El papel de la enfermería en la guerra civil Española

9 abril 2024

AUTORES

  1. Lola Vicente Álvarez. Graduada en Enfermería. Servicio Aragonés de Salud. España.
  2. Mareme Eva N’Diaye Mayoral. Graduada en Enfermería. Servicio Aragonés de Salud. España.
  3. Laura Orgaz Martín. Graduada en Enfermería. Servicio Aragonés de Salud. España.
  4. Sofía López Fernández, Graduada en Enfermería. Servicio Aragonés de Salud. España.
  5. Inés Serrano Alquézar. Graduada en Enfermería. Servicio Aragonés de Salud. España.
  6. Irene Valenzuela Gil. Graduada en Enfermería. Servicio Aragonés de Salud. España.

 

RESUMEN

El comienzo de la Guerra Civil Española supuso un cambio importante para la profesión enfermera. Debido al aumento de heridos y enfermos ambos bandos se vieron en la necesidad de formar a más Enfermeras. El personal sanitario y los recursos se fueron distribuidos de diferente manera en cada formación. Sin embargo, ambos contaron con la ayuda de la Cruz Roja y otras organizaciones.

PALABRAS CLAVE

Enfermeras, guerra, heridos de guerra.

ABSTRACT

The beginning of the Spanish Civil War brought about a significant change for the nursing profession. Due to the increase in wounded and sick individuals, both sides found themselves in need of training more nurses. Healthcare personnel and resources were distributed differently in each faction. However, both sides received assistance from the Red Cross and other organizations.

KEY WORDS

Nurses, warfare, war wounded.

DESARROLLO DEL TEMA

La Guerra civil española comienza el 18 de julio de 1936, esto supuso el fin de la II república y el inicio de un periodo de tres años de conflictos bélicos en el país. La población se vio dividida en dos bandos, el bando republicano que apoyaba la II república y en bando nacional que apoyaban el golpe de estado. Tras el periodo bélico se dio paso a un régimen dictatorial conservador1.

A principios del siglo XX en España el trabajo enfermero estaba repartido entre diversas figuras en dependencia del sexo. Por un lado, las mujeres con el rol de enfermeras se encargaban de los cuidados y el acompañamiento del enfermo en un ámbito más hospitalario. Los practicantes principalmente hombres desarrollaban su actividad en el medio rural. Estos se encargaban de acciones de ayuda y soporte al médico. Por último, estaban las matronas, las cuales se encargaban de la asistencia sanitaria a la mujer embarazada. En 1915 se crea la titulación de Enfermería mediante la Real Orden del 7 de mayo, este hecho permite a las mujeres formarse para ejercer la profesión enfermera y así recibir remuneración por su trabajo2.

Estallido de la guerra:

Al comienzo del conflicto, se organizaron en ambos bandos actividades docentes para formar enfermeras debido al aumento de heridos y enfermos. Se trataban de cursillos acelerados para conseguir en un periodo corto tiempo la formación de profesionales que pudieran hacer frente a los estragos de la guerra. Los programas de formación fueron similares en contenido teórico y criterios de ingreso, aunque diferenciados por el contexto sociopolítico1.

La Cruz Roja:

La Cruz Roja formó dos delegaciones pertenecientes cada una a un bando, debido a su posición neutral e imparcial. Estas se denominaron el Cuerpo de Damas Enfermeras. La delegación del frente popular se estableció en Madrid y Barcelona, mientras que el bando sublevado se instaló en Burgos y Sevilla1.

Bando nacional:

Las enfermeras que trabajan en este bando fueron principalmente religiosas y mujeres simpatizantes con el régimen, aunque también tuvieron la ayuda de las sanitarias carlistas denominadas “Las Margaritas” y las enfermeras de la Cruz Roja3.

Bando republicano:

Este bando a parte de las voluntarias y las enfermeras titulares recibió apoyo de la Unión de Mujeres Antifascistas, el Socorro Rojo Internacional, las Brigadas Internacionales, las Escuelas de Alerta y la Cruz Roja3.

