Caso clínico. Atención extrahospitalaria en periodo postcrítico de crisis convulsiva

30 abril 2024

 

AUTORES

  1. Eva María Rillo Calvo. Graduada en Enfermería. Servicio 061 Aragón.
  2. Marta Vicente Navarro. Graduada en Enfermería. Servicio de Pediatría. Hospital Obispo Polanco. Teruel.
  3. Beatriz Pérez Maicas. Graduada en Enfermería. Servicio de Cirugía. Hospital Obispo Polanco. Teruel.
  4. Noelia Polo Navarro. Graduada en Enfermería. IASS Residencia Javalambre Teruel.
  5. María Julia Bonilla García. Residente en Enfermería Geriátrica. Hospital Sagrado Corazón de Jesús. Huesca.
  6. Manuel Lebrón Pérez. Residente en Enfermería de Salud Mental. Hospital Punta Europa. Cádiz.

 

RESUMEN

Las crisis epilépticas son un motivo de consulta frecuente en los servicios de urgencias, llegando a suponer del 1% al 3% del total de ingresos1.

Se trata de una patología que puede tener múltiples causas, por lo que es importante establecer las causas subyacentes para su manejo postcrítico.

La Liga Internacional contra la Epilepsia (ILAE) definió la crisis epiléptica como la aparición transitoria de signos y/o síntomas provocados por una actividad neuronal anómala excesiva o simultánea en el cerebro2.

PALABRAS CLAVE

Convulsiones, atención prehospitalaria, NANDA, NOC, NIC.

ABSTRACT

Epileptic seizures are a frequent reason for consultation in emergency services, accounting for 1% to 3% of total admissions1.

It is a pathology that can have multiple causes, so it is important to establish the underlying causes for its post-critical management.

The International League Against Epilepsy (ILAE) defined an epileptic seizure as the transient appearance of signs and/or symptoms caused by excessive or simultaneous abnormal neuronal activity in the brain2.

KEY WORDS

Seizures, prehospital care, NANDA, NOC, NIC.

INTRODUCCIÓN

Los trastornos convulsivos son alteraciones periódicas de la actividad eléctrica cerebral que derivan en algún grado de disfunción cerebral transitoria.

Existen diferentes tipos de convulsiones:

  • Focales (crisis de ausencia), (se producen con o sin pérdida de conocimiento).
  • Generalizadas (tónicas, atónicas, clónicas, mioclónicas y tónico-clónicas).

 

Además de esa clasificación, también se diferencian de la siguiente manera:

  • Epilépticas: no están provocadas por ningún desencadenante aparente y ocurren 2 o más veces en momentos diferentes. Éstas se denominan como epilepsia o crisis epilépticas dado que una única convulsión no se considera como tal.

 

El origen es normalmente desconocido (epilepsia idiopática), aunque pueden ser consecuencia de trastornos cerebrales, como anomalías estructurales, accidentes cerebrovasculares o tumores (epilepsia sintomática).

  • No epilépticas: provocadas por un trastorno reversible que irrita el cerebro, (infección, traumatismo craneoencefálico o una reacción ante un fármaco). En los niños, la fiebre puede desencadenar una crisis no epiléptica que se denomina convulsión febril.

 

También, algunos trastornos mentales causan síntomas que se asemejan a las convulsiones epilépticas y que se denominan convulsiones no epilépticas psicógenas o pseudoconvulsiones.

Cada episodio de crisis convulsiva puede tener una duración de entre 1-3 minutos y de carácter autolimitado. Si el episodio se alarga hasta los 5 minutos, tiene riesgo de evolucionar a Estatus Epiléptico (EE).

La definición de EE tradicional es la de una crisis comicial que persiste por un tiempo prolongado (30 minutos), o distintas crisis que se repiten, de modo que no existe recuperación completa de la consciencia entre las mismas. Por esta condición, el EE se considera una emergencia neurológica que requiere una atención inmediata3.

En el periodo inmediato tras cada episodio convulsivo se produce un periodo postcrítico que puede durar entre 5 y 30 minutos, también llamado postictal, en el que el paciente se encuentra con el estado de conciencia alterado, mareo, confusión, hipertensión, cefalea, estado amnésico y desorientación como consecuencia del trauma que representa la crisis en el cerebro durante la crisis.

El diagnóstico de una crisis convulsiva se basa en los síntomas y en los datos aportados por quienes han presenciado la crisis. Estos síntomas incluyen la pérdida de consciencia, espasmos musculares que agitan el cuerpo, lengua mordida, pérdida de control de la vejiga, confusión repentina e incapacidad para prestar atención.

El estudio se completa con la exploración física y neurológica, análisis de sangre, TAC cerebral y puede requerir también de electroencefalograma. Si el paciente ya está diagnosticado de epilepsia y permanece en tratamiento con anticonvulsivantes podría ser útil la medición en sangre de la concentración de estos fármacos.

El tratamiento de las convulsiones en la atención inicial urgente se abordará con benzodiazepinas seguidas de anticonvulsivantes para evitar una nueva crisis.

Finalmente jugará un papel clave determinar la causa del episodio convulsivo y eliminarla si es posible.

 

PRESENTACIÓN DEL CASO CLÍNICO

Avisan a la ambulancia de Soporte Vital Avanzado por paciente de 46 años que en su domicilio ha realizado tres episodios convulsivos siendo presenciado uno de ellos por Equipo de Atención Primaria. A nuestra llegada, la paciente se encuentra en estado postcrítico.

