El papel vital del celador en el servicio de radiología

13 mayo 2024

 

AUTORES

  1. Marta Rabadán De La Puente. TCAE, HRV. Zaragoza.
  2. Sara Millán Mateo. DUE, HUMS. Zaragoza.
  3. Marina Huesa Nuez. TCAE, Residencia Utrillas. Teruel.
  4. Maria Del Rosario Palomo Medina. TCAE, HRV. Zaragoza.
  5. Carmen María Ricon Freitas. TCAE, HUMS. Zaragoza.
  6. María José Prados Palacios. Celadora, A.P.

 

RESUMEN

En el complejo entramado de un hospital, cada pieza cumple una función crucial para el funcionamiento eficiente del sistema de atención médica. Entre estas piezas, el celador en el servicio de rayos juega un papel fundamental que a menudo pasa desapercibido, pero que es esencial para garantizar la calidad y la seguridad de los pacientes que necesitan radiografías, resonancias magnéticas o tomografías computarizadas. El celador, desempeña múltiples roles dentro del servicio de rayos, y su labor va más allá de simplemente transportar a los pacientes de un lugar a otro. Su presencia es indispensable en cada etapa del proceso, desde la llegada del paciente hasta su salida, asegurando que todo transcurra sin contratiempos y en condiciones óptimas.

PALABRAS CLAVE

Celador, radiodiagnóstico, traslados.

ABSTRACT

In the complex fabric of a hospital, each piece plays a crucial role in the efficient functioning of the healthcare system. Among these pieces, the orderliness in the x-ray service plays a fundamental role that often goes unnoticed but is essential to guarantee the quality and safety of patients who need x-rays, MRIs or CT scans. The orderly plays multiple roles within the lightning service, and his or her work goes beyond simply transporting patients from one place to another. Their presence is essential at every stage of the process, from the patient’s arrival to their departure, ensuring that everything goes smoothly and in optimal conditions.

KEY WORDS

Guard, radiodiagnostic, transfers.

DESARROLLO DEL TEMA

En el complejo entramado de un hospital, cada pieza cumple una función crucial para el funcionamiento eficiente del sistema de atención médica. Entre estas piezas, el celador en el servicio de rayos juega un papel fundamental que a menudo pasa desapercibido, pero que es esencial para garantizar la calidad y la seguridad de los pacientes que necesitan radiografías, resonancias magnéticas o tomografías computarizadas. El celador, desempeña múltiples roles dentro del servicio de rayos, y su labor va más allá de simplemente transportar a los pacientes de un lugar a otro. Su presencia es indispensable en cada etapa del proceso, desde la llegada del paciente hasta su salida, asegurando que todo transcurra sin contratiempos y en condiciones óptimas.

Una de las responsabilidades principales del celador en el servicio de rayos es la atención y el cuidado de los pacientes. Desde el momento en que un paciente ingresa al área de radiología, el celador se encarga de recibirlo con amabilidad, proporcionarle la información necesaria sobre el procedimiento que va a realizar y tranquilizarlo en caso de nerviosismo o ansiedad. Este primer contacto es crucial para establecer un ambiente de confianza que contribuya al bienestar emocional del paciente durante todo el proceso1.

Una vez que el paciente está preparado para la exploración radiológica, el celador se convierte en un eslabón vital entre el personal médico y el paciente. Su colaboración estrecha con el equipo técnico y de enfermería es fundamental para asegurar un traslado fluido y seguro hacia la sala de radiología correspondiente. Esta tarea va más allá de simplemente acompañar al paciente; implica la coordinación de múltiples aspectos logísticos, como la disponibilidad de camillas adecuadas, la sincronización con el personal encargado de la exploración y la anticipación de posibles obstáculos en el trayecto. La habilidad y destreza del celador son puestas a prueba, especialmente cuando se trata de pacientes que enfrentan dificultades para moverse debido a su estado de salud o a la naturaleza del procedimiento. En estos casos, el celador debe demostrar un alto nivel de sensibilidad y empatía, adaptando su enfoque y técnica para proporcionar el apoyo necesario sin causar molestias adicionales al paciente. Su capacidad para comunicarse de manera efectiva con el paciente y anticipar sus necesidades es esencial para garantizar un traslado seguro y cómodo, minimizando cualquier posible riesgo o incomodidad durante el proceso.En situaciones donde se requiere asistencia adicional, como en el caso de pacientes con movilidad reducida o que necesitan dispositivos de soporte, el celador despliega toda su experiencia y conocimientos para garantizar un traslado seguro y sin contratiempos. Esto puede implicar el uso de técnicas específicas de manejo de pacientes o la colaboración estrecha con otros miembros del equipo médico para garantizar la integridad física del paciente en todo momento.

