Caso clínico fractura de radio por caída en el adulto.

8 diciembre 2023

AUTORES

  1. Isabel Domínguez Lozano. Diplomada de Enfermería. Especialista en Enfermería Familiar y Comunitaria. CS Ejea Zaragoza.
  2. Cristina Pablos Mur. Diplomada de Enfermería. Especialista en Enfermería Familiar y Comunitaria. CS Oeste Amparo Poch. Zaragoza.
  3. Gema Montón Blasco. Diplomada de Enfermería. Especialista en Enfermería Familiar y Comunitaria. Hospital Universitario Miguel Servet, Zaragoza.
  4. María Ángeles Navarro Peiró. Diplomada de Enfermería. Especialista en Enfermería Familiar y Comunitaria. Centro de Especialidades Ramón y Cajal, Zaragoza.

 

RESUMEN

Cuando tenemos una caída, inconscientemente y de manera instintiva apoyamos las manos o caemos sobre nuestro brazo, afectando directamente a los huesos de nuestra muñeca y antebrazo, cúbito y radio. El radio es el hueso que se rompe con mayor frecuencia debido a su ubicación cercana a la articulación de la muñeca. Ambos huesos tienen un papel importante en la movilidad del brazo y participan en la flexión y extensión del codo y la muñeca, así como en la pronosupinación del antebrazo. Estos movimientos son esenciales para realizar actividades cotidianas como escribir, peinarse y levantar objetos. Un abordaje incorrecto en estos huesos podría ocasionar secuelas graves como dolor crónico e incluso pérdida de movilidad.

 

PALABRAS CLAVE

Fractura de la extremidad superior del radio, fractura de Colles, valoración enfermera.

 

ABSTRACT

When we have a fall, we unconsciously and instinctively rest our hands or fall on our arm, directly affecting the bones of our wrist and forearm, ulna and radius. The radius is the most frequently broken bone due to its location close to the wrist joint. Both bones play an important role in arm mobility and participate in flexion and extension of the elbow and wrist, as well as pronosupination of the forearm. These movements are essential for everyday activities such as writing, combing your hair, and lifting objects. An incorrect approach to these bones could cause serious consequences such as chronic pain and even loss of mobility.

 

KEY WORDS

Fracture of the upper extremity of the radius, Colles fracture, nursing assessment.

 

INTRODUCCIÓN

El radio es un hueso largo situado en la zona lateral del antebrazo, paralelo al hueso cúbito que se sitúa medialmente. En su parte proximal, el radio es pequeño y se articula con el húmero para formar la articulación del codo, y en la zona distal, que es de mayor tamaño, se articula con los huesos del carpo mediante dos carillas para los huesos escafoides y semilunar, formando la articulación de la muñeca. Además, cúbito y radio se articulan proximal y distalmente permitiendo la realización de los movimientos de pronación y supinación de la mano1.

La fractura del extremo distal del radio (FEDR) es una de las fracturas más comunes en adultos, corresponde al 18% de las fracturas totales2, sobre todo en pacientes mayores de 60 años, donde es el segundo tipo de fractura más frecuente, por detrás de la fractura de cadera3, y la fractura más frecuente de la extremidad superior. Esta se debe a una caída sobre la mano cuando está en extensión.

Su incidencia presenta una distribución bimodal, con un pico de incidencia en pacientes jóvenes y otro en pacientes ancianos. En la población joven con buena estructura ósea este tipo de fracturas se debe a accidentes de alta energía, como por ejemplo caídas de altura, accidentes de tránsito o deportivos. En este tipo de pacientes es más común en hombres que en mujeres4.

Una fractura implica una ruptura completa del hueso. Esto significa que el hueso se rompe en dos o más piezas y hay una pérdida total de la continuidad ósea. La fractura puede ser más grave que la fisura, ya que puede haber un mayor riesgo de complicaciones, como el desplazamiento de los fragmentos óseos. En consecuencia, la fractura generalmente requiere inmovilización para permitir que los huesos se unan y se curan adecuadamente4.

