El flúor como elemento preventivo de la caries dental

21 marzo 2024

AUTORES

  1. Zaida Saiz Burgueño. Técnico superior en Higiene Bucodental. Ingeniera Técnica Industrial, especialidad Mecánica (Universidad de Zaragoza). Higienista dental en C.S. Calatayud.
  2. Belén Zabala Ruiz. Licenciada en Odontología por la Universidad de Zaragoza. Odontóloga en Centro de Salud Calatayud.
  3. María Carmen Pérez Tornos. Técnico Superior en Higiene Bucodental (IES Vicente Blasco Ibáñez, Valencia). Higienista dental en C.S. Calatayud.
  4. Virginia Giménez López. Licenciada en Medicina por la Universidad de Zaragoza. Especialidad: Pediatría y sus áreas específicas. Pediatra en C.S. Calatayud Norte.
  5. Susana Quirce Sánchez. Técnico Superior en Higiene Bucodental. Graduada en Terapia Ocupacional por la Universidad de Zaragoza. Higienista Dental en C.S. San José Norte y Centro, Zaragoza.
  6. María Ventura Martínez. Técnico Superior en Higiene Bucodental (IES Enrique Flórez, Burgos).

 

RESUMEN

El flúor es un elemento químico perteneciente al grupo de los halógenos de la tabla periódica; en estado puro es un gas, es el más reactivo de los elementos químicos no metálicos y el más electronegativo de todos, siendo por ello capaz de combinarse formando distintas moléculas.

El flúor es considerado como uno de los mejores agentes para prevenir la caries dental. Las principales fuentes de aporte de fluoruros para el ser humano son el agua de bebida, los dentífricos, los colutorios orales, el gel tópico concentrado e incluso algunos alimentos1.

El flúor remineraliza el esmalte dental y contribuye a la acción del fósforo y el calcio en la reparación del mismo2.

PALABRAS CLAVE

Esmalte dental, flúor, prevención de caries.

ABSTRACT

Fluorine is a chemical element belonging to the halogen group of the periodic table; in its pure state it is a gas, it is the most reactive of the non-metallic chemical elements and the most electronegative of all, being therefore capable of combining to form different molecules.

Fluoride is considered one of the best agents to prevent dental caries. The main sources of fluoride for humans are drinking water, toothpastes, oral mouthwashes, concentrated topical gel and even some foods1.

Fluoride remineralizes tooth enamel and contributes to the action of calcium in its repair.

KEY WORDS

Tooth enamel, fluoride, cavity prevention.

DESARROLLO DEL TEMA

METABOLISMO DEL FLÚOR3,4:

La incorporación de flúor en el organismo da lugar a una serie de intercambios iónicos en el mismo. Es de suma importancia conocer su proceso de absorción, distribución en los tejidos (duros y blandos) y excreción renal puesto que la dosis a aplicar determinará directamente el beneficio de su uso o la toxicidad del mismo.

Absorción:

Las soluciones con fluoruros se absorben en su mayoría en la mucosa gástrica, principalmente en el intestino delgado si provienen de sales fácilmente solubles. Los factores que intervienen en este proceso son la capacidad de solubilidad y liberación de flúor del compuesto, la ingestión de otras sustancias que puedan acelerar o retardar su absorción, la dosis ingerida y el peso corporal del paciente.

Distribución:

La distribución del Flúor en los tejidos dentarios dependerá de múltiples factores:

  • Las superficies en contacto directo con el medio bucal presentarán mayores variaciones debido a los procesos previos de desmineralización dental ocasionados por la acción bacteriológica.
  • A mayor edad del paciente menor será el intercambio de iones de Flúor.
  • El metabolismo óseo; los tejidos mejor irrigados captarán una mayor cantidad de Flúor.
  • La dieta.
  • El tipo de hueso, mayor contenido en hueso esponjoso y menos en hueso compacto.
  • Alteraciones fisiopatológicas del paciente, tales como diabetes, etc.

 

Excreción del Flúor:

Cuanto mayor sea la ingestión de compuestos fluorados mayores serán las concentraciones plasmáticas y salivales.

El Flúor se excreta por distintas vías como son el sudor, la saliva, las heces y la leche materna, siendo la principal vía de excreción la renal. Aproximadamente el 50% del flúor absorbido se elimina por la orina.

Son múltiples los factores que influyen en la eliminación del flúor a través de la orina: edad, dieta, cantidad de orina excretada, ph de la orina, salud renal, consumo de tóxicos, etc.

MECANISMOS DE ACCIÓN DEL FLÚOR3,4,5:

Los principales mecanismos de la acción preventiva del flúor frente a la caries son, la interferencia en el metabolismo y desarrollo de bacterias (actúa en su glucólisis e interfiere en la colonización y agregación de las mismas), la interferencia en la desmineralización del esmalte y la remineralización de las superficies previamente desmineralizadas.

