Caso clínico y proceso de enfermería en servicio de quirófano pediátrico en un paciente con torsión testicular

18 marzo 2024

 

AUTORES

  1. Ángela Molina Sierra. Enfermera en Hospital Universitario Miguel Servet (Zaragoza, España).
  2. Erica Victoria Delgado Hynes. Enfermera en Hospital Universitario Miguel Servet (Zaragoza, España).
  3. Marina Pisonero Rivero. Enfermera en Hospital Universitario Miguel Servet (Zaragoza, España).
  4. Sonia López Abia. Enfermera en Hospital Universitario Miguel Servet (Zaragoza, España).
  5. Ana Belén García Garrido. Enfermera en Hospital Universitario Miguel Servet (Zaragoza, España).
  6. Paula Pastor Morales. Enfermera en Hospital Universitario Miguel Servet (Zaragoza, España).

 

RESUMEN

Paciente de 11 años de edad que acude al servicio de Urgencias acompañado de su madre y padre con quejas de un intenso dolor en uno de sus testículos. Tras la valoración por parte del equipo de urgencias y cirugía pediátrica, se diagnostica una torsión testicular, emergencia médica que requiere intervención quirúrgica inmediata para restablecer el flujo sanguíneo y prevenir daños permanentes. El cirujano pediátrico realiza exploración quirúrgica para corregir la torsión testicular y asegurar la viabilidad de testículo afectado. La cirugía se realiza con éxito y el niño se recupera con los adecuados cuidados postoperatorios y seguimiento para garantizar una recuperación completa.

PALABRAS CLAVE

Torsión del cordón espermático, intervenciones quirúrgicas, pediatría1.

ABSTRACT

An 11-year-old patient presents to the Emergency Department accompanied by his mother and his father, complaining of severe pain in one of his testicles. Following assessment by the pediatric emergency and surgery team, a testicular torsion is diagnosed, a medical emergency necessitating immediate surgical intervention to restore blood flow and prevent permanent damage. The pediatric surgeon performs a surgical exploration to correct the testicular torsion and ensure the viability of the affected testicle. The surgery is successful, and the child recovers with appropriate postoperative care and follow-up to ensure a complete recovery.

KEY WORDS

Spermatic cord torsion, surgical procedures, pediatrics1.

INTRODUCCIÓN

La torsión testicular se refiere al enrollamiento de los testículos y del cordón espermático, que es la estructura que se extiende desde la ingle hasta los testículos, conteniendo nervios, conductos y vasos sanguíneos. Este enroscamiento provoca una reducción en el flujo sanguíneo hacia los testículos, estrangulándolos y comprometiendo el suministro de oxígeno y nutrientes. Este problema conlleva a la aparición de dolor y, en su mayoría, se manifiesta en niños mayores de 10 años. Aunque es más común durante la adolescencia, también puede ocurrir durante el desarrollo fetal o poco después del nacimiento2.

En adolescentes y preadolescentes varones, la torsión testicular suele ocurrir principalmente debido a una inserción incompleta de los testículos en el escroto. Esto provoca una mayor movilidad de los testículos, lo que facilita que se retuerzan. La torsión testicular detectada en el feto se origina cuando el saco protector que rodea los testículos en el escroto no se inserta adecuadamente internamente2.

La causa exacta de la torsión testicular aún es desconocida. Sin embargo, se ha observado que en algunos casos existe un componente genético, ya que se han registrado casos en padres, hijos y hermanos2.

Los síntomas de la torsión testicular pueden afectar a uno o ambos testículos. A continuación se detallan los síntomas más comunes de este problema, aunque es importante señalar que cada niño puede experimentarlos de manera diferente. Los síntomas habituales incluyen2:

  • Dolor en el área escrotal.
  • Hinchazón.
  • Hematomas en recién nacidos.
  • Firmeza en recién nacidos.
  • Enrojecimiento en la zona.
  • Ascenso de los testículos.
  • Náuseas y vómitos.
  • Pérdida del reflejo cremastérico, que controla el movimiento testicular hacia la cavidad pélvica y suele ser desencadenado por el frío, el contacto, la estimulación emocional o el ejercicio.

