Diabetes gestacional: detección precoz y seguimiento.

28 abril 2022

AUTORES

  1. Sara Figueres Castel. Enfermera en Centro de Salud de Graus.
  2. Gemma García Hoyo. Enfermera en Centro de Salud de Castejón.
  3. Andrea Mazón García. Enfermera en Hospital de Barbastro.
  4. Berta Alegría Sallán Ferrer. Enfermera en Hospital de Barbastro.
  5. Lydia Clavero Ara. Enfermera en Hospital de Barbastro.
  6. Nyulyufer Deyanova Alyosheva. Enfermera en Hospital de Barbastro.

 

RESUMEN

La diabetes mellitus gestacional (DMG) se considera una condición de intolerancia a la glucosa en la que una mujer que no ha sido diagnosticada previamente con diabetes presenta altos niveles de glucosa en sangre durante el embarazo. Es la alteración metabólica más común durante este proceso, y la prevalencia está aumentando en las últimas décadas, correlacionándose con el aumento de la obesidad materna. La etiología de la DMG es compleja, con factores genéticos y ambientales implicados, y conlleva importantes riesgos para la salud a corto y largo plazo para la madre, el feto en desarrollo y la descendencia.

Si los cambios en la dieta y el estilo de vida no dan como resultado los niveles de glucosa deseados, se debe comenzar el tratamiento con metformina, gliburida o insulina. Para las mujeres identificadas con DMG, se ha demostrado que la intervención intensiva en el estilo de vida y el tratamiento farmacológico previenen o retrasan la progresión a la diabetes tipo 2.

 

PALABRAS CLAVE

Diabetes gestacional, factores de riesgo, embarazo, manejo de la diabetes.

 

ABSTRACT

Gestational diabetes mellitus (GDM) is considered a condition of glucose intolerance in which a woman previously undiagnosed with diabetes exhibits high levels of blood glucose during the pregnancy. It is the most common metabolic disturbance during this process, and the prevalence is rising over recent decades and correlates with the increase in maternal obesity. The etiology of GDM is complex, with genetic and environmental factors, and carries important short- and long-term health risks for the mother, developing fetus, and offspring.

If diet and lifestyle changes do not result in target glucose levels, the treatment with metformin, glyburide, or insulin should begin. For women identified to have GDM, intensive lifestyle intervention and pharmacotherapy have been shown to prevent or delay progression to type 2 diabetes.

 

KEY WORDS

Gestational diabetes, risk factors, pregnancy, diabetes management.

 

INTRODUCCIÓN

La diabetes mellitus gestacional (DMG), es toda diabetes diagnosticada por primera vez durante el embarazo, independientemente de la necesidad de tratamiento insulínico, del grado de trastorno metabólico o de su persistencia una vez finalizada la gestación1. Es una complicación común durante la gestación y su prevalencia a nivel mundial varía en función de los criterios diagnósticos aplicados y de las características de la población2. Una revisión reciente de los datos publicados durante la última década indicó que la prevalencia más alta se registró en Oriente Medio y África del Norte, con una estimación media del 13 %, mientras que la más baja se registró en Europa, con una prevalencia media del 5,8 %. Sin embargo, esta prevalencia ha aumentado en todo el mundo durante los últimos 20 años, y se espera que lo continúe haciendo3.

La DMG se asocia con un aumento del riesgo de morbilidad materna e infantil y se considera un factor de riesgo de complicaciones como pueden ser la diabetes mellitus tipo 2 y enfermedades cardiovasculares en la madre y la descendencia. La etiología de la DMG es multifactorial y aún no se ha establecido por completo, mientras que sí que se ha demostrado que existen varios factores de riesgo pueden contribuir a su aparición4.

 

OBJETIVOS

Objetivo principal: Llevar a cabo una revisión de la literatura disponible acerca de la diabetes mellitus gestacional.

Objetivos específicos:

  • Describir los factores de riesgo de aparición de diabetes gestacional.
  • Describir la detección y diagnóstico precoz de la diabetes en el embarazo.
  • Describir las indicaciones para el control y seguimiento de la diabetes durante el embarazo.

