Depresión mayor, revisión monográfica

29 marzo 2024

 

AUTORES

  1. Andrea Arregui Cortés. DUE, HNSG. Zaragoza.
  2. María Elena García López. TCAE, HNSG. Zaragoza.
  3. María Del Rosario Palomo Medina. TCAE, HRV. Zaragoza.
  4. Marina Huesa Nuez. TCAE, Residencia Utrillas Teruel.
  5. Carmen María Ricon Freitas. TCAE, HUMS. Zaragoza.
  6. Isabel Cortés Moros. Celadora, HNSG. Zaragoza.

 

RESUMEN

La depresión mayor es una enfermedad mental grave y debilitante que afecta a millones de personas en todo el mundo, es una enfermedad que afecta negativamente el comportamiento y la vida cotidiana del paciente, que tiene una sensación de gran tristeza o pérdida importante que le resta interés por la vida. La terapéutica de la depresión se basa en la psicoterapia y el tratamiento farmacológico. De hecho, algunos estudios demuestran que el tratamiento ideal es una combinación de ambos. Los fármacos principales utilizados en el tratamiento de la depresión son los inhibidores de la monoaminooxidasa (IMAO), los antidepresivos tricíclicos y los inhibidores selectivos de la recaptación de la serotonina (ISRS).

PALABRAS CLAVE

Depresión, tipos de depresión, trastornos mentales, unidad de salud mental.

ABSTRACT

Major depression is a serious and debilitating mental illness that affects millions of people around the world. It is an illness that negatively affects the behavior and daily life of the patient, who has a feeling of great sadness or significant loss that makes them less interested. for life. Depression therapy is based on psychotherapy and pharmacological treatment. In fact, some studies show that the ideal treatment is a combination of both. The main drugs used in the treatment of depression are monoamine oxidase inhibitors (MAO), tricyclic antidepressants, and selective serotonin reuptake inhibitors (SSRIs).

KEY WORDS

Depression, types of depression, mental disorders, mental health unit.

DESARROLLO DEL TEMA

La depresión mayor es una enfermedad mental grave y debilitante que afecta a millones de personas en todo el mundo, es una enfermedad que afecta negativamente el comportamiento y la vida cotidiana del paciente, que tiene una sensación de gran tristeza o pérdida importante que le resta interés por la vida. La terapéutica de la depresión se basa en la psicoterapia y el tratamiento farmacológico. De hecho, algunos estudios demuestran que el tratamiento ideal es una combinación de ambos. Los fármacos principales utilizados en el tratamiento de la depresión son los inhibidores de la monoaminooxidasa (IMAO), los antidepresivos tricíclicos y los inhibidores selectivos de la recaptación de la serotonina (ISRS).

Se caracteriza por sentimientos de tristeza profunda, desesperanza, falta de interés en las actividades diarias, falta de energía y problemas para concentrarse o tomar decisiones. La depresión mayor puede interferir significativamente en la vida diaria de una persona, haciéndola sentir incapaz de funcionar de manera normal1,2.

Uno de los principales síntomas de la depresión mayor es la falta de interés en las actividades que antes se disfrutaban. Las personas con depresión mayor pueden perder interés en sus pasatiempos favoritos, en pasar tiempo con amigos y familiares, e incluso en cuidar de sí mismos de manera adecuada. Esto puede conducir a sentimientos de aislamiento y soledad, lo que empeora aún más la situación.

La falta de energía y la fatiga extrema son otros síntomas comunes de la depresión mayor. Las personas con depresión pueden sentirse cansadas todo el tiempo, incluso después de dormir largas horas. Esto puede hacer que les resulte difícil hacer incluso las tareas más simples, como levantarse de la cama o ducharse. La fatiga constante puede afectar su productividad en el trabajo o en la escuela, lo que puede llevar a problemas laborales o académicos1.

La depresión mayor también puede manifestarse como problemas para concentrarse o tomar decisiones. Las personas con depresión pueden experimentar dificultades para recordar cosas simples, seguir conversaciones o completar tareas cotidianas. Esto puede afectar su capacidad para mantener relaciones significativas, rendir en el trabajo o realizar actividades cotidianas sin dificultad.

