Colítis ulcerosa. Monográfico

17 abril 2024

 

AUTORES

  1. Susana Martínez Cabriada. Enfermera Hospital Miguel Servet, Zaragoza. España.
  2. Almudena Brualla Rodríguez. Enfermera Hospital Miguel Servet, Zaragoza. España.
  3. Ana Cristina Bastarós Andrés. Enfermera Hospital Miguel Servet, Zaragoza. España.
  4. Ana Isabel Sanz Domingo. Enfermera Centro de Salud Miralbueno-Garrapinillos, Zaragoza. España.
  5. Ana Cristina Santiago Couso. Enfermera en el Hospital San Juan de Dios. Zaragoza. España.
  6. Iris Martín Lanzuela. Enfermera en el Hospital Universitario Miguel Servet. Zaragoza. España.

 

RESUMEN

La colitis ulcerosa es una enfermedad crónica del sistema digestivo que afecta principalmente al colon y al recto. Se clasifica como una enfermedad inflamatoria intestinal (EII), junto con la enfermedad de Crohn. En la colitis ulcerosa, el revestimiento del colon y el recto se inflaman y desarrollan úlceras, lo que puede causar síntomas como diarrea con sangre, dolor abdominal, urgencia para defecar, fatiga y pérdida de peso.

La causa exacta de la colitis ulcerosa no se conoce completamente, pero se cree que involucra una combinación de factores genéticos, ambientales e inmunológicos. Aunque no tiene cura, el tratamiento puede ayudar a controlar los síntomas y a mantener la remisión de la enfermedad. Esto puede incluir medicamentos para reducir la inflamación, cambios en la dieta, suplementos nutricionales, terapia biológica y, en casos graves, cirugía para extirpar el colon. El manejo a largo plazo de la colitis ulcerosa generalmente requiere un enfoque multidisciplinario con la supervisión de médicos especialistas en gastroenterología2.

PALABRAS CLAVE

Colitis ulcerosa, colon, inflamación, úlceras, sangrado rectal.

ABSTRACT

Ulcerative colitis is a chronic disease of the digestive system that primarily affects the colon and rectum. It is classified as an inflammatory bowel disease (IBD), along with Crohn’s disease. In ulcerative colitis, the lining of the colon and rectum becomes inflamed and develops ulcers, which can cause symptoms such as bloody diarrhea, abdominal pain, urgency to defecate, fatigue, and weight loss.

The exact cause of ulcerative colitis is not fully understood, but it is believed to involve a combination of genetic, environmental, and immunological factors. Although it has no cure, treatment can help control symptoms and maintain disease remission. This may include medications to reduce inflammation, dietary changes, nutritional supplements, biologic therapy, and in severe cases, surgery to remove the colon. Long-term management of ulcerative colitis typically requires a multidisciplinary approach with oversight from gastroenterology specialists.

KEY WORDS

Inflammatory bowel disease, colon, inflammation, ulcers, rectal bleeding.

DESARROLLO DEL TEMA

La colitis ulcerosa (CU) es una enfermedad inflamatoria intestinal crónica caracterizada por la inflamación y ulceración del revestimiento interno del colon y el recto. Es una condición de por vida que puede variar mucho en gravedad y tener un impacto significativo en la calidad de vida de las personas afectadas.

ETIOLOGÍA:

La causa exacta de la colitis ulcerosa no se comprende completamente, pero se cree que involucra una combinación de factores genéticos, ambientales e inmunológicos. La genética desempeña un papel, ya que la colitis ulcerosa tiende a presentarse en familias. Los factores ambientales como la dieta, el estrés y las infecciones pueden desencadenar o exacerbar los síntomas en individuos susceptibles. El sistema inmunológico también juega un papel clave, ya que se activa de manera anormal, lo que lleva a la inflamación y el daño tisular en el colon y el recto1.

CLÍNICA:

Los síntomas de la CU pueden variar ampliamente entre individuos y pueden incluir:

Diarrea: A menudo con sangre o pus.

Dolor abdominal y calambres: Típicamente en la parte baja del abdomen.

Sangrado rectal: La sangre en las heces es un síntoma común.

Urgencia y frecuencia de evacuación intestinal: Sensación de necesidad urgente de evacuar, a menudo acompañada de una incapacidad para controlarla.

Fatiga: Debido a la inflamación y la pérdida de nutrientes.

Pérdida de peso: Particularmente en casos graves.

Otros síntomas: Incluyendo fiebre, pérdida de apetito y dolor en las articulaciones.

DIAGNÓSTICO:

El diagnóstico de la CU implica una combinación de historial médico, examen físico, pruebas de laboratorio y estudios de imágenes. Las pruebas diagnósticas pueden incluir análisis de sangre para detectar signos de inflamación, análisis de heces para descartar infecciones, procedimientos endoscópicos como la colonoscopia o sigmoidoscopia para visualizar el colon y obtener muestras de tejido para biopsia, y estudios de imágenes como tomografías computarizadas o resonancias magnéticas para evaluar la extensión de la inflamación4,5.

TRATAMIENTO:

El objetivo del tratamiento para la colitis ulcerosa es inducir y mantener la remisión, aliviar los síntomas y mejorar la calidad de vida. Los enfoques de tratamiento pueden incluir:

Medicamentos: Como aminosalicilatos, corticosteroides, inmunomoduladores y terapias biológicas, que pueden ayudar a reducir la inflamación y controlar los síntomas.

Cambios en la dieta: Algunas personas descubren que ciertos alimentos pueden desencadenar síntomas, por lo que hacer modificaciones en la dieta puede ayudar a controlar la enfermedad.

Modificaciones en el estilo de vida: Técnicas de manejo del estrés, ejercicio regular y un sueño adecuado pueden ayudar a mejorar el bienestar general.

Cirugía: En casos de colitis ulcerosa grave o que no responde al tratamiento médico, puede ser necesaria la extirpación quirúrgica del colon (colectomía) para aliviar los síntomas y mejorar la calidad de vida3.

 

MANEJO A LARGO PLAZO:

La colitis ulcerosa es una enfermedad crónica que requiere un manejo y monitoreo a largo plazo. Esto a menudo implica consultas de seguimiento regulares con un gastroenterólogo para evaluar la actividad de la enfermedad, monitorear complicaciones, ajustar los medicamentos según sea necesario y brindar apoyo y educación al paciente. Además, las personas con colitis ulcerosa pueden beneficiarse de unirse a grupos de apoyo o buscar asesoramiento para ayudar a enfrentar los aspectos emocionales y psicológicos de vivir con una enfermedad crónica.

En resumen, la colitis ulcerosa es una enfermedad compleja y potencialmente debilitante que requiere un manejo integral y apoyo. Con un tratamiento adecuado y modificaciones en el estilo de vida, muchas personas con colitis ulcerosa pueden lograr la remisión y llevar vidas satisfactorias. Sin embargo, un seguimiento cercano y una atención médica continua son esenciales para manejar efectivamente la enfermedad y minimizar las complicaciones.

 

BIBLIOGRAFÍA

  1. Loftus, E. V. (2004). Epidemiología clínica de la enfermedad inflamatoria intestinal: incidencia, prevalencia e influencias ambientales. Gastroenterología, 126(6), 1504-1517. DOI: 10.1053/j.gastro.2004.01.063
  2. Ungaro, R., Mehandru, S., Allen, P. B., Peyrin-Biroulet, L., & Colombel, J. F. (2017). Colitis ulcerosa. The Lancet, 389(10080), 1756-1770. DOI: 10.1016/S0140-6736(16)32126-2
  3. Ordás, I., Eckmann, L., Talamini, M., Baumgart, D. C., Sandborn, W. J., & Carrion, A. (2012). Colitis ulcerosa. The Lancet, 380(9853), 1606-1619. DOI: 10.1016/S0140-6736(12)60150-0
  4. Torres, J., Mehandru, S., & Colombel, J. F. (2017). Enfermedad de Crohn. The Lancet, 389(10080), 1741-1755. DOI: 10.1016/S0140-6736(16)31711-1
  5. Kaser, A., Zeissig, S., & Blumberg, R. S. (2010). Enfermedad inflamatoria intestinal. Annual Review of Immunology, 28(1), 573-621. DOI: 10.1146/annurev-immunol-030409-101

 

Publique con nosotros

Indexación de la revista

ID:3540

Últimos artículos