El flúor, incorporado a las moléculas de hidroxiapatita de las superficies dentales, da lugar a fluorhidroxiapatita, menos soluble que el anterior. Si el Flúor se aplica de forma tópica reacciona con el calcio de la saliva formando un precipitado de fluoruro de calcio que causa efectos cariostáticos.

Los mecanismos de acción del Flúor son más eficaces por vía tópica que por vía sistémica, teniendo los efectos mencionados tanto en adultos como en niños.

VÍAS DE ADMINISTRACIÓN DE COMPUESTOS FLUORADOS4,5:

Los compuestos fluorados se pueden administrar de forma sistémica o bien por vía tópica:

  • Vía Sistémica: Se incluyen en este grupo los compuestos fluorados introducidos en el organismo por vía oral a través del agua de bebida, por medio de ciertos alimentos o bien por suplementos específicos con flúor. Estos se absorben a través del tubo digestivo y tienen acción en todo el organismo.
  • Vía tópica: Se engloban en este apartado los compuestos fluorados que entran en contacto directo con las superficies dentales, bien sea por aplicación de productos realizada por profesionales del sector odontológico (barnices y geles) o bien administrados por los propios sujetos de forma cotidiana (colutorios, geles y pasta dental). La frecuencia y dosis de aplicación se calculará de forma individualizada teniendo en cuenta el riesgo de caries de cada paciente, el aporte de Flúor que realice diariamente, etc.

 

TOXICIDAD DEL FLÚOR3,4,6,7:

Los profesionales que manejan y administran compuestos fluorados deben conocer el método de aplicación y concentración de los mismos para hacer un uso seguro de ellos y evitar, por tanto, intoxicaciones no deseadas.

En relación a la toxicidad del Flúor, en odontología se hace una distinción entre toxicidad aguda y toxicidad crónica:

  • Toxicidad aguda: Se produce debido a que el NaF se transforma en ácido hidrofluórico en el estómago, apareciendo una compleja sintomatología en la que se aprecian mareos, hipersalivación, diarrea, vómito y dolor abdominal entre otros, si se trata de dosis bajas y hasta se pueden observar convulsiones, arritmia y estado comatoso en casos de administración de dosis altas. Habrá que tener presente que la dosis tóxica probable se asocia generalmente a un consumo de 5 mg/Kg de peso, dosis que implicaría una inmediata hospitalización del paciente. Para tratar una intoxicación por Flúor habrá que provocar el vómito (en caso de que no se haya producido de forma espontánea), administrar leche o calcio por vía oral y recurrir a urgencias hospitalarias como medida preventiva y de observación del paciente afectado.
  • Toxicidad crónica: Se produce cuando se ingieren cantidades de Flúor superiores a las recomendadas como terapéuticas, durante largos períodos de tiempo y en ciertas épocas de la vida. Este tipo de intoxicación puede dar lugar a fluorosis esquelética o fluorosis dental. La primera se presenta como una hipomineralización ósea, exostosis y calcificación de cartílagos y ligamentos. La fluorosis dental se refiere a una hipomineralización del diente debido al uso de compuestos fluorados sobrepasando las dosis óptimas, durante un largo período de tiempo, en la fase pre-eruptiva de las estructuras dentales. Como consecuencia de la fluorosis dental se producen trastornos funcionales de la amelogénesis (alteraciones en la matriz del esmalte) dando lugar a un aumento de los espacios intercristalinos, aumentando por tanto el volumen de los poros.

 

BIBLIOGRAFÍA

  1. Irene R.Woodall / Bonnie R. Dafoe / Nancy Stutsman Young / Leslie Weed-Fonner / Samuel L.Yankell. Tratado de higiene dental. Tomo II. Mallorca, 45-49 – Barcelona. Salvat Editores. 1992.
  2. Fehr FR Von Der / Loe H / Theilade E. Experimental caries in man, Caries Res. 1970.
  3. Emili Cuenca Sala / Pilar Baca García. Odontología preventiva y comunitaria. Principios, métodos y aplicaciones. 4ª Edición. Elsevier España. Madrid. 2013.
  4. Rioboo García R. Odontología preventiva y odontología comunitaria. Vol.I Madrid: Ediciones Avances Médico-Dentales. 2002.
  5. Miñana V. Flúor y prevención de caries en la infancia. Acta pediátrica Española. 1999.
  6. García-Camba JM / García Hoyos F / González D. Paso a vías sistémicas del flúor vehiculado en dentífricos fluorados en niños:una llamada de atención. Cient Dent. 2009.
  7. Pizzo G / Piscopo MR / Pizzo I. Community wáter fluoridation and carie prevention: a critical review. Clin Oral Investing. 2007:11.

 

Publique con nosotros

Indexación de la revista

ID:3540

Últimos artículos