Dermatitis seborreica. Trabajo monográfico

17 abril 2024

 

AUTORES

  1. Purificación Marcén Marcén. Diplomada en Terapia Ocupacional.
  2. Alba Hernández Navarro. Graduada en Enfermería.
  3. Lorena Tamparillas Serrano. Diplomada en Enfermería.
  4. Susana Malo Gracia. Diplomada en Terapia ocupacional.
  5. Elena Sarasa Lerí. Diplomada en Enfermería. Enfermera en Consultas Externas de Oftalmología del Hospital Universitario Miguel Servet. Zaragoza, España.
  6. María Carmen Yoldi Bermejo. Diplomada en Enfermería. Enfermera en la Planta de Oncopediatría del Hospital Universitario Miguel Servet. Zaragoza, España.

 

RESUMEN

La dermatitis seborreica es una enfermedad cutánea, inflamatoria, de etiología multifactorial, que se caracteriza por la presencia de zonas eritematosas, que provocan descamación y picor de intensidad variable, en determinadas zonas corporales.

El diagnóstico es fundamentalmente clínico y es necesario hacer un diagnóstico diferencial, para no confundirla con patologías similares.

No existe cura definitiva para la dermatitis seborreica y el tratamiento está enfocado a aliviar la sintomatología que presenta el paciente. Existen diferentes alternativas de tratamiento y la elección de uno u otro, dependerá de la gravedad y la localización de las lesiones.

PALABRAS CLAVE

Dermatitis seborreica, diagnóstico, tratamiento.

ABSTRACT

Seborrheic dermatitis is an inflammatory skin disease, multifactorial etiology characterized by the presence of erythematous areas that cause scaling and itching of varying intensity in certain areas of the body.

The diagnosis is fundamentally clinical, and it is necessary to make a differential diagnosis in order not to confuse it with similar pathologies.

There is no definitive cure for seborrheic dermatitis and the treatment is focused on alleviating the symptomatology presented by the patient. There are different treatment alternatives and the choice of one or the other will depend on the severity and location of the lesions.

KEY WORDS

Seborrheic dermatitis, diagnosis, treatment.

 

DESARROLLO DEL TEMA

La dermatitis seborreica es una afección cutánea frecuente, crónica y recidivante, que afecta a cerca del 3% de la población, con mayor prevalencia1 en hombres que mujeres y cuya causa se desconoce. Afecta con frecuencia a los niños y a los jóvenes, pero puede afectar a personas de todas las edades, géneros y etnias. En los bebés se le conoce como costra láctea y la zona afectada suele ser la cabeza y la cara, mientras que, en la adolescencia, se ve afectado sobre todo el cuero cabelludo y los pliegues.

Se caracteriza por la presencia de zonas escamosas, que se asientan sobre una zona eritematosa y que suele producir picazón de intensidad variable e inflamación de la piel, entre otros muchos síntomas y esto repercute directamente en la autoestima del paciente, influyendo en sus relaciones sociales y personales.

Las zonas corporales que se ven afectadas principalmente, son aquellas donde existe mayor número de glándulas sebáceas2, como el cuero cabelludo, los pliegues de la nariz, las cejas, los párpados, las orejas y el pecho entre otras.

En la mayoría de las personas que la sufren, no existe ninguna enfermedad preexistente, sin embargo, en ocasiones, sí que puede ser un síntoma de otras afecciones médicas subyacentes, como trastornos hormonales. Se ha visto también, que en los pacientes que tienen Parkinson, SIDA, o han sufrido un ictus, se ve con más frecuencia, por ello es fundamental, que los pacientes con síntomas de dermatitis seborreica, sean diagnosticados correctamente.

A pesar de no ser una afección médica grave, es importante comprender, el impacto que esta patología puede tener en la calidad de vida3 de las personas que la sufren, surgiendo la necesidad de tratamientos efectivos para controlar mejor sus síntomas.

 

CAUSAS:

La causa exacta de la dermatitis seborreica se desconoce, aunque se sabe que son varios factores los que intervienen en su aparición.

Uno de ellos, es la respuesta inmunológica de la piel ante un agente biológico, normalmente levaduras, concretamente la malassezia1 que encontramos en la flora cutánea normal, pero que pueden volverse patógenas, cuando su crecimiento es excesivo, debido al incremento de la secreción de las glándulas sebáceas o cuando la inmunidad sufre algún deterioro.

Otro factor que desencadenaría la enfermedad, sería la modificación del funcionamiento de la barrera cutánea, permitiendo la entrada de microorganismos patógenos.

Además, la dermatitis seborreica se asocia a factores genéticos (deficiencias de linfocitos T CD4) y a procesos neurológicos como el Parkinson, problemas de salud mental como la depresión y trastornos del sistema inmunitario como el VIH.

Existen también, factores de riesgo que facilitan la aparición de la enfermedad, como es el estrés, la ansiedad, la depresión, la fatiga y los cambios estacionales entre otros.

 

SIGNOS Y SÍNTOMAS:

Los signos y los síntomas4 de la dermatitis seborreica, suele exacerbarse en épocas de estrés o cansancio y en los cambios estacionales, apareciendo sobre todo en las estaciones frías y secas y pueden incluir los siguientes:

  • Picor de intensidad variable.
  • Eritema leve de la piel, aparece enrojecida.
  • Descamación de la piel en regiones muy características del cuerpo, como orejas, cejas, o cuero cabelludo.
  • La piel de las zonas afectadas es grasosa y está cubierta por escamas amarillentas-blanquecinas o costras.

