Cefaleas crónicas

11 abril 2024

AUTORES

  1. María Del Rosario Palomo Medina. TCAE HRV Zaragoza.
  2. Carmen María Ricón Freitas. TCAE HUMS Zaragoza.
  3. Silvia Santos Longás. TCAE HRV Zaragoza.
  4. Andrea Arregui Cortés. Enfermera Zaragoza.
  5. Isabel Cortes Moros. Celadora HNSG Zaragoza.
  6. Sonia Tormo Bozal. Enfermera HRV Zaragoza.

 

RESUMEN

Las cefaleas crónicas son un tipo de dolor de cabeza persistente que pueden afectar significativamente la calidad de vida de quienes las padecen. El término cefalea crónica diaria se utiliza para hacer referencia a un grupo muy heterogéneo de cefaleas, cuya característica común es la cronicidad. Así pues, cuando un paciente presenta cefalea al menos 15 días al mes durante un período de 6 meses, se encuadra dentro de la entidad clínica conocida como cefalea crónica diaria. La prevalencia de esta enfermedad es del 2-3%. La mayor parte de los casos proviene de cuadros transformados de cefaleas, que inicialmente fueron episódicas, y menos del 20% puede considerarse como cefaleas desde su inicio.

PALABRAS CLAVE

Cefaleas crónicas, migrañas, dolor de cabeza.

ABSTRACT

Chronic headaches are a type of persistent headache that can significantly affect the quality of life of those who suffer from them. The term chronic daily headache is used to refer to a very heterogeneous group of headaches, whose common characteristic is chronicity. Thus, when a patient has a headache at least 15 days a month for a period of 6 months, it falls within the clinical entity known as chronic daily headache. The prevalence of this disease is 2-3%. Most cases come from transformed headaches, which were initially episodic, and less than 20% can be considered headaches from their onset.

KEY WORDS

Chronic headaches, migraines, headache.

DESARROLLO DEL TEMA

Las cefaleas crónicas son un tipo de dolor de cabeza persistente que pueden afectar significativamente la calidad de vida de quienes las padecen. El término cefalea crónica diaria se utiliza para hacer referencia a un grupo muy heterogéneo de cefaleas, cuya característica común es la cronicidad. Así pues, cuando un paciente presenta cefalea al menos 15 días al mes durante un período de 6 meses, se encuadra dentro de la entidad clínica conocida como cefalea crónica diaria. La prevalencia de esta enfermedad es del 2-3%. La mayor parte de los casos proviene de cuadros transformados de cefaleas, que inicialmente fueron episódicas, y menos del 20% puede considerarse como cefaleas desde su inicio. Los criterios diagnósticos de la cefalea crónica diaria se establecen de acuerdo con los siguientes parámetros:

  • Frecuencia: debe presentarse al menos durante 15 días al mes.
  • Tiempo de duración: durante un período de 6 meses.
  • Ausencia de causa orgánica o estructural1.

 

Este tipo de dolor de cabeza puede ser extremadamente debilitante y dificultar las actividades diarias de la persona afectada. Existen varios tipos de cefaleas crónicas, siendo la más común la migraña crónica. La migraña es un tipo de dolor de cabeza intenso y pulsátil que puede estar acompañado de síntomas como náuseas, vómitos, sensibilidad a la luz y al ruido. En el caso de la migraña crónica, los episodios de dolor de cabeza pueden ocurrir con una frecuencia mayor a la habitual, lo que puede interferir significativamente en la vida de quien la padece. Otro tipo de cefalea crónica es la cefalea en racimos, un dolor de cabeza intenso y punzante que se presenta en episodios denominados «racimos» que pueden durar semanas o meses. Este tipo de cefalea es menos común que la migraña crónica, pero puede ser igualmente incapacitante y afectar la calidad de vida del paciente.

