Cáncer de cérvix y virus del papiloma humano. Artículo monográfico

19 febrero 2024

 

AUTORES

  1. Gemma Martínez Júdez. Enfermera de Atención Primaria C.S San Pablo.
  2. Gemma Alegre Bueno. Enfermera M.I Hospital Ntra. Señora de Gracia.
  3. María Ángeles Franco López. Enfermera de Atención Primaria C.S Ruiseñores.
  4. María Luisa González Gracia. Enfermera de Atención Primaria C.S Alfajarín.
  5. Luisa Mª Diloy Casamayor. Enfermera de Atención Primaria C.S San José Centro.
  6. Marta Gutiérrez Laborda. Enfermera de Atención Primaria C.S Alfajarín.

 

RESUMEN

El cáncer de cérvix es un tipo de cáncer muy frecuente en las mujeres. Se produce en las células del cuello de útero. La causa más frecuente de cáncer de cérvix es la infección por varias cepas del virus del papiloma humano (VPH). La infección producida por VPH se considera una enfermedad de transmisión sexual. Normalmente el sistema inmunitario evita que aparezca la enfermedad, pero a veces el virus sobrevive durante un tiempo y hace que algunas células del cuello uterino se modifiquen a células precancerosas (displasia) y posteriormente a células cancerosas. Es muy habitual que aparezcan los síntomas cuando la enfermedad ya ha avanzado. El tratamiento va a depender del tipo de tumor y el estadio en el que se encuentre. La prevención es muy importante, realizando pruebas de diagnóstico precoz (Prueba del virus del papiloma humano, Prueba de Papanicolaou) y la vacunación (Gardasil 9).

PALABRAS CLAVE

Cáncer, displasia, cuello uterino, virus, infección.

ABSTRACT

Cervical cancer is a very common type of cancer in women. It is produced in the cells of the cervix. The most common cause of cervical cancer is infection by various strains of human papillomavirus (HPV). HPV infection is considered a sexually transmitted disease. Normally the immune system prevents the disease from occurring, but sometimes the virus survives for a time and causes some cells in the cervix to change into precancerous cells (dysplasia) and later into cancerous cells. It is very common for symptoms to appear when the disease has already advanced. The treatment will depend on the type of tumor and the stage in which it is found. Prevention is very important, performing early diagnostic tests (Human papillomavirus test, Papanicolaou test) and vaccination (Gardasil 9).

KEY WORDS

Cancer, dysplasia, cervix, virus, infection.

 

DESARROLLO DEL TEMA

El cáncer de cuello uterino se origina en las células del cuello del útero. También se conoce como cáncer de cérvix o cáncer cervicouterino. El cuello uterino es la porción final, inferior y estrecha del útero (matriz) que conecta el útero con la vagina (canal del parto). El cáncer de cuello uterino se forma normalmente de manera lenta a lo largo del tiempo, y a veces no presenta síntomas. Antes de que este cáncer se forme, las células del cuello del útero sufren ciertos cambios conocidos como displasia y se convierten en células anormales en el tejido del cuello uterino. Con el tiempo, si las células anormales no se destruyen o se extraen, es posible que se vuelvan cancerosas, se multipliquen y se diseminan a partes más profundas del cuello uterino y a las áreas que lo rodean. Casi siempre, el cáncer de cuello uterino lo causa una infección por alguno de los virus del papiloma humano (VPH)1.

EPIDEMIOLOGÍA:

El cáncer de cuello uterino produce cada año más de 342.000 muertes, el 90% de ellas en países con pocos recursos. Solo mejorando el acceso a la prevención y el tratamiento del cáncer de cuello uterino en todo el mundo, especialmente en los países menos desarrollados, dejará de ser un problema de salud pública. Desde 2001 se observa una ligera disminución de la incidencia en nuestro país, aunque no hay que bajar la guardia y continuar con las estrategias de prevención. En España, en el 2022 se diagnosticaron alrededor de 2.480 casos de cuello uterino. El objetivo de la OMS para 2030 es que el 90% de las niñas estén vacunadas antes de los 15 años, el 70% participen en el cribado y el 90% de las mujeres con lesiones detectadas sean tratadas. Esta es la meta que reducirá la incidencia a menos de 4 casos por cada 100.000 mujeres al año, lo que implica su eliminación. La prevención, vacunación y cribado continúa siendo la mejor arma para luchar contra la enfermedad2.

