Efectividad de los probióticos para reducir la mortalidad en recién nacidos prematuros con enteritis necrotizante

26 marzo 2024

 

AUTORES

  1. Aroa Berrozpide Berrueta. Enfermera del Hospital Universitario Miguel Servet. Zaragoza.
  2. Paloma Aznar Gabás. Enfermera del Hospital Universitario Miguel Servet. Zaragoza.
  3. Paula Millán Agut. Enfermera del Hospital Clínico Universitario Lozano Blesa. Zaragoza.
  4. Lorena Sisamón López. Enfermera del Hospital Universitario Miguel Servet. Zaragoza.
  5. Daniel Aparicio López. Médico Residente de Cirugía General en Hospital Universitario Miguel Servet. Zaragoza.
  6. Jorge Chóliz Ezquerro. Médico Residente de Cirugía General en Hospital Universitario Miguel Servet. Zaragoza.

 

RESUMEN

Introducción. El estudio sobre enteritis necrotizante en recién nacidos prematuros es crucial para la práctica clínica. Los prematuros tienen alto riesgo de desarrollar enterocolitis necrotizante, una enfermedad grave y frecuente. El tratamiento médico implica medidas para estabilizar al paciente y abordar complicaciones, mientras que el quirúrgico puede ser necesario en casos graves. El objetivo es evaluar la eficacia de los probióticos y su inclusión en protocolos de cuidados neonatales.

Metodología. Se realizaron búsquedas exhaustivas en bases de datos como PUBMED, SCIELO y Cochrane, con términos clave relacionados con la enterocolitis necrotizante y probióticos. Se encontraron artículos relevantes, sin restricciones de idioma, desde 2005 hasta 2024.

Resultados. Los estudios seleccionados emplearon un diseño de cohortes para evaluar la eficacia de los probióticos en la reducción de la mortalidad en prematuros con enteritis necrotizante. Los estudios informaron una reducción significativa del riesgo de mortalidad en el grupo tratado con probióticos sugiriendo un efecto protector.

Conclusiones. Los probióticos reducen el riesgo de enterocolitis necrotizante en prematuros con menos de 33 semanas de gestación, evitando complicaciones graves. Se requieren más ensayos clínicos para evaluar su seguridad y eficacia a corto y largo plazo, especialmente en prematuros extremadamente bajo peso. Establecer protocolos claros para su administración es crucial.

PALABRAS CLAVE

Prematuros, enteritis necrotizante, probióticos.

ABSTRACT

Introduction. The study of necrotising enteritis in preterm infants is crucial for clinical practice. Preterm infants are at high risk of developing necrotising enterocolitis, a serious and common disease. Medical treatment involves measures to stabilise the patient and address complications, while surgical treatment may be necessary in severe cases. The aim is to evaluate the efficacy of probiotics and their inclusion in neonatal care protocols.

Methodology. Extensive searches were conducted in databases such as PUBMED, SCIELO and Cochrane, with key terms related to necrotising enterocolitis and probiotics. Relevant articles were found, without language restrictions, from 2005 to 2024.

Results. The selected studies used a cohort design to evaluate the efficacy of probiotics in reducing mortality in preterm infants with necrotising enteritis. The studies reported a significant reduction in the risk of mortality in the probiotic-treated group suggesting a protective effect.

Conclusions. Probiotics reduce the risk of necrotising enterocolitis in preterm infants less than 33 weeks gestation, preventing serious complications. Further clinical trials are needed to assess their short- and long-term safety and efficacy, especially in extremely low birth weight preterm infants. Establishing clear protocols for its administration is crucial.

KEY WORDS

Preterm infants, necrotising enteritis, probiotics.

INTRODUCCIÓN

La relevancia del estudio a examinar radica en su impacto potencial en la práctica clínica para el cuidado y tratamiento de recién nacidos prematuros con enteritis necrotizante (ECN). El objetivo es determinar su eficacia en la reducción de la mortalidad y su posible inclusión como parte del protocolo en unidades de cuidados neonatales1. El ensayo busca mejorar la atención al paciente y está dirigido tanto a profesionales de la salud como a cualquier persona interesada en el tema.

Se considera recién nacido prematuro a aquel que nace más de ocho semanas antes de término o con un peso inferior a 1,5 kg. Estos bebés tienen un riesgo elevado de desarrollar enterocolitis necrosante, una enfermedad digestiva grave y frecuente en neonatos, caracterizada por una inflamación intestinal que puede ser mortal2.

Para llevar a cabo el análisis propuesto, es necesario realizar una revisión exhaustiva de la literatura científica previa. Para ello, se analizará cual es el tratamiento habitual en prematuros con enteritis necrotizante con ayuda del Protocolo Diagnóstico Terapéutico de Neonatología que aparece en la Asociación Española de Pediatría (AEP)3.