 

METODOLOGÍA

Para la realización de este artículo se ha realizado una búsqueda bibliográfica por diferentes bases de datos tales como: Scielo, Google Académico, PubMed, y ScienceDirect, de las cuales se han seleccionado una serie de artículos entre los años 2015 y 2022 para la realización de esta revisión sistemática. Para la búsqueda se han utilizado las palabras clave “diabetes gestacional”, “factores de riesgo”, “embarazo” y “manejo de la diabetes”. También se ha utilizado información de guías de práctica clínica y páginas web como la de la Organización Mundial de la Salud.

 

RESULTADOS

La DMG es un problema de salud creciente el cual se relaciona con complicaciones de salud para las mujeres y sus hijos tanto a corto como a largo plazo. Para las madres, la diabetes gestacional se asocia con un aumento del riesgo de preeclampsia durante el embarazo y con la aparición de riesgos considerablemente elevados después del embarazo, tales como diabetes mellitus tipo 2 y enfermedades cardiovasculares 3.

Los factores de riesgo bien documentados para la DMG incluyen: multiparidad, edad materna avanzada, DMG previa, antecedentes familiares de diabetes, antecedentes de afectaciones obstétricas graves, etnia no caucásica, tener un bebé macrosómico, obesidad o sobrepeso, enfermedad tiroidea, abortos previos y tabaquismo4,5. Los factores genéticos también están implicados, así como datos emergentes indican igualmente una posible etiología ambiental para la DMG3.

Además de dichos factores de riesgo, estudios epidemiológicos indican que el estilo de vida y la dieta, tanto antes como durante el embarazo, están asociados con el aumento de riesgo de DMG. Convencionalmente, la promoción de la actividad física entre las mujeres embarazadas era controvertida y el calor originado por la actividad física se consideraba un teratógeno fetal. Sin embargo, en los últimos años, los datos de diversos estudios epidemiológicos observacionales proporcionan evidencia de que el aumento del ejercicio antes y/o durante el embarazo está relacionado con una disminución del riesgo de desarrollar DMG 3,4,6.

En cuanto a la detección, existen tres criterios diferentes para establecer el diagnóstico de diabetes durante el embarazo, los cuales deben corroborarse en pacientes con síntomas clásicos de diabetes (poliuria, polidipsia, polifagia) y factores de riesgo existentes. Dichos criterios son 5,7:

  • Glucosa plasmática en ayunas mayor de 126 mg/dl en dos o más ocasiones.
  • Elevación de la glucosa plasmática al azar por encima de 200 mg/dl.
  • Elevación de la glucosa por encima de 200 mg/dl tras 2h después de una sobrecarga oral de glucosa (SOG).

El cribado consiste en la realización de la prueba de O’ Sullivan, una determinación de glucemia en plasma venoso una hora después de la ingesta de 50g de glucosa, independientemente de la ingesta previa de alimentos.

El resultado es positivo cuando la cifra de glucemia es igual o superior a 140 mg/dl. En dicho caso, se debe realizar la prueba de confirmación diagnóstica mencionada previamente, el test de SOG de 100 gramos, el cual se realiza de forma universal en el segundo trimestre, salvo en gestantes de alto riesgo o en presencia de complicaciones en el embarazo en el tercer trimestre. Si el resultado de dicha determinación fuera positivo se confirma el diagnóstico de diabetes gestacional (Anexo 1) 8.

Una vez efectuado el diagnóstico de DMG, la paciente debe iniciar tratamiento lo antes posible. El adecuado control y seguimiento de las mujeres con diabetes gestacional requiere un enfoque multidisciplinar. Esto incluye enseñar a las pacientes a autocontrolarse los niveles de glucosa en sangre, modificaciones en la dieta y/o control de la nutrición, cambios en el estilo de vida y control del aumento de peso de la madre. Hasta el 70-85% de las pacientes diagnosticadas con diabetes gestacional puede controlarse con modificaciones en la dieta, el estilo de vida y actividad física adecuada. Sin embargo, un 15-30% de las pacientes requerirán tratamiento farmacológico, ya sea tanto con insulina como con antidiabéticos orales (ADO) 9.

