El papel de enfermería en el trastorno límite de la personalidad.

23 agosto 2022

AUTORES

  1. Corina Butiuc Dascaleanu. EIR Salud Mental Hospital Universitario San Jorge.
  2. Julia Serrat Albano. EIR Salud Mental Hospital Universitario San Jorge.
  3. Beatriz Sanjuan Hoyos. EIR Salud Mental Hospital Universitario San Jorge.
  4. Jorge Perera Murillo. EIR Salud Mental Hospital Universitario San Jorge.
  5. Sara Pérez Mansilla. EIR Salud Mental Hospital Universitario San Jorge.
  6. Alba Asín Mallor. EIR Salud Mental Hospital Universitario San Jorge.

 

RESUMEN

El trastorno límite de personalidad (TLP) es una afección mental por la cual el paciente experimenta emociones turbulentas que no puede controlar. Es muy frecuente en España, con una prevalencia en torno al 5,9%, y se estima que hasta un 70% de los pacientes realizarán al menos un intento de suicidio, deteriorando de esta manera sus vidas. El cuidado enfermero de la persona con TLP incluye un mínimo conocimiento de sus características psicopatológicas para un cuidado correcto.

 

PALABRAS CLAVE

Trastorno límite de personalidad, enfermería, salud mental, atención primaria, inteligencia emocional, terapia.

 

ABSTRACT

The borderline personality disorder is a mental condition that makes patients feel unsettled emotions that they cannot control. It Is very frequent in Spain, with a prevalence about 5.9% and it is esteemed that up to a 70% of the patients will try, at least, an attempt of suicide, damaging their lives. The nursing cares of the persons with BPD includes a minimum knowledge of its psychopathologic characteristics, for a correct care.

 

KEY WORDS

Borderline Personality Disorder, mental health, nursing, primary care, emotional intelligence, therapy.

 

DESARROLLO DEL TEMA

Un trastorno de personalidad (TP) es definido según el manual diagnóstico y estadístico de los trastornos mentales (DSM-V) como un patrón permanente de experiencia interna y de comportamiento que, de forma causada, se aparta de las expectativas de cultura del sujeto. Cabe destacar que este proceso es generalizado y poco flexible además de estable en el tiempo. Se suelen iniciar en la adolescencia o al comienzo de la edad adulta, llegando a provocar malestar o deterioro 1.

El trastorno límite de personalidad es muy frecuente ya que, entre el 30% y el 60% de los pacientes con trastorno de la personalidad tienen TLP 2. En términos generales se dice que cuenta con una prevalencia en la población española del 1,4%, pero podría ser tan elevada como un 5,9% 3. Con respecto a la atención primaria es de alrededor del 6% al 10% en los individuos que acuden a centros médicos con problemas mentales, y el 20% entre los pacientes psiquiátricos hospitalizados 1.

Por otro lado, es importante destacar que algunas de las personas que padecen esta enfermedad han intentado suicidarse. La tasa de suicidio de estos pacientes es del 9%, es decir 400 veces mayor que la tasa de suicidio en la población que no posee este tipo de enfermedad. La tasa de intentos de suicidios es del 70%, lo que quiere decir que presenta una media de 3 intentos de suicidio por paciente.4

Aquellas personas que desarrollan un trastorno límite de personalidad ven afectados varios de sus rasgos psicológicos que, de forma general, podríamos resumir como una alteración de la normalidad, problemas de identidad, también en aquellas relaciones interpersonales y en todo lo relativo a lo afectivo. Suelen experimentar una fuerte sensación de abandono que les lleva a un aumento de la impulsividad y también de la violencia 5.

El proceso de enfermar no es algo individual, sino que incluye y afecta al contexto familiar del paciente. La familia, ante esta situación puede reaccionar de distintas maneras, bien negando el trastorno y la idea de que algo no vaya bien, o bien, desarrollando conductas de hipervigilancia, sobreprotección y/o codependencia sobre el paciente. Además, el trastorno puede provocar otro tipo de patologías en la familia: Cuadros depresivos, desgaste emocional, violencia doméstica, que intervienen en el diagnóstico inicial 6.