La citología mediante técnica de Papanicolaou tiene una baja sensibilidad para el diagnóstico de lesiones de alto grado, pero compensa con una alta especificidad. La combinación de la detección molecular del virus del papiloma humano (VPH) y la citología alcanza una sensibilidad para detectar estas lesiones de hasta el 96%3.

TIPOS DE CÁNCER DE CUELLO UTERINO:

Los cánceres de cuello uterino llevan el nombre del tipo de célula donde comenzó el cáncer. Los dos tipos principales son los siguientes1,4:

-Carcinoma de células escamosas. La mayoría de los cánceres de cuello uterino (hasta el 90 %) son carcinomas de células escamosas. Estos cánceres, que también se conocen como carcinomas epidermoides, se originan en las células del ectocérvix.

-Adenocarcinoma. Los adenocarcinomas de cuello uterino, que también se conocen como adenocarcinomas cervicales, se originan en las células glandulares del endocérvix. El adenocarcinoma de células claras o mesonefroma, es un tipo raro de adenocarcinoma de cuello uterino.

A veces, el cáncer de cuello uterino tiene características de carcinoma de células escamosas y de adenocarcinoma.

A esto se le llama carcinoma mixto o carcinoma adenoescamoso.

Según el tipo de cáncer de cuello uterino que se tiene ayuda a determinar su pronóstico y tratamiento.

CAUSAS Y FACTORES DE RIESGO:

La infección por el VPH: La infección prolongada por los tipos de virus del papiloma humano (VPH) de riesgo alto, causa casi todos los cánceres de cuello uterino. El VPH 16 y el VPH 18 son dos tipos de VPH de riesgo alto que causan el 70 % de los cánceres de cuello uterino en el mundo1.

La infección crónica del VPH es la causa fundamental en más del 99% de los casos de cáncer de cérvix. Se consideran factores de riesgo todos aquellos relacionados con la adquisición de la infección. Hay otros cánceres relacionados con la infección crónica por VPH como el cáncer de vulva (46%), vagina (70%), anal (88%), pene (50%) y orofaringe (26-50% dependiendo de la región geográfica)1,3,4.

El VPH es la infección de transmisión sexual más común y la mayoría de la población sexualmente activa entra en contacto con el virus a lo largo de su vida. La infección es asintomática así que muchos de los infectados lo desconocen y por lo tanto lo pueden transmitir. Hasta un 90% de las infecciones por VPH se eliminan sin tratamiento durante los primeros dos años y sólo aquellas que se cronifican pueden dar lugar a lesiones precancerosas que progresan a cáncer invasivo3.

Algunos factores de riesgo aumentan la probabilidad de que una persona infectada por un VPH de riesgo alto en el cuello uterino presente cáncer en este órgano. Estos factores de riesgo incluyen los siguientes1,4,5:

