Depresión posparto. Revisión bibliográfica

29 marzo 2024

AUTORES

  1. Claudia Salete García. Matrona en el Servicio de Obstetricia y Ginecología del Hospital Universitario Miguel Servet de Zaragoza.
  2. Marina Becas Azagra. Matrona en el Servicio de Obstetricia y Ginecología del Hospital Universitario Miguel Servet de Zaragoza.
  3. Inés Blasco Lázaro. Matrona en el Servicio de Obstetricia y Ginecología del Hospital Universitario Clínico Lozano Blesa de Zaragoza.
  4. María del Carmen Caballero Rodríguez. Matrona en el Servicio de Obstetricia y Ginecología del Hospital Universitario Clínico Lozano Blesa de Zaragoza.
  5. Andrea Fernández Sancho. Matrona en el Servicio de Obstetricia y Ginecología del Hospital Universitario Miguel Servet.
  6. Mónica Gregorio Jordán. Matrona en el Servicio de Obstetricia y Ginecología del Hospital Universitario Miguel Servet de Zaragoza.

 

RESUMEN

La depresión posparto es un trastorno que afecta a algunas mujeres después del parto, manifestándose con síntomas como tristeza, ansiedad y fatiga. Aproximadamente el 13% de las mujeres pueden experimentar este trastorno en el primer año posparto. A pesar de los avances en el diagnóstico y tratamiento de los trastornos mentales, la depresión posparto sigue siendo infradiagnosticada y mal comprendida. Las consecuencias afectan tanto al bienestar de la madre como al bienestar del recién nacido.

Algunos factores de riesgo para desarrollar depresión posparto son las edades extremas, la actitud negativa hacia el embarazo y las relaciones familiares deficientes, entre otras. Identificar estos riesgos y diagnosticar precozmente son clave para la prevención.

PALABRAS CLAVE

Depresión posparto, salud mental, embarazo.

ABSTRACT

Postpartum depression is a disorder that affects some women after childbirth, presenting symptoms such as sadness, anxiety, and fatigue. Approximately 13% of women may experience this disorder in the first postpartum year. Despite advances in the diagnosis and treatment of mental disorders, postpartum depression remains underdiagnosed and poorly understood. The consequences impact both the well-being of the mother and the well-being of the newborn.

Some risk factors for developing postpartum depression include extreme ages, a negative attitude towards pregnancy, and deficient family relationships, among others. Identifying these risks and early diagnosis are crucial for prevention.

KEY WORDS

Postpartum depression, mental health, pregnancy.

INTRODUCCIÓN

La depresión posparto es un trastorno mental que afecta a algunas mujeres después de dar a luz.

Se caracteriza por presentar síntomas como tristeza, ansiedad, irritabilidad, fatiga y dificultad para concentrarse, entre otros. Se estima que alrededor del 13% de las mujeres pueden experimentar este trastorno durante el primer año después del parto. A pesar de los avances en el diagnóstico y tratamiento de los trastornos mentales, la depresión posparto continúa siendo infradiagnosticada y, a menudo, incomprendida por la sociedad1, 2.

Las consecuencias de este trastorno depresivo afectan principalmente al bienestar de la madre, pero también pueden manifestarse en la falta de atención hacia el bebé en los primeros días de vida, especialmente si la madre no puede o se niega a amamantar. Es común observar que estas madres tienen dificultades para acercarse y comunicarse con su bebé3.

La identificación de factores de riesgo y el diagnóstico precoz son claves para la prevención de la depresión posparto4.
OBJETIVO

Realizar una revisión bibliográfica sobre la depresión posparto.

MATERIAL Y MÉTODO

Para la realización de este artículo, se ha llevado a cabo una revisión bibliográfica en las bases de datos Pubmed, Sciencedirect y Scielo. Se seleccionaron aquellos artículos publicados en inglés o español y cuyo texto estuviera completo.

RESULTADOS

El embarazo y el parto suponen en sí mismos un factor de riesgo para desarrollar enfermedades mentales debido al estrés físico y psicológico que conllevan.

Los trastornos mentales maternos pueden producir resultados adversos tanto en la mujer como en el recién nacido. En la madre se observan alteraciones de la actividad psicomotora, trastornos del sueño y del apetito, así como la presencia de sentimientos de culpa y, posiblemente, ideación suicida. En el niño se advierten mayores tasas de retraso en el desarrollo cognitivo, elevada incidencia de problemas de comportamiento y formación de apegos inseguros con su entorno5.

La depresión postparto debe distinguirse de la disforia posparto, también conocida como «maternity blues», y la psicosis puerperal. La disforia posparto es un trastorno emocional de carácter transitorio que aparece con frecuencia durante la primera semana después del parto, pudiendo extenderse hasta 10-15 días. Presenta una incidencia del 50% al 84%, manifestándose con síntomas como llanto, irritabilidad, cambios de humor y ansiedad. En general no precisa tratamiento específico más allá de la comprensión, la empatía y la escucha activa de la paciente. Sin embargo, la psicosis puerperal se trata de un trastorno psiquiátrico que afecta aproximadamente al 0,1-0,2% de la población. Se caracteriza por la presencia de delirios, alucinaciones y una marcada disminución de la función psíquica en las mujeres. Dentro de los trastornos postnatales, se cataloga como el más grave en términos de riesgos potenciales tanto para la salud de la madre como para la del niño6.