Además de estos síntomas principales, la depresión mayor también puede ir acompañada de otros síntomas como cambios en el apetito y el peso, problemas de sueño, sentimientos de culpa o inutilidad, pensamientos suicidas e irritabilidad. Estos síntomas pueden variar en intensidad de una persona a otra, pero todos ellos pueden tener un impacto significativo en la calidad de vida de quien los experimenta.

La depresión mayor es una enfermedad grave que requiere tratamiento adecuado. La psicoterapia y los medicamentos antidepresivos son las formas más comunes de tratamiento para la depresión mayor. La terapia cognitivo-conductual (TCC) es una forma de psicoterapia que se ha demostrado eficaz en el tratamiento de la depresión mayor al ayudar a las personas a identificar y cambiar los pensamientos y comportamientos negativos que contribuyen a su tristeza y desesperanza2. La depresión puede afectar a las personas de diferentes maneras, según su edad:

  • Los niños con depresión pueden mostrarse ansiosos, malhumorados, fingir estar enfermos, negarse a ir a la escuela, aferrarse a sus padres o preocuparse de que uno de ellos fallezca.
  • Los niños más grandes y los adolescentes con depresión pueden tener problemas en la escuela o una baja autoestima o pueden estar callados, frustrarse fácilmente o sentirse intranquilos. También pueden tener síntomas de otros trastornos, como ansiedad y trastornos de la alimentación, déficit de atención con hiperactividad, o consumo de drogas. Los niños más grandes y adolescentes tienen una mayor probabilidad de sufrir de somnolencia excesiva (llamada hipersomnia) y un mayor apetito (llamado hiperfagia). En la adolescencia, las niñas comienzan a tener depresión con mayor frecuencia que los niños. Es posible que esto se deba a factores biológicos, hormonales y de ciclo vital que son únicos en las mujeres.
  • Los adultos jóvenes con depresión tienen una mayor probabilidad de estar irritables, quejarse de haber aumentado de peso y tener hipersomnia, así como tener una perspectiva negativa sobre la vida y el futuro. A menudo, estas personas tienen otros trastornos, como ansiedad generalizada, fobia social, trastorno de pánico y consumo de drogas.
  • Los adultos de mediana edad con depresión sufren más episodios depresivos, su libido se reduce, tienen insomnio a mitad de la noche o se despiertan en la madrugada. Es posible que también mencionan con mayor frecuencia que tienen síntomas gastrointestinales, como diarrea o estreñimiento.
  • Los adultos mayores con depresión sufren de tristeza o aflicción, o pueden tener síntomas menos evidentes. Pueden informar que sienten una carencia de emociones, en lugar de un estado de ánimo depresivo. Además, las personas mayores tienen una mayor probabilidad de presentar otras afecciones de salud o dolores que pueden causar o contribuir a la depresión. En casos graves, pueden ser notables los problemas de memoria y razonamiento (llamados pseudodemencia)2,3.

 

Los antidepresivos son medicamentos que actúan sobre los neurotransmisores en el cerebro para ayudar a aliviar los síntomas de la depresión. Existen varios tipos de antidepresivos, y el médico puede recetar el más adecuado según las necesidades individuales de cada paciente. Es importante seguir las indicaciones del médico y tomar la medicación tal como se prescribe para obtener los mejores resultados.
Además del tratamiento profesional, hay algunas medidas que las personas con depresión mayor pueden tomar para ayudar a mejorar su estado de ánimo y su calidad de vida. Estos incluyen hacer ejercicio regularmente, tener una dieta saludable, establecer una rutina de sueño adecuada, practicar técnicas de relajación como la meditación o la respiración profunda, y mantenerse conectado con amigos y familiares.

 

BIBLIOGRAFÍA

  1. Moussavi S, Chatterji S, Verdes E, Tandon A, Patel V, Ustun B. Depression, chronic diseases, and decrements in health: results from the World Health Surveys. Lancet 2007; 370,9590:851-8.
  2. Vallejo J, Leal C. Tratado de Psiquiatría. Barcelona: Ars Médica; 2005.
  3. Bogdan, R., Nikolova, Y.S. & Pizzagalli, D.A. (2013). Neurogenetics of depression: a focus on reward processing and stress sensitivity. Neurobiol Dis.52, 12-23. Recuperado de http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/22659304

 

Publique con nosotros

Indexación de la revista

ID:3540

Últimos artículos