Los signos y síntomas más comunes son:

  • Deformidad alrededor del codo, antebrazo o muñeca.
  • Dolor durante la palpación.
  • Inflamación.
  • Incapacidad de rotar o girar el antebrazo.

 

El médico mediante la exploración del antebrazo encontrará indicios de fractura como: deformidad, dolor severo, incapacidad de mover o girar el antebrazo, entre otros. El especialista podrá comprobar que los nervios y circulación de la mano y dedos no estén afectadas. No es raro que el médico pida realizar unas radiografías del codo, la muñeca y el antebrazo para determinar qué lesiones han ocurrido con la caída, ya que suele ser común lesiones asociadas de mano, muñeca, brazo y codo.

El tipo de tratamiento recomendado por el médico dependerá del tipo de fractura y el grado de desplazamiento. El tratamiento conservador estará recomendado para fracturas leves como las ya mencionadas fracturas en rodete, suelen requerir sólo el soporte de una férula o yeso hasta que el hueso se consiga soldar. Para los tipos de fracturas más severas que han formado un ángulo, el médico tal vez pueda manipular los huesos para alinearlos sin cirugía, siempre y cuando los huesos no hayan pasado a través de la piel. Una fractura estable, como puede ser la fractura en rodete, puede necesitar de 3 a 4 semanas de yeso. Una lesión más seria, como una fractura-luxación de Monteggia, puede requerir de 6 a 10 semanas de inmovilización. El tratamiento quirúrgico será necesario sólo si se requiere alinear los huesos y fijarlos en su lugar.

Gracias a la mejora de las técnicas quirúrgicas en las últimas décadas, el tiempo de inmovilización se ha reducido considerablemente. Para lograr una recuperación exitosa, es importante que la muñeca fracturada esté bien alineada y que se comience con la rehabilitación lo antes posible5.

 

PRESENTACIÓN DEL CASO CLÍNICO

El caso que presentamos es el de Yolanda mujer de 54 años que sufrió una caída accidental al ir corriendo a buscar el autobús de línea y se tropezó con una baldosa levantada del pavimento público, lo que le hizo tropezar y caer al suelo sobre el lado derecho de su cuerpo y apoyar la mano de manera instintiva al caer. Fue atendida en los servicios de urgencias del hospital de referencia donde se le diagnostica y trata de fractura de colles. Acude a nuestra consulta de enfermería a los 4 días del alta para valoración y curas.

Valoración de enfermería según las necesidades de Virginia Henderson6:

Respiración:

Sin alteraciones. Sat O2: 98%.

Alimentación – Hidratación:

Refiere llevar dieta equilibrada mediterránea, IMC 31. Toma 1,5l de agua diarios. Consume 3 cervezas al día.

Eliminación:

Continente y no manifiesta signos de estreñimiento.

Actividad:

Hasta el momento es independiente para las actividades básicas e instrumentales de la vida diaria.

Dormir y descansar:

Refiere insomnio y manifiesta que algunos días toma tilas u otras infusiones para conciliar el sueño

Vestirse y desvestirse:

Hasta el momento no ha precisado ayuda, pero desde que se cayó, requiere ayuda para casi todo. Lleva férula de yeso en la extremidad superior derecha que le abarca hasta el hombro.

Temperatura corporal:

Aunque su temperatura corporal esté en 36ºC ella refiere estar destemplada.

Higiene, hidratación de piel y mucosas:

Se ducha a diario, se cuida, buen aspecto general, sale arreglada a la calle. “Desde que me caí voy en chándal y apenas me arreglo).

Presenta herida limpia en zona de muñeca derecha.

Comunicación y relaciones sociales:

No quiere que la vean sin pintar y en chándal.

Valores y creencias:

Católica no practicante.