Formación académica:

Ambos bandos priorizan la enseñanza centrada en los heridos de guerra, además de técnicas y conceptos básicos. Se insistía en que las voluntarias debían tener un buen estado de salud, buena alimentación y descanso, así como presentar una actitud de amabilidad y altruismo. En el bando nacional con el avance de la guerra se insistía en la vocación y la caridad cristiana4.

Lugar de atención:

Los lugares donde se atendían a los enfermeros de guerra eran o a pie de la batalla, donde se realizaban las primeras curas y se derivaba al “centro asistencial” más cercano. Así como en los principales hospitales ya existentes y centros reconvertidos para este uso.

Al resto de la población civil, se les atendía en centros sanitarios y hospitalarios. Se implementaron programas de Salud pública (campañas de vacunación, prevención y tratamiento de enfermedades venéreas, tuberculosis, paludismo y enfermedades relacionadas con la desnutrición), atención a niños y asistencia y atención a la mujer embarazada4.

Organización de recursos:

Respecto a los recursos humanos y materiales, en el bando nacional, era el personal religioso, principalmente monjas quienes se encargaban de gestionarlos. Mientras que en el bando republicano eran las enfermeras tituladas, ya que al comenzar la guerra se destituyó al personal eclesiástico de los hospitales a excepción de los del País Vasco. En el bando nacional no existía falta de recursos. Mientras, en el republicano había falta de materiales para intervenciones, curas, aseo de los heridos, así como medicamentos y comida, tanto para los enfermos como para el personal4.

Final del conflicto:

Al terminar la guerra y comenzar el régimen dictatorial hubo cambios en los puestos de la administración pública. El personal perteneciente al bando vencedor se pudo quedar realizando su trabajo de enfermera, aunque hubo mujeres que volvieron a sus casas y no se dedicaron más a la profesión. Sin embargo, en el bando vencido es difícil encontrar documentos que recojan esta parte de la historia. La mayoría de los documentos fueron quemados y destruidos. Muchas de las enfermeras del bando republicano se exiliaron y otras fueron detenidas, encarceladas y algunas ejecutadas2.

 

CONCLUSIONES

La Guerra Civil Española supuso un gran cambio para la profesión enfermera. La necesidad de formar a nuevo personal les dio la oportunidad a numerosas mujeres de ejercer un oficio. Aunque existieron diferencias en ambos bandos, principalmente fundamentadas por el contexto sociopolítico, estos se organizaron de manera eficiente para ayudar a los heridos de guerra y al resto de la sociedad. Finalmente hay que señalar que la destrucción de muchos de los documentos de este periodo dificulta conocer en profundidad cómo trabajaron en ambos bandos, aunque especialmente las enfermeras del bando republicano.

 

BIBLIOGRAFÍA

  1. Enfermería durante la guerra civil española y su posguerra (1936-1949): olvido e inhabilitación [Internet]. [cited 2024 Feb 29]. Available from: https://www.redalyc.org/journal/3882/388263752014/html/
  2. El estallido de la Guerra Civil potenció la formación de enfermeras en España Reportajes [Internet]. [cited 2024 Feb 29]. Available from: https://ucc.uva.es/el-estallido-de-la-guerra-civil-potencio-la-formacion-de-enfermeras-en-espana/
  3. Isabel P, Espina Jerez B, Gómez Cantarino S, Elena Hernández A, De Dios Aguado MM, Pina Queirós PJ. Organización de los cuidados de enfermería en la Guerra Civil Española (1936-1939): un abordaje histórico. 1936 [cited 2024 Feb 29] ;(53):23. Available from: http://dx.doi.org/10.14198/cuid.2019.53.08Correoselectrónicos
  4. Vista de La participación de las enfermeras en la Guerra Civil Española. Validación de una entrevista. | NURE Investigación [Internet]. [cited 2024 Feb 29]. Available from: https://www.nureinvestigacion.es/OJS/index.php/nure/article/view/157/143

Publique con nosotros

Indexación de la revista

ID:3540

Últimos artículos