  • Tener un sistema inmunitario debilitado: Esto disminuye la capacidad del cuerpo para combatir una infección por el VPH. Es más probable que las infecciones persisten y se conviertan en cáncer en personas con inmunodeficiencia que en aquellas con un sistema inmunitario normal.
  • Fumar cigarrillos o estar expuesto de manera pasiva al humo del tabaco: Las personas que fuman cigarrillos o que están expuestas al humo tienen un aumento del riesgo de presentar cáncer de cuello uterino.
  • El uso de anticonceptivos orales (píldoras anticonceptivas) se relaciona con un riesgo alto de cáncer de cuello uterino.
  • Tener obesidad: La obesidad a veces hace que sea más difícil llevar a cabo las pruebas de detección para el cáncer de cuello uterino, lo que reduce la detección de lesiones o cambios precancerosos y aumenta el riesgo de cáncer.
  • Muchas parejas sexuales: Cuanto mayor sea la cantidad de parejas que se tiene y cuanto mayor sea la cantidad de parejas sexuales de su pareja, mayor será la probabilidad de contraer el virus del papiloma humano.
  • Actividad sexual a edad temprana: Tener relaciones sexuales a una edad temprana aumenta el riesgo de contraer el virus del papiloma humano.
  • Otras infecciones de transmisión sexual (ITS): Tener otras infecciones de transmisión sexual, como la clamidia, la gonorrea, la sífilis y el VIH/sida, aumenta el riesgo de contraer el virus del papiloma humano.
  • No recibir la vacuna contra el VPH.
  • Estar en condiciones económicas desfavorables.
  • Tener muchos embarazos a término: Las mujeres que han tenido tres o más embarazos a término (completos) tienen un mayor riesgo de padecer cáncer de cuello uterino.
  • Edad temprana en el primer embarazo a término (completo): Las mujeres que tuvieron su primer embarazo a término a la edad de 20 años o menos son más propensas a llegar a tener cáncer de cuello uterino posteriormente en la vida que las que tuvieron su primer embarazo a los 25 años o después.
  • Una alimentación con pocas frutas y verduras: Las mujeres con una alimentación que no incluya suficientes frutas, ensaladas y verduras pueden tener un mayor riesgo de cáncer de cuello uterino.
  • Antecedente familiar de cáncer de cuello uterino: El cáncer de cuello uterino puede ocurrir con mayor frecuencia en algunas familias.
  • Exposición a medicamentos para la prevención de abortos espontáneos: Si la madre tomó un medicamento llamado dietilestilbestrol (DES) durante el embarazo en la década de 1950, puede tener un mayor riesgo de padecer un cierto tipo de cáncer de cuello uterino llamado adenocarcinoma de células claras.

 

El uso de dispositivo intrauterino, podría reducir su riesgo. Algunos estudios sugieren que las mujeres que en algún momento usaron un dispositivo intrauterino presentaban un menor riesgo de cáncer de cuello uterino. El efecto en el riesgo se observó incluso en mujeres que tuvieron un dispositivo intrauterino por menos de un año, y el efecto protector permaneció después de remover los dispositivos5.

 

PREVENCIÓN:

El cáncer de cuello uterino se puede prevenir y además si se diagnóstica precozmente es curable. La vacuna contra el VPH, los exámenes de detección de rutina y el tratamiento de seguimiento apropiado, cuando es necesario, previenen casi todos los cánceres de cuello uterino1.

1.Vacunación contra el VPH:

La vacunación contra el VPH es una forma segura y eficaz de ayudar a prevenir el cáncer de cuello uterino. Estas vacunas funcionan solamente para prevenir la infección por VPH (no son un tratamiento de una infección ya existente). Por eso, para que sea más efectiva, la vacuna contra el VPH se debe aplicar antes de que una persona se exponga al VPH (por ejemplo, antes de que la persona sea sexualmente activa). Algunas de las vacunas del VPH también han sido aprobadas para prevenir las verrugas anales y genitales y otros tipos de cáncer5.

La vacuna que se administra actualmente en España es Gardasil 9, que se autorizó para la prevención de lesiones precancerosas y cánceres causados por los siete tipos de VPH (16, 18, 31, 33, 45, 52 y 58) a los que va dirigida esta vacuna. También previene la mayoría de las verrugas genitales que causan los tipos 6 y 11 de VPH. Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) recomiendan la vacunación de rutina contra el VPH en las niñas y niños de 11 o 12 años; es posible administrar la primera vacuna a los 9 años de edad. Quienes no se vacunaron contra el VPH a la edad recomendada, pueden hacerlo hasta los 26 años. Algunas personas de entre 27 y 45 años que todavía no tienen la vacuna quizás decidan vacunarse después de consultar con el médico sobre los riesgos de nuevas infecciones por el VPH1,5.