Actividad:

Iba al gimnasio dos días a la semana, salía a pasear y trabajar a diario. (limpieza).

Es importante conocer el nivel de actividad del paciente y su situación laboral, ya que no es lo mismo una persona muy activa y que necesita incorporarse pronto a su trabajo o a sus actividades diarias, que otra poco activa y que no precisa una incorporación inmediata al trabajo.

Aprendizaje:

Colabora en los cuidados.

Una vez realizada la valoración, procedemos a la planificación de cuidados mediante los diagnósticos enfermeros7 (DdE), objetivos (NOC) e intervenciones (NIC).

 

DIAGNÓSTICOS DE ENFERMERÍA POR TAXONOMÍA NANDA, NOC, NIC

(00132) Dolor r/c caída accidental m/p expresiones faciales.

NOC:

(1605) Control del dolor.

(2102) Nivel del dolor.

(1608) Control de los síntomas.

NIC:

(2210) Administración de analgésicos.

(2380) Manejo de medicación.

Actividades de enfermería:

Comprobar la capacidad del paciente para automedicarse, según corresponda.

Comprobar el manejo del dolor.

 

DIAGNÓSTICO:

(00095) Insomnio r/c alteración del descanso m/p verbalización de la paciente.

NOC:

(0004) Sueño.

(2002) Bienestar personal.

(2006) Estado de salud personal.

NIC:

(5330) Control del estado de ánimo.

(1850) Mejorar el sueño.

(6480) Manejo ambiental.

Actividades de enfermería:

Incluir ciclo regular de sueño / vigilia del paciente en la planificación de cuidados.

Crear un ambiente seguro para el paciente.

 

DIAGNÓSTICO:

(00108) Déficit de autocuidados en el baño r/c dolor y la disminución de la movilidad física m/p expresiones verbales y faciales del paciente.

(00109) Déficit de autocuidado en el vestido/acicalamiento R/C dolor, debilidad, deterioro músculo esquelético y deterioro de la movilidad física, M/P incapacidad para: ponerse y quitarse la ropa, ponerse los zapatos y mantener el aspecto a un nivel satisfactorio.

NOC:

(0301) Autocuidados: baño.

(0302) Autocuidados: higiene.

(2102) Nivel de dolor.

NIC:

(1801) Ayuda con el autocuidado: baño e higiene.

(1610) Baño.

(4350) Manejo de la conducta.

Actividades de enfermería:

Colocar toallas, jabón, desodorante, equipo de afeitado y demás accesorios necesarios a la cabecera o en el baño.

Ayudar con las medidas de higiene (utilizar perfume o desodorante).

Comunicar las expectativas de que el paciente mantendrá el control.

 

DIAGNÓSTICO:

00119: Baja autoestima crónica r/c larga duración de sentimientos negativos hacia uno mismo o sus capacidades.

NIC:

(5270) Apoyo emocional.

(5400) Potenciación de la autoestima.

NOC:

(1205) Autoestima.

 

DIAGNÓSTICO:

(00119) Baja autoestima crónica r/c dolor e incapacidad.

NIC:

(5270) Apoyo emocional.

(5400) Potenciación de la autoestima.

NOC:

(1205) Autoestima.

Las recomendaciones generales que se le dan son las siguientes8:

Tranquilizar a la persona lesionada.

Las manos, dedos o muñecas fracturadas o dislocadas deben ubicarse y estabilizarse en una posición normal de descanso. Los dedos deben descansar en un objeto acolchado como un calcetín, un trozo de tela acolchado o una venda elástica enrollada. Si la víctima se ha lesionado la muñeca o la mano, se coloca el objeto en la palma de su mano y se rodea con una envoltura para mantener la posición del objeto. Para que la mano se mantenga con circulación, se dejan las puntas de los dedos al descubierto y si la víctima se ha roto la muñeca, se coloca un cabestrillo rígido a lo largo de la superficie interior de la muñeca, la mano y el antebrazo para restringir cualquier movimiento. Los dedos rotos se pueden entablillar por separado o juntos, con una almohadilla entre ellos.