 

El diagnóstico de la torsión testicular generalmente se establece mediante una revisión exhaustiva de la historia clínica y un examen físico del paciente. El personal médico también puede realizar un ultrasonido (ecografía), un procedimiento no invasivo que utiliza ondas de sonido para obtener imágenes del escroto y los testículos, con el fin de evaluar el flujo sanguíneo. En algunos casos, si los síntomas son evidentes, algunos equipos médicos pueden llevar al niño directamente al quirófano para un tratamiento inmediato y definitivo. Es crucial realizar un diagnóstico sin demora, ya que una torsión testicular prolongada puede provocar daños irreversibles en los testículos2.

La torsión testicular generalmente requiere una intervención inmediata, y la gravedad de la situación depende de si los testículos están parcial o completamente torcidos. Cuanto más torcido esté el testículo, mayor será la urgencia de la intervención. Para minimizar las complicaciones a largo plazo, generalmente es necesario realizar la intervención en las seis horas posteriores a la aparición de los síntomas2.

En la mayoría de los casos, los niños que experimentan torsión testicular necesitarán someterse a una cirugía inmediata para corregir el problema. Esta cirugía ayuda a prevenir futuros episodios de torsión. En algunos casos particulares, se puede intentar corregir la torsión mediante manipulación manual2.

La torsión testicular puede llevar a las siguientes complicaciones3:

  • Daño o necrosis testicular: Si la torsión testicular no se aborda en un periodo de varias horas, la obstrucción del flujo sanguíneo puede ocasionar daño permanente o incluso la muerte del testículo. En casos de daño severo, podría ser necesario realizar una extirpación quirúrgica del testículo.
  • Impacto en la fertilidad: En algunos casos, el daño o la pérdida de un testículo pueden afectar la capacidad de un hombre para concebir hijos.

 

La torsión testicular tiene una incidencia anual de aproximadamente 1 cada 4,000 en individuos menores de 25 años, siendo más frecuente entre los 12 y 18 años de edad. Por lo general, sucede sin una causa aparente clara; no obstante, se han vinculado con ella diversos factores, como anatómicos, traumáticos, ambientales, entre otros4.

PRESENTACIÓN DEL CASO CLÍNICO

Varón de 11 años de edad y 37 kg de peso, que acude al servicio de Urgencias acompañado de sus tutores legales por un dolor severo en testículo derecho de dos horas de evolución y náuseas, refiere que comenzó a sentir dolor de forma súbita en el colegio, espero una hora y como era cada vez más intenso y no desaparecía decidió avisar a sus padres, los cuales observan enrojecimiento de la zona y deciden acudir al servicio de urgencias de su ciudad.

ALERGIAS: Sin alergias medicamentosas conocidas hasta la fecha.

ANTECEDENTES MÉDICOS:

  • Diabetes Mellitus tipo I, diagnosticada a los 7 años. No presenta complicaciones diabéticas agudas.
  • Asma bronquial, diagnosticado a los 6 años. Ha experimentado episodios leves de exacerbación asmática en el pasado, sin ingresos hospitalarios

 

MEDICACIÓN ACTUAL:

  • Insulina lispro (Humalog): dosis de insulina rápida ajustada según la cantidad de carbohidratos que consume en las comidas.
  • Insulina glargina (Lantus): 15 unidades una vez al día.
  • Budesonida (Pulmicort flexhaler): 180 mcg por día dividido en dos dosis.
  • Albuterol (Ventolin): en crisis agudas 1 o 2 inhalaciones (90-180 mcg) cada 4 o 6 horas.

 

HISTORIA ACTUAL:

Se evalúa al paciente en el servicio de urgencias por dolor severo en el testículo derecho y náuseas asociadas. A la exploración se detecta inflamación y enrojecimiento de la zona con signos de baja perfusión sanguínea, no se detectan signos de muerte celular o tejido necrótico. Se contacta con el servicio de cirugía pediátrica, quién tras valorar la situación decide demandar la atención del equipo de anestesia para una posible intervención quirúrgica de urgencia.