En cuanto a la práctica clínica el trastorno límite de personalidad es un verdadero desafío en la práctica diaria de atención enfermera ya que su manejo puede verse obstaculizado por la ausencia de conocimientos de este trastorno. Como resultado de la práctica terapéutica estos individuos adquieren actitudes de antipatía, de defensa y comportamientos marcados por la inestabilidad e impulsividad 7.

Enfermería tanto en atención primaria como en caso de hospitalización deberá realizar un plan de cuidados para el paciente con TLP. Primero se le realizará una valoración de enfermería, centrándose en cinco patrones esenciales.

  • Patrón Percepción y Manejo de la salud: Se valorará la opinión del paciente sobre el significado de la salud y los conocimientos que éste tiene acerca de su probable actitud, comportamientos, hábitos tóxicos, etc.
  • Patrón de Autopercepción-Autoconcepto. Se describen las actitudes del paciente hacia sí mismo, su percepción acerca de sus capacidades cognitivas, afectivas y físicas, la imagen, la identidad y el patrón emocional general del paciente.
  • Patrón Rol-Relaciones. Suele ser disfuncional, dado que tienen dificultad para sentir empatía suponiendo esto, una gran dificultad para establecer y conservar relaciones interpersonales.
  • Patrón Sexualidad-Reproducción. A menudo se pueden observar conductas sexuales de riesgo debido a su alto nivel de impulsividad, unido a su inestabilidad afectivo-emocional y su alta tendencia al consumo de drogas.
  • Patrón Adaptación- Tolerancia al estrés: Evaluaremos el nivel de estrés que la persona trata de manera efectiva. Valoraremos como el individuo y la familia acepta, reacciona y se enfrenta a determinados problemas y la concordancia entre la situación o el peligro que el paciente percibe y el nivel de estrés que esta desencadena 8.

A raíz de esta valoración se realizará un diagnóstico de enfermería (NANDA). Teniendo en cuenta la sintomatología común y que suelen ser problemas comunes coexistentes existen 10 diagnósticos de enfermería que se dan con más frecuencia.

 

NANDA:

  1. 00140 RIESGO DE VIOLENCIA AUTODIRIGIDA.
  2. 00120 BAJA AUTOESTIMA SITUACIONAL.
  3. 00052 INTERACCIÓN SOCIAL.
  4. 00079 INCUMPLIMIENTO DEL TRATAMIENTO.
  5. 00146 ANSIEDAD.
  6. 00062 RIESGO DE CANSANCIO DEL ROL DE CUIDADOR.
  7. 00121 TRASTORNO DE LA IDENTIDAD PERSONAL.
  8. 00130 TRASTORNOS DE LOS PROCESOS DEL PENSAMIENTO.
  9. 00054 RIESGO DE SOLEDAD.
  10. 00138 RIESGO DE VIOLENCIA DIRIGIDA A OTROS 8.

A partir del diagnóstico el personal de enfermería pasará a desarrollar unos resultados NOC y a planificar unas intervenciones NIC. Dado que estos pacientes pueden mostrar un número elevado de conductas de riesgo, de varios tipos como pueden ser amenazas, intentos de suicidio o autolesiones, diversidad sexual, consumo de sustancias, conducción temeraria etc., enfermería plantea como objetivo el control de los impulsos y además colaborará con Psicología en la Terapia Dialéctica Conductual para enseñarles a los pacientes a controlar sus sentimientos extremos, mediante el entrenamiento de tolerancia al estrés, habilidades interpersonales y regulación emocional con el objetivo de que lleguen a ser capaces de suprimir, mantener o incrementar un determinado estado emocional 8.

