ELA: Factores de riesgo y sintomatología

25 abril 2024

 

 

AUTORES

  1. Cristina Villarroya Garcés. Enfermera Hospitalización en Planta de Cirugía y Neurología. Hospital Comarcal de Alcañiz. Teruel.
  2. Raquel Domingo Milian. Enfermera Pruebas Funcionales de Neumología. Hospital Comarcal de Alcañiz. Teruel.
  3. Lucía Gargallo Carceller. Enfermera Hospitalización en Planta de Cirugía y Neurología. Hospital Comarcal de Alcañiz. Teruel.
  4. Marta Gimeno Ponz. Enfermera Hospitalización En Planta de Cirugía y Neurología. Hospital Comarcal de Alcañiz. Teruel.
  5. Lara Andreu Train. Enfermera Hospitalización en Planta de Cirugía y Neurología. Hospital Comarcal de Alcañiz. Teruel.
  6. Alberto Samper Callao. Enfermero Hospitalización en Planta de Ortogeriatría y Cirugía. Hospital Nuestra Señora de Gracia. Zaragoza.

 

RESUMEN

La Esclerosis Lateral Amiotrófica (ELA) es una enfermedad neurodegenerativa que afecta las células nerviosas del cerebro y la médula espinal, provocando la pérdida de la función muscular. Aunque su causa exacta es desconocida, se cree que factores genéticos, ambientales y de estilo de vida pueden contribuir a su desarrollo. Los síntomas motores, como la debilidad muscular y la dificultad para hablar o tragar, son los más evidentes, pero también existen síntomas no motores, como disfunción cognitiva y emocional. El diagnóstico temprano es crucial para el manejo efectivo de la enfermedad.

El riesgo de ELA es multifactorial, con una pequeña proporción de casos relacionados con predisposición genética, incluyendo mutaciones en genes como SOD1, TARDBP y FUS. Factores ambientales como la exposición a metales pesados y pesticidas también se han relacionado con la enfermedad, aunque la evidencia es limitada. Además, ciertos hábitos de vida como el tabaquismo y el consumo de alcohol podría aumentar el riesgo, aunque se necesita más investigación para confirmarlo.

La comprensión de los mecanismos patogénicos de la ELA es fundamental para el desarrollo de tratamientos efectivos. Se cree que procesos como la excitotoxicidad, el estrés oxidativo y la inflamación contribuyen a la degeneración neuronal característica de la enfermedad.

Para mejorar la calidad de vida de los pacientes con ELA, se necesita un mayor acceso a la atención médica y el apoyo emocional. La conciencia pública sobre la enfermedad es crucial para reducir el estigma y promover la investigación hacia tratamientos más efectivos. En última instancia, se hace un llamado a la acción para abordar esta enfermedad debilitante como comunidad, ofreciendo esperanza a quienes viven con ELA.

PALABRAS CLAVE

ELA, síntomas, factores de riesgo.

ABSTRACT

Amyotrophic Lateral Sclerosis (ALS) is a neurodegenerative disease that affects the nerve cells in the brain and spinal cord, leading to the loss of muscle function. Although its exact cause is unknown, it is believed that genetic, environmental, and lifestyle factors may contribute to its development. Motor symptoms, such as muscle weakness and difficulty speaking or swallowing, are the most evident, but there are also non-motor symptoms, such as cognitive and emotional dysfunction. Early diagnosis is crucial for effective disease management.

The risk of ALS is multifactorial, with a small proportion of cases related to genetic predisposition, including mutations in genes such as SOD1, TARDBP, and FUS. Environmental factors such as exposure to heavy metals and pesticides have also been linked to the disease, although evidence is limited. Additionally, certain lifestyle habits such as smoking and alcohol consumption may increase the risk, although further research is needed to confirm this.

Understanding the pathogenic mechanisms of ALS is essential for the development of effective treatments. Processes such as excitotoxicity, oxidative stress, and inflammation are believed to contribute to the characteristic neuronal degeneration of the disease.