Se han descrito algunos factores de riesgo para sufrir depresión posparto como edades extremas, actitud negativa hacia el embarazo, parto por cesárea, enfermedad en el recién nacido, dificultad en la lactancia, ansiedad prenatal, acontecimientos vitales estresantes, relaciones familiares deficientes, especialmente en lo que respecta a las relaciones conyugales, el estado financiero y los antecedentes de enfermedades mentales. Es crucial resaltar la importancia de las relaciones interpersonales en los pacientes con Depresión Posparto (DPP), especialmente aquellos que enfrentan tensiones en sus relaciones familiares7.

Se ha extendido el uso de la Escala de Depresión Posnatal de Edimburgo (EPDS) para detectar la depresión posparto8. Se trata de una herramienta autoadministrada que consta de 10 puntos. Esta escala ha sido validada en diversos países y demuestra una sensibilidad cercana al 100% y una especificidad del 82% para evaluar la intensidad de la depresión en el periodo de los últimos 7 días después del parto9.

En cuanto al tratamiento inicial, la terapia individual, los grupos de apoyo después del parto, la terapia familiar y las visitas domiciliarias realizadas por profesionales de la salud mental, son a menudo efectivas para abordar estos trastornos. No obstante, en ocasiones es necesario recurrir a la medicación. Actualmente, es frecuente recomendar a muchas mujeres que suspendan el uso de todos los psicofármacos al quedarse embarazadas o durante la lactancia. Sin embargo, las últimas investigaciones indican que es conveniente realizar un enfoque más individualizado. Se ha comprobado que muchos medicamentos psicotrópicos poseen un riesgo bajo durante el embarazo y la lactancia lo que supone que, para algunas mujeres, el beneficio de tomar medicamentos supera los posibles riesgos, considerando la información sobre los impactos de la depresión no tratada en el embarazo y el desarrollo infantil.

El diagnóstico precoz y el tratamiento de la depresión durante el embarazo son imprescindibles para prevenir el desarrollo de la depresión posparto en mujeres no tratadas. Es preciso prestar una atención más detallada a los síntomas depresivos con el objetivo de mejorar la detección de mujeres que están experimentando depresión tanto durante el embarazo como después del parto10,11.

 

CONCLUSIONES

La depresión posparto hace referencia a un episodio depresivo que ocurre después del parto. Este episodio se caracteriza por una serie de síntomas que provocan una restricción significativa en la calidad de vida de la mujer. Además, tiene consecuencias significativas en las dinámicas de relación con su hijo y puede tener un impacto negativo en el desarrollo psicológico del niño.

El diagnóstico precoz y el tratamiento de la depresión durante el embarazo son esenciales para prevenir el desarrollo de la Depresión Posparto (DPP). El uso de la Escala de Depresión Posparto puede facilitar la detección de muchos casos que a menudo pasan desapercibidos e identificar indirectamente otros factores estresantes para la madre, evidenciados por puntuaciones más altas, sobre los cuales es posible intervenir o brindar apoyo.

 

BIBLIOGRAFÍA

  1. Sockol LE, Epperson CN, Barber JP. Prevention of postpartum depression: A meta-analytic review. Clin Psychol Rev. 2013;33(8):1205-1217. doi:10.1016/j.cpr.2013.10.004.
  2. Falana SD, Carrington JM. Postpartum Depression: Are You Listening? Nurs Clin North Am. 2019;54(4):561-567. doi:10.1016/j.cnur.2019.07.006.
  3. Ceriani Cernadas JM. Postpartum depression: Risks and early detection. Depresión postparto, los riesgos y su temprana detección. Arch Argent Pediatr. 2020;118(3):154-155. doi:10.5546/aap.2020.eng.154.
  4. Suryawanshi O, Pajai S. A comprehensive review on postpartum depression. Cureus. 2022;14(12): E32745. doi:10.7759/cureus.32745.
  5. Li K, Lu J, Pang Y, Zheng X, Liu R, Ren M, Tu S. Maternal postpartum depression literacy subtypes: A latent profile analysis. Heliyon. 2023;9(10):e20957. ISSN 2405-8440. https://doi.org/10.1016/j.heliyon.2023.e20957.
  6. Nardi B, Bellantuono C, Moltedo-Perfetti A. Eficacia de la terapia cognitivo conductual en la prevención de la depresión posparto. Rev Chil Obstet Ginecol. 2012;77(6):434-443. doi:10.4067/S0717-75262012000600005.
  7. Wang X, Qiu Q, Shen Z, Yang S, Shen X. A systematic review of interpersonal psychotherapy for postpartum depression. J Affect Disord. 2023; 339:823-831. doi:10.1016/j.jad.2023.07.067.
  8. Cox JL, Holden JM, Sagovsky R. Detection of postnatal depression: Development of the 10-item Edinburgh Postnatal Depression Scale. Br J Psychiatry. 1987; 150:782-786.
  9. Perez R, Saez K, Alarcon L, Aviles V, Braganza I, Coleman J. Variables posiblemente asociadas a depresión posparto, según escala Edimburgo. Rev Obstet Ginecol Venez. 2007;67(3):187-91.
  10. Van Niel MS, Payne JL. Perinatal depression: A review. Cleve Clin J Med. 2020;87(5):273-277. doi:10.3949/ccjm.87a.19054.
  11. Dennis CL, Dowswell T. Psychosocial and psychological interventions for preventing postpartum depression. Cochrane Database of Systematic Reviews 2013, Issue 2. Art. No.: CD001134. DOI: 10.1002/14651858.CD001134.pub3.

 

Publique con nosotros

Indexación de la revista

ID:3540

Últimos artículos