El niño es ingresado en la zona de observación del servicio de urgencias mientras se le realizan los exámenes clínicos relevantes:

  • Ecografía Doppler testicular: Confirmó la torsión testicular derecha con compromiso vascular.
  • Pruebas de laboratorio:
  • Glucosa en sangre 120 mg/dl. Dentro del rango objetivo para el paciente.
  • Hemograma completo: Dentro de los límites normales.
  • Electrolitos: Normales.

 

Dada la urgencia y la necesidad de la intervención quirúrgica inmediata, se discute con los progenitores la situación y riesgos asociados, considerando los antecedentes clínicos. Se establece un plan conjunto con el equipo de cirugía, endocrinología y neumología para minimizar los riesgos perioperatorios.

Se realizó una revisión exhaustiva del manejo de la diabetes, ajustando las dosis de insulina preoperatorias y durante el procedimiento para mantener un control glucémico óptimo. Se aseguró el acceso de inhaladores de rescate y se planificaron estrategias para prevenir exacerbaciones asmáticas durante y después de la cirugía. El equipo quirúrgico estuvo preparado para monitorizar estrechamente los signos vitales, glucosa y función respiratoria durante la intervención. Se coordinó con el equipo de anestesia para adaptar la anestesia y analgesia a las necesidades específicas del paciente.

Tras las 6 horas de ayuno del paciente, este pudo acceder a la intervención con garantías de éxito, la intervención consistió en la corrección de la torsión testicular y restauración del flujo sanguíneo del testículo afectado. La cirugía fue llevada a cabo con éxito. La herida quirúrgica presenta buen aspecto, debería ser evaluada periódicamente para descartar signos de infección, hematoma o dehiscencia, manteniéndola en todo momento limpia y seca. Los puntos de la herida se reabsorberán por completo sin necesidad de retirada de estos. Es común experimentar leves molestias postoperatorias por lo que se administran analgésicos según se precisen tanto en su estancia hospitalaria como en su domicilio. Es necesario fomentar la movilización temprana con precauciones para evitar tensiones de la zona intervenida.

Por lo general el paciente será dado de alta cuando se sienta lo suficientemente cómodo y pueda mantener una ingesta oral adecuada.

Tras la intervención el paciente será sometido a evaluaciones médicas regulares para verificar la adecuada cicatrización de la herida, controlar la función testicular y ajustar el tratamiento diabético y asmático según la evolución clínica.

 

VALORACIÓN SEGÚN LAS 14 NECESIDADES DE VIRGINIA HENDERSON

  1. RESPIRAR NORMALMENTE: No se encuentra presencia de síntomas asmáticos. Saturación de oxígeno al 98% basal.
  2. ALIMENTACIÓN E HIDRATACIÓN: Peso en rangos adecuados para su edad. IMC: 21,89. No se encuentran hallazgos de desnutrición o deshidratación. Diabetes Mellitus controlada, glucemia: 120 mg/dl. Ingesta adecuada en relación a su dieta habitual.
  3. ELIMINACIÓN: Sin alteraciones reseñables. Ligero empeoramiento del dolor al miccionar.
  4. MOVERSE Y MANTENER BUENA POSTURA: El dolor asociado a la torsión testicular le impide la deambulación y la correcta postura.
  5. DORMIR Y DESCANSAR: Alteración por insomnio ocasional provocado por dolor y preocupación por la intervención quirúrgica.
  6. VESTIRSE Y DESVESTIRSE: Alterado a la hora de desvestirse y vestirse por la dificultad que encuentra causado por el dolor.
  7. TERMORREGULACIÓN: Sin alteraciones reseñables.
  8. HIGIENE Y ESTADO DE LA PIEL: Se observa enrojecimiento e hinchazón de la zona escrotal derecha. Adecuado en el resto del cuerpo.
  9. EVITAR LOS PELIGROS Y SEGURIDAD: Asma y Diabetes Mellitus controladas, no se detectan peligros o factores que puedan poner en riesgo la seguridad del paciente.
  10. COMUNICACIÓN: Adecuada comunicación por parte del niño tanto con sus progenitores como con el equipo sanitario.
  11. ACTUAR SEGÚN CREENCIAS Y VALORES: No se valora.
  12. AUTORREALIZACIÓN: No se valora.
  13. ACTIVIDADES RECREATIVAS Y OCIO: Participa en actividades deportivas con precaución debido a su diabetes y asma.
  14. APRENDIZAJE: Buen rendimiento académico.

