Ejercicios activos para mejorar la movilidad del miembro superior en pacientes postmastectomía

20 enero 2023

AUTORES

  1. Ramiro Arbex Solanas. Fisioterapeuta en Residencia Pública.
  2. Alba Yus Val. Fisioterapeuta en Hospital de Alcañiz.
  3. Izaskun Zarraluqui Anciso. Fisioterapeuta educativa en la Diputación General de Aragón.
  4. María Serrano Lavilla. Fisioterapeuta educativa en la Diputación General de Aragón.
  5. Jorge Ederra Mampel. Fisioterapeuta.

 

RESUMEN

Uno de los tratamientos médicos más empleados para tratar el cáncer de mama es la mastectomía, el cual genera alteraciones físicas que afectan a la movilidad de la extremidad superior. Además, el número de mujeres con probabilidad de desarrollar un linfedema secundario es muy elevado. Por lo tanto, realizar ejercicios activos después de la operación es un factor indispensable para aumentar el rango de movimiento, disminuir la retracción cicatricial, favorecer la reabsorción del linfedema y mejorar la funcionalidad del hombro.

 

PALABRAS CLAVE

Ejercicio, linfedema postmastectomia, extremidad superior.

 

ABSTRACT

One of the most used treatments for breast cancer is mastectomy, which generates physical alterations that affect the upper extremity mobility. Moreover, the number of women with probability of develop secondary lymphedema is very high. Therefore, realize active exercise after surgery is an indispensable factor to improve range of motion, decrease scar retraction, promote reabsorption of lymphedema and improve shoulder functionality.

 

KEY WORDS

Exercise, lymphedema postmastectomy, upper extremity.

 

DESARROLLO DEL TEMA

España fue el cuarto país de la Unión Europea con mayor incidencia de casos de cáncer de mama en 2020 (34.088). Además, el cáncer de mama es el de mayor incidencia dentro de la población femenina de nuestro país, un 30,72%, siendo la incidencia más fuerte en mujeres de entre 45 y 65 años. La previsión de la incidencia para los años 2030 y 2040 mejora levemente, pero el cáncer de mama continúa a la cabeza dentro de la población del sexo femenino1.

Es por ello que cobra especial importancia desarrollar planes de actuación que permitan prevenir, detectar, investigar y mejorar todos los aspectos relacionados con el cáncer de mama:

  • Prevención. Realizar actividad física a diario, comer de manera saludable y evitar las sustancias tóxicas tales como el alcohol, las drogas y el tabaco han demostrado tener un efecto protector.
  • Detección precoz. El screening poblacional es considerado el factor principal en la lucha contra el cáncer de mama. Las mamografías periódicas continúan siendo el método diagnóstico por excelencia. Por otro lado, la autoexploración se ha convertido en un recurso muy útil para que las mujeres sean las primeras en detectar cambios en su cuerpo.
  • Investigación. Es la base sobre la que se asientan todas las estrategias diagnósticas y terapéuticas, permitiendo intervenir en cualquiera de las fases de la enfermedad.

Complicaciones a tener en cuenta desde la fisioterapia.

  • El linfedema postmastectomía es una complicación que surge a raíz de una intervención quirúrgica por cáncer de mama. Tiene una prevalencia del 41,5% con respecto a la cirugía conservadora (<10%), siendo predominante el linfedema de grado 2.
  • Limitación del rango articular debido a una movilidad prolongada.
  • Restricciones del tejido cicatricial.
  • Dolor al movimiento3.

 

OBJETIVOS

Los objetivos a tener en cuenta por el fisioterapeuta tras la operación se centran en:

  • Disminuir el dolor.
  • Reducir las restricciones del tejido cicatricial.
  • Mejorar el rango de movimiento de la articulación del hombro.
  • Prevenir o reducir el linfedema.
  • Eliminar la sensación de miedo que experimentan los pacientes al movimiento doloroso.
  • Dar apoyo psicológico al paciente.

 

Tratamiento:

El tratamiento fisioterápico del cáncer de mama abarca las técnicas propias del linfedema (drenaje linfático manual, presoterapia, ejercicios miolinfokineticos y vendaje multicapa), técnicas para disminuir las restricciones del tejido cicatricial (fibrólisis diacutánea, miofasciales y estiramientos), masoterapia y punción seca para tratar el tejido blando, ejercicios propioceptivos para tratar el dolor en el movimientos y ejercicios activos para aumentar el rango de movimiento de la extremidad superior afecta.

 

Ejercicios:

Una parte muy importante del tratamiento es la realización de ejercicio activo por parte del paciente. Muchos pacientes tienen dificultad para recuperar el rango de movimiento previo a la operación, lo que se traduce en un gran problema para poder llevar a cabo muchas actividades de su vida diaria (AVD). Los ejercicios han de realizarse de forma precoz tras la operación, una vez recibida el alta médica, incluyendo todas aquellas AVD que se realizaban antes de la operación. Siempre se ha de evitar la manipulación de cargas elevadas.

