Enfermería en la promoción y desempeño de la lactancia materna.

29 noviembre 2023

AUTORES

  1. Ana Martín Abellán. Enfermera en Servicio de Neonatología, Hospital Universitario Materno Infantil Miguel Servet. Sector II, Aragón.
  2. Alberto Pascual Rupérez. Enfermero en Atención Especializada. Sector II, Aragón.
  3. Carlos García Naranjo. Enfermero ESAD. Sector II, Aragón.
  4. Silvia Monzón Torralba. Enfermera en Atención Primaria, Tenerife.
  5. Fátima Arranz Fernández. Enfermera en Servicio de cardiología, Hospital Clínico Lozano Blesa. Sector III, Aragón.
  6. María Isabel Manga González. Servicio Aragonés de Salud.

 

RESUMEN

Introducción:

La lactancia materna constituye una práctica que forma parte de la naturaleza del ser humano como mamíferos. Actualmente está desvirtuada por múltiples factores, como los socioculturales que rodean a la mujer, la incorporación de esta al mundo laboral y la desinformación y falta de apoyo en el proceso que implica per se amamantar.
A lo largo de esta revisión se pretende destacar los aspectos más importantes alrededor de la leche materna, como son su formación, subida, secreción y modificación en función de las necesidades del bebé.
Se ponen de manifiesto los beneficios que suponen tanto para el bebé como para la madre y se explican los motivos que han llevado a que esta práctica sea más difícil de conseguir y mantener en el tiempo actualmente.
Además, se tienen en cuenta las necesidades específicas que requieren grupos con condiciones especiales como son los bebés prematuros y aquellos nacidos en núcleos familiares con una práctica alimentaria vegana y/o vegetariana, ya que con las pautas indicadas pueden beneficiarse igualmente de los múltiples beneficios que supone la lactancia materna.

Objetivo:

Conseguir, por medio de la labor enfermera, una mayor adhesión a la lactancia materna fortaleciendo y favoreciendo el vínculo madre-hijo mediante asesoramiento y programas de salud.

Metodología:

Se ha realizado una revisión bibliográfica buscando en diferentes bases de datos, haciendo uso de una serie de palabras claves y operadores booleanos “AND” y “OR”.

Conclusión:

Una vez realizada la revisión, se ve la necesidad de fomentar la información que deben recibir las mujeres gestantes y, posteriormente, lactantes, ya que se puede ver que la lactancia materna es una práctica muy poco extendida si la entendemos como exclusiva y mantenida en el tiempo, ya que la mayoría de mujeres, por múltiples factores explicados en el desarrollo que viene a continuación, se ven en la necesidad de abandonarla para sustituirla de forma completa o parcial por alimentación artificial.

 

PALABRAS CLAVE

Lactancia materna, recién nacido, alimentación, prematuridad, información.

 

ABSTRACT

Introduction:

Breastfeeding is a practice that is part of the nature of human beings as mammals. It is currently distorted by many factors, such as the cultural partners surrounding women, the incorporation of women into the world of work and the lack of information and support in the process of breastfeeding.

This review aims to highlight the most important aspects of breast milk, such as its formation, release, secretion and modification according to the baby’s needs.

The benefits for both the baby and the mother are highlighted and the reasons why breastfeeding has become more difficult to achieve and maintain in the present day are explained.

It also takes into account the specific needs of groups with special conditions such as premature babies and those born in families with a vegan and/or vegetarian dietary practice, since with the indicated guidelines they can also benefit from the multiple benefits of breastfeeding.

Main objective:

To achieve, through nursing, greater adherence to breastfeeding by strengthening and promoting the mother-child bond through counseling and health programs.

Methodology:

A bibliographic review has been carried out searching in different databases, using a series of keywords and Boolean operators “AND” and “OR”.

Conclusions:

Once the review has been carried out, we see the need to promote the information that pregnant and, subsequently, breastfeeding women should receive, as it can be seen that breastfeeding is not a very widespread practice if we understand it as exclusive and maintained over time, as the majority of women, due to multiple factors explained in the development that follows, are forced to abandon it in order to substitute it completely or partially with artificial feeding.