Elevar la muñeca, el dedo o la mano rota y ponerla en un cabestrillo.

Aplicar compresas de hielo sobre la muñeca para ayudar a disminuir la hinchazón.

 

CONCLUSIÓN

La planificación de cuidados enfermeros es cada vez más importante en la asistencia sanitaria, ya que nos permite aplicar unos cuidados estandarizados, homologados y eficaces en nuestra práctica diaria. Con ello conseguimos que los profesionales sanitarios apliquen en todo momento los mismos cuidados, buscando los mismos objetivos en los pacientes. De hecho, ya existen numerosos planes de cuidados al alcance de todos, con los que se intenta unificar criterios a la hora de realizar los cuidados. Estos Procesos de Atención de Enfermería están dentro de diferentes marcos o perspectivas, nuestro modelo de enfermería era el de Virginia Henderson.

A su vez nos ayudamos de las etiquetas diagnósticas de la NANDA, de los NIC y de los NOC, es decir utilizamos un lenguaje enfermero común. La planificación de cuidados ayuda en la comunicación entre las enfermeras/os, haciéndose responsables de la situación y cuidados del paciente a su cargo.

Los objetivos en nuestro caso se ven cumplidos porque el paciente durante su periodo de baja laboral participa en su autocuidado, respecto higiene y vestido, y al alta realiza su autocuidado con el máximo nivel de independencia, siempre teniendo en cuenta la posibilidad de alcance de todos los recursos para conseguirlo y la leve limitación de movilidad en su muñeca.

 

BIBLIOGRAFÍA

  1. Drake RL, Vogl AW, Mitchell AWM. Gray – Anatomía para estudiantes. 2ª ed. Barcelona: Elsevier; 2010.
  2. Ballestero Téllez Cristina, Bernal Vargas Juan Gonzalo. Capítulo 110 – Fractura de la extremidad distal del radio. Hospital Universitaria Germans Trias i Pujol (Barcelona). Unitia Secot. Consultado 7 Nov 2021.Disponible en:https://unitia.secot.es/web/manual_residente/CAPITULO%20110.pdf.
  3. Obert L, Loisel F, Jardin E, Gasse N, Lepage D. High-energy injuries of the wrist. Orthop Traumatol Surg Res. febrero de 2016;102(1 Suppl): S81-93.
  4. Soda Sandra C. Fracturas difíciles: guía de enfermería de las fracturas distales de radio. Nursing [Internet]. 2011 [Consultado 1 Nov 2021]; 20 (10). Disponible en https://www.elsevier.es/es revista-nursing-20-articulo-fracturas-dificiles-guia-enfermeria-fracturas-S0212538211703089
  5. MORA, F. Albaladejo; HERRERA, G. Chavarria; GARRE, J. Sánchez. Fracturas de la extremidad distal del radio. Enfoque actualizado. Fisioterapia, 2004, vol. 26, no 2, p. 78-97.
  6. Álvarez Suarez, JL; Del Castillo Arévalo, F; Fernández Fidalgo, D; Muñoz Meléndez, M. Manual de Valoración de Patrones Funcionales. Comisión de Cuidados de la Dirección de Enfermería de Atención Primaria.
  7. NNNconsult. Herramienta para la consulta, formación y creación de planes de cuidado con NANDA, NOC, NIC. [Online] Acceso 1 de noviembre de 2023. Disponible en: https://www.nnnconsult.com/
  8. Serrano de la Cruz Fernández, M.J.. Fracturas distales de radio: clasificación, tratamiento conservador. En: Revista española de cirugía osteoarticular, 2008, Volumen 43, Número 236: 141-154.

Publique con nosotros

Indexación de la revista

ID:3540

Últimos artículos