 

Las zonas principalmente afectadas por esta patología son: cuero cabelludo, zona retroauricular, interior del conducto auditivo externo, la frente, las cejas, surco nasolabial, los párpados y ambos lados de los pliegues de la nariz. También puede afectar al tronco, concretamente a las axilas, a la zona central del pecho, debajo de las mamas, a la zona inguinal y pliegue interglúteo, aunque es menos frecuente.

DIAGNÓSTICO:

El diagnóstico de la dermatitis seborreica es fundamentalmente clínico4, no existen criterios diagnósticos validados. Se basa en los síntomas que describe el paciente y en una exploración cutánea, donde se observa la localización de las lesiones y su aspecto, siendo característico la aparición de placas eritematosas y descamativas, localizadas en las orejas, las cejas, los surcos nasogenianos o la inserción del cuero cabelludo.

Por la similitud que presenta con otras patologías de la piel, se debe realizar un diagnóstico diferencial, mediante la realización de una biopsia5 cutánea. Las patologías que con mayor frecuencia se confunden con la dermatitis seborreica son: la psoriasis, la dermatitis atópica, la rosácea, el lupus eritematoso sistémico, la pitiriasis rosada y versicolor, la tiña o la dermatofitosis entre otras.

TRATAMIENTO:

Actualmente el tratamiento1,2 que existe para esta patología, está enfocado a controlar la sintomatología que presenta el paciente, ya que no hay curación definitiva. El tratamiento dependerá de factores como la edad, la localización de las lesiones y la gravedad de los síntomas.

Los principales tratamientos para esta afección en los adultos y los adolescentes, consisten en tratamientos tópicos en forma de lociones, champús y cremas, que contengan corticoides para aliviar la inflamación e impedir que la enfermedad evolucione hacia un estadío más grave o crónico. Son muy eficaces y fáciles de usar, pero no hay que usarlos de manera ininterrumpida por los efectos secundarios que pueden provocar.

También se usan los antimicóticos en la misma presentación que los anteriores o en comprimidos y cremas, con un inhibidor de la calcineurina, como el tacrolimus, que tienen una comprobada eficacia antiinflamatoria, aunque no son tratamientos de primera elección, a pesar de tener menos efectos secundarios que los corticoides.

Medidas higiénicas:

Además de los tratamientos médicos disponibles para tratar esta patología, existen una serie de medidas higiénicas, que pueden contribuir a controlar esta afección. Destacamos las siguientes:

  • No usar productos que contengan alcohol ni productos de peluquería que contengan químicos.
  • Lavar la piel de manera regular con agua tibia y con un jabón suave y secar cuidadosamente sin apretar.
  • Lavar regularmente el pelo de la cara si se tiene bigote o barba, con champú indicado para la dermatitis seborreica.
  • Eliminar y ablandar las escamas del cuero cabelludo, aplicando aceite de oliva o algún aceite mineral, dejándolo actuar unas horas y luego cepillarlo y lavarlo con un champú suave.
  • Aplicación de aloe vera o aceite de árbol de té en la zona afectada, aunque su eficacia no se ha demostrado
  • Limpiar suavemente los párpados con un gel muy suave y aplicar paños húmedos y calientes también resultaría beneficioso.

 

CONCLUSIONES

La dermatitis seborreica es una enfermedad multifactorial y compleja, que puede llegar a convertirse en una dermatosis crónica de difícil manejo, para la cual aún no se ha desarrollado un tratamiento definitivo.

Su comportamiento clínico es imprevisible, por lo que hay que estar vigilante y controlar, en la medida de lo que sea posible, todos los factores que puedan exacerbar el cuadro, como es el estrés, la fatiga y las estaciones secas y frías.

 

BIBLIOGRAFÍA

  1. Hidrovo Arteaga MJ, Kleen Larrea ES, Avellan Venegas ER, Chilan Cedeño LN, Calvache Ormaza LG. Sintomatología y tratamiento de la dermatitis seborreica. RECIMUNDO [Internet]. 30 nov.2020 [citado el 17 de enero de 2024]; 4(4):330-6. Available from: https://recimundo.com/index.php/es/article/view/956
  2. Medina CDE. Dermatitis seborreica: una revisión. Dermatología Cosmética, Médica y Quirúrgica. 2014;12(2):135-141.
  3. Lehrer M, Zieve D. Dermatitis seborreica: MedlinePlus enciclopedia médica [Internet]. Medlineplus.gov. 2019 [citado el 17 de enero de 2024]. Disponible en: https://medlineplus.gov/spanish/ency/article/000963.htm
  4. Dalmau Arias, J., Vila, A. and Puig SANZ, L., 2004. Dermatitis seborreica. Vol. 18. Núm. 2. páginas 58-63. [online] Elsevier.es. [citado el 17 de enero de 2024]. Disponible en: https://www.elsevier.es/es-revista-farmacia-profesional-3-articulo-dermatitis-seborreica-13057674
  5. Peyría J, Lleonart M. Perfil clínico, terapéutico y calidad de vida de los pacientes con dermatitis seborreica. Actas Dermosifiliogr. [Internet]. 2007 [citado el 17 de enero de 2024]; 98 (7): 449-482. Disponible en: http://www.actasdermo.org/es/perfil-clinico-terapeutico-calidad-vida/articulo/13108526/

 

Publique con nosotros

Indexación de la revista

ID:3540

Últimos artículos