Artrosis

18 abril 2024

AUTORES

  1. Lorena Tamparillas Serrano. Diplomada en Enfermería.
  2. Susana Malo Gracia. Diplomada en Terapia Ocupacional.
  3. Elena Sarasa Lerí. Diplomada en Enfermería.
  4. María Carmen Yoldi Bermejo. Diplomada en Enfermería.
  5. Vanesa Anglés Gil. Diplomada en Fisioterapia.
  6. Purificación Marcén Marcén. Diplomada en Terapia Ocupacional.

 

RESUMEN

También llamada osteoartritis u osteoartrosis. La artrosis es una enfermedad articular degenerativa que afecta a toda la articulación. Las tres articulaciones más frecuentes son las caderas, las rodillas y las manos, seguidas de los pies, cuello y columna vertebral. El primer síntoma es el dolor, afectando a la movilidad y limitando la vida diaria del paciente.

La artrosis es una enfermedad reumática crónica de etiología desconocida, aunque hay factores de riesgo para poder padecerla.

El principal objetivo es aliviar el dolor para poder mejorar la calidad de la vida diaria de los pacientes.

PALABRAS CLAVE

Articulaciones, dolor, cartílago.

ABSTRACT

Also called osteoarthritis or osteoarthrosis. Osteoarthritis is a degenerative joint disease that affects the entire joint. The three most common joints are the hips, knees and hands, followed by the feet, neck and spine. The first symptom is pain, affecting mobility and limiting the patient’s daily life.

Osteoarthritis is a chronic rheumatic disease of unknown etiology although there are risk factors for suffering from it.

The main objective is to relieve pain in order to improve the quality of daily life of patients.

KEY WORDS

Joints, pain, cartilage.

DESARROLLO DEL TEMA

Las articulaciones están formadas por cartílagos, los cuales en esta enfermedad están desgastados, con su función amortiguadora disminuida provocando el frote de los huesos entre ellos derivándose en una inflamación y dolor con la consiguiente limitación de la función de la articulación.

Es una enfermedad frecuente. Su prevalencia en España es de 7 millones de personas, aproximadamente un 10% de la población, convirtiéndose en la primera causa de incapacidad permanente y la tercera de incapacidad laboral temporal1, así pues, es una enfermedad prevalente que genera un gran impacto social y gasto sanitario.

Es preciso saber que algunas patologías endocrino-metabólicas podrían favorecer la evolución de la artrosis, como por ejemplo la diabetes mellitus, el hipotiroidismo, el hiperparatiroidismo o la acromegalia, y así poder prevenirlo.

A todo esto, hay que añadir que por el dolor que padecen los pacientes, éstos se vuelven más sedentarios, fomentando la obesidad, y demás factores de riesgo cardiovasculares como la diabetes, colesterol o hipertensión arterial.

CAUSAS:

A pesar de que realmente se desconoce la causa, hay determinados factores a tener en cuenta:

  • Antecedentes familiares: Se cree que hay componentes genéticos.
  • Envejecimiento: Más frecuente en pacientes mayores de 50 años, siendo posible a cualquier edad.
  • Sobrepeso u obesidad: La articulación se carga más, sufriendo más daños. Las personas que sufren obesidad tienen siete veces más probabilidades de padecer artrosis2. La obesidad agrava también la sintomatología.
  • Previa cirugía o lesión en la articulación: Causa más frecuente en los pacientes jóvenes.
  • Sobreesfuerzo de la articulación: deportistas y profesiones con movimientos repetitivos.
  • Sedentarismo.
  • Género: La mayor parte de los pacientes son mujeres (60%)3.
  • Alineación incorrecta de la articulación.
  • Menopausia: debido a la disminución de estrógenos.

 

SIGNOS Y SÍNTOMAS:

  • Dolor con el movimiento, mejorando con el reposo4.
  • Inflamación, sobre todo con el exceso de movimiento.
  • Sensación de inestabilidad.
  • Disminución del movimiento de la articulación.
  • Rigidez, matutina o tras un periodo largo de reposo. Su duración no llega a una hora y cede al realizar alguna actividad.