Dada la alta prevalencia de los intentos de suicidio en estos pacientes el personal deberá estar pendiente de la comunicación suicida, es decir, posibles verbalizaciones que puedan incitar al suicidio. En la mayoría de los casos en los que exista riesgo al suicidio tendrá mucha importancia valorar la existencia o no del diagnóstico enfermero de “desesperanza” ya que ha sido el factor psicológico más influyente en relación con el riesgo de conducta suicida 9.

Además, el personal de enfermería desempeñará su trabajo mediante talleres de educación para la salud (EpS), estos talleres también pueden emplear algún tipo de terapias como podría ser la terapia conductual que se fundamenta en los principios del condicionamiento operante, de esta manera se trabaja mediante la recompensa de actuaciones y operaciones adecuadas. Estas recompensas son habladas y tratadas anteriormente con el paciente 10.

 

CONCLUSIÓN

Si los profesionales asistenciales mejoran los conocimientos sobre este tipo de trastorno se sabrá tratar mejor a estos pacientes, los cuales tienen dificultades de enfocar lo que de verdad sienten en determinados momentos del día. Con la motivación de la mejora profesional, es importante que el cuidador se comporte como una persona estable y constante.11 Por ello la Consejería de Sanidad, a través de la Oficina Regional de Coordinación de Salud Mental de Madrid, ha pretendido mejorar la asistencia, aumentando la formación de los profesionales, creando para tal fin la Guía para el profesional sobre el trastorno límite de la personalidad, garantizando así una mejora en la asistencia clínica recibida 12.

 

BIBLIOGRAFÍA

  1. Association AP. DSM-V. Fifth Edition ed. United States2013. p. 947.
  2. Álvarez Tomás I, Andión Pérez O, Barral Picado C, Calvo Piñero N. Guía de práctica clínica sobre trastorno límite de personalidad (GPC).Barcelona. Generalitat de Cataluña;2011.
  3. Aragonés E, Salvador-Carulla L, López-Muntaner J, Ferrer M, Pinol JL. Registered prevalence of borderline personality disorder in primary care databases. Gac Sanit. 2013;27(2):171-174.
  4. Cervera, G.; Haro, G.; Raga Martínez, J. Trastorno límite de personalidad: Paradigma de la comorbilidad psiquiátrica. Madrid 2005.
  5. Ducasse D, Courtet P, Olie E. Physical and social pains in borderline disorder and neuroanatomical correlates: a systematic review. Curr Psychiatry Rep. 2014;16(5):443.
  6. Rodríguez-Moya L, Peláez JC. Terapia familiar en los trastornos de personalidad. Acción psicol. 2013, vol.10, n.1, pp.75-84
  7. ARMAI-TLP: Fundación Regional Murciana de Ayuda e Investigación del Trastorno Límite de la Personalidad [Internet]. Murcia; 2010 [citado 07 julio 2022]. Que es el TLP. Disponible en: http://www.fundacionarmaitlp.com/quienessomos.html
  8. Carrasco S. Enfermería en el trastorno límite de personalidad. Hygia enferm. 2013; 82 (1): 59-65.
  9. Guía de Práctica Clínica de Prevención y Tratamiento de la Conducta Suicida. En: Guías de Práctica Clínica del SNS. Ministerio de Sanidad, Política Social e Igualdad. [Documento en Línea] [fecha de acceso: 15 de junio de 2022] URL disponible en: https://portal.guiasalud.es/wp-content/uploads/2020/09/gpc_481_conducta_suicida_avaliat_resum_modif_2020_2.pdf
  10. García Bermúdez P. El paciente con trastorno límite de personalidad: su manejo desde la perspectiva enfermera. Enfermería Integral. 2015;108:48-55.
  11. Vittigni G. La personalidad borderline según el modelo estructural de Otto Kernberg. Tredimensioni. 2010;7:60-74.
  12. Azcárate Benedit JC, Bayón Pérez C, Cabrera Ortega C, all. e. Guía del Trastorno Límite de la Personalidad. In: Salud SMd, editor. Madrid 2009. p. 113.

Publique con nosotros

Indexación de la revista

ID:3540

Últimos artículos