La vacuna contra el VPH se administra en series de 2 o 3 dosis, según la edad de la persona. Los CDC recomiendan que las personas que inician la serie de vacunas antes de los 15 años reciban 2 dosis (0-6 meses) y quienes inician la serie de vacunas cuando tienen 15 años o más, y quienes presentan inmunosupresión debido a ciertas afecciones, reciban 3 dosis (0-2-6 meses)1.

2.Exámenes de detección del cáncer de cuello uterino:

La prueba del VPH y la citología cervical, cervicovaginal o vaginal (también llamada colpocitología, frotis de Pap, prueba de Papanicolaou) son 2 exámenes de detección que se usan mucho. Estos exámenes ayudan a encontrar las infecciones por un VPH de riesgo alto y cambios anormales y precancerosos en las células que se pueden tratar antes de que se conviertan en cáncer. Por lo tanto, es importante que las mujeres se hagan pruebas de detección con regularidad a partir de los 20 años. Por lo general, es más fácil tratar un cáncer de cuello uterino que se encuentra en un estadio temprano. Cuando aparecen los síntomas, es posible que el cáncer de cuello uterino haya empezado a diseminarse. Esto hace que el tratamiento sea más difícil1.

Los tres exámenes principales para detectar el cáncer de cuello uterino son los siguientes1,5:

-Prueba del virus del papiloma humano (VPH). Esta prueba examina las células para encontrar infecciones por los tipos de VPH de riesgo alto que a veces causan cáncer de cuello uterino.

-Prueba de Papanicolaou (Pap). En esta prueba se obtienen células del cuello uterino para ver si hay cambios causados por el VPH. Si no se administra tratamiento, los cambios pueden originar cáncer de cuello del útero. Esta prueba también se llama frotis de Pap, o citología cervical, vaginal o cervicovaginal. Con este examen es posible encontrar células precancerosas y células cancerosas en el cuello uterino. A veces se encuentran afecciones que no son cancerosas, como una infección o una inflamación.

-Prueba conjunta de Pap y del VPH. Este examen es una combinación de las dos pruebas para detectar los tipos de VPH de riesgo alto y los cambios en las células del cuello uterino.

3. Uso de preservativos y mantener relaciones sexuales seguras:

Ayuda a prevenir algunas enfermedades de transmisión sexual y a reducir el riesgo de transmisión del VPH1.

4. No fumar.

 

SÍNTOMAS:

El cáncer de cuello uterino cuándo comienza a formarse por lo general no causa síntomas, lo que complica su detección. Con frecuencia, los síntomas inician después de que el cáncer se disemina1.

Los síntomas de cáncer de cuello uterino en estadio temprano suelen ser los siguientes1,3:

  • Sangrado vaginal después de tener relaciones sexuales.
  • Sangrado vaginal después de la menopausia.
  • Sangrado vaginal entre períodos menstruales, o períodos menstruales abundantes o que duran más de lo normal.
  • Flujo vaginal líquido de olor fuerte o con sangre.
  • Dolor pélvico o dolor durante las relaciones sexuales.

 

Es posible que el cáncer de cuello uterino en estadio avanzado (cáncer que se diseminó fuera del cuello del útero a otras partes del cuerpo) cause los síntomas mencionados antes además de los siguientes1,4,5,6:

  • Dificultad o dolor al evacuar, o sangrado del recto con las evacuaciones intestinales.
  • Dificultad o dolor al orinar, o sangre en la orina.
  • Dolor sordo en la espalda.
  • Dolor e hinchazón de las piernas.
  • Dolor en el abdomen.
  • Sensación de cansancio.
  • Fracturas o dolor en los huesos
  • Fatiga.
  • Fuga o filtración de orina o heces por la vagina.
  • Pérdida del apetito.
  • Pérdida de peso.