 

En concreto la artrosis en los dedos de la mano, genera una sintomatología específica con unos nódulos llamados Bouchard, apareciendo estos nódulos en las articulaciones interfalángicas proximales y los nódulos de Heberden en las distales5.

Conforme avanza la enfermedad, se producen deformidades en el hueso, y atrofia y contracturas en los músculos de alrededor, pudiéndose formar derrames en la articulación. Además, el dolor va ampliándose también en reposo, convirtiéndose en un dolor continuo, llegando a perder la movilidad en esa articulación, llevando al paciente a una pérdida de autonomía, afectando no sólo de manera física al paciente, sino, psicológicamente.

DIAGNÓSTICO:

Es fundamental la anamnesis del paciente. El médico valorará la clínica de la persona, su exploración física y se confirmará con una radiografía de la articulación afectada, en la que se podrá hallar, osteofitos, pérdida del espacio articular y mayor densidad en el hueso adyacente.

TRATAMIENTO:

El objetivo principal es paliar el dolor, aumentar la movilidad de la articulación y evitar la progresión de la artrosis.

Por ello, es fundamental la educación sanitaria, realizar determinados ejercicios, así como evitar posturas viciosas, intentar perder peso, caminar o nadar, conocer alimentos con efectos antiinflamatorios como el jengibre, el aceite de oliva o el salmón, o por ejemplo el brócoli que bloquea una enzima dañina para el cartílago.

Las medidas físicas como aplicar calor ayuda a relajar los músculos que rodean la articulación, mientras que, en un brote inflamatorio, es mejor aplicar hielo.

Además de las medidas físicas, para poder controlar el dolor, son importantes los AINES, el paracetamol, relajantes musculares, incluso antidepresivos, y en algunos casos, infiltraciones de corticoides o ácido hialurónico6.

Hay determinados estudios en los que se ha visto que la acupuntura también puede ser beneficiosa. Se dispone también de órtesis, estimulación nerviosa eléctrica transcutánea y en algunas circunstancias, cirugía, realizando una artroplastia que consiste en la sustitución de la articulación por una prótesis, especialmente en la artrosis de cadera o de rodilla.

 

CONCLUSIÓN

La prevalencia de la artrosis es de una de cada 10 personas, considerándose así a la artrosis como la enfermedad reumática más frecuente suponiendo un problema de salud pública a nivel mundial, siendo una de las principales causas de consulta en Atención Primaria.

Estamos ante una enfermedad con una etiología multifactorial, crónica y que a día de hoy no tiene tratamiento curativo. El principal síntoma es el dolor y por ello el paciente puede volverse más sedentario fomentando diversas patologías crónicas. Por todo esto la artrosis es una enfermedad que puede desgastar la salud mental del paciente y su calidad de vida.

 

BIBLIOGRAFÍA

  1. Oafi F. ¿Qué es la artrosis? [Internet]. OAFI Osteoarthritis Foundation International. 2023 [citado el 6 de marzo de 2024]. Disponible en: https://www.oafifoundation.com/que-es-la-artrosis/
  2. artrosis Archivos [Internet]. SER. [citado el 6 de marzo de 2024]. Disponible en: https://www.ser.es/etiqueta/artrosis/
  3. Artrosis [Internet]. Who.int. [citado el 6 de marzo de 2024]. Disponible en: https://www.who.int/es/news-room/fact-sheets/detail/osteoarthritis
  4. Osteoartritis [Internet]. Medlineplus.gov. [citado el 6 de marzo de 2024]. Disponible en: https://medlineplus.gov/spanish/ency/article/000423.htm
  5. Yaseen K. Artrosis (A) [Internet]. Manual MSD versión para profesionales. [citado el 6 de marzo de 2024]. Disponible en: https://www.msdmanuals.com/es-es/professional/trastornos-de-los-tejidos-musculoesquel%C3%A9tico-y-conectivo/enfermedades-articulares/artrosis-a
  6. Ocronos R. Artrosis [Internet]. Ocronos – Editorial Científico-Técnica. 2023 [citado el 6 de marzo de 2024]. Disponible en: https://revistamedica.com/artrosis-cadera/

Publique con nosotros

Indexación de la revista

ID:3540

Últimos artículos