS POTENCIALES:

Es importante tener en cuenta que no son adecuados para todos los tipos de medicamentos. Algunos medicamentos pueden no ser compatibles con este sistema de administración o podrían requerir una precisión en la dosificación que no se puede lograr fácilmente con este tipo de infusores.

POSIBLES COMPLICACIONES:

  • Rotura del reservorio.
  • Fallos en el flujo de la solución, lo que puede derivar en un mal control de síntomas.
  • Pérdidas o fugas de líquido.

 

CONCLUSIÓN

Por su facilidad en el manejo y por las ventajas antes vistas podemos concluir que se trata de un dispositivo muy útil para el tratamiento de pacientes en domicilio en diferentes situaciones, favoreciendo así que los ingresos hospitalarios sean más reducidos.

 

BIBLIOGRAFÍA

  1. Cardiva. ¿Qué son los infusores elastoméricos? [Internet]. [Consultado 09 Ene 2024]. Disponible en: https://www.cardiva.com/que-son-infusores-elastomericos/
  2. Enfermería creativa. Infusor elastomérico. [Internet]. [Consultado 10 Ene 2024]. Disponible en: https://enfermeriacreativa.com/2020/10/08/infusor-elastomerico/
  3. AMF. Uso de infusores para la administración de fármacos por vía subcutánea en Atención Primaria Paso a paso. [Internet]. [Consultado 10 Ene 2024]. Disponible en: https://amf-semfyc.com/web/article_ver.php?id=2090
  4. Campus Vygon. ¿Qué debes saber sobre los infusores? [Internet]. [Consultado 09 Ene 2024]. Disponible en: http://campusvygon.com/que-debes-saber-sobre-los-infusores/

 

Publique con nosotros

Indexación de la revista

ID:3540

Últimos artículos