  • ANTECEDENTES PERSONALES: No alergias conocidas. Astrocitoma, IDH mutado. Glioblastoma multiforme multicéntrico con exéresis amplia de la lesión hace 5 meses y posterior tratamiento con radioterapia finalizado hace 2 meses.
  • ENFERMEDAD ACTUAL: Paciente en estado postictal tras convulsión con estado somnoliento. El equipo de atención primaria a su llegada ha administrado 10 mg de Diazepam rectal.
  • EXPLORACIÓN FÍSICA: TA: 138/74 mmHg, FC: 120lpm, Sat O2: 96%, Glucemia 126 mg/dl.

 

Somnolencia con Glasgow 9 e hiporreactividad a estímulos externos. Eupneica, normohidratada y normoperfundida.

  • PRUEBAS COMPLEMENTARIAS: TAC Cerebral en centro hospitalario de referencia, analítica y ECG.
  • EVOLUCIÓN: Durante asistencia extrahospitalaria, reevaluación neurológica con escala Glasgow que evoluciona de 9 a 11 al cabo de unos minutos y es de 15 al ser trasladada al hospital donde se realizará TAC Cerebral.
  • PLAN: Canalización de vía venosa y administración de Levetiracetam 1500 mg diluido en 100 ml de Suero fisiológico que se administra en unos 15 minutos por vía IV.

 

Traslado en Soporte Vital Avanzado a Centro hospitalario de referencia para realización de pruebas complementarias y observación.

VALORACIÓN DE ENFERMERÍA DE LAS NECESIDADES BÁSICAS SEGÚN VIRGINIA HENDERSON

14 NECESIDADES DE VIRGINIA HENDERSON:

  • NECESIDAD DE OXIGENACIÓN: No alterada.
  • NECESIDAD DE NUTRICIÓN: No alterada.
  • NECESIDAD DE ELIMINACIÓN: Alterada, por relajación de esfínteres tras convulsión.
  • NECESIDAD DE MOVILIZACIÓN: No alterada.
  • NECESIDAD DE DESCANSO Y SUEÑO: Alterada al inicio por estado somnoliento.
  • NECESIDAD DE VESTIRSE: No alterada.
  • NECESIDAD DE TEMPERATURA CORPORAL: No alterada.
  • NECESIDAD DE HIGIENE Y PROTECCIÓN DE PIEL:
  • NECESIDAD DE EVITAR PELIGROS DEL EXTERIOR: Alterada por estado tónico – clónico durante episodio convulsivo.
  • NECESIDAD DE COMUNICARSE: Alterada durante estado somnoliento.
  • NECESIDAD DE VALORES Y CREENCIAS: No alterada.
  • NECESIDAD DE TRABAJAR Y SENTIRSE REALIZADO: Alterada por proceso de enfermedad.
  • NECESIDAD DE ACTIVIDADES RECREATIVAS: No alterada.
  • NECESIDAD DE APRENDIZAJE: No alterada.

 

DIAGNÓSTICOS DE ENFERMERÍA POR TAXONOMÍA NANDA, NOC, NIC4

NANDA: 00039 Riesgo de aspiración relacionado con disminución del nivel de conciencia.

NOC:

•Prevención de la aspiración.

• Ventilación.

 

NIC:

  • Cambio de posición.
  • Precauciones para evitar la aspiración.

 

ACTIVIDADES DE ENFERMERÍA:

  • Enseñanza a familiares de medidas a implementar durante crisis convulsiva (aflojar ropa, posición lateral de seguridad, acompañamiento durante crisis, llamada a servicios de emergencia).

 

NANDA: 00035 Riesgo de lesión relacionado con disminución del nivel de conciencia / periodo postcrítico.

NOC:

  • Control del riesgo.

NIC:

  • Manejo ambiental: Seguridad.
  • Contacto.
  • Vigilancia: Seguridad.
  • Educación sanitaria.
  • Sujeción física.
  • Identificación de riesgos.

 

ACTIVIDADES DE ENFERMERÍA:

  • Evaluación de la frecuencia, duración, tipo, intensidad y localización de las convulsiones.
    • Mantener al paciente en una zona segura.
  • Evaluar posibles daños neurológicos asociados a la convulsión.
  • Enseñanza a familiares de medidas a implementar durante crisis convulsiva (aflojar ropa, posición lateral de seguridad, acompañamiento durante crisis, llamada a servicios de emergencia).

 

CONCLUSIONES

  • Los trastornos convulsivos son uno de los problemas neurológicos más frecuentes siendo una de las patologías que más atenciones requiere en el servicio de urgencias.
  • Es de suma importancia realizar una atención inmediata ya sea durante la crisis convulsiva o durante el periodo postcrítico para evitar un nuevo episodio y proteger el cerebro del paciente, así como su integridad física.

 

BIBLIOGRAFÍA

  1. Gajate V, Gutiérrez Á, Romeral M, Serrano I, Parejo B, Montalvo T et al. Crisis epilépticas en urgencias: aspectos clínicos y diagnósticos de una serie de 153 pacientes. Neurología. 2023; 38(1): 30-35
  2. Fisher RS, Acevedo C, Arzimanoglou A, Bogacz A, Cross JH, Elger CE et al. Definición clínica práctica de la epilepsia. Epilepsia. 2014;55(4):475–482
  3. Corral-Ansa L, Herrero-Meseguer J.I, Falip-Centellas M, Aiguabella-Macau M. Estatus epiléptico. Med. Intensiva [Internet]. 2008 mayo [citado el 8 de marzo de 2024];32(4):174-182. Disponible en: http://scielo.isciii.es/scielo.php?script=sci_arttext&pid=S0210-56912008000400005&lng=es
  4. Diagnósticos NANDA. Diagnósticos de Enfermería NIC NOC 2021-2023. Disponible en: https://diagnosticosnanda.com/

 

Publique con nosotros

Indexación de la revista

ID:3540

Últimos artículos