  • Indicaciones. Los ejercicios serán diseñados por el fisioterapeuta para cada paciente de forma individualizada. Además, se indicará la progresión que se irá llevando a cabo, el número de repeticiones y la frecuencia de realización. Ante la presencia de dolor se detendrá el ejercicio. Se explicará al paciente qué sensaciones pueden ser normales al realizar los ejercicios tras la operación. El número de repeticiones será entre 5 y 7.
  • Es recomendable comenzar con ejercicios bilaterales en decúbito supino para que el lado sano sirva de referencia al lado afecto y podamos trabajar a favor de la gravedad:

– Ejercicios con uso de vara. Sujetando una vara con ambas manos en decúbito supino se realizan ejercicios de flexión-extensión, abducción-aducción y circunducción utilizando el brazo sano para ayudarnos.

– Codos simulando alas. Con los codos flexionados y las manos detrás de la cabeza, se realizan ejercicios de apertura y cierre de los brazos.

  • Proseguiremos con los ejercicios en sedestación y bipedestación:

– Ejercicio de estiramiento del omóplato. Sentados cerca de una mesa, apoyaremos el codo flexionado a 90º con la palma de la mano hacia abajo y el pulgar extendido. Realizaremos deslizamientos en sentido anteroposterior.

– Presión sobre el omoplato. Con los codos flexionados a 90º, realizaremos ejercicios de aducción escapular.

– Flexión lateral. Entrelazamos los dedos de las manos y elevamos los brazos en flexión por encima de la cabeza. A continuación, realizaremos ejercicios de inclinación lateral a ambos lados.

– Estiramiento de las paredes del tórax. Nos colocamos de pie en una esquina con los codos los antebrazos en flexión de 90º y las palmas de las manos apoyadas en la pared. Realizaremos un estiramiento de tórax aproximándonos a la pared.

– Ejercicio de estiramiento del hombro. Colocaremos los antebrazos y las manos contra la pared con los codos flexionados a 90º. Realizaremos movimientos de ascenso y descenso por la pared para trabajar la flexión de hombro. Para que las manos deslicen mejor por la pared podremos ayudarnos de una servilleta o trapo.

 

Banderas rojas:

A la hora de realizar los ejercicios hemos de tener en cuenta una serie de factores que harán que detengamos la sesión y revaloremos al paciente para prevenir o tratar complicaciones:

  • Debilidad muscular.
  • Rigidez articular. Sensación firme.
  • Mareos, náuseas, dolor de cabeza, alteraciones de la visión.
  • Empeoramiento del dolor a medio-largo plazo.
  • Pesadez, tensión, hormigueos4.

 

CONCLUSIÓN

Los ejercicios activos son una gran herramienta para abordar el tratamiento de pacientes postmastectomizados. Se ha obtenido evidencia estadísticamente significativa que nos permite demostrar que generan un aumento del rango de movimiento, una disminución del linfedema, disminuyen el dolor, mejoran la autoestima de las personas operadas y son indispensables para poder llevar a cabo las AVD.

Por otro lado, todavía existe cierta controversia a la hora de determinar cuándo deben empezar a realizarse. Algunos autores abogan por empezar el ejercicio activo 4-6 semanas después de la operación, mientras que otros autores (siguiendo las corrientes actuales de principios del ejercicio activo) mantienen que se debe comenzar a realizar ejercicios de forma precoz tras la operación, adaptándose a la evolución del paciente.

Tampoco existe un consenso acerca del tiempo, intensidad y del número de repeticiones que deben realizarse de los ejercicios, por lo que todavía se requiere más investigación acerca del tema5.

 

BIBLIOGRAFÍA

  1. ECIS – Sistema Europeo de Información sobre el Cáncer [sede web]. ECIS – Sistema Europeo de Información sobre el Cáncer [acceso 03/01/2023]. Estimaciones a largo plazo de la incidencia y mortalidad del cáncer, para todos los tipos de cáncer. Disponible en: https://ecis.jrc.ec.europa.eu
  2. Vallejo, J. El cáncer de mama hoy. Elsevier [base de datos de Internet]; 19/10/2016- [fecha de acceso 04/01/2023]. Disponible en: https://www.elsevier.com/es-es/connect/actualidad-sanitaria/el-cancer-de-mama-hoy
  3. Sierra García, A. Complicaciones de la cirugía de la mama [acceso 04/01/2022]; 69 (3): 211-216. Disponible en: https://www.elsevier.es/es-revista-cirugia-espanola-36-articulo-complicaciones-cirugia-mama-11000113
  4. Sociedad Americana Contra el Cáncer [sede web]. Oklahoma: Sociedad Americana Contra el Cáncer; 18 de septiembre de 2019 [acceso 03/01/2023]. Ejercicios después de la cirugía del cáncer de seno [12 páginas]. Disponible en: https://www.cancer.org/es/cancer/cancer-de-seno/tratamiento/cirugia-del-cancer-de-seno/ejercicios-tras-la-cirugia-contra-el-cancer-de-seno.html
  5. McNeely ML, Campbell K, Ospina M, Rowe BH, Dabbs K, Klassen TP, Mackey J, Courneya K. Exercise interventions for upper‐limb dysfunction due to breast cancer treatment. Cochrane Database of Systematic Reviews 2010, Issue 6. Art. No.: CD005211. DOI: 10.1002/14651858.CD005211.pub2. Acceso 04/01/2023. Disponible en: https://www.cochranelibrary.com/cdsr/doi/10.1002/14651858.CD005211.pub2/full/es

 

Publique con nosotros

Indexación de la revista

ID:3540

Últimos artículos