Actualmente las indicaciones incluyen el autocontrol diario de la glucosa en el domicilio, con mediciones de glucemia en ayunas y posprandiales. La Asociación Americana de Diabetes (ADA) recomienda una glucosa en sangre en ayunas <95 mg/dl; y una glucosa en sangre postprandial de una hora <140 mg/dl o de dos horas <120 mg/dl 10.

En cuanto a la nutrición, los planes de comidas se pueden desarrollar entre el paciente y el profesional sanitario para cumplir con los requisitos diarios apropiados para las pacientes diabéticas embarazadas, incorporando alimentos que la paciente disfruta y que son factibles de seguir. Junto con la dieta, se debe recomendar a las mujeres que anoten sus comidas con los valores de glucosa en sangre para ayudarlas a identificar los alimentos que pueden contribuir a la hiperglucemia posprandial 11.

También es importante fomentar la actividad física durante el embarazo, sobre todo en mujeres con DMG. El ejercicio moderado durante la gestación tiene muchos efectos beneficiosos, incluido un menor riesgo de desarrollo de DMG, menor probabilidad de neonatos grandes para la edad gestacional y está asociado con una disminución de los trastornos hipertensivos 12,13. Las recomendaciones actuales son de 30 minutos de ejercicio de intensidad moderada durante 5 días a la semana. Sin embargo, cuando no pueden realizar ejercicios moderados, las mujeres pueden efectuar ejercicios ligeros como caminatas después de las comidas durante 10-15 minutos, que pueden tener un impacto beneficioso en el control del azúcar en la sangre. Por último, se deben evitar las actividades de alto impacto, ya que en mujeres embarazadas podrían provocar un traumatismo abdominal 14.

Por último, a pesar de las modificaciones recomendadas en la dieta y el estilo de vida, un 15-30% de las pacientes con DMG sigue teniendo un control inadecuado de la glucosa en sangre y por ello se requiere complementar con farmacoterapia 15. La ADA recomienda la insulina como primera línea para el control de la hiperglucemia en pacientes con DMG, dado a que la insulina es una molécula grande y no atraviesa la placenta, mientras que se ha demostrado que los ADO como la metformina y la gliburida atraviesan la placenta y llegan al feto. Además, los medicamentos orales no se han estudiado adecuadamente en cuanto a los posibles efectos a largo plazo en los resultados neonatales y, por lo tanto, no se recomiendan como primera opción en el tratamiento de la hiperglucemia persistente en pacientes con DMG. Sin embargo, en los casos en que las pacientes rechazan la insulina, estaría indicado recetarlos 16.

 

CONCLUSIONES

La DMG sigue siendo una de las principales complicaciones obstétricas con alta tasa de morbilidad materna, neonatal y pediátrica, en la cual el éxito del tratamiento se fundamenta en el diagnóstico temprano 2.

El cribado deberá realizarse en la primera visita de control del embarazo mediante glucemia basal o glucemia casual para establecer la valoración inmediata y detectar diabetes gestacional. Se recomienda que la gestante se realice el primer control prenatal de la semana 7 a 12 del embarazo, realizando la prueba de tolerancia oral a la glucosa, el test de O’ Sullivan, con una carga oral de 50 g de glucosa. Si el resultado es positivo (> 140mg/dl) se realizará la prueba de sobrecarga oral de glucosa (SOG) de 100 gramos para la confirmación diagnóstica 8.

En cuanto al tratamiento, debe enfocarse como primera medida a aspectos nutricionales, ejercicio y vigilancia de la glucosa capilar; para posteriormente considerar el tratamiento farmacológico, tanto con ADO como con insulina, cuando la dieta y el ejercicio no logran las cifras meta en un periodo de dos semanas 2.

Existen múltiples factores de riesgo de DMG, por ello los profesionales sanitarios que trabajan con embarazadas deben agudizar sus sospechas e indagar el diagnóstico, dado que la diabetes gestacional engendra importantes riesgos para la salud a corto y largo plazo para la madre, el feto en desarrollo y la descendencia. Esto incluye la alta probabilidad de desarrollar diabetes mellitus tipo 2 en el futuro y posibles enfermedades cardiovasculares en la madre y la descendencia 11.