 

DIAGNÓSTICO:

Procedimientos se usan para diagnosticar el cáncer de cuello uterino1:

-Colposcopia: Se coloca un espéculo en la vagina para abrirla y observar el cuello uterino, mediante el colposcopio. -Biopsia: Se obtiene una muestra de tejido del cuello uterino para que un patólogo lo observe al microscopio y determine si hay signos de cáncer. Los siguientes tipos de biopsia se usan para encontrar el cáncer de cuello uterino: Biopsia con sacabocados, Legrado endocervical, Escisión electroquirúrgica con asa (LEEP), Biopsia de cono.

Procedimientos para determinar el estadio del cáncer de cuello uterino1,6:

  • Pruebas con imágenes:

 

-Tomografía por emisión de positrones-tomografía computarizada (TEP-TC) Imágenes por resonancia magnética (IRM).

– Ecografía.

– Radiografía del tórax.

-Cistoscopia.

-Pielografía intravenosa (PIV).

  • Pruebas de laboratorio.

 

-Recuento sanguíneo completo (RSC).

-Estudio bioquímico de la sangre.

  • Exploración física y ginecológica.

 

-Cistoscopia: En esta prueba se observa el interior de la vejiga y la uretra para detectar áreas anormales.

– Sigmoidoscopia: En esta prueba se observa el interior del recto y el colon sigmoide (inferior) para detectar áreas anormales.

 

PRONÓSTICO:

Depende de muchos factores como los siguientes1:

 

TRATAMIENTO:

El tratamiento del cáncer cervical depende de6:

  • La etapa o estadio del cáncer.
  • El tamaño y forma del tumor.
  • La edad y salud general de la mujer.
  • Su deseo de tener hijos en el futuro.

 

Tipos de tratamiento;

 

1.Cirugía1,3,5,6:

El tipo de cirugía depende del lugar donde se encuentra el cáncer.

Es posible usar los siguientes procedimientos quirúrgicos:

-Conización quirúrgica: Se extrae una porción de tejido en forma de cono del cuello y el canal uterino. A veces se puede extirpar el cáncer por completo. Tipos: Conización con asa diatérmica (es la técnica más ampliamente utilizada), conización por láser y conización con bisturí.

-Biopsia de ganglio linfático centinela: Se extirpa el ganglio linfático centinela mediante cirugía. El ganglio linfático centinela es el primero de un grupo de ganglios linfáticos en recibir el drenaje linfático del tumor primario. Por lo tanto es el primer ganglio linfático donde quizás se disemine el cáncer desde el tumor primario. Este procedimiento se llama disección de ganglios linfáticos. Después de la biopsia de ganglio linfático centinela, se extirpa el cáncer durante una cirugía.

-Histerectomía: Se extirpa el cuello del útero y algunas veces otras estructuras que lo rodean. Los siguientes tipos diferentes de histerectomía se usan para tratar el cáncer de cuello uterino:

-Histerectomía total o completa. Cirugía por la que se extirpan el útero y el cuello uterino.

-Histerectomía radical. Cirugía por la que se extirpa el útero, el cuello uterino, una parte de la vagina y una porción amplia de los ligamentos y tejidos que rodean esta zona. A veces, también se extraen los ovarios, las trompas de Falopio y los ganglios linfáticos cercanos.

-Histerectomía radical modificada. Cirugía por la que se extirpa el útero, el cuello uterino, la parte superior de la vagina y ligamentos y tejidos que rodean esta zona. En este tipo de cirugía se extirpan menos tejidos y órganos que con la histerectomía radical. A veces, también se extraen los ovarios, las trompas de Falopio y los ganglios linfáticos cercanos.

-Cervicectomía uterina radical: También se llama traquelectomía o cervicectomía radical, se extirpan el cuello uterino, el tejido cercano y la parte superior de la vagina. A veces también se extirpan los ganglios linfáticos. Después de que se extirpa el cuello uterino, se une el útero con la parte que queda de la vagina.

-Salpingooforectomía bilateral: Se extirpan ambos ovarios y ambas trompas de Falopio. Esta cirugía se hace cuando el cáncer se disemina a estos órganos. También se llama ooforosalpingectomía, ovariosalpingectomía y salpingoovariectomía bilaterales.