To improve the quality of life for ALS patients, greater access to medical care and emotional support is needed. Public awareness of the disease is crucial to reduce stigma and promote research into more effective treatments. Ultimately, a call to action is made to address this debilitating disease as a community, offering hope to those living with ALS.

KEY WORDS

ALS, symptoms, risk factors.

DESARROLLO DEL TEMA

La Esclerosis Lateral Amiotrófica (ELA) es una enfermedad neurodegenerativa que afecta a las células nerviosas del cerebro y la médula espinal, conduciendo a la pérdida de la función muscular. Esta introducción se centra en los factores de riesgo y la sintomatología de la ELA, un tema de gran relevancia dada la gravedad de la enfermedad1.

La ELA es causada por la degeneración y muerte de las neuronas motoras, las células que controlan los músculos voluntarios. A medida que estas neuronas mueren, los músculos que controlan se debilitan y finalmente se paralizan. Aunque la causa exacta de la ELA es desconocida, la investigación sugiere que tanto los factores genéticos como los ambientales son importantes. El tratamiento de la ELA se centra en aliviar los síntomas, prevenir complicaciones y ralentizar la progresión de la enfermedad. Esto puede incluir medicamentos para controlar los síntomas, terapia física para mantener la fuerza muscular y dispositivos de asistencia para ayudar con la movilidad y la comunicación2 3.

La incidencia de la ELA varía globalmente, pero se estima que afecta a 2 de cada 100,000 personas cada año. La prevalencia, por otro lado, es de aproximadamente 6 por cada 100,000. Estas cifras subrayan la importancia de estudiar los factores de riesgo y los síntomas de la ELA para mejorar el diagnóstico y el tratamiento4.

El estudio de los factores de riesgo es crucial para entender qué desencadena la ELA y quiénes son más susceptibles a desarrollar. Los síntomas, que incluyen debilidad muscular y dificultad para hablar, tragar y respirar, son igualmente importantes para el diagnóstico temprano y el manejo de la enfermedad5.

Los objetivos de esta monografía son proporcionar una visión completa de los factores de riesgo y la sintomatología de la ELA, y destacar las áreas que requieren más investigación. Al hacerlo, esperamos contribuir a la lucha contra esta devastadora enfermedad.

 

Desarrollo:

En primer lugar se describen los factores de riesgo asociados a la Esclerosis Lateral Amiotrófica, junto con los mecanismos patogénicos implicados en dicha enfermedad.

A) Factores de riesgo asociados a la ELA:

– Genéticos: La ELA es una enfermedad compleja con una etiología multifactorial. Aunque la mayoría de los casos de ELA son esporádicos, aproximadamente el 10% de los casos son familiares y se heredan de manera autosómica dominante. Las mutaciones en varios genes, incluyendo SOD1, TARDBP, FUS y C9orf72, se han identificado en pacientes con ELA familiar. Sin embargo, estos genes también se han encontrado mutados en una pequeña proporción de casos esporádicos, lo que sugiere que los factores genéticos pueden jugar un papel en la ELA incluso en ausencia de una historia familiar clara6 7.

– Ambientales: Varios factores ambientales han sido propuestos como posibles contribuyentes a la ELA, incluyendo la exposición a metales pesados, pesticidas y campos electromagnéticos. Sin embargo, los estudios epidemiológicos no han proporcionado pruebas concluyentes de estas asociaciones y la relación entre estos factores ambientales y la ELA sigue siendo incierta8,9.

– Factores de estilo de vida: Algunos estudios han sugerido que ciertos factores de estilo de vida, como el tabaquismo, el consumo de alcohol y la dieta, pueden estar asociados con un mayor riesgo de ELA6. Sin embargo, estos hallazgos no han sido consistentes entre los estudios y se necesita más investigación para confirmar estas asociaciones7,10.

B) Mecanismos patogénicos implicados en la ELA:

La ELA es una enfermedad neurodegenerativa caracterizada por la pérdida progresiva de las neuronas motoras en la corteza cerebral, el tronco cerebral y la médula espinal. Aunque los mecanismos exactos que conducen a la neurodegeneración en la ELA no se comprenden completamente, se cree que varios procesos patológicos, incluyendo la excitotoxicidad, el estrés oxidativo, la disfunción mitocondrial y la inflamación, pueden jugar un papel. Además, la acumulación de proteínas mal plegadas y la formación de agregados proteicos son características comunes de la ELA y otras enfermedades neurodegenerativas11.