Así pues, los estudios futuros sobre los resultados del embarazo en esta población serán cada vez más importantes, ya que las tasas de DMG junto con las de obesidad materna siguen aumentando.

 

BIBLIOGRAFÍA

  1. Organización Mundial de la Salud. Panorama general. Diabetes gestacional. WHO; 2022 [citado el 10 de marzo de 2022]. [Internet]. Available from: https://www.who.int/es/news-room/fact-sheets/detail/diabetes
  2. Vigil-De Gracia P, Olmedo J. Diabetes gestacional: conceptos actuales. Ginecol Obstet Mex. 2017 junio;85(6):380-390.
  3. Zhang C, Rawal S, Chong YS. Risk factors for gestational diabetes: is prevention possible? Diabetologia. 2016 Jul;59(7):1385-1390.
  4. Giannakou K, Evangelou E, Yiallouros P, Christophi CA, Middleton N, Papatheodorou E, Papatheodorou SI. Risk factors for gestational diabetes: An umbrella review of meta-analyses of observational studies. PLoS One. 2019 Apr 19;14(4):e0215372.
  5. Medina-Pérez EA, Sánchez-Reyes A, HernándezPeredo AR, Martínez-López MA y col. Diabetes gestacional. Diagnóstico y tratamiento en el primer nivel de atención. Med Int Méx. 2017 ene;33(1):91-98.
  6. Chen P, Wang S, Ji J, Ge A, Chen C, Zhu Y, Xie N, Wang Y. Risk factors and management of gestational diabetes. Cell Biochem Biophys. 2015 Mar;71(2):689-94.
  7. Mack LR, Tomich PG. Gestational Diabetes: Diagnosis, Classification, and Clinical Care. Obstet Gynecol Clin North Am. 2017 Jun;44(2):207-217.
  8. Tuesca Molina R, Acosta Vergara T, Domínguez Lozano B, Ricaurte C, Mendoza Charris H, Flórez-Lozano K y col. Diabetes gestacional: implementación de una guía para su detección en la atención primaria de salud. Rev. méd. Chile. 2019 feb; 147(2): 190-198.
  9. Johns EC, Denison FC, Norman JE, Reynolds RM. Gestational Diabetes Mellitus: Mechanisms, Treatment, and Complications. Trends Endocrinol Metab. 2018 Nov;29(11):743-754.
  10. American Diabetes Association. 14. Management of Diabetes in Pregnancy: Standards of Medical Care in Diabetes-2019. Diabetes Care. 2019 Jan;42(Suppl 1):S165-S172.
  11. Lende M, Rijhsinghani A. Gestational Diabetes: Overview with Emphasis on Medical Management. Int J Environ Res Public Health. 2020 Dec 21;17(24):9573.
  12. Berghella V., Saccone G. Exercise in pregnancy. Am. J. Obstet. Gynecol. 2017;216:335–337.
  13. Ming W.-K., Ding W., Zhang C.J., Zhong L., Long Y., Li Z., Sun C., Wu Y., Chen H., Chen H., et al. The effect of exercise during pregnancy on gestational diabetes mellitus in normal-weight women: A systematic review and meta-analysis. BMC Pregnancy Childb.
  14. Brown J., Alwan N.A., West J., Brown S., McKinlay C.J., Farrar D., Crowther C.A. Lifestyle interventions for the treatment of women with gestational diabetes. Cochrane Database Syst. Rev. 2015.
  15. American Diabetes Association Management of diabetes in pregnancy: Standards of medical care in diabetes 2020. Diabetes Care. 2020;43(Suppl. 1):S183–S192.
  16. Balsells M., García-Patterson A., Solà I., Roqué M., Gich I., Corcoy R. Glibenclamide, metformin, and insulin for the treatment of gestational diabetes: A systematic review and meta-analysis. BMJ. 2015;350.

 

ANEXOS EN PDF

 

 

Publique con nosotros

Indexación de la revista

ID:3540

Últimos artículos