 

KEY WORDS

Breastfeeding, newborn, feeding, rematurity, information.

 

INTRODUCCIÓN

La lactancia materna constituye un importante objeto de estudio ya que el acto de amamantar al recién nacido, así como el proceso de gestación, conforman las actividades principales para garantizar la supervivencia de las especies.

Sin embargo, a lo largo de los años se han puesto de manifiesto diversas tendencias que han alterado la práctica de la lactancia materna, y a pesar de que actualmente es por lo que se aboga desde las prácticas sanitarias, sociedad e incluso políticas gubernamentales, ha habido periodos en los que esta práctica se ha visto desvirtuada. Algunos de los factores que han producido un desapego en esta práctica natural han sido, entre otros, la incorporación de la mujer al mercado laboral, el auge de la industria alimentaria y de los sucedáneos de la leche materna, los prototipos de belleza de la mujer, factores culturales y los múltiples mitos y creencias, la mayoría sin fundamento científico que circulan alrededor de la práctica de amamantamiento1.

Actualmente, la Organización Mundial de la Salud (OMS), recomienda que la lactancia materna sea una práctica exclusiva durante los seis primeros meses de vida del bebé y que a partir de esa edad se inicie la alimentación complementaria, introduciendo de forma paulatina diferentes alimentos en las texturas y presentaciones que se adecuen al bebé.

 

OBJETIVO

Conseguir, por medio de la labor enfermera, una mayor adhesión a la lactancia materna fortaleciendo y favoreciendo el vínculo madre-hijo mediante asesoramiento y programas de salud.

 

METODOLOGÍA

Una vez seleccionado el tema principal que se trabajará, la estructura y los datos a destacar, la base de la búsqueda bibliográfica se ha centrado en la lactancia materna y su concepción actual.

La información se ha obtenido mediante la consulta de artículos encontrados en diferentes bases de datos, como Medline, Science Direct y Elsevier, además de buscar en Google Académico, aplicándose las siguientes palabras claves: “Lactancia materna”, “recién nacido”, “alimentación”, “prematuridad”, “información”.

Para establecer una búsqueda lógica entre los Descriptores en Ciencias de la Salud, se han empleado los operadores booleanos y de sustitución AND y OR.

Para limitar la búsqueda se han empleado filtros de idioma español y fecha de publicación desde 2019.

 

DESARROLLO

Está indicado que se mantenga la lactancia materna hasta los dos años o más, en función de los factores, internos y externos, que existan.

Para el recién nacido, el acto de lactar es innato, una actividad instintiva que se puede apreciar desde el inicio, pero hay que tener presente que para la madre es algo nuevo que debe aprender. Esta es la principal razón por la que se ve la necesidad de realizar una buena instrucción, desde el ámbito sanitario, para conseguir una lactancia materna exitosa.

Además, cabe destacar que, un buen apoyo por parte de la familia y pareja influyen muy positivamente en la correcta instauración y mantenimiento de la lactancia materna1.

Desde un enfoque más profesional y concretamente desde enfermería, existe la posibilidad de ofrecer programas de educación y lactancia que ayuden a reconocer y resolver las dudas, miedos y problemas que puedan surgir, además de conocer las expectativas y creencias que rodean dicha práctica para conseguir que el amamantamiento del bebé sea una experiencia natural y positiva1.

En términos generales, la leche materna supone la alimentación más completa para el recién nacido ya que aporta las cantidades proporcionales de agua, azúcares, grasas y proteínas que el bebé necesita en cada momento favoreciendo el crecimiento y desarrollo óptimos.

Por ello es muy importante explicar a la mamá, en lo que respecta a la leche, cuando va a comenzar a producir leche el cuerpo de la mujer, los tipos de leches que se producen en función de las necesidades del bebé y aclarar por qué es tan beneficiosa la leche materna2.