Además de la migraña crónica y la cefalea en racimos, existen otros tipos de cefaleas crónicas menos comunes como la cefalea tensional crónica, la cefalea por uso excesivo de medicamentos y la hemicránea continua. Independientemente del tipo de cefalea crónica que se padezca, es importante buscar ayuda médica para recibir un diagnóstico preciso y un tratamiento adecuado2.

En los pacientes con cefalea crónica diaria aparecen con frecuencia alteraciones del sueño, síntomas ansioso-depresivos y abuso de analgésicos. El estrés y la aparición de factores traumáticos en la vida del paciente pueden contribuir también a la cronificación de la cefalea. Al mismo tiempo, se ha encontrado una incidencia mayor a la esperada de abuso de tóxicos y alcoholismo. La coexistencia de depresión y cefalea crónica diaria es un aspecto de gran interés, puesto que podría tratarse de una depresión reactiva a la cefalea crónica. Sin embargo, puede haber una conexión biológica entre estos dos desórdenes. Los neurotransmisores que se alteran en los trastornos depresivos son, en general, los mismos afectados por cefaleas, lo que sugiere una correlación entre estas dos enfermedades. Muchos cefaleicos presentan depresión y, de igual forma, la cefalea es la queja somática más frecuente de los pacientes deprimidos.

El tratamiento de las cefaleas crónicas dependerá de la causa subyacente de las mismas. En muchos casos, el médico recetará medicamentos para aliviar el dolor de cabeza y prevenir la recurrencia de los episodios. Entre los medicamentos más comunes para tratar las cefaleas crónicas se encuentran los analgésicos, los antiinflamatorios y los antidepresivos2,3.

Además de la medicación, existen otras medidas que pueden ayudar a controlar las cefaleas crónicas, como la terapia física, la terapia psicológica, la acupuntura, la meditación y el yoga. También es importante identificar y evitar los desencadenantes de los episodios de dolor de cabeza, como el estrés, la falta de sueño, la alimentación poco saludable y la exposición a ciertos olores o luces.

Es fundamental llevar un estilo de vida saludable para prevenir y controlar las cefaleas crónicas. Esto incluye mantener una dieta equilibrada, hacer ejercicio regularmente, dormir lo suficiente, mantener niveles adecuados de hidratación y aprender a gestionar el estrés de manera efectiva4.

 

CONCLUSIÓN

Las cefaleas crónicas son un tipo de dolor de cabeza persistente que puede ser extremadamente debilitante y afectar la calidad de vida de quien las padece. Es importante buscar ayuda médica para recibir un diagnóstico preciso y un tratamiento adecuado que permita controlar los episodios de dolor de cabeza y mejorar la calidad de vida del paciente. Además, llevar un estilo de vida saludable y adoptar medidas de prevención pueden ayudar a reducir la frecuencia e intensidad de las cefaleas crónicas, Hay evidencia de que la cefalea puede estar influenciada por factores cronobiológicos. Mantener unos horarios estables de sueño, de dieta, ejercicios y otras actividades diarias puede mejorar la cefalea. De igual forma, la ruptura de estos esquemas la empeora.

 

BIBLIOGRAFÍA

  1. Liaño Riera M, Zoco Ostiz M, Arreche Artajo A, Panadero Carcavilla FJ. Cefaleas. Panorama Actual Med. 1998; 22:688-97.
  2. Monzón Monguilad MJ, Lainez Andrés JM. Cefalea crónica diaria. En: Plan de Formación en Neurología. Red Española de Cefaleas. Disponible en: http://www.redcefaleas.org/rec/pfn/pdf/mod1/modulo1_i.pdf
  3. Silberstein SD, Lipton RB, Sliwinski M. Classification of daily and near-daily headaches: Field trial and revised IHS criteria. Neurology. 1996; 47:871-5.
  4. Sánchez R, Gómez C, Pérez M, Lefler J, Rubio J, Rubio M. Cefaleas. Abordaje integral. Farmacia Profesional. 2001; 15:52-9.

Publique con nosotros

Indexación de la revista

ID:3540

Últimos artículos