 

DIAGNÓSTICOS DE ENFERMERÍA POR TAXONOMÍA NANDA, NIC, NOC5

NANDA [00132] DOLOR AGUDO RELACIONADO CON LA CIRUGÍA DE TORSIÓN TESTICULAR.

NOC [2101] CONTROL DEL DOLOR.

Indicadores:

  • [210101] Expresiones faciales de dolor ausentes.
  • [210102] Reporte del paciente de una disminución del dolor a niveles manejables.
  • [210103] Participación activa en actividades recreativas.

 

NIC [1400] MANEJO DEL DOLOR.

Actividades:

  • Realizar evaluación del dolor utilizando escalas validadas.
  • Proporcionar información al paciente y la familia sobre las opciones de manejo del dolor.
  • Aplicar técnicas de relajación, como la respiración profunda y la distracción.

 

NANDA [00004] RIESGO DE INFECCIÓN RELACIONADO CON LA CIRUGÍA Y LA PRESENCIA DE UNA HERIDA QUIRÚRGICA.

NOC [2202] PREVENCIÓN DE INFECCIONES.

Indicadores:

  • [220201] Ausencia de enrojecimiento, hinchazón o secreción en la herida.
  • [220202] Ausencia de fiebre.
  • [220203] Entendimiento y aplicación adecuada de medidas de prevención por parte de la familia.

 

NIC [3660] CUIDADO DE LA HERIDA QUIRÚRGICA.

Actividades:

  • Realizar la cura de la herida según protocolo.
  • Enseñar a la familia sobre signos de infección y la importancia de la higiene.
  • Administrar profilaxis antibiótica según prescripción.

 

CONCLUSIONES

La confirmación de la torsión testicular derecha mediante ecografía Doppler estableció la necesidad de una intervención quirúrgica inmediata para restablecer el flujo sanguíneo. La presencia de asma bronquial y diabetes mellitus tipo 1 añade complejidad al caso, el enfoque coordinado entre especialistas en cirugía, endocrinología y neumología demuestra una gestión integral para minimizar riesgos perioperatorios.

La coordinación interdisciplinaria es clave puesto que la atención no concluye con la cirugía, el seguimiento postoperatorio se enfoca en prevenir complicaciones y garantizar una recuperación óptima. La adaptación de anestesia y analgesia refleja un enfoque personalizado y centrado en el paciente.

Es necesario involucrar a la familia en la toma de decisiones y en la planificación del tratamiento para brindar un cuidado integral y garantizar la continuidad de los cuidados postoperatorios.

 

BIBLIOGRAFÍA

  1. DeCS – Descriptores en Ciencias de la Salud [Internet]. Bvsalud.org. [citado el 28 de enero de 2024]. Disponible en: https://decses.bvsalud.org/E/homepagee.htm
  2. Default – Stanford Medicine Children ‘s Health [Internet]. Stanfordchildrens.org. [citado el 28 de enero de 2024]. Disponible en: https://www.stanfordchildrens.org/es/topic/default?id=testiculartorsion-90-P06208
  3. Torsión testicular [Internet]. Mayoclinic.org. [citado el 28 de enero de 2024]. Disponible en: https://www.mayoclinic.org/es/diseases-conditions/testicular-torsion/symptoms-causes/syc-20378270?p=1
  4. García-Fernández G, Bravo-Hernández A, Bautista-Cruz R. Torsión testicular: reporte de un caso. Cir Cir [Internet]. 2017 [citado el 28 de enero de 2024];85(5):432–5. Disponible en: https://www.elsevier.es/es-revista-cirugia-cirujanos-139-articulo-torsion-testicular-reporte-un-caso-S0009741116300482
  5. NNNConsult [Internet]. Nnnconsult.com. [citado el 28 de enero de 2024]. Disponible en: https://www.nnnconsult.com/index.php

 

Publique con nosotros

Indexación de la revista

ID:3540

Últimos artículos