Una vez que la mujer da a luz se produce la” subida” de la leche. Cada mujer es única y los tiempos y cantidades varían de una a otra, pero en líneas generales, tras un parto eutócico se producirá leche en torno a las cuarenta y ocho horas, mientras que las intervenidas para una cesárea pueden tardar hasta cinco días2,3. La cantidad de leche producida irá aumentando en función al estímulo recibido y de la necesidad del bebé. En el primer mes postparto, se apreciará el calostro, la leche de transición y la leche madura.

 

  • Calostro. Se trata de un compuesto de pequeño volumen, alta densidad y color amarillento. Es rico en proteínas e inmunoglobulinas A y tiene un bajo contenido en grasas y lactosa. Está presente desde el tercer trimestre y se obtiene durante los primeros cuatro-cinco días desde que sube la leche. Es muy necesario para un correcto y saludable crecimiento y desarrollo.
  • Leche de transición. Disminuye la concentración de inmunoglobulinas y proteínas y comienza a aumentar la de grasas y lactosa. Se obtiene a partir del sexto día hasta el décimo.
  • Leche madura. Caracterizada por tener un rico contenido en grasas, hidratos, minerales y vitaminas hidrosolubles. Se obtiene a partir del décimo día, tres semanas post parto y se mantiene durante todo el periodo de lactancia. Se caracteriza por ser rica en grasas, hidratos, minerales y vitaminas hidrosoluble2,3.

 

Otra perspectiva de información que debe abarcar, en este caso, enfermería es, explicar de forma clara y concisa los motivos por los que la lactancia materna tiene múltiples beneficios para el bebé y para la madre, así como los problemas y factores que pueden surgir y que pueden ocasionar el abandono de está impidiendo que la práctica se prolongue en el tiempo. Mediante la revisión de diferentes bibliografías, se pueden establecer numerosos beneficios, de los cuales se destacarán los más frecuentes y avalados por la ciencia según el grupo etario4.

Dentro de los beneficios aportados por la lactancia materna al bebé, se destaca la formación de un fuerte vínculo en la relación madre-hijo que favorece la conexión afectiva. El desarrollo psicomotor y crecimiento del cerebro, desarrollo antropométrico, motor e intelectual se ven beneficiados, al igual que el sistema inmunológico, suponiendo un factor protector para infecciones en el lactante e infante a nivel respiratorio, diarreas y a nivel gastrointestinal, alergias e incluso previene problemas como la maloclusión, epilepsia infantil y en la diabetes y obesidad infantil ya que influye en el adecuado desarrollo pondo-estatural.

La leche materna otorga un mecanismo de protección activa y pasiva por las inmunoglobulinas, leucocitos y demás factores protectores maternos que se transfieren al bebé.

Además, es importante saber que la leche materna no pierde sus propiedades con el paso del tiempo, sino que se adapta a las necesidades del niño, así como que todas ventajas que supone la lactancia materna se aprecian más allá del destete, ya que se ha visto disminuida la incidencia en patologías metabólicas, autoinmunes e incluso leucemias infantiles2,4.

La salud de las madres lactantes también muestra efectos positivos por esa práctica. Desde el momento post parto se aprecia una disminución del riesgo de hemorragia por la producción de oxitocina por estímulo de succión, lo que se traduce en un menor riesgo de anemia post parto.

Otro beneficio muy conocido y extendido es que es un factor protector frente al cáncer de mama y ayuda a disminuir el síndrome metabólico en madres de entre treinta y cuarenta años2,4.

Existen ciertas situaciones especiales que merece la pena mencionar como son el caso de los bebés prematuros y de aquellas mamás y familias que tienen un estilo de vida vegetariano y/o vegano y que pretenden instaurar en los más pequeños.

Los prematuros constituyen un grupo de bebés donde garantizar una lactancia materna exclusiva es especialmente difícil por su propia condición de prematuridad. Si bien los beneficios que pueden obtener de la leche materna son iguales, e incluso se pueden ver reforzados, a los anteriormente explicados.