El tratamiento médico para la enteritis necrotizante en recién nacidos prematuros involucra una serie de medidas destinadas a estabilizar al paciente y abordar las complicaciones asociadas con esta enfermedad. Las siguientes acciones son parte integral del enfoque terapéutico:

  • Se suspende la alimentación oral para permitir que el intestino afectado descanse y se recupere.
  • Se coloca una sonda gástrica abierta o con aspiración suave para descomprimir el estómago y prevenir la acumulación de gases y líquidos.
  • Se recolectan muestras de fluidos y tejidos para identificar los organismos causales y determinar la sensibilidad a los antibióticos.
  • Se inicia un tratamiento con antibióticos que cubran una amplia gama de patógenos, teniendo en cuenta los microorganismos más comunes en cada unidad neonatal y su sensibilidad a los medicamentos. Se considera la cobertura de anaerobios en caso de neumoperitoneo.
  • Monitorización cardiorrespiratoria y control de signos vitales: Se realiza una vigilancia constante de la frecuencia cardíaca, la respiración, la saturación de oxígeno en la sangre y la presión arterial para detectar cualquier cambio que pueda indicar deterioro del paciente.
  • Balance de líquidos: Se calcula y monitorea la ingesta y la eliminación de líquidos, teniendo en cuenta la diuresis y las pérdidas por drenajes. Se presta especial atención a las pérdidas a través del tercer espacio.
  • Soporte cardiovascular: Se administra líquidos y medicamentos vasoactivos para mantener la perfusión tisular adecuada. Se considera el uso de dopamina a dosis bajas para mejorar el flujo sanguíneo mesentérico y renal.
  • Se proporciona soporte respiratorio para garantizar un intercambio gaseoso adecuado, especialmente en casos de distensión abdominal que pueden afectar la capacidad pulmonar.
  • Se pueden administrar concentrados de hematíes, plasma y plaquetas según sea necesario para corregir la anemia, la coagulopatía u otras alteraciones hematológicas presentes en el paciente.

 

Estas intervenciones están diseñadas para estabilizar al paciente, controlar la infección y minimizar el daño tisular mientras se aborda la enteritis necrotizante en los recién nacidos prematuros. El tratamiento se adapta según la condición clínica de cada paciente y puede requerir ajustes a lo largo del tiempo en función de su respuesta al tratamiento y la evolución de la enfermedad.

El tratamiento quirúrgico para la enteritis necrotizante en recién nacidos prematuros implica procedimientos específicos destinados a abordar las complicaciones graves y potencialmente mortales asociadas con esta enfermedad. Las acciones quirúrgicas incluyen:

  • Se realiza un drenaje peritoneal para evacuar el líquido y los desechos que se han acumulado en la cavidad abdominal como resultado de la inflamación y la necrosis tisular.
  • Se realiza una laparotomía, que es una incisión quirúrgica en la pared abdominal, para acceder al intestino afectado. Durante este procedimiento, se puede llevar a cabo la resección del segmento intestinal necrótico y luego se realiza una anastomosis termino-terminal (unión de los extremos sanos del intestino) o se crea una colo/enterostomía (una abertura artificial en la pared abdominal a través de la cual se desvía el contenido intestinal).

 

Estas intervenciones quirúrgicas son críticas para eliminar el tejido intestinal dañado, restaurar la continuidad del tracto gastrointestinal y prevenir la propagación de la infección. La decisión de realizar una laparotomía y el tipo específico de procedimiento quirúrgico dependen de la gravedad de la enfermedad, la extensión del daño intestinal y la respuesta del paciente al tratamiento médico inicial.

El tratamiento quirúrgico de la enteritis necrotizante en recién nacidos prematuros es complejo y conlleva riesgos significativos, pero puede ser necesario en casos graves donde el tratamiento médico conservador no es suficiente para controlar la enfermedad y salvar la vida del paciente. La decisión de realizar una intervención quirúrgica se toma de manera individualizada por el equipo médico, considerando el estado clínico del paciente y los factores de riesgo asociados con la cirugía en este grupo de población vulnerable. Se menciona que no resulta aconsejable realizar una intervención quirúrgica en recién nacidos prematuros.
De acuerdo con un artículo publicado en Nutrición Hospitalaria, la etiología de la enterocolitis necrotizante aún no se comprende completamente. En el mismo se resalta que los únicos factores claramente asociados a este trastorno son la prematuridad y la alimentación enteral con fórmula4.

Resulta importante comprender qué son los probióticos y cuáles se utilizan comúnmente. Estos son suplementos dietéticos que contienen bacterias u otros microorganismos que resultan beneficiosos para mejorar la microbiota intestinal. Los probióticos más utilizados en la enterocolitis necrotizante son Lactobacillus y Bifidobacterium en combinación, ya que se ha demostrado que administrados por separado no reducen la mortalidad4.