La capacidad del celador para mantener la calma bajo presión y tomar decisiones rápidas y efectivas es fundamental para enfrentar los desafíos que puedan surgir durante el traslado, asegurando así la seguridad y el bienestar del paciente en todo momento2,3. Durante la realización de la radiografía, resonancia magnética o tomografía computarizada, el celador permanece atento a las necesidades del paciente y colabora con el equipo médico para asegurar que el procedimiento se lleve a cabo sin problemas. Su presencia tranquilizadora y su capacidad para responder rápidamente ante cualquier eventualidad son aspectos invaluables que contribuyen a la eficacia y la seguridad del proceso.

Una vez finalizada la exploración radiológica, el celador vuelve a asumir un papel central al acompañar al paciente de regreso a su área de origen. En este punto, su labor consiste en asegurarse de que el paciente se encuentre en buenas condiciones tras el procedimiento, brindarle cualquier ayuda necesaria y transmitirle las indicaciones post-procedimiento que el personal médico haya dispuesto. Además de ser un apoyo invaluable en el cuidado directo de los pacientes, el celador en el servicio de rayos desempeña un papel multifacético en la gestión operativa y logística del servicio. Su labor abarca la coordinación y organización de diversas actividades que son esenciales para el funcionamiento eficiente del departamento de radiología.

En primer lugar, el celador se encarga de mantener el orden y la tranquilidad en las áreas de espera, proporcionando un ambiente acogedor y seguro para los pacientes y sus familias. Esto implica no sólo asegurarse de que las salas estén limpias y ordenadas, sino también de brindar asistencia a los pacientes que puedan necesitar ayuda para ubicarse o moverse en el espacio.

Además, el celador asume la responsabilidad de coordinar el flujo de pacientes, asegurándose de que cada persona sea atendida en el momento adecuado y de acuerdo con las prioridades establecidas por el equipo médico. Esto puede implicar la programación de citas, la asignación de salas de examen y la comunicación efectiva con otros departamentos para coordinar la atención integral del paciente3.

Otro aspecto crucial de la labor del celador es garantizar que los equipos e instrumentos necesarios para llevar a cabo los procedimientos radiológicos estén disponibles y en condiciones óptimas de funcionamiento. Esto incluye realizar un seguimiento de inventario, realizar mantenimiento preventivo y reportar cualquier anomalía o necesidad de reparación al personal técnico correspondiente. Su atención meticulosa a los detalles y su capacidad para anticipar las necesidades del equipo médico contribuyen en gran medida a evitar retrasos y garantizar la eficiencia en la prestación de servicios de radiología.

 

CONCLUSIÓN

EL papel del celador en el servicio de rayos va mucho más allá de simples tareas de transporte. Su labor es esencial para garantizar la comodidad, la seguridad y el bienestar de los pacientes que requieren exploraciones radiológicas, contribuyendo así al funcionamiento eficiente y efectivo del servicio de radiología en su conjunto. Su dedicación y profesionalismo son pilares fundamentales que sustentan la calidad de la atención médica en este importante ámbito de la salud. Así, el papel del celador en la gestión del flujo de trabajo y la organización del espacio en el servicio de rayos es fundamental para mantener la operatividad y la calidad del servicio.

 

BIBLIOGRAFÍA

  1. Alonso Llorca, (2013). Manual básico del celador de la Agencia Valenciana de Salud. Manual básico del celador de la Agencia Valenciana de Salud, 1-219.
  2. María Teresa Salazar Cuevas. EL CELADOR EN EL SERVICIO DE RADIODIAGNÓSTICO, THE ORDERMAN IN THE RADIODIAGNOSTIC SERVICE. Revistas Ocronos 2022;5(5)10.
  3. Apuntes academia Oposbank de Zaragoza, Clases para oposiciones Celador, Funciones del celador, sita calle del refugio n 8 Zaragoza.

 

Publique con nosotros

Indexación de la revista

ID:3540

Últimos artículos