Este grupo de bebés se caracteriza por una inmadurez fisiológica que se asocia a una mayor somnolencia, menor tono muscular y por ende una succión ineficaz, escasa y muy suave, acompañada en muchas ocasiones de una mala coordinación en la succión deglución. Estas son algunas de las razones que llevan a cabo a que estos bebés precisan una lactancia mixta y que muchas veces la leche materna sea tomada por succión, previamente extraída del pecho, ya que ingresan en unidades neonatales desde el nacimiento y las posibilidades de reingresos posteriores son más elevadas que en bebés nacidos a término. En esta situación es más difícil que la mamá esté continuamente junto a su hijo, y no pueda realizar lactancia materna exclusiva, ya que sin complementarla se podrían dar casos de pérdida ponderal severa, malnutrición y más riesgo de hiperbilirrubinemia en los primeros días de vida.

Es de interés que las familias de estos bebés estén debidamente informados y atendidos para proveerlos de las herramientas necesarias para detectar los problemas que surjan y recomendar revisiones periódicas al pediatra para garantizar que todo progresa dentro de la normalidad. Igualmente hay que explicar que es normal que precisan suplementos con vitamina D y hierro vía oral, que enseñaran a administrar los profesionales sanitarios5. Por otro lado, cabe hacer mención especial a aquellas familias que optan por un estilo de vida vegetariano y/o vegano, informando bien de las pautas, necesidades y recomendaciones que existen para adecuarlo a la edad del bebé.
En primer lugar, durante el embarazo la madre deberá prestar atención a la ingesta suficiente de vitamina B12, ácidos grasos omega 3 y yodo tomando suplementos casi siempre. Estos requerimientos deberán ser suplementados durante el periodo de lactancia materna.

En los casos en los que la lactancia materna no pueda ser una opción se pueden dar fórmulas a base de soja adaptados para lactantes.

Una vez se inicia la alimentación complementaria, a los seis meses, se comenzarán a introducir legumbres como sustituto de las carnes, en purés o papillas y complementados con verduras o tofu. Aquellos cuya dieta lo permita, también pueden introducir huevos.

La dieta debe aportar la vitamina C necesaria para que la absorción del hierro sea óptima, así como regular el consumo de vitamina A con verduras y priorizar los cereales integrales. Hasta el año de vida conviene evitar alimentos con alto contenido en nitratos como son las espinacas, acelgas y otras verduras de hoja verde, el azúcar, miel y siropes y aquellos alimentos que tengan efecto laxante como semillas6.

 

Contexto y formas de asesorar:

El proceso de lactancia materna ha sufrido múltiples modificaciones a lo largo de la historia, los cuales tienen una estrecha relación con el papel de la mujer en la sociedad en cada momento concreto.
Actualmente en España existe un modelo feminista que promueve la lactancia como proceso natural del que toda mujer debería disfrutar y elegir en base a sus creencias y preferencias. Esto mismo pasa con la maternidad, si quiere ser madre o no, y el momento en el que se produzca, así como el tipo de familia que se conformará (monoparental etc.).

Las políticas sociales vigentes otorgan un permiso maternal para compartir con el progenitor y así contar con periodos de descanso post parto y garantizar una crianza cómoda y segura.

Otras facilidades que buscan garantizar las políticas actuales son establecer criterios de prevención laboral dirigidos al cuidado de la mujer gestante y lactante, modificando la actividad durante la etapa laboral y promoviendo bajas y modificación de horarios en base a la crianza de los hijos7.

Desde el papel desempeñado por enfermería, existen múltiples maneras de informar, ayudar, fomentar y conseguir una lactancia materna exitosa. Se puede realizar empleando diferentes estrategias, como folletos informativos, grupos de lactancia o consultas privadas. SI bien también pueden emplearse diferentes modelos enfermeros en los que basarnos, como es el de Kristen Swanson que basa el cuidado en obtener respuesta a problemas actuales o potenciales siguiendo una secuencia de procesos que incluyen:

 

  • Conocer.
  • Mantener las creencias.
  • Estar con; hace referencia al acompañamiento por parte del equipo profesional a la mamá y al bebe, así como a todo el conjunto familiar con el objetivo de garantizar tranquilidad en el proceso y resolver las dudas que puedan surgir.
  • Hacer por; satisfacer y suplementar las necesidades surgidas.
  • Posibilitar; facilitar y ayudar a buscar solución a los problemas que puedan existir8.