 

OBJETIVO

El objetivo principal de este estudio es analizar si el empleo de probióticos reduce la tasa de mortalidad en recién nacidos prematuros afectados por enteritis necrotizante.Principio del formulario

METODOLOGÍA

Se realizaron varias búsquedas en distintas bases de datos (PUBMED, SCIELO, Cochrane), de las cuales destacó un artículo encontrado en PUBMED bajo las palabras clave de “enterocolitis, necrotizing/nursing “ OR “enterocolitis, Necrotizing/prevention and control“ AND “probiotics”. En el mismo no hubo restricción del idioma y se simplifico la búsqueda a “free full test” y desde 2005 hasta 2024. Así mismo, la misma se realizó desde “Mesh Database” y “advanced”.

A la vez, se siguió la estrategia de búsqueda de la base de datos de Cochrane con el término “enterocolitis necrotizante”, en la que se encontró un artículo de especial relevancia.

Finalmente, se incluyó en este metaanálisis un ensayo encontrado en la base de datos de Evidencias en pediatría. Para ello se utilizaron los términos “enterocolitis necrosante“.

RESULTADOS

En los documentos seleccionados para determinar la eficacia de los probióticos en la reducción de la mortalidad en prematuros con enteritis necrotizante, se ha implementado un diseño de cohortes para investigar posibles relaciones entre las variables mencionadas.

Según el artículo identificado en Pubmed, los autores Deshpande G, Rao S, Patole S, señalan que el riesgo de mortalidad disminuyó en el grupo tratado con probióticos. En dicho estudio, el riesgo relativo (RR) fue de 0,47 con un intervalo de confianza del 95% (0,30-0,73). Esta evidencia sugiere que, al encontrarse el RR dentro del intervalo de confianza y ser inferior a 1, el RR se considera significativo y se interpreta como un factor de protección5.

En otro estudio se destaca la importancia de mencionar que los ensayos variaron en cuanto al tipo de probióticos utilizados. Además, el mismo estudio reveló que los probióticos podrían reducir el riesgo de enterocolitis necrotizante al obtener un RR de 0,54 con un intervalo de confianza del 95% (0,45 a 0,65). Estos resultados respaldan las observaciones anteriores, ya que indican que el RR fue significativo y confirma su papel como factor protector2.

 

CONCLUSIONES

Dada la reciente revisión de los resultados, parece plausible afirmar que los probióticos disminuyen el riesgo de enterocolitis necrotizante en prematuros nacidos con menos de 33 semanas de gestación, evitando que la afección progrese hacia una condición mortal o una infección grave1,2,5.

Es importante destacar que todos los artículos examinados enfatizan la necesidad de llevar a cabo más ensayos clínicos con una mayor población involucrada, ya que aún existen numerosos aspectos por resolver. Uno de los aspectos cruciales subrayados en estos estudios es la evaluación del efecto y la seguridad, tanto a corto como a largo plazo, del uso de probióticos, considerando el tipo de probiótico utilizado, su dosificación y duración 1,2,5.

Además, se ha evidenciado que los probióticos pueden ser particularmente beneficiosos en prematuros con extremadamente bajo peso al nacer, sin embargo, se necesitan más investigaciones para determinar su eficacia en este grupo específico de pacientes. Otro aspecto destacado es la importancia de establecer protocolos claros para la administración de probióticos en prematuros con enterocolitis necrotizante, lo que podría estandarizar el tratamiento y mejorar los resultados clínicos 1.

Es fundamental considerar también los posibles riesgos asociados con el uso de probióticos en esta población vulnerable, incluyendo la posibilidad de efectos adversos y la interacción con otros tratamientos médicos.

En resumen, si bien hay evidencia prometedora que respalda el uso de probióticos en prematuros con enterocolitis necrotizante, aún quedan interrogantes por responder y aspectos por considerar antes de integrar su uso de manera generalizada en la práctica clínica. La investigación continua y la colaboración interdisciplinaria son fundamentales para abordar estas cuestiones y optimizar el cuidado de los recién nacidos prematuros con esta grave condición médica

 

BIBLIOGRAFÍA

  1. AlFaleh K, Anabrees J, Bassler D, Al-Kharfi T. Probiotics for prevention of necrotizing enterocolitis in preterm infants. Cochrane Database Syst [internet]. 2011; 3:CD005496
  2. Sharif S, Meader N, Oddie, SJ, Rojas-Reyes MX, McGuire W. Probiotics to prevent necrotising enterocolitis in very preterm or very low birth weight infants. Cochrane Database Syst [Internet]. 2020.
  3. Demestre X, Raspall F. Enterocolitis necrosante. AEP Asociación Española de Pediatría. [internet]. 2008.
  4. Suárez M, Solís G. Empleo de probióticos en la prevención de la enterocolitis necrotizante en recién nacidos prematuros. Nutrición Hospitalaria. [internet]. 2015;31 (supl.1): 68-71.
  5. Deshpande G, Rao S, Patole S. Probiotics for prevention of necrotising enterocolitis in preterm neonates with very low birthweight: a systematic review of randomised controlled trials. PMC.NCBI. [internet]. 2007;369(9573):1614-20.

 

Publique con nosotros

Indexación de la revista

ID:3540

Últimos artículos