-Exenteración pélvica total: Se extirpa el colon inferior, el recto y la vejiga. También se extirpan el cuello uterino, la vagina, los ovarios y los ganglios linfáticos cercanos. Se crean aberturas artificiales (estomas) para que la orina y la materia fecal salga del cuerpo a una bolsa recolectora.

2.Radioterapia:

En la radioterapia, se usan rayos X de alta energía u otros tipos de radiación para destruir células cancerosas o impedir su multiplicación al dañar su ADN1.

Los tipos principales de radioterapia son1:

-Radioterapia externa: En este tipo de radioterapia, se usa una máquina que envía la radiación desde el exterior del cuerpo hacia el área en la que se encuentra el cáncer. También se llama radioterapia de haz externo. La radioterapia de intensidad modulada (RTIM) es una manera de administrar radioterapia externa que ayuda a evitar que la radiación dañe el tejido sano que rodea el tumor.

-Radioterapia interna: En este tipo de radioterapia, se usa una sustancia radiactiva sellada en agujas, semillas, alambres o catéteres que se colocan directamente en el cáncer o cerca de éste. También se llama braquiterapia.

3.Quimioterapia:

La quimioterapia se puede emplear para tratar cánceres cervicales que se han propagado a otros órganos y tejidos (cáncer cervical avanzado). También puede ser útil cuando el cáncer cervical regresa después del tratamiento con quimiorradiación (cáncer cervical recurrente) 5.

Se usan medicamentos para interrumpir la formación de células cancerosas, ya sea mediante su destrucción o al impedir su multiplicación. Se puede administrar sola o combinada con otros tratamientos. Los medicamentos de quimioterapia que se usan para el cáncer de cuello uterino son los siguientes: Cisplatino, Carboplatino, Gemcitabina, Ifosfamida, Irinotecan, Paclitaxel, Topotecan, Vinorelbina1.

4.Terapia dirigida:

Se usan medicamentos u otras sustancias que bloquean la acción de enzimas específicas, proteínas y otras moléculas que participan en la multiplicación y diseminación de células cancerosas. La terapia dirigida no actúa como la quimioterapia, ya que estos medicamentos afectan principalmente a las células cancerosas, y no a las células normales. Algunos medicamentos utilizados son: Bevacizumab, Tisotumab vedotina5.

5.Inmunoterapia:

Es un tratamiento que estimula su sistema inmunitario o usa versiones artificiales de partes del sistema inmunitario que atacan a las células del cáncer cervical. Ej: Pembrolizumab5.

6.Crioterapia.

7.Vaporización con láser de CO2.

 

BIBLIOGRAFÍA

  1. 1.Inicio – Sociedad Española de Epidemiología [Internet]. Sociedad Española de Epidemiología. 2017. [citado el 2 de enero de 2024]. Disponible en: http://www.seepidemiologia.es/
  2. Ventura. SEOM: Sociedad Española de Oncología Médica – SEOM: Sociedad Española [Internet]. Seom.org. 2023 [citado el 2 de enero de 2024]. Disponible en: https://seom.org/
  3. Cáncer en español [Internet]. Instituto Nacional del Cáncer. 1980. [citado el 2 de enero de 2024]. Disponible en: https://www.cancer.gov/espanol
  4. Cáncer de cuello uterino [Internet]. Mayoclinic.org. 2023. [citado el 2 de enero de 2024]. Disponible en: https://www.mayoclinic.org/es/diseases-conditions/cervical-cancer/symptoms-causes/syc-20352501
  5. MedlinePlus – Información de Salud de la Biblioteca Nacional de Medicina [Internet]. Medlineplus.gov. 2023. [citado el 2 de enero de 2024]. Disponible en: https://medlineplus.gov/spanish/
  6. Inicio [Internet]. Cancer.org. 2020 [citado el 2 de enero de 2024]. Disponible en: https://www.cancer.org/es.html

 

 

 

 

Publique con nosotros

Indexación de la revista

ID:3540

Últimos artículos