 

CONCLUSIÓN

Es evidente que es muy necesario hacer una buena educación durante el periodo de gestación y lactancia en el que se acompañe y brinde de toda información necesaria para que las mamás lactantes puedan establecer un vínculo óptimo con sus bebés empezando por el proceso de amamantamiento.

Desde la enfermería realizada en atención primaria deberían organizarse jornadas o grupos con fines informativos y/o educativos en los que se aclaren los aspectos más importantes en lo que respecta a la lactancia materna, desde la composición de la leche, momentos en los que se produce y cómo es este proceso, recomendaciones en la técnica de amamantamiento y cuidados del pecho para evitar grietas etc. De igual manera es importante explicar los mitos que existen y desmentirlos favoreciendo la confianza y seguridad en el proceso natural de lactancia.
También se aprecia la importancia de conseguir un equilibrio en la vida de la mujer como madre y persona que forma parte del mercado laboral haciendo hincapié en el derecho y necesidad de apoyo familiar, a través de la educación a la familia y no solo a la madre, así con del ámbito laboral.

 

BIBLIOGRAFÍA

  1. Vargas Zárate M, Becerra Bulla F et al. Lactancia materna: mitos y verdades. Artículo de revisión. Rev. Fac. Med. 2020; 68(4): 608-16. Disponible en: http://www.scielo.org.co/pdf/rfmun/v68n4/0120-0011-rfmun-68-04-608.pdf.
  2. Novillo Luzuriaga N, Robles Amaya J et al. Beneficios de la lactancia materna y factores asociados a la interrupción de esta práctica. Enferm Inv. 2019; 4(5): 29-35 https://revistas.uta.edu.ec/erevista/index.php/enfi/article/view/729/664
  3. Sánchez Vinaroz L. Enfermería Pediátrica. SalusPlay, 2023. Manual EIR; 2023 ISBN: 978-84-19564-54-2
  4. Campillo Valderrama SM, Andrea Duque P. Lactancia materna: factores que propician su abandono. Archivos de medicina. 2019; (19)2: 331-341 https://revistasum.umanizales.edu.co/ojs/index.php/archivosmedicina/article/view/3379
  5. García Reymundo M, Hurtado Suazo JA et al. Recomendaciones de seguimiento del prematuro tardío. An Pediatr (Barcelona). 2019; 90 (5); 318.e1- 318.e1 https://www.sciencedirect.com/science/article/pii/S1695403319300256
  6. Redecillas Ferreiro S, Moráis López A et al. Recomendaciones del Comité de Nutrición y Lactancia Materna de la Asociación Española de Pediatría sobre las dietas vegetarianas. An Pediatr (Barcelona). 2020; 92(5): 306.e1- 306.e6 https://www.sciencedirect.com/science/article/pii/S1695403319303789
  7. De Dios Aguado M, Gómez Cantarino S et al. Lactancia materna y feminismo: recorrido social y cultural en España. Esc Anna Nery. 2021; 25(1): e20200054 https://www.scielo.br/j/ean/a/hyhJyxf5ZKLc99bwkd3BcZQ/?format=html&lang=es
  8. Velásquez Rondón SO, Huaman Hernández DE. Efectos del cuidado enfermero basado en teoría de Kristen Swanson sobre conocimientos y aceptación de lactancia materna en primigestas. Rev Cubana Enfermer. 2020; 36(4): e3913. http://scielo.sld.cu/scielo.phppid=S086403192020000400015&script=sci_arttext&tlng=pt

Publique con nosotros

Indexación de la revista

ID:3540

Últimos artículos