En segundo lugar, se expone la sintomatología de la Esclerosis Lateral Amiotrófica.

C) Sintomatología de la ELA:

– Síntomas motores: Los síntomas motores son los signos clínicos más evidentes de la ELA y suelen ser los primeros síntomas que los pacientes experimentan. Estos pueden incluir debilidad muscular, espasticidad, hiperreflexia y atrofia muscular. A medida que la enfermedad progresa, los pacientes pueden desarrollar disartria, disfagia y eventualmente insuficiencia respiratoria debido a la debilidad de los músculos respiratorios12.

– Síntomas no motores: Aunque la ELA es principalmente una enfermedad de las neuronas motoras, los síntomas no motores son cada vez más reconocidos como una parte importante de la enfermedad. Estos pueden incluir disfunción cognitiva y comportamental, trastornos del sueño, y síntomas autonómicos. Además, muchos pacientes con ELA experimentan síntomas emocionales, como la depresión y la ansiedad, que pueden tener un impacto significativo en su calidad de vida13.

 

CONCLUSIÓN

En conclusión, la Esclerosis Lateral Amiotrófica (ELA) es una enfermedad devastadora que afecta a las células nerviosas del cerebro y la médula espinal, resultando en la pérdida progresiva de la función muscular. Durante esta monografía, nos hemos centrado en los factores de riesgo y la sintomatología asociados con la ELA, reconociendo su importancia en la comprensión y el manejo de esta enfermedad debilitante.

En primer lugar, hemos abordado los diversos factores de riesgo relacionados con la ELA, incluyendo factores genéticos, ambientales y de estilo de vida. Aunque la mayoría de los casos de ELA son esporádicos, las investigaciones sugieren que ciertos genes, exposiciones ambientales y comportamientos pueden aumentar el riesgo de desarrollar la enfermedad. Es crucial seguir investigando estos factores para comprender mejor su papel en el desarrollo de la ELA y desarrollar estrategias preventivas más efectivas.

Además, hemos examinado detalladamente la sintomatología de la ELA, destacando tanto los síntomas motores como los no motores. La identificación temprana y la comprensión de estos síntomas son fundamentales para un diagnóstico preciso y un manejo efectivo de la enfermedad. Los avances en la detección temprana y el tratamiento de los síntomas pueden mejorar significativamente la calidad de vida de los pacientes con ELA.

Mirando hacia el futuro, es imperativo continuar la investigación en el campo de la ELA. Se necesitan estudios adicionales para desentrañar los mecanismos subyacentes de la enfermedad, identificar nuevos enfoques terapéuticos y desarrollar biomarcadores predictivos más precisos. Además, es fundamental mejorar el acceso a los servicios de atención médica y apoyo para los pacientes con ELA y sus familias.

En última instancia, hacemos un llamado a la acción para aumentar la conciencia sobre la ELA y brindar un mayor apoyo a aquellos que viven con esta enfermedad. La sensibilización pública puede ayudar a reducir el estigma asociado con la ELA y promover la investigación y el desarrollo de tratamientos más efectivos. Al trabajar juntos como comunidad, podemos avanzar hacia un futuro en el que la ELA sea una enfermedad manejable y tratable, ofreciendo esperanza a aquellos afectados por esta enfermedad debilitante.

 

BIBLIOGRAFÍA

  1. Castro-Rodríguez E, Azagra R, Gómez-Batiste X, Povedano M. La esclerosis lateral amiotrófica (ELA) desde la Atención Primaria. Epidemiología y características clínico-asistenciales. Aten Primaria [Internet]. 2021 [citado el 18 de marzo de 2024];53(10):102158. Disponible en: http://dx.doi.org/10.1016/j.aprim.2021.102158
  2. Bustos Dede J, Cabrera Pion S, Cantillo Gómez Y, Escorcia Villarreal Y, Laborde A, Polo Franco D, et al. Etiología de la Esclerosis Lateral Amiotrófica (ELA) 2014-2021. Ediciones Universidad Simón Bolívar; 2021.
  3. Quarracino C, Rey RC, Rodríguez GE. Esclerosis lateral amiotrófica (ELA): seguimiento y tratamiento. Neurol Argent [Internet]. 2014;6(2):91–5. Disponible en: http://dx.doi.org/10.1016/j.neuarg.2014.02.004
  4. Longinetti E, Fang F. Epidemiology of amyotrophic lateral sclerosis: an update of recent literature. Curr Opin Neurol [Internet]. 2019 [citado el 18 de marzo de 2024];32(5):771–6. Disponible en: http://dx.doi.org/10.1097/wco.0000000000000730
  5. Fraga-González R, Gutiérrez-Nava AM, Román-Lugo GA. ESCLEROSIS LATERAL AMIOTRÓFICA: FACTORES DE RIESGO Y FISIOPATOLOGÍA. MILEES [Internet]. [citado el 18 de marzo de 2024];1(5):39–49. Disponible en: https://mileees.cucs.udg.mx/ojs/index.php/MILEEES/article/view/33
  6. Bagyinszky E, Hulme J, An SSA. Studies of genetic and proteomic risk factors of amyotrophic lateral sclerosis inspire biomarker development and gene therapy. Cells [Internet]. 2023 [citado el 18 de marzo de 2024];12(15):1948. Disponible en: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/37566027/
  7. Fang F, Ingre C, Roos P, Kamel F, Piehl F. Risk factors for amyotrophic lateral sclerosis. Clin Epidemiol [Internet]. 2015 [citado el 18 de marzo de 2024];7:181. Disponible en: http://dx.doi.org/10.2147/clep.s37505
  8. González-Mingot C, Sánchez-Monge IR, Purroy F, José Solana-Moga M, Peralta-Moncusí S, Lazo-Latorre C, et al. Influencia de los factores ambientales-analíticos sobre el fenotipo de esclerosis lateral amiotrófica en un medio rural [Internet]. Udl.cat. [citado el 18 de marzo de 2024]. Disponible en: https://repositori.udl.cat/server/api/core/bitstreams/f2e0b956-0bd8-44d5-ae43-c011cd825150/content
  9. Oskarsson B, Horton DK, Mitsumoto H. Potential environmental factors in amyotrophic lateral sclerosis. Neurol Clin [Internet]. 2015 [citado el 18 de marzo de 2024];33(4):877–88. Disponible en: http://dx.doi.org/10.1016/j.ncl.2015.07.009
  10. Filippini T, Fiore M, Tesauro M, Malagoli C, Consonni M, Violi F, et al. Clinical and lifestyle factors and risk of amyotrophic lateral sclerosis: A population-based case-control study. Int J Environ Res Public Health [Internet]. 2020 [citado el 18 de marzo de 2024];17(3):857. Disponible en: http://dx.doi.org/10.3390/ijerph17030857
  11. Zhou W, Xu R. Current insights in the molecular genetic pathogenesis of amyotrophic lateral sclerosis. Front Neurosci [Internet]. 2023 [citado el 18 de marzo de 2024];17. Disponible en: http://dx.doi.org/10.3389/fnins.2023.1189470
  12. Esclerosis lateral amiotrofica (ELA): Síntomas, diagnóstico y tratamiento. CUN [Internet]. https://www.cun.es. [citado el 18 de marzo de 2024]. Disponible en: https://www.cun.es/enfermedades-tratamientos/enfermedades/esclerosis-lateral-amiotrofica
  13. Martínez HR, Escamilla-Ocañas CE, Hernández-Torre M. Non-motor neurological symptoms in patients with amyotrophic lateral sclerosis. Neurol (Engl Ed) [Internet]. 2018;33(7):474–6. Disponible en: http://dx.doi.org/10.1016/j.nrleng.2018.05.003

 

Publique con nosotros

Indexación de la revista

ID:3540

Últimos artículos