Definición de trastorno somatomorfo en utilidad clínica.

4 julio 2022

AUTORES

  1. Nuria Sánchez Garrigós. Diplomada en Enfermería. Hospital General de Valdepeñas, Ciudad Real.
  2. Nuria Bedoya Chocán. Celadora. Hospital Tres Mares, Reinosa (Cantabria).
  3. Beatriz Miguel Palacios. Diplomada en Fisioterapia. Hospital Universitario Miguel Servet. Zaragoza.
  4. Noelia Loren Valles. Técnico en Cuidados Auxiliares de Enfermería. Hospital Universitario Miguel Servet, Zaragoza.
  5. Ainhoa Bartumeus Bartolomé.
  6. María Teresa Bartolomé Bueno. Administrativo. Clínica del Pilar, Zaragoza.

 

RESUMEN

La categoría de los trastornos somatomorfos ha tenido poca utilidad clínica. Se ha propuesto en el último manual de diagnóstico, el trastorno por malestar somático o por experiencia corporal. Se reúnen en trastorno de somatización, somatomorfo indiferenciado persistente de carácter somatomorfo, disfunción vegetativa. Se exceptúa la hipocondría que pasa a pertenecer al espectro obsesivo-compulsivo.

 

PALABRAS CLAVE

Trastorno mental, malestar somático, disfunción.

 

ABSTRACT

The category of somatoform disorders has had little clinical utility. Somatic discomfort or bodily experience disorder has been proposed in the latest diagnostic manual. They meet in: somatization disorder, persistent undifferentiated somatoform of somatoform character, vegetative dysfunction. Hypochondriasis is excepted, which belongs to the obsessive-compulsive spectrum.

 

KEY WORDS

Mental disorder, somatic discomfort, dysfunction.

 

INTRODUCCIÓN

El elemento común de los trastornos somatoformes es experimentar problemas o alteraciones en la relación que la persona debe mantener con su propio cuerpo. No hay criterios diagnósticos estrictos, lo que hay es una descripción con características esenciales de cada trastorno. Se evita proporcionar los inevitables puntos de corte arbitrarios y los requisitos sobre la posible duración de los síntomas, a no ser que haya datos empíricos justificados o motivos para incluirlos 1.

Las características esenciales son determinantes para el diagnóstico de este trastorno.

  • Se necesitan múltiples síntomas físicos angustiantes, estos pueden cambiar con el tiempo y en su inicio pudo ser de uno solo.
  • Hay una excesiva atención de los síntomas por parte del paciente haciendo repetidas consultas con distintos profesionales.
  • La atención a pesar de ser excesiva no disminuye el malestar de los síntomas del paciente.
  • Los síntomas de carácter físico son persistentes, aunque sean cambiantes 2.

El trastorno se clasifica en dos entidades diferentes

  • Trastorno por malestar somático. Es el más importante de las dos categorías, se marca una diferenciación grande en función de la gravedad de los síntomas y el trastorno marcando una emoción negativa importante o disforia. Se pueden diferenciar en preocupaciones normales y en la que se cataloga en patología 2.
  • Disforia por la integridad corporal. Se relaciona con autolesiones no autolíticas, este trastorno es poco frecuente, a lo largo de la historia ha tenido varias denominaciones y cambios clasificados según el énfasis de los síntomas. Este término hace un ajuste en el cual la persona no se encuentra agusto con su cuerpo por la configuración de este buscando romper su estructura o fantasear con lo que le gustaría que fuese en realidad 2,3.

 

OBJETIVO

El objetivo de este artículo son las consecuencias del estrés que tiene sobre la salud física y mental en el individuo.

 

METODOLOGÍA

Para realizar este artículo se ha tenido en cuenta un estudio pormenorizado de distintas fuentes de datos españolas, anglosajonas e iberoamericanas publicadas en las prestigiosas revistas como PubMed, Scielo y haciendo una búsqueda extensiva en Google Académico y buscadores infográficos de psiquiatría.

 

RESULTADOS

Se debe de hacer un diagnóstico diferencial con esquizofrenia y los trastornos de la esfera psicótica, este apunte está en que la persona con un trastorno dismórfico no tiene creencias delirantes ni contiene alucinaciones somáticas, sino que el paciente siente realmente que su estructura corporal sólo es “correcta” si estuviera discapacitado como en el caso de la amputación de una extremidad. En El trastorno obsesivo compulsivo, los pensamientos e impulsos que son obsesivos agresivos como son las autolesiones son bastantes egodistónicos, pero en el trastorno dismórfico son egosintónicos porque la persona realmente busca activamente que se hagan realidad sus creencias y pensamientos. En el trastorno dismórfico corporal, la disforia puede derivar en preocupaciones e intrusiones sobre los defectos físicos y el modo en que estos condicionan la relación con los demás o como los demás la valoran. En la disforia del trastorno dismórfico la persona verdaderamente cree que su cuerpo debe estar configurado de algún modo o funcionar de una forma concreta 4.

Hay que distinguir de los trastornos facticios en los que se finge una discapacidad para conseguir un beneficio, atención médica y asumir el rol de enfermo 5.

 

CONCLUSIÓN

En los estudios se han encontrado datos que pueden indicar la presencia de distintas anomalías neurobiológicas pero sin llegar a ser datos concluyentes por la diversidad de la metodología que se ha empleado, una representatividad escasa de las muestras y la diversidad de los datos aportados.

El curso de esta enfermedad es de un inicio temprano empezando en la adolescencia. Cuenta con una evolución fluctuante, el deseo y la disforia en ocasiones puede llegar a ser muy intenso y la persona no deja de pensar en que debe de conseguir una discapacidad que fija de antemano sobrevalorando los síntomas 6.

 

BIBLIOGRAFÍA

  1. 1.Arcas M. Sobre un caso de trastorno dismórfico corporal. Alcmeon. Rev Argentina Clín Neuropsiquiátr. 2019.
  2. Bjomsson AS, Didie ER, Phillys KA. Body dismorphic disorder. Dialognes Clin Neurosci. 2021.
  3. Cruzado L, Vásquez E, Huavi J. Trastorno dismórfico corporal con desenlace fatal. Reporte de un caso. An Fac Med. 2020.
  4. Behar R, Molinari D. Dismorfobia muscular, imagen corporal y conductas alimentarias en poblaciones masculinas. Rev Méd Chile 2020.
  5. López Santin JM, Molins Gálvez F. Ideas sobrevaloradas: Cuestiones psicopatológicas. Actas Esp Psiquiatr. 2011;39(1):70-4.
  6. Millon T, Davis R. Manual de Diagnóstico y Estadística de los Trastornos Mentales. DSM-I. 4